Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Macri, pionero en aplicar la doctrina migratoria de Trump

| 5
Macri se escuda en su política de demonización de los inmigrantes como factor determinante de la llamada “inseguridad”. Foto: @Infoviajera.

Macri se escuda en su política de demonización de los inmigrantes como factor determinante de la llamada “inseguridad”. Foto: @InfoViajera.

Ramona Hernández nació en Paraguay, pero vive en Argentina desde hace más de 30 años. A partir de las drásticas modificaciones a la ley de Migraciones que aplicará por decreto el macrismo de manera inminente, le podrían revocar su radicación definitiva y sería expulsada del país si en la revisión de sus antecedentes surgiera algún delito, incluso menor, y todo el trámite duraría menos de una semana.

El gobierno se apresta a cambiar el paradigma de la actual norma, en su afán de plasmar a nivel legislativo, aunque sin pasar por el Congreso, su política de demonización de los inmigrantes como factor determinante de la llamada “inseguridad”.

Según el proyecto de DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) al que tuvo acceso el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), el cambio “amplía las causas que permiten la detención y expulsión de migrantes en situación irregular; habilita la revisión de todas las radicaciones otorgadas para quienes tienen antecedentes penales o condenas, sin importar el tipo de delito o su situación procesal; modifica los trámites de expulsión para que sean inmediatas, sin control judicial ni una defensa legal adecuada; elimina la unidad familiar y el arraigo como condiciones que evitan la expulsión”.

En un comunicado conjunto firmado por el Cels, la Comisión Argentina para los Refugiados y Migrantes (CAREF), la Red de Migrantes y Refugiados en la Argentina, la Red Nacional de Líderes Migrantes y OTRANS Argentina, estas organizaciones enfatizaron que “el texto es una regresión para los derechos de las personas migrantes, su efecto será la puesta en marcha de una poderosa herramienta de control social por fuera de la ley”. Y destacaron que “ante la constante amenaza de ser capturado por el sistema de justicia criminal, la personas migrantes pobres estarán expuestas a una mayor fragilidad: trabajos precarios, hostigamiento de las fuerzas de seguridad, menor inserción escolar y acceso al sistema de salud”.

En los hechos, una persona migrante –tenga residencia regular o no– que subsiste de la venta callejera podrá ser denunciada penalmente, por ejemplo, por la actividad económica que desarrolla o por resistir a un desalojo en la vía pública. “Los jueces y fiscales tendrán la obligación de notificarle a la Dirección Nacional de Migraciones de la existencia de causas penales en las que se identifique como responsable a un migrante, lo que desatará el inicio del trámite de expulsión o la revisión de las residencias ya otorgadas. Con el solo procesamiento firme por cualquier delito que prevea pena privativa de libertad podrá ser expulsado del país, con escasas posibilidades de defenderse en el trámite migratorio”, indicaron el Cels y las entidades de migrantes.

“Si el gobierno decide avanzar con esta reforma eludiendo nuevamente el Congreso estará dando señales graves: restringirá derechos humanos sin ningún control parlamentario y establecerá una política migratoria contraria a los compromisos internacionales asumidos. Además, lo hará por una vía contraria a la Constitución, ya que regulará sobre materia prohibida para legislar por DNU y sin los requisitos exigidos. Como ya ha ocurrido, esto evidencia un claro déficit democrático”, cuestionaron las organizaciones.

El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD), que había celebrado en 2004 y en 2010 la legislación migratoria argentina, le reclamó al gobierno el 9 de diciembre del año pasado que no se adoptara ninguna medida que significase un retroceso respecto del marco normativo vigente. El comité también destacó “la falta de un diálogo fluido y regular con las asociaciones de migrantes”. Para el Cels, “la adopción de este DNU sin ningún espacio de discusión es una muestra de extrema gravedad de esta falta de diálogo”, y recordó que “la ley de migraciones 25.871 fue producto del consenso alcanzado a partir de un amplio debate iniciado en el año 1999 por diferentes actores, en ámbitos sociales, académicos y legislativos, que permitió la revocación del decreto ley de migraciones, denominada “Ley Videla”.

Esta entidad también cuestionó la forma “engañosa” en que el gobierno maneja la información. La participación de personas migrantes en el total de los delitos no es significativa: menos del 5 por ciento de la población carcelaria es extranjera.

Ocurre, en cambio, que algunos casos que involucraron a personas extranjeras fueron graves y tuvieron mucha difusión. Sin embargo, la ley vigente ya establece los mecanismos para expulsar a aquellos que tuvieran procesamiento firme por delitos graves, como el narcotráfico. Es decir: la reforma de la ley no se dirige a quienes cometan delitos graves sino a ampliar y endurecer el control de quienes cometen delitos menores o ilegalismos, como la venta callejera. Por estos motivos, según el Cels, el impacto de esta medida será menor para la prevención del delito y será significativo en la restricción de los derechos de las personas migrantes de escasos recursos.

