Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Delator asegura que Temer se echó al bolsillo 307 mil dólares

En este artículo: Brasil, Corrupción, Michel Temer
| 9 |

Michel TemerEl presidente de Brasil, Michel Temer, se guardó un millón de reales (unos 307.000 dólares) para uso personal de un monto que le dio JBS para financiar campañas electorales de sus aliados, según el testimonio de un ejecutivo de la cárnica en el marco de un acuerdo de colaboración judicial.

El director de JBS, Ricardo Saud, afirmó en su declaración que Temer pidió y recibió 15 millones de reales (unos 4,6 millones de euros) para las elecciones de 2014, los cuales se iban a distribuir entre sus aliados, pero se guardó uno para él mismo en vez de usarlo en la campaña.

“Michel Temer hizo una cosa muy poco elegante. En esa elección, vi solo dos personas que robaron de ellos mismos. Uno fue (el ministro de Ciencia y Tecnología, Gilberto) Kassab y el otro fue Temer”, señaló Saud.

“Temer me dio un ‘papelito’ y habló: ‘Ricardo, hay un millón (de reales) que quiero usted me lo entregue en dinero en esta dirección de aquí’. Y me dio la dirección”, añadió Saud en su testimonio.

El directivo confesó que ese montante “venía del Banco de Desarrollo Económico y Social (BNDES)”, entidad de fomento estatal que también es investigada por supuestas irregularidades relacionadas con la trama corrupta en Petrobras, y fue usado “para la campaña de la Vicepresidencia”.

Temer acudió a las elecciones de 2014 como candidato a la Vicepresidencia y compañero de fórmula de Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT) y a quien el propio Temer sucedió de manera definitiva en agosto pasado tras el juicio político que le apartó de la Presidencia.

“Entonces el dinero era del PT. El PT se lo dio al presidente Temer para que lo usara en la campaña de vice. Y así se hizo. Y no satisfecho, todavía se guardó un millón de reales (unos 307.000 dólares) para él en el bolsillo”, contó Saud.

De esa cifra total, Saud confesó que dos millones de reales (unos 614.000 dólares) fueron pasados vía caja ‘B’ para Paulo Skaf, que concurría al Gobierno de Sao Paulo y actualmente es presidente la Federación de las Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), la patronal más influyente de Brasil.

De acuerdo con Saud, otros 9 millones de reales (2,7 millones de dólares) fueron donaciones oficiales a la ejecutiva nacional del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera Temer, y los otros 3 millones de reales (920.000 dólares) restantes fueron para el exdiputado Eduardo Cunha, hoy preso por corrupción.

En su declaración, el directivo subraya que Temer “actuó en diversas oportunidades en favor de los intereses de las empresas del grupo” JBS.

Los testimonios de JBS han provocado el enésimo terremoto político en Brasil, que se suma al que ya provocaron los de 77 exdirectivos del grupo Odebrecht, quienes también relataron prácticas corruptas similares.

El nuevo escándalo ha salpicado, además de a Temer, pues otro de los delatores reveló que le pagan sobornos desde 2010, a los exmandatarios Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, a quienes desde el año 2005, JBS les distribuyó sobornos que sumaron 80 millones de dólares.

Con todo, la Corte Suprema de Brasil informó que la investigación que ha abierto contra Temer se sustenta por sospechas de que el jefe de Estado cometió delitos de obstrucción judicial, organización criminal y corrupción pasiva.

(Con información de EFE)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Julio dijo:

    De ser así debe abandonar que parece ser muy real

  • Miguel dijo:

    No entendí bien una parte de este artículo. ¿También Lula y Dilma están involucrados, según ese delator.?

