Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

Fiesta merengue: Real Madrid se alza con la Supercopa (+ Fotos)

| 52 |
Real Madrid vs SevillaRemontó para ganar la Supercopa de Europa con goles en el 93' y el 119´

Real Madrid vs SevillaRemontó para ganar la Supercopa de Europa con goles en el 93′ y el 119´

El Real Madrid lo volvió a hacer una vez más. Se levantó en su entierro en el minuto 92:34 con un gol de cabeza de Sergio Ramos para empatar 2-2 ante un Sevilla que no se lo podía creer. Tenía la Supercopa de Europa ganada tras remontar un golazo de Asensio por mediación de Vázquez y Konoplyanka, pero la terminó perdiendo en la prórroga. El ejecutor fue Dani Carvajal, que coronó su gran final con su mejor gol. Recuperación, carrera y golazo. Otro título para los de Zidane y amargura para los de Sampaoli en Trondheim.

El fútbol es caprichoso como pocos deportes. Todo es relativo hasta que pita el árbitro. Los últimos minutos cambian la historia de equipos, jugadores y aficionados. Que se lo pregunten a Sergio Ramos, un especialista en caminar sobre el alambre.

El Sevilla llevó el límite a un Madrid verde, con bajas muy importantes en su once titular. Zidane apostó por Kovacic y Asensio en detrimento de Modric, Benzema o James. La confianza en el mallorquín se la devolvió Asensio con un golazo espectacular en el minuto 21. Sin complejos, el chaval soltó un zapatazo que se coló por la escuadra derecha de Sergio Rico. Su tanto personificó su descaro. Tiente talento de sobra para triunfar y del Madrid no le va a mover nadie.

El tanto fue contraproducente para el Real Madrid, que vio como el nuevo Sevilla de Sampaoli iba creciendo en el partido. Sin Krychowiak, Banega ni Gameiro en sus filas. Incorporando a los nuevos como Vietto, Kiyotake y Franco Vázquez. Tiene mérito. El campeón de la Europa League recurrió a su genética ganadora para plantar cara al campeón de Europa. En el 40′, el ‘Mudo’ castigó la excesiva contemplación de la zaga blanca para hacer el 1-1 con un remate que buscaba el poste.

Tras el descanso, el Madrid no encontró la forma de meter mano a un Sevilla ordenado, que sabía que iba a tener su oportunidad de cazar alguna tarde o temprano. Su momento para ganar la Supercopa de Europa llegó en el 71′, tras un penalti de Ramos a Vitolo que transformó Konoplyanka con parsimonia en el 1-2. Una estocada a la que le faltó la puntilla para abrir la puerta grande.

Cuando más pesaban las piernas, a poco más de un minuto para que el árbitro pitase el final, Lucas Vázquez se sacó de la chistera un balón bombeado que sobrepasó a Rico. Detrás estaba Ramos, al que la intuición le volvió a llevar a estar en el sitio adecuado en el momento justo. Otro gol salvador y partido a la prórroga. A esas alturas, los de Sampaoli ya se temían lo peor.

Las malas noticias para el Sevilla no se iban a terminar ahí. Nada más comenzar el tiempo extra, Kolo veía la segunda amarilla y dejaba a su equipo con diez, con casi media hora por delante para sufrir. La inferioridad numérica se notó, con el Madrid encerrando a un rival que veía en los penaltis una ventana a la esperanza. Un gol anulado a Ramos mantuvo viva la llama.

Aguantaron como jabatos los sevillistas, sujetados por un gran Sergio Rico que evitó los tantos de Lucas Vázquez y James antes del minuto 119. Fue entonces cuando apareció como un ángel blanco Carvajal por su banda derecha. Recuperó el balón, enfiló la portería con las pocas fuerzas que le quedaban tras un partidazo y la cruzó con un remate de exterior para la foto. Para ganar hay que saber sufrir.

En fotos la Supercopa

super copa 1 super copa 2 super copa 3 super copa 4 super copa 5 super copa 6 super copa 7

(Con información de Marca)

Se han publicado 52 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Сергей dijo:

    Una sola cosa para todos, y es la frase mágica ya super conocida:

    HALA MADRID Y NADA MÁS, ya está aquí el primer trofeo de la temporada

    • do Nascimento dijo:

      El canterano del Madrid marcó el gol decisivo de la victoria en la prórroga.

      El Real Madrid se proclamó campeón de la Supercopa de Europa después de derrotar al Sevilla por 3-2 en la prórroga con un tanto final casi sobre la bocina de Dani Carvajal.

      Zidane fue fiel a sus ideas

      Zidane demostró una vez más que su teoría de dar cancha a aquellos jugadores que se lo ganan en entrenamientos y partidos no es una pose de cara a la galería. El francés lo demostró con hechos, como dejar en el banquillo a jugadores de la calidad de Modric o James y darle galones de titular a uno de los recién llegados, Asensio. Y eso con un título en juego tiene mérito.

      Asensio, protagonista total

      Si Zidane demostraba su confianza en Asensio, el jugador devolvía la misma a base de buen juego. No en vano, las tres primeras opciones de gol del Real Madrid salieron de las botas del mágico centrocampista. En la primera de ellas con un lanzamiento cruzado que detuvo rico, en la segunda con una internada por la banda que finalizó con un pase raso que Lucas Vázquez no pudo cazar, y la tercera merece capítulo exclusivo, el gol.

      Golazo de Asensio

      21 minutos de la primera mitad y Asensio decide pegarle al balón desde fuera del área con el alma. No sólo potencia sino una gran colocación acompañó a un disparo que hubiera firmado compañeros de equipo como Cristiano, Bale o Kroos, es decir, algunos de los mejores pateadores del mundo. Y es que el golazo de Asensio es de los que se puede poner en bucle y no cansarte de verlo. Entró por la escuadra y con el portero mirando a un balón que se alejaba de su posición igual que se esconde el sol cada tarde de verano. Un golazo para el joven talento español. El futuro del fútbol de nuestro país pasa por sus botas.

