Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Después de cinco años sin Gaddafi, Libia sigue lejos de alcanzar la paz y estabilidad prometida

| 5 |
 Muamar el Gadafi con Barack Hussein Obama

Muamar el Gadafi con Barack Hussein Obama

El 20 de octubre de 2011, tras meses de protestas contra el Gobierno en Libia, la guerra civil y la intervención extranjera, el exlíder libio Muammar Gaddafi fue capturado y brutalmente asesinado por los rebeldes. A continuación, analizamos cómo vive Libia cinco años después de la muerte del coronel, que en su día fue aplaudida por Occidente.

“Venimos, vimos y él murió”

Hace exactamente cinco años, el exlíder libio Muammar Gaddafi fue capturado, golpeado y asesinado por una turba de rebeldes después de que un ataque aéreo de la OTAN atacara su caravana fuera de su ciudad natal de Sirte.

Vehículos de la caravana de Gaddafi calcinados tras el ataque de la OTAN cerca de Sirte. Foto: Reuters/ Thaier al-Sudani

Vehículos de la caravana de Gaddafi calcinados tras el ataque de la OTAN cerca de Sirte. Foto: Reuters/ Thaier al-Sudani

Al día siguiente, su cadáver, cubierto de sangre, fue trasladado a la ciudad de Misrata, donde fue expuesto durante casi cuatro días en un refrigerador industrial, mientras que las imágenes de su asesinato fueron difundidas durante varios días como un trofeo por los medios de comunicación de EE.UU., país que encabezó la campaña aérea de la OTAN para expulsar a Gaddafi del poder.

Los líderes occidentales, sobre todo de Francia y el Reino Unido, aplaudieron la muerte del coronel y la ‘nueva página’ que se abría en la vida del país, mientras que la entonces secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, afirmó al respecto en tono de mofa: “Venimos, vimos y él murió”.

El cuerpo de Muammar Gaddafi es exhibido en un congelador en Misrata. Foto: Reuters/ Saad Shalash

El cuerpo de Muammar Gaddafi es exhibido en un congelador en Misrata. Foto: Reuters/ Saad Shalash

Cinco años después, la percepción parece haber cambiado: en abril de este año, el presidente de EE.UU., Barack Obama, admitió que su mayor fracaso como presidente fue no pensar en las consecuencias de la intervención en Libia, después de la cual el país se vio sumido en el caos.

“[Mi peor error fue] probablemente no planificar el día de después de la intervención en Libia, cosa que creo que había que hacer”, afirmó Obama en una entrevista para Fox News.

Libia, desgarrada por la violencia interna

Libia, un país rico en petróleo, vivió bajo el gobierno de Gaddafi durante cuatro décadas, en las cuales llegó a tener uno de los niveles de vida más altos de África. Sus ciudadanos gozaban de atención sanitaria y educación gratuitas. Era un Estado centralizado, no un territorio dividido en tribus y con clanes en guerra.

Tras el asesinato de Gaddafi, Libia dejó de facto de existir como una nación unida. Desde 2011, distintos partidos políticos, tribus y milicias combaten por el poder y el control del país y sus riquezas.

Rebeldes celebran la caída de Sirte el 20 de octubre 2011. Foto: Reuters/ Esam Al-Fetori

Rebeldes celebran la caída de Sirte el 20 de octubre 2011. Foto: Reuters/ Esam Al-Fetori

En diciembre de 2015, y con la mediación de la ONU, se formó un Gobierno de acuerdo nacional para intentar devolver la estabilidad y la paz al país. Sin embargo, este Ejecutivo, con sede en Trípoli, aún no ha podido consolidar su autoridad sobre el país, en donde existen varias facciones opositoras y otro Parlamento, con sede en Tobruk. Por otro lado, el Estado Islámico también ha aprovechado el caos para ganar terreno en el país.

Crisis petrolera y financiera

Además del caos político, el país norteafricano experimenta una acusada caída del nivel de vida y afronta una crisis financiera.

Libia posee las mayores reservas probadas de petróleo de África –48.000 millones de barriles– pero, debido a la guerra civil, más del 75% de los depósitos no se explotan. Después del 2011, las exportaciones de petróleo se han reducido de 1,6 millones a entre 200.000 y 300.000 barriles diarios.

El principal problema es que el control de los campos y terminales petroleras está pasando constantemente de un grupo a otro.