  • rolando dijo:

    EL NUEVO IMPERIO DE LA LEY o LA NUEVA LEY DEL IMPERIO
    DELITOS VIRTUALES vs DELITOS REALES
    A Dilma Roussef la sacaron del cargo por delitos que no la han llevado a la carcel pero quienes la sacaron si estan o tienen un pie en la carcel. Luce absurdo y hasta ridiculo que eso ocurra a un pais que ya se proyectaba como una potencia de primer orden pero que, gracias a los apatridas y corruptos que mandan en ese pais, el gigante sudamericano sera una nacion de tercera o cuarta categoria; pero sus mandaderos posiblemente estaran entre los mas ricos del mundo. VIVA EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

    • Sergio dijo:

      Bueno, los delitos de corrupción no son nuevos, son viejos, incluso en esta misma delación está implicados DILMA y LULA.

      Por lo cual, vuelvo y repito, FUERA TODOS, Temer, aecio, Lula, Dilma, Renan Calheros, Jose Dirceu, Jose Genoino,,,,,etc., etc., TODOS, es la única manera de que Brasil vaya adelante, la UNICA.

      Saludos,

      • siendobjetivo dijo:

        En serio??? O sea que segun ud la corrupcion en Brasil se acaba cambiando a los polticos??? De verdad se cree eso??? Entonces la corrupcion en Brasil no es un fenomeno social, sino, simplemente el problema individual de un grupito de politicos??? De verdad??? O sea que el resto de la sociedad brasilena es impoluta, limpia, honesta??? Serio??? Y entonces donde quedan, por ejemplo los empresarios de Odebretch, Galvão, JBS, etc., etc., ?
        La corrupcion florece donde hay las condiciones objetivas y subjetivas para que eso suceda. No depende exclusivamente de un tipo especifico de personas, en este caso, los politicos. Depende de un conjunto bien complejo de factores sociales, economicos, culturales, que se interelacionan y conforman practicas aceptadas socialmente de corrupcion. Y no se trata unicamente de dinero , implica favores, poder, ventajas, etc. Va desde el simple hecho de solicitar un certificado medico para justificar ausencias al trabajo o la ausencia de un hijo a la escuela, o de llevarte algo del trabajo porque te hace falta en la casa, hasta cosas tan graves como esas que se ven ahora en la politica brasilena. Sustituir a los congresistas, governadores, vereadores, ministros, presidentes, vicepresidentes etc, no resuelve el problema de la corrupcion en Brasil, porque vendran otros, form ados bajo esa misma vision y apoyados por los grupos de influencia y poder que haran exactamente lo mismo. Los problemas sociales no se resuelven cambiando personas, hay que atacarlos en su raiz, que es la propia sociedad. Saludos,

      • Sergio dijo:

        Siendo OBJETIVO

        No he dicho que la corrupción sea eliminada de esa manera, lo único que quiera decir es qeu FUERA TODOS,,, y tal vez, nuevas personas, nuevos aires, puedan intentar, fijese bien, intentar dar un vuelco, o mejor dicho, disminuir un poco la situación en la que está metida Brasil.

        Ahora, lo que sí es INCUESTIONABLE, es que con esos PERSONAJILLOS, y muchos otros, la VIDA SEGUIRA IGUAL, infelizmente.

        Evidentemente es un problema multifactorial, pero para buscar la solución tendrá que ser a partir de POLITICOS y LIDERE SOCIALES con MORAL y LEGIMITIDAD.

        Es lo que hay.

        Saludos,

      • Sergio dijo:

        siendobjetivo

        Evidentemente la solución a un problema MULTI-FACTORIAL, no tiene una única solución, pero en cualquiera de los casos, NINGUNO de los antes mencionados tiene MORAL ni LEGITIMIDAD para intentar llevar a cabo cualquier solución a este problema.

        Saludos,

  • Corona dijo:

    La famosa Caja 2 (ó Caja B, como se escribe en el artículo). De ella salió dinero para casi todos los políticos de Brasil, inclusive para las campañas políticas de Lula Y Dilma. Ahí no hay nadie, o casi nadie, limpio.
    Sergio tiene razón, será mejor elegir a un presidente que no tenga nada que ver com estos personajes.

  • MIGUELANGEL dijo:

    y nosotros aquí rompiendo lanza por Lula y Dilma. Y ahora qué? son o no son?. como queda la izquierda y la utopía?

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también