      El Sevilla apenas se acercaba

      El Madrid se había adelantado en el marcador y había dejado algunas señas de identidad mientras el físico le respondía: presión arriba, intensidad en el medio y fantasía en los de arriba. El Sevilla, por su parte, tenía más posesión de balón pero apenas encontraba la portería de Casilla, más allá de un lanzamiento exterior de Carriço repelido por el portero merengue.

      Empate en mal momento

      Sin embargo, en la recta final del primer tiempo, en uno de los pocos acercamientos andaluces, llegaría el gol del empate. Un balón cercano a la frontal del área que debió haber mostrado algo más de contundencia por parte de la zaga blanca finalizó con un golpeo de Vázquez que se fue alejando de la posición de Casilla hasta terminar entrando en la red del Real Madrid. Un golpe duro poco antes del intermedio.

      Ritmo bajo

      El arranque de la segunda parte no dejó apenas novedades en el juego. El ritmo, como es normal a estas alturas de campaña, era lento por parte de ambos equipos. No había grandes regates ni potentes intentos de romper el encuentro. Las piernas no respondían y eso el Madrid lo notaba.

      El Sevilla ponía el 1-2

      El partido empezaba a quedar para ser decidido por algún detalle como el penalti de Sergio Ramos sobre Vitolo en una internada del jugador sevillista en el área blanca. Una pena máxima de las que, dependiendo del árbitro, se pita o no. El capitán del Madrid protestó y lamentó la decisión arbitral. No hubo cambio de decisión. El penalti lo transformaría Konoplyanka engañando a Casilla.

      Carvajal lo intentaba

      Los minutos empezaban a caer como puñales sobre la espalda de los jugadores del Real Madrid. Los blancos encontraron en Carvajal a su jugador más peligroso a nivel ofensivo. El lateral, incombustible, subía una y otra vez para dejar centros e incluso algún remate que fue despejado por Rico.

      Ramos, salvador en el descuento

      El Madrid veía que se le escapaba el título y decidió acudir a la heroica. Zidane ordenó cerrar con tres jugadores y adelantar a los laterales hasta convertirles en extremos. A la desesperada, y con más corazón que cabeza, los blancos lograrían mandar el partido a la prórroga gracias a un cabezazo de Sergio Ramos tras un centro de Lucas al área pequeña del Sevilla. El capitán blanco ya había marcado en finales de Champions y mundial de clubes, y ahora también anotaba su firma en la Supercopa de Europa. Había prórroga.

      El Sevilla se queda con 10

      Anímicamente, el Real Madrid llegaba mucho más fuerte a la prórroga. El subidón del gol final de Ramos había sido una losa para los sevillistas que ya se veían con el título en la mano. El mejor ejemplo de que los blancos empezaban mejor los últimos 30 minutos de partido fue la expulsión de Kolo por doble amarilla después de una acción de regate maravillosa de Lucas Vázquez.

      Gol anulado a Sergio Ramos

      Con la ventaja numérica a su favor, el Real Madrid se hizo definitivamente con el mando del partido. Jugadores como Modric, Marcelo o James empezaban a aparecer más mediante impactos con el balón, una buena señal para los de Zidane. Eso sí, la jugada más importante de la primera parte de la prórroga, un gol de cabeza de Ramos, la anularía el árbitro por una supuesta falta del central del Madrid en el arranque de la misma que sólo vio el colegiado y sus asistentes.

      Lucas, a punto de marcar el 3-2

      El Sevilla empezaba a perder tiempo en cada saque de banda o lateral, señal inequívoca de que era el Real Madrid el único que intentaba cambiarle el marcador al partido. De hecho, Lucas Vázquez estuvo muy cerca de marcar el 3-2 después de un gran pase de James Rodríguez que no pudo transformar en gol el canterano blanco por la buena salida a sus pies del portero Sergio Rico.

      Carvajal, golazo y título

      El encuentro ya agonizaba y el Madrid no encontraba la tecla para ganar el partido. Sin embargo, uno de los mejores jugadores del partido, Carvajal, iba a marcar el gol definitivo en el último minuto de la prórroga tras una gran arranca que finalizó con una definición de exterior de goleador Top. El gol hacía justicia con la superioridad blanca y coronaba el gran partido de un Carvajal que se vistió de Cristiano para darle al Real Madrid su tercera Supercopa de Europa.

      Ficha técnica

      Real Madrid 3: Casilla; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Lucas Vázquez, Kovacic (James 72’), Isco (Modric 65’), Asensio; y Morata (Benzema 61’)

      Sevilla 2: Rico, Pareja, Carriço (Rami 51’), Kolo, Iborra (Kranevitter 72’), Kiyotake, N’Zonzi, Vázquez, Mariano, Vietto y Vitolo (Konoplyanka 66’)

      Goles: 1-0 Asensio (21’), 1-1 Vázquez (41’), 1-2 Konoplyanka (71’), 2-2 Ramos (90+2)

    • José A. Cruz Quian dijo:

      Ese real madrid no sirve men viva el Rayo Vallecano

      • do Nascimento dijo:

        Real Madrid vs SevillaRemontó para ganar la Supercopa de Europa con goles en el 93′ y el 119′.