“Es terrible la reforma que plantean, siempre asociando a la migración con la delincuencia cuando son dos fenómenos totalmente diferentes. La migración son personas que vienen a trabajar, quieren una mejor vida para ellos y su familia, lo otro no tiene nacionalidad, y claramente van a apuntar al mantero, al compañero migrante más vulnerable”, dice Lourdes Rivadeneira, de la Red Nacional de Migrantes y Refugiados.

“Seguimos siendo el chivo expiatorio, antes era porque no había trabajo, ahora por la inseguridad, es un momento político de pura demagogia, y como no somos sujetos políticos, no se lo podemos cobrar en las urnas”, agrega.

(Tomado de Página 12)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Gomez dijo:

    Y que dicen de Obama,Obama es el presidente que más ha deportado en los últimos 30 años.

    • Rjavier1518 dijo:

      ya veremos si el record no se lo rompe Trump, o como yo lo llamo Bush 2.0

  • Keiler Frometa dijo:

    Argentina ha sido historicamente un pais de inmigrantes pero estos ultimos tiempos la migracion ha resultado ser un problema real ya que no existe una resiprocidad en cuanto al tratamiento que ofrecen los paises emisores hacia los propios argentinos provocando esto que los inmigrantes de paises limitrofes gozen de educacion, salud y trabajo en la argentina sin ningun tipo de inconveniente lo cual no ocurre para los argentinos q van a estas naciones. Los principales narcos que hay en la Argentina son extranjeros fundalmentalmente colombianos y chilenos. Creo q hay q sentarse a analizar este tema y no hablarlo deliberadamente. El propio presidentes del bloque de senadores del FPV principal partido opositor en la Argentina ha hecho referencia a este tema en reiteradas ocaciones. Ya se esta tratando de un problema nacional no de un tema politico simplemente.

  • david88 dijo:

    Espero que este gobierno que ha firmado acuerdos a diestra y siniestra con muchos paises para que persigan a los cubanos que estan de forma irregular y los deporten para Cuba este muy contento con lo que esta haciendo Macri..

  • EFRAIN PARDO COLÓN dijo:

    El hecho de que los medios de información más poderosos del mundo, al pleno servicio de la ideología imperialista fascista sionista, arremetan contra el Sr. TRUMP. No significa que países como: RUSIA, CHINA, SIRIA, PALESTINA, LÍBANO, CUBA, REPÚBLICA POPULAR DE COREA, VIETNAM, VENEZUELA, NICARAGUA, ECUADOR, BOLIVIA, entre otros, vayan a recibir un tratamiento especial, por parte del actual gobierno imperialista de EE.UU. Lo contrario, este gobierno puede ser mucho más reaccionario y fascista contra estos pueblos que han decidido apartarse de la influencia de la doctrina económica dictatorial imperialista fascista sionista neoliberal a excepción de RUSIA y CHINA. Quienes alimentan esperanzas de tener un mejor trato por parte de las potencias imperialistas del momento.

    El hecho es que este régimen imperialista puede ser peor que del Sr. OBAMA, en cuanto a exclusión política y económica. Simplemente porque no está de acuerdo con la política fascista sionista neoliberal, no significa que no está en contra de la política ejercida por estos países de democracias populares.

    Por eso se recomienda que nuestros pueblos deben tener un claro entendimiento de situación actual histórica del capital imperialista y que significa esto con respecto a porqué el Sr. TRUMP, surgió al poder de la cabeza máxima del imperio moderno. Si no se tiene esa claridad, no habrá tampoco entendimiento alguno, para orientar el futuro libertario de nuestros pueblos.

    lo cierto es que el cerco y el asecho al bienestar y a la cooperación imperialista con los serviles de nuestros pueblos se está serrando y vendrán momentos mucho más difíciles para economías como la CHINA, México, Colombia, Perú, Chile, Argentina, Brasil, quienes dependen de las sobras que le da el imperialismo.

    A gobiernos como los de los pueblos de SIRIA, PALESTINA, LÍBANO, CUBA, REPÚBLICA POPULAR DE COREA, VIETNAM, VENEZUELA, NICARAGUA, ECUADOR, BOLIVIA, les puede ir mejor si siguen los lineamientos políticos y económicos como los que ha emprendido BOLIVIA, en esta encrucijada histórica de crisis del capital imperialista. BOLIVIA es el ejemplo a seguir en el mundo actual. OJO, con los deslices, de economías ambivalentes como la cubana, la ecuatoriana, la nicaragüense y la venezolana. Hay que tener mucho cuidado si no se tiene claridad de lo que acontece en el mundo actual.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también