Misil que golpeó en la vivienda del exlíder libio, Muammar Gaddafi, en Trípoli. Foto: Reuters/ Louafi Larbi

Misil que golpeó en la vivienda del exlíder libio, Muammar Gaddafi, en Trípoli. Foto: Reuters/ Louafi Larbi

“Hoy en día, Libia está lejos de los diez primeros países exportadores de petróleo como antes”, constata en declaraciones a RT el politólogo Grigori Lukiánov, quien detalla que los suministros de hidrocarburos desde Libia “son inestables” y no queda “ni una empresa confiable con la que hacer negocios”.

Además, un duro golpe para el nivel de vida de los libios fue la suspensión de los subsidios estatales para la compra de bienes de consumo popular en el extranjero.

En consecuencia, los ingresos reales de la población cayeron en picado, lo que condujo primero a la migración interna y luego al éxodo de libios hacia Egipto, Túnez, Argelia y Europa a través del mar Mediterráneo.

Las profecías cumplidas de Gaddafi

El caos que vive el país, al igual que las consecuencias de la destitución de Gaddafi más allá de las fronteras libias, fueron en su día predichos con sorprendente precisión por el propio coronel.

Así, durante una de sus últimas entrevistas, el líder libio advertía de la alta amenaza de que se produjeran atentados terroristas en Europa y de un flujo no controlado de refugiados, además de la desestabilización general de la región mediterránea.

“Yo personalmente juego un papel estabilizador en la región de África. Si la situación en Libia se desestabiliza, aquí Al Qaeda mandará. Libia se convertirá en el segundo Afganistán y los terroristas llenarán Europa”, dijo el entonces mandatario en marzo de 2011.

Rebeldes prueban un tanque en un puesto de control al norte del bastión de Gadafi en Bani Walid el 21 de septiembre de 2011. Foto: Reuters/ Zohra Bensemra

Rebeldes prueban un tanque en un puesto de control al norte del bastión de Gadafi en Bani Walid el 21 de septiembre de 2011. Foto: Reuters/ Zohra Bensemra

“La esperanza que vivió la sociedad libia en 2011 no se materializó”, opina Gregori Lukiánov, quien destaca que la misión del Consejo de Seguridad de la ONU ve en Libia todos los signos de una catástrofe humanitaria. Además, el experto señala que hoy en día el país no tiene un Ejército unido, ni un Gobierno unido y no se ve salida al conflicto existente.

“Cinco años después de la caída de Gadafi, tenemos un enorme agujero negro en el mapa del Mediterráneo. Es la zona de un conflicto no regulado y poco previsible, que afecta a los intereses de los países del norte de África y también de Europa”, concluye el politólogo.

(Tomado de RT)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • gabo dijo:

    Pues los HP del 1% destrozaron al país com mejores índices de desarrollo en África,prometieron democracia,libertad,desarrollo,hoy es un lugar ingobernable,no pueden detener las ratas que criaron ,roban sus riquezas,devuelven a los emigrantes de ese país,lo mismo han querido hacer con Siria. Soy africano,duele,y lo peor de todo no pagan por sus crímenes. En el pasado la colonización,hoy la neocolonizacion y el despojo descarado en nombre de la libertad o la defensa de los vulnerables .

  • jose dijo:

    Muy buen artículo. Para no olvidar lo que pasó y que los errores de USA matan gente inocente y destruyen paisses y después: “creo que… me parece… es probable que mi peor error sea….” y ya.
    La traducción de este artíulo está llena de errores. Comencemos por el más garrafal: “Venimos”, en lugar de Vinimos. Más cuidado!

  • Israel dijo:

    Pero el petróleo y los recusos sigue fluyendo.. en un camino, la prensa no habla de esto.

  • nsp dijo:

    Ellos an sumido el mundo en este caos y nadie se equivoque, es lo unico que nos ofrecen mientras mas caotico este el mundo mas afianzan su poder y mas pueden robar pero…. llegara el momento que hasta su pueblo comienze apagar las consecuencias de su ambicion como ya esta pasando .

  • RT dijo:

    La parte preocupante es como esos “rebeldes” fueron engañados y persuadidos de que trayendo caos a su país era bueno para su futuro….. vista corta y poder de fuego es una combinación triste y peligrosa. EEUU ha masterizado el arte de manipular.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también