        El Real Madrid lo volvió a hacer una vez más. Se levantó en su entierro en el minuto 92:34 con un gol de cabeza de Sergio Ramos para empatar 2-2 ante un Sevilla que no se lo podía creer. Tenía la Supercopa de Europa ganada tras remontar un golazo de Asensio por mediación de Vázquez y Konoplyanka, pero la terminó perdiendo en la prórroga. El ejecutor fue Dani Carvajal, que coronó su gran final con su mejor gol. Recuperación, carrera y golazo. Otro título para los de Zidane y amargura para los de Sampaoli en Trondheim.

        El fútbol es caprichoso como pocos deportes. Todo es relativo hasta que pita el árbitro. Los últimos minutos cambian la historia de equipos, jugadores y aficionados. Que se lo pregunten a Sergio Ramos, un especialista en caminar sobre el alambre. Apareció para salvar a su equipo sobre la bocina después de haber cometido un penalti sobre Vitolo que le iba a costar un título al Real Madrid. El ex sevillista tiene siete vidas y se siente cómodo en el papel de El Renacido.

        El Sevilla llevó el límite a un Madrid verde, con bajas muy importantes en su once titular. Zidane apostó por Kovacic y Asensio en detrimento de Modric, Benzema o James. La confianza en el mallorquín se la devolvió Asensio con un golazo espectacular en el minuto 21. Sin complejos, el chaval soltó un zapatazo que se coló por la escuadra derecha de Sergio Rico. Su tanto personificó su descaro. Tiente talento de sobra para triunfar y del Madrid no le va a mover nadie.

        El tanto fue contraproducente para el Real Madrid, que vio como el nuevo Sevilla de Sampaoli iba creciendo en el partido. Sin Krychowiak, Banega ni Gameiro en sus filas. Incorporando a los nuevos como Vietto, Kiyotake y Franco Vázquez. Tiene mérito. El campeón de la Europa League recurrió a su genética ganadora para plantar cara al campeón de Europa. En el 40′, el ‘Mudo’ castigó la excesiva contemplación de la zaga blanca para hacer el 1-1 con un remate que buscaba el poste.

        Tras el descanso, el Madrid no encontró la forma de meter mano a un Sevilla ordenado, que sabía que iba a tener su oportunidad de cazar alguna tarde o temprano. Su momento para ganar la Supercopa de Europa llegó en el 71′, tras un penalti de Ramos a Vitolo que transformó Konoplyanka con parsimonia en el 1-2. Una estocada a la que le faltó la puntilla para abrir la puerta grande.

        Cuando más pesaban las piernas, a poco más de un minuto para que el árbitro pitase el final, Lucas Vázquez se sacó de la chistera un balón bombeado que sobrepasó a Rico. Detrás estaba Ramos, al que la intuición le volvió a llevar a estar en el sitio adecuado en el momento justo. Otro gol salvador y partido a la prórroga. A esas alturas, los de Sampaoli ya se temían lo peor.

        Las malas noticias para el Sevilla no se iban a terminar ahí. Nada más comenzar el tiempo extra, Kolo veía la segunda amarilla y dejaba a su equipo con diez, con casi media hora por delante para sufrir. La inferioridad numérica se notó, con el Madrid encerrando a un rival que veía en los penaltis una ventana a la esperanza. Un gol anulado a Ramos mantuvo viva la llama.

        Aguantaron como jabatos los sevillistas, sujetados por un gran Sergio Rico que evitó los tantos de Lucas Vázquez y James antes del minuto 119. Fue entonces cuando apareció como un ángel blanco Carvajal por su banda derecha. Recuperó el balón, enfiló la portería con las pocas fuerzas que le quedaban tras un partidazo y la cruzó con un remate de exterior para la foto. Para ganar hay que saber sufrir.
        – Ficha técnica

        3. Real Madrid: Kiko Casilla, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo, Casemiro, Kovacic (m.73, James), Isco (m.66, Modric), Asensio, Lucas Vázquez y Morata (m.62, Morata).

        2. Sevilla: Sergio Rico, Pareja, Carriço (m.51, Rami), Kolo, Kiyotake, N’Zonzi, Iborra (m.74, Kranevitter), Franco Vázquez, Mariano, Vitolo y Vietto (m.67, Konoplyanka).

        Goles: 1-0, m.21: Asensio; 1-1, m.41, Franco Vázquez; 2-1, m.72, Konoplyanka, de penalti; 2-2, m.90, Ramos; 3-2, m.119, Carvajal.

        Árbitro: Milorad Mazic (Serbia). Sacó tarjeta amarilla, por el Madrid, a Carvajal (m.84), Asensio (m.86), James (m.93); por el Sevilla, a Vitolo (m.39). Expulsó por doble amarilla a Kolo (m. 90, m.93).

        Incidencias: Partido de la Supercopa de Europa disputado en el estadio Lerkendal de Trondheim (Noruega). Los capitanes de ambos equipos portaron los trofeos de la Liga de Campeones y la Liga Europa acompañados por dos niños refugiados (uno afgano, el otro sirio) para mandar un mensaje de solidaridad con las víctimas de los bombardeos en todo el mundo.

      • Maná dijo:

        Sufre brother que usted está en la cruz de su apellido,el central ya empezó a moler y ustedes a llorar, salu2 y Halaaa Madridddd.

    • luisk dijo:

      Como no te voy a querer MADRID. Esperamos un gran año… el mejor de los últimos años… SERGIO RAMOS grande… enorme…. gigante… serás el mejor central de la historia de MADRID… Carvajal es el lateral regular de la selección española… y no hay espacio para más nadie en esa posición… grande canterano.

    • Lulú dijo:

      Dos títulos y 20 héroes en el Madrid de Zidane

      http://www.marca.com 10/08/2016 13:50 CET

      Veinte han sido los jugadores que ha utilizado Zidane para coronar al Madrid campeón y supercampeón de Europa. El técnico francés ha ganado la Supercopa con seis caras nuevas respecto a los 14 de Milán. Kiko, Varane, Asensio, Morata, Kovacic y James han sido los encargados de alcanzar el cielo de Noruega junto a siete de sus compañeros.

