Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Partido Socialista español elegirá su nuevo líder

| 2
candidatosliderar-psoe

La carrera por la secretaría general se convirtió en una suerte de guerra fratricida entre los tres candidatos a dirigir el PSOE. Foto: Prensa Latina.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) elegirá hoy a su nuevo líder, aunque sin despejar la fractura interna y la crisis de identidad que amenaza con empujarlo a la irrelevancia, como ocurrió con otras formaciones socialdemócratas europeas.

Casi 188 mil militantes están convocados este domingo para definir quién será el próximo secretario general de la principal fuerza de la oposición en este país ibérico, inmersa desde hace meses en una división sin precedentes.

La carrera por la secretaría general se convirtió en una suerte de guerra fratricida entre los tres candidatos a dirigir el PSOE, que no logra levantarse tras cosechar los peores resultados de su centenaria historia en las últimas citas electorales.

El duro debate escenificado el pasado lunes por los aspirantes corroboró, una vez más, la enorme fragmentación y crisis ideológica que vive el partido que más tiempo gobernó en España desde la restauración de la democracia.

Se trató del único cara a cara entre la presidenta de la región de Andalucía, Susana Díaz; el exlíder del PSOE Pedro Sánchez, y el otrora jefe del gobierno autonómico del País Vasco Patxi López, de cara a las elecciones internas (primarias) de esta jornada.

Durante la discusión, Díaz se autoproclamó como la mejor candidata para conducir los destinos de la agrupación, porque, según su criterio, ella administra la comunidad de Andalucía, tradicional feudo de los socialistas.

Considerada por muchos como la preferida por el ‘aparato’ de la agrupación, la mandataria de la sureña comunidad autónoma acusó a Sánchez de dar ‘bandazos’ y de tener una visión distinta cada día de la semana.

‘Lecciones de coherencia y credibilidad las justas’, dijo el antiguo secretario general (2014-2016), tras señalar que precisamente por respetar ambos principios renunció a su acta de diputado para no verse en la obligación de facilitar la continuidad de Mariano Rajoy.

Recordó la frustración que causó en la militancia la abstención del PSOE para permitir la reelección del dirigente conservador como presidente del Gobierno, a la cual él se opuso de manera frontal, forzándolo a dimitir como líder socialista el pasado 1 de octubre.

Mientras Díaz defendió una ‘izquierda útil’, lo cual es atribuido por analistas a su posición más hacia el centro, Sánchez se pronunció por alejar al PSOE de una postura ‘subalterna’ al derechista Partido Popular (PP) y transformarlo en una fuerza del siglo XXI.

‘Un PSOE que apueste por la militancia y deje atrás a los notables’, subrayó el aspirante a recuperar la secretaría general, en clara alusión al alineamiento de la dirigente andaluza con los expresidentes socialistas Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

Además del sostén de esos dos referentes de la socialdemocracia española, la presidenta andaluza -a quien algunos señalan como instigadora de la rebelión interna que defenestró a Sánchez- tiene el aval de todos los mandatarios autonómicos del PSOE.

Sin embargo, Sánchez cuenta con el apoyo de una parte importante de los 187 mil 949 afiliados socialistas que no vieron con buenos ojos el golpe de mano contra él por su negativa a dejar gobernar a Rajoy.

El tercer candidato en liza, Patxi López, reconoció el error de la abstención socialista, e intentó centrar el debate en sus propuestas para superar la división actual y convertirse en una alternativa desde la izquierda al PP.

A su juicio, si la centenaria formación no resuelve sus graves problemas de división y de definición, corre el riesgo de desaparecer como otros partidos socialdemócratas europeos.

(Con información  de Prensa Latina)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • manuel lois dijo:

    Muy oportuno analisis; se agradece y mando saludos cordiales

  • Jose R Oro dijo:

    Quisiera que ganara Pedro. La unidad de las izquierdas (en múltiples variantes, acordes con cada lugar), no es solo necesaria para derrotar al capitalismo, sino para evitar que el capitalismo nos derrote. Muy humildemente propongo pensar en ello. Hay que leer con cuidado las Reflexiones de Fidel, las entrevistas a Pepe Mujica, las muy recientes a Rafael Correa y a José Luis Centella. La unión de las izquierdas (y de la centro-izquierda) es algo crítico, hay que impedir que desaparezcan los tonos del gris y se juzgue todo en términos de blanco o negro, como desean los “ultras” de cualquier apellido y vocación.
    El PSOE es muy fuerte en toda España. Tiene más de medio millón entre afiliados y activos simpatizantes, el segundo partido político de España por larga distancia. Las inminentes elecciones partidistas requieren de un programa para una España unida, con sus autonomías, mas a la izquierda que hoy en materia económica y social. Una funesta característica propia del PSOE es el poder de los así llamados “barones” o líderes regionales. Susana Díaz es un ejemplo claro de este grupo, líder de Andalucía y de la facción más conservadora dentro del PSOE en la línea de Felipe Gonzales y Zapatero. Patxi López es un líder del PSOE vasco, muy inteligente y unitario. Pero el líder de tipo nacional, sin depender de una base regional específica, y más a la izquierda es Pedro Sánchez.
    Es necesario combinar las fuerzas honradas dentro del PSOE, dentro de Podemos, de la Izquierda Unida del PCE, y poner junta una mayoría absoluta. ““En vez de defender un proyecto claro de izquierdas, nos hemos dedicado a atacarnos entre nosotros” dijo muy perspicaz Patxi López. Lo necesario es crear una Plataforma Mínima donde se concentre todo lo que une a las agrupaciones antes mencionadas, permitiéndoles también una flexibilidad en temas en que no coinciden. Lo que no se puede es regalarle el voto a la derecha por percibidos “problemas de principios” que mas que todo son excusas para el sectarismo y el protagonismo de líderes.
    En Ecuador, Alianza País demostró la importancia de trabajar unidos todo lo que se pueda.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también