Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Cineasta mexicano Alfonso Arau asegura sentir a Cuba como su segunda casa

En este artículo: Cine, Cuba, Cultura, México
| 2 |

alfonso_arau_cine_mexico-movilAunque son incontables los reconocimientos que ha recibido en más de seis décadas de trayectoria, el cineasta mexicano Alfonso Arau reconoció que el que recibirá el 15 de mayo en La Habana, Cuba, lo sentirá como el más personal de todos.

En entrevista con Notimex, Arau dijo que se siente un poco triste “porque pensaba que no se acordaban de mí en Cuba, pero ahora que la Unión de Escritores y Artistas me nombrará Miembro Honorario me siento muy orgulloso y feliz.

“Considero que en mi trayectoria este reconocimiento resulta muy sobresaliente porque Cuba para mí es importante, sobre todo en mi vida personal”, expresó con gran emoción el realizador que divide su vida entre México y Estados Unidos.

Al hablar de la isla, el cineasta no puede evitar compartir que fue en esa nación donde hizo su primera película: “Alfredo va a la playa”, un cortometraje de 15 minutos que se exhibió en México recientemente cuando presentaron una retrospectiva de su obra.

Se trata de un trabajo que realizó con sus alumnos de pantomima, en blanco y negro. Y es que, como parte de los cinco años de estancia en aquel país, Arau formó una compañía artística a petición del Instituto de Cultura cubano.

“Además de mi programa de televisión formé el Teatro Musical de La Habana, que tenía 30 bailarines, 30 músicos, 30 actores y profesores y maestros de todo el mundo. Se formó toda una generación de actores, actrices, músicos, etcétera, que ahora son muy famosos por su talento”, expresó.

“Tengo gran cariño hacia Cuba porque viví los años más importantes del siglo XX para Cuba y Latinoamérica (…) En esos cinco años aprendí a quererla mucho, así como a los cubanos que son gente encantadora, valiente y lucha por sus ideas”, agregó el director de “Como agua para chocolate”, película que abriría las puertas al cine mexicano en Hollywood.

Sobre cómo fue su llegada a aquel país, Arau explicó que en 1954 viajó con Sergio Corona para trabajar en la televisión local, en el Canal 4 que tenía varios artistas de América Latina, e iban un mes cada año hasta 1958.

Tanto a él como a Sergio Corona les tocó ver de cerca la invasión fallida de Fidel Castro a Cuba, aunque conoció al líder político y a su gente más allegada en México mientras vivían exiliados de Cuba.

“Vivimos esos momentos de crueldad (…) En 1957 un grupo de amigos de Cuba que eran titiriteros, “Los hermanos Camelo”, nos invitaban a oír a Castro hablando a través de la radio”, recordó.

Y aunque en 1958 Sergio Corona y él tomaron rumbos diferentes, ya que el primero deseaba hacer más televisión, en 1959 Alfonso regresó a Cuba con “El show de Arau”, por lo que testificó el triunfo de la Revolución Cubana.

“Me quedé cinco años allá y tuve mi programa, uno de los más populares, pero en 1964 era un mexicano en ese país que apoyaba la Revolución y decidí seguir mi vida profesional. De ahí decidí que nos fuéramos a París con mis dos hijos que nacieron en Cuba, Eduardo y Emilio”, compartió.

Su historia con Cuba no termina ahí pues fue a visitar a sus amigos y alumnos en 1985, por lo que desea que en esta oportunidad pueda tener un acercamiento con ellos y celebrar el merecimiento.

(Con información de Notimex)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Prudencio dijo:

    Maestro, como no lo vamos a recordar.
    Yo personalmente recuerdo como si fuera ayer mismo el estelar programa de variedades nombrado “EL SHOW DE ARAU”.
    Incluso les pudiera hasta cantar la melodía que daba inicio al programa a las nueve de la noche..
    ¿Que hora es?, son las nueve, es hora de comenzar, estos momentos de fantasía. etc, etc.

  • francisco javier dijo:

    A pesar de que era un nino, recuerdo perfectamente el show de Alfonso Arau a traves de mi madre, quien nos lo ponia y en mi reminiscencias la despedida del programa, el propio Arau, cual marioneta cansada se disponia a dormir. Me alegro que haya seguido triunfando, quiza algun coleccionista tenga un kinescopio de uno de sus programas. Salud Alfonso, compartiste con nosotros tu arte y los que tuvimos el privilegio de disfrutar tus programas, no te olvidamos!

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también