      Muchas han sido las dudas que ha levantado el once de la Supercopa en este último mes. Cristiano descartado desde primera hora, Benzema con molestias en la cadera y Bale y Kroos los últimos en caer por precaución han hecho que Zidane buscara solución en nuevos jugadores.

      Desde el principio el técnico galo tuvo claro que no iba a arriesgar con ningún futbolista que no estuviera previamente preparado para la cita, ya esto le supusiera hacer un once completamente nuevo respecto a la final de la Champions. A pesar de las bajas Zidane ha permanecido fiel a su idea y ha demostrado que tiene una ‘Superplantilla’.
      Los jugadores del Real Madrid interrumpieron a Zidane en rueda de prensa

      Marcelo, Ramos, Carvajal, Casemiro, Isco, Lucas y Modric han sido los grandes privilegiados. Los seis jugadores han disputado ambas finales y son indiscutibles para Zidane. El técnico sabe que con ellos tiene un seguro y es por esto que el galo ha confiado en hacer una retahíla de cambios en el resto de posiciones.

      Si la BBC no podía llegar a Noruega ya estuvieron allí Asensio, Ramos y Carvajal para hacer de héroes y para hacer real el primer titulo de la temporada del conjunto blanco. El veterano, el canterano y el novato, la perfecta combinación de lo que el francés había planeado durante toda la pretemporada.

      El proyecto de Zidane va sobre ruedas. El primer título de la campaña ya está en el Santiago Bernabéu y una de las bases de su proyecto, que es dosificar a sus jugadores, a quedado completamente respaldada con la final de ayer.

      El curso pasado fueron muchos los futbolista que llegaron quemados a la final de la Champions y el técnico ha decidido no arriesgar con ningún jugador de cara a una larga temporada y dar descanso cuando sea necesario.

      Zizou ha demostrado confiar en todos sus jugadores y sus jugadores han cumplido con creces. La campaña no ha hecho más que empezar y después de la final de ayer, a quedado más que demostrado que tanto suplentes como titulares están preparados para cualquier cita del curso.

    • Lulú dijo:

      Sergio Ramos, goleador de finales

      9 agosto 2016 23:53h CEST

      El Madrid nunca se da por perdido. Ese es su emblema desde que por él pasó Di Stéfano, dejando un espíritu indomable que se ha transmitido de generación en generación. El Sevilla, que hizo una final estupenda mostrando sus virtudes de estos años bajo la nueva mano de pintura que le ha dado Sampaoli, lo sufrió en sus carnes ayer. Había jugado bien, tenía el partido ganado, pero Sergio Ramos (otra vez él, goleador de finales), arrancó un empate agónico. En la prórroga le anularían otro gol, pero al Madrid le dio igual: el testigo lo cogió Carvajal, que marcó el 3-2, también ‘in extremis’, en un jugadón.

      Esa fuerza que viene del fondo de los tiempos es un plus con el que el Madrid cuenta en los trances más difíciles, y el de ayer lo era. Afrontaba esta final con la ausencia de lo mejor que tiene por arriba, y lo hacía ante un Sevilla, que ya queda dicho, es cosa seria. Sampaoli ha trabajado bien, no se notan los que se han ido, y sí se notan los que han llegado, sobre todo el ‘Mudo Vázquez’, un jugador de impresión, Claro que Vázquez por Vázquez, pesó todavía más el del Madrid, de nombre Lucas, con su trabajo continuo y su acierto en el desborde por su banda. De él nació el gol de Sergio Ramos.

      El que se fue del partido sin buena nota fue Morata, que jugó una hora (luego dejó paso a Benzema, reservado antes) sin relevancia. Asensio empezó muy bien (¡qué golazo el suyo!), pero se le hizo largo el partido. James quedó fuera de salida, tema que habrá que comentar otro día, pero cuando salió dejó, además de sus toques de superclase, un trabajo intenso. Se le vio empeñado en convencer a Zidane. Con todo, al Madrid le salió un partido de nota media, pero lo resolvió con ese su carácter indomable. Pasan los años y hay algo reconocible en el Madrid, a salvo de modas y márketings: ese espíritu.
      ———————————–

      Sergio Ramos y Carvajal personifican los valores del Madrid
      Superhéroes con ADN blanco

      Capitán con galones y canterano ejemplar

      Actualizado 10/08/2016 09:14 CET

      “El Marid no juega finales, el Madrid las gana”. El ADN blanco, esa resistencia a la derrota que se ha ido forjando durante décadas, tiene ya una versión 2.0 más que probada. Ayer, en Trondheim, la personificaron Sergio Ramos y Dani Carvajal. El capitán y el chico modelo de la cantera. Seguramente, en ambos casos, no por casualidad.

      Primero apareció Sergio. El Sevilla había logrado dar la vuelta al golazo de Asensio con un remate de Franco Vázquez y un penalti convertido por Konoplyanka. Se lo señalaron al capitán blanco por una acción discutible sobre Vitolo. El caso es que el Madrid estaba contra las cuerdas. Como hace dos años en Lisboa. Y que Ramos acudió al rescate de su equipo para ponerlo en la senda de un nuevo título.
      Sergio Ramos: “He tenido esa suerte de poder empatar el partido”

      Estaba jugando ya prácticamente de delantero. Zidane ordenó una línea de tres y liberó al sevillano, que se lanzó con todo al ataque. Porque, pese a ser central, tiene alma de delantero. Tuvo las mejores ocasiones de los blancos. Pero tuvo que ser en la última. En el minuto 93. Como en Da Luz. El centro de Lucas Vázquez se la puso para empujar a la cabeza más idolatrada por el madridismo desde los tiempos de Santillana. Otro gol de Ramos en una final. Como en Milán, en la Undécima. Como en el Mundial de Clubes de hace dos años. Y, claro, como en Lisboa.
      El primer paso

      Pero el gol de Ramos fue sólo el primer paso de una final que aún estaba por decidirse. Y esta vez el papel de superhéroe se lo repartió el camero con Dani Carvajal, que firmó, a dos minutos del final de la prórroga, una eslálom por banda derecha con tiro colocado con el exterior pleno de potencia, garra, determinación y clase. Dani, que no se prodiga tanto como Ramos en partidos decisivos, quedaba oficialmente nominado a héroe del madridismo.

      Carvajal: “Es un grupo muy unido y vamos con el míster a muerte”

      Si Ramos representa la raza, el espíritu irreductible asociado desde tiempo inmemorial a la camiseta blanca, Carvajal conecta con las esencias de la cantera. De la cantera moderna, la de Valdebebas, cuya primera piedra colocó junto al presidente de honor, Alfredo Di Stéfano, un Dani Cavajal por entonces rubio, con el pelo largo y expresión tímida. Fue elegido entre todos los canteranos por encarnar los valores que el club ha ido cultivando durante generaciones. Uno de ellos es luchar hasta el final. Justo lo que hizo ayer Dani. Agarrar un balón después de dos horas de juego -en plena pretemporada- y lanzarse a la conquista de su sueño. Su arrojo, junto con otro gol milagroso de Ramos, dieron al Madrid su tercera Supercopa de Europa, el primer título de un curso que los blancos arrancan con el pie derecho.
      Territorio Madrid

      Los dos goles, el de Ramos y el de Carvajal, llegaron en territorio Madrid, esa franja final de los partidos, en la frontera que separa la victoria de la derrota, en la que los blancos han forjado buena parte de su leyenda.

      Porque en el Madrid hablar de “luchar hasta el final” no es un lugar común, uno de esos tópicos que tanto abundan en el mundo del fútbol, Forma parte del código genético del club, del escudo mismo. El Madrid puede jugar mejor o peor, pero al final siempre agarra una. Ayer, como tantas veces, volvió a suceder. Y valió un título. Los goles de Ramos y Carvajal, los superhéroes blancos, volvieron a obrar un nuevo milagro.
      —————————————–

      Las 7 razones para el optimismo que dejó el Real Madrid

      El primer partido oficial, condicionado por las ausencias de Bale y Cristiano, invita a soñar con un equipo en una condición física envidiable.

      10 agosto 2016 10:31h CEST
      Una condición física extraordinaria

      Pretemporada. Prórroga. ¿Carencia de ritmo? ¿Cansancio? Carvajal destruyó con su gol todos los mitos que rodean al desgaste físico con el que los futbolistas llegan al tiempo extra y más en una fase de la pretemporada en la que muchos jugadores acusan falta de rodaje en los minutos finales del partido.

      Aparte del propio Carvajal, el artífice de la cabalgada es Antonio Pintus. El nuevo preparador físico del Real Madrid ha sometido a la plantilla a un trabajo extenuante durante la temporada. Danilo, Marcos Llorente, Asensio y Benzema se retiraron antes de tiempo en distintos entrenamientos ante la intensidad que Pintus impuso durante la estadía en Norteamérica. James, Ramos y Modric también lo sufrieron nada más llegar a la concentración.

      Zidane, que cuando se hizo cargo del equipo tuvo que improvisar una pretemporada en pleno invierno ante el estado físico en el que encontró a la plantilla, insistió en la contratación de Pintus este verano y los resultados pronto le avalan. Un sprint explosivo de 25 metros de Carvajal en el minuto 119 que ha valido al Real Madrid una Supercopa de Europa.

      Ramos: la testa del capitán no falla en las finales

      Aunque no mostró su mejor nivel en las tareas defensivas, el capitán ejerció como tal. El coraje y la testa de Sergio Ramos abrieron de nuevo el camino al Real Madrid hacia la conquista de otro título. No hay revés que mine la moral del de Camas. Veinte minutos después de cometer el penalti que pudo dejar al Madrid sin la Supercopa de Europa, volvió a ponerse el traje de las grandes citas: el de Lisboa, el de Milán. Otro cabezazo que quedará en la memoria del madridismo.

      Asensio y Lucas Vázquez: conexión expañola y recambios de garantías

      El Real Madrid de Zidane se españoliza. Lucas Vázquez acabó la temporada pasada como jugador número 12 para el técnico y ganándose la convocatoria de Del Bosque para la Eurocopa. Ayer, en ausencia de Cristiano y Bale, le tocó ser de la partida y fue el mejor del equipo. Un recambio de garantías en ausencia de cualquier miembro de la BBC.

      Mención especial merece Marco Asensio. Dejó detalles de calidad y con la guinda del gol dio una nueva razón a los defensores de que merece quedarse en el primer equipo. El balear confirmó en toda una final lo que ha demostrado durante los amistosos de pretemporada: está preparado para jugar en el Real Madrid.
      Marco Asensio, Supercopa de Europa 2016, Sevilla
      Ampliar

      Isco le gana el pulso a James

      Benzema y Modric en el banquillo y Kroos, Bale y Cristiano en casa. De Casemiro hacia delante Zidane tenía que hacer el equipo completamente nuevo. Cinco plazas libres en el once inicial para que Isco y James se reivindicasen. Como sucediera en el último tramo de la temporada pasada, Zidane optó por el malagueño. Isco volvió a ganar el pulso al colombiano, que ve como ya tiene por delante en el once a Lucas Vázquez, Kovacic, Asensio y Morata en las preferencias del entrenador.
      Isco, Supercopa de Europa 2016, Sevilla.
      Ampliar

      Un Madrid con capacidad de reacción

      Rendirse es una palabra que no encuentra hueco en el ADN del Real Madrid. Ese “Hasta el final, ¡vamos Real!” que canta la afición y que los jugadores interiorizan sobre el césped. Como la final de Lisboa ya mencionada, como la temporada pasada en aquellos partidos en el Camp Nou o Vallecas en los que tuvo que remontar para mantener la Liga con vida. Ayer, el equipo no arrojó la toalla tras el mazazo del penalti transformado por Konoplyanka. El Madrid de Zidane sabe remar a contracorriente.
      ‘Factor suplente’: la vida sin Cristiano ni Bale

      Marcan diferencias, pero el equipo es capaz de sobrevivir sin ellos. Cristiano y Bale no estuvieron y el Real Madrid dio la cara ante un rival de entidad como el Sevilla. Sin el portugués y el galés, la superioridad del equipo blanco merma, pero la lección de ayer es que el equipo tiene nivel suficiente para encarar cualquier compromiso cuando sus dos estrellas no están en el campo.
      Morata: sin ocasiones no hay goles

      La decepción del partido fue Morata. Es un delatero nato y, como tal, se le piden goles. Ayer no disparó entre los tres palos. Pero es que ni siquiera remató. ¿Pólvora mojada? La realidad es que no le llegó ningún balón franco al área (ni llegó a tocar el esférico en la zona de castigo), con la defensa del Sevilla muy expeditiva a la hora de impedir que los balones dirigidos al canterano llegaran a su destino.

      Cuestión de estilo de un Madrid poco acostumbrado en los últimos años a un jugador de las características de Morata. Bale y Cristiano no son puntas natos y Benzema es un ariete con propensión a tener una mayor participación en el juego alejado de la portería. Cualidades muy distintas a las de un Morata que acusó la falta de ocasiones.

    • Lulú dijo:

      La magia del minuto 93

      Roncero, 10 agosto 2016 01:03h CEST

      Heroico. Corría el minuto 92. El Sevilla de Sampaoli y Lillo ya se relamía con una Supercopa cargada de simbolismo. Sin Emery también se podía ganar gloria y más títulos… Pero con el Madrid pocas bromas cuando hablamos de su territorio sagrado: EUROPA. Entonces irrumpió en escena Sergio Ramos, un héroe nacido en Camas hace 31 años y forjado precisamente en Nervión. Allí aprendió a sufrir y hacerse hombre entre jugadores con perfil de gladiadores. En el Bernabéu creció y se hizo futbolista de alto voltaje, capaz de convertir lo imposible en una bendita rutina. Ramos debería pedir que le cambien el dorsal. Desde ahora tendría que lucir el número 93 en su cotizada camiseta. En Lisboa marcó en el minuto 92 y 48 segundos. En Trondheim, en el 92 y 35 segundos. Con Tarzán no hay quién pueda. Él siempre arriesga, da la cara aunque se la partan y se equivoca a veces por ir con el corazón por delante, pero nunca te da la espalda. El capitán dignifica su brazalete con ese carácter que lo convierte en el clavo ardiendo de un equipo capaz de sobrevivir a una alineación en la que faltaban ¡7 titulares de Milán! El árbitro, el serbio Mirolad Mazic, le arrebató la gloria total al anularle en la prórroga un gol más grande que el Empire State Building. También el penalti fue rigurosísimo. Pero da igual. En este Madrid de Zidane hay sonrisas y pocas lágrimas, hay orgullo y pocos lamentos, hay fe y pocas excusas. ¡Campeones!

      Efecto Zizou. El marsellés tiene baraka, está bendecido. Con él en el campo llegó la Novena (¿recuerdan su obra de arte?). Con él de ayudante de Ancelotti llegó la Décima. Con él de entrenador aterrizó la Undécima… ¡Y la Supercopa de Europa! Acumula dos títulos en sólo ocho meses en el banquillo. Con esa media habrá que habilitarle una sala anexa en el Museo del Bernabéu. Zizou ha rescatado la energía, la alegría y el poder de seducción de un equipo que había entrado en una peligrosa fase depresiva. Zidane, bendito seas maestro.

      Marcó Marco. Fue la apuesta sorpresa del míster. Se atrevió con el joven talento mallorquín, dejando en el banquillo a Modric y a James. Ya avisó Zinedine que iba a “tomar decisiones”. El chico no quiso dejar mal a su mentor y firmó uno de los mejores goles de la historia de esta competición. Soltó un latigazo desde 25 metros que pasó por encima de la cabeza de Sergio Rico como cuando pasa un reactor por encima de nuestras cabezas. No pudo ni armar los brazos. Asensio debe dejar ya el dorsal número 28. Máquina, ya eres uno de los nuestros. ¡Felicidades!

      Daniiiiiiiiiiii. El éxtasis llegó con el más vikingo de este vestuario matrimoniado con las conquistas continuas. Daniel Carvajal puso la primera piedra de Valdebebas junto a la leyenda Di Stéfano cuando era un chiquillo. Esa genética le dejaba señalado por los dioses madridistas. Pero tuvo que emigrar a Alemania, como tantos otros españoles hace cincuenta años, para ganarse un prestigio que aquí le negó Mourinho. En la final de Milán le apartó de la escena una lesión muscular. Abandonó San Siro entre lágrimas. El destino le debía una revancha. Y la tuvo. Fue de nuevo en el último minuto. El de la prórroga. Como Juan Palomo, yo me lo guiso yo me lo como. Robo de balón en la medular y directo como una flecha al área hispalense. Golazo a la escuadra. Piña brutal de todo el equipo. Madridismo on fire. La FELIZIDANE continúa. La vida es blanca y bella…

    • Pueblo Nuevo dijo:

      Una vez más ha sido Sergio Ramos el héroe, aunque muchos medios y fanáticos tantas veces le escamoteen su papel de decisivo, y traten de vender a otros como héroes. Esta vez, por suerte, no podrán hacerlo. Como en las dos últimas Champions ha sido Ramos. Eso si es carácter.

    • El Clei dijo:

      Verdad que cuando el Barca gana ustedes los madridistas se ponen, jajaja ,

  • 007* dijo:

    YA EMPEZAMOS, Y POR LA PUERTA ANCHA, HALA MADRID.

  • 11 champions ¡Amazing! dijo:

    Otra vez Ramos en la prórroga. Que Grande eres Sergio. Golazo de Asensio y definió Carvajal, nuestro gran canterano que sigue consolidándose

  • 11 champions ¡Amazing! dijo:

    Cuando lo darán por la TV?

  • ymt dijo:

    Sin dudas Cristiano Ronaldo fue el héroe del partido!!!

    • Patraña dijo:

      Sin dudas!!! Golazo magistral… además, el Real Madrid llegó hasta esta final por sus goles en la Final de la Champions!!! Nadie le quita el Mojón de Oro, digo, el Balón de Oro este año… para colmo le ganó a Argentina con dos golazos en los Paralimpicos, digo, en la Olimpiada… qué grande!!!

      • Lulú dijo:

        1-0: Cristiano, como el Cid

        Y ganó Cristiano después de muerto. Como el Cid.

        ¿Qué os voy a decir que no os haya dicho ya? Cuando Jesús Bengoechea me dio a elegir entre varias selecciones para hacerle un seguimiento y escribir las crónicas, no dudé un segundo. Portugal… por Cristiano Ronaldo.

        De alguna manera lo intuí, o simplemente confié en el mejor jugador del mundo y uno de los mejores de la historia, hay que decirlo ya. Con él, ninguneado por muchos, incluso dentro del madridismo, todo podía pasar, y como señalé en estas páginas, vi clara su presencia en la final una vez ganaron a Croacia.

        Cuando Cristiano cayó derrumbado en el césped en el minuto 24 y las lágrimas comenzaron a manar de sus ojos, lo cierto es que me embargó la pena y un cabreo monumental. Hasta las polillas parecían besar su rostro para consolarle.

        Y es que lo madridistas hemos visto y sufrido durante todos los años que Cristiano ha pasado con nosotros cómo le daban más palos que a una estera, a una estera en manos de un psicópata al que no le gustan las esteras, sin que le pitaran un tercio de esas faltas. Las comparaciones son odiosas cuando ves cómo penalizan los soplidos a jugadores de los más directos rivales.

        Esto ocurrió ayer. Payet cumplió con el encargo y dio su recado a Cristino, pero se le fue de las manos, dejando lesionado a la estrella portuguesa con una brutal entrada donde nos temimos lo peor. La imagen es escalofriante. Que no se haya roto sólo se entiende desde una genética privilegiada y un cuerpo moldeado a conciencia con el entrenamiento. No pitó ni falta.

        Todo se ponía en contra para una Portugal que salió nerviosa y dormida; parecían amateurs jugando contra profesionales, pero si lograban sostenerse en pie, todo era posible.

        Con la lesión de Ronaldo una fugaz idea sobrevoló a los espectadores que apoyaban a la selección portuguesa. Ahora el espíritu de Ronaldo es el que puede llevar en volandas a estos jugadores.

        Como el Cid, Cristiano Ronaldo ganó su ansiada Eurocopa después de muerto, apoyando a unos jugadores que suplicaban por que no se fuera del campo, que se mantuviera junto a ellos. No cabe duda de que la charla en el vestuario, la piña que formaron, los encaminó al éxito. Ver a Cristiano salir tras el descanso, animar, apoyar y ordenar desde la banda a sus compañeros fue un auténtico espectáculo.

        Pero si Cristiano era el espíritu, el cuerpo lo tuvieron que poner los once héroes que han llevado la Copa a Portugal. Sensacionales. Nada más irse Cristiano, ese espíritu, como si de un renacido Rodrigo Díaz de Vivar se tratara, Portugal empezó a recomponerse, a mostrarse más sólida en defensa, a lograr parar las embestidas francesas y a serenarse para aguantar hasta el descanso con buenas sensaciones, antes de reunirse con su cabizbajo capitán.

        Dominó Francia, llevó el peso, tuvo alguna ocasión, pero se encontró con un espléndido Rui Patrício, e incluso en el último suspiro Gignac pudo marcar, pero el poste lo impidió. Para enmarcar el partido de Sissoko. Un dominio que en absoluto fue abrumador ante una Portugal consciente de que no podía competir en el cuerpo a cuerpo físico, e intentaba bajar el balón para llegar con posesiones largas.

        Sensacional el esfuerzo de Nani, el más incisivo en ataque otra vez, que tuvo las mejores ocasiones portuguesas (tuvieron 4 muy claras a lo largo del partido), y apoyando en defensa como un cosaco.

        Un Nani tremendo, que puso el brillo al grandísimo esfuerzo de todo el equipo. Pero si hay dos jugadores que merecen el mayor reconocimiento por su labor ayer, esos son Pepe y Éder.

        Nadie esperaba que la aportación del delantero del Lille fuera a ser tan decisiva. Apenas se había contado con él y no parecía un jugador determinante, pero ese cambio en el minuto 79 de Fernando Santos fue crucial. Un cambio tan brillante como arriesgado. Portugal empezó a respirar casi de inmediato, ahora había salida arriba y se podían armar contras, Éder aguantaba balones y los abría a banda, iniciaba las jugadas y permitía recomponerse al equipo. Portugal empezó a creérselo hasta que llegó la prórroga, donde tras marrar varias ocasiones el delantero trazó una diagonal y sacó un disparo camino de la gloria.

        Sólo quedaba aguantar. Y lo hicieron.

        El otro gran valedor, y al que he ninguneado un poco ante el incontenible fulgor de Cristiano, es Pepe, el otro madridista bicampeón de Europa esta temporada.

        mvp pepe

        La Eurocopa de Pepe ha sido para enmarcar. Ha hecho partidos absolutamente heroicos, achicando y tapando todos los huecos de una defensa que hacía aguas en más ocasiones de las deseadas. El sostén de una selección que no parecía competitiva, pero que se fue contagiando de la exhibición y el derroche de (pep)ones que le ha puesto el central madridista. Un baluarte, un emperador defensivo que parecía tener una atracción lasciva con el balón, que siempre le caía a él, ya fuera por tierra, mar o aire.

        Destaqué su inconmensurable aportación en partidos anteriores, con mención especial a los cuartos de final, pero no contento con eso, en el momento más importante para su país, volvió a ser vital, tanto para sacar el balón como para desbaratar los ataques franceses. MVP de la final para un central. Está todo dicho.

        Volviendo a esa leyenda que tan mal cae a algunos. He venido haciendo un recorrido sonoro por el mundo antimadridista. Crepitar de dedos, uñas mascadas, despertares angustiados y sudorosos en noches veraniegas, rechinar de dientes… Y ahora un Cristiano bicampeón de Europa y triunfando con su modesta y mediocre selección donde otros fracasaron calamitosamente con sus lujosos y prestigiosos combinados.

        Los pobres están como doncellas en el laberinto del Minotauro. Por un pasillo les sale la Undécima, por otro una Eurocopa, por un callejón la sonrisa de Pepe, por otro la hernia de Bale y por el más largo y amplio el Minotauro junto a Teseo-Cristiano, aliados en buenaventura.

        Las risas desde el Bernabéu y Madeira se escuchan, como los ecos en un relato de Poe, en los hogares antimadridistas.

        Las desoladas lágrimas de Cristiano en el minuto 24 tornaron en uno de sus más felices llantos al final del encuentro. No puedo evitar sentir ese título y ese sentimiento como mío, y sé que a muchos madridistas les ha pasado lo mismo. Ha sido un final de temporada glorioso.

      • Maná dijo:

        A ustedes las victorias del Madrid les da por hablar cada bobería, claro eso es porque la conciencia se les remuerde, y como siempre mencionar al mejor jugador del mundo es su dolor mayor, eso mismo le pasó al Barca, que ganaba cuando el piojo con hambre que manda los penales a las nubes estaba lesionado, pero yo los entiendo a ustedes dos, deben haber escrito esa kk con los ojos aguados, salu2 y recuerden Halaaaaa Madridddd.

    • Big Boss dijo:

      payaso….HALA MADRID Y NADA MÁS, ya está aquí el primer trofeo de la temporada sufre……………..

  • RUBI CABAIGUAN dijo:

    YA EMPEZO EL TREN.ESTA TEMPORADA VIENE BUENA SE LOS ASEGURO.CON ZIDANE ESTE EQUIPO NOS DARA MUCHAS ALEGRIAS.HALA MADRID
    100 % MADRIDISTA

  • Ballack HG dijo:

    ¿Ese no era el torneo michi michi de pretemporada que ganaba el Barcelona todos los años?
    Yo sólo digo…

  • kRzY dijo:

    People ya empezamos ok!!! A por más !!! Bueno Asencio cuidado con los titulares.. Dara lucha lo aseguro a cualquiera,, Morata ahi que ver que es lo que da. Oportunidades ha tenido, nada más, tenerle confianza. HALA MADRID Y NADA MÁS.

  • Chikungunya dijo:

    El que desee ver los goles del Real Madrid que visite el blog fcrealmadrid.cubava.cu

    ¡Hala Madriddddddddddddddddddddddddddddddddd!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Primer título de la temporada y vamos por más, a pesar de las ausencias de 5 titulares (Bale, Pepe, CR7, Kroos y Keylor) ganamos y demostramos que el futuro está garantizado.

  • Ares dijo:

    Que grande es Cristiano que sin jugar todos lo rivales se acuerdan de el

    • Pueblo Nuevo dijo:

      Si, es grande, creo que mide 1.85 m.

  • G dijo:

    Que tontos los que comentan todas las burradas de Cristiano, esta bien que las piensen pero no nos hagan pasar por el mal rato de leerlas, por favor, se agradece… PD: al Zidane entrenador todavia le falta mucho, pero como comunicador y como conocedor del deporte que le dio todo.. un 10 soberano, ha hecho que estos chicos crean cuando hace exactamente un año el vestuario era una bomba de relojería… espero que logre crear un buen sistema de ataque para este equipo con los jugadorazos que tiene… realmente hay que aplaudirle la mejoria que ha tenido en la parte defensiva, pero en el ataque solo depende de la magia, o sea, de las individualidades, si estos no responden no hay nada a lo que sostenerse, y esto puede penalizar… porque siempre hay que tener algo preparado desde los entrenamientos… gran triunfo del Real, y esto solo esta empezando… vamos a ver que nos depara la temporada y el futuro.. que esta plantilla, si no se vuelven locos los directivos, da perfectamente para unos 6 o 7 años

  • LMO dijo:

    Hala Madrid!!!!

    Esto es un avance de lo que puede ser una gran temporada para el Real Madrid.

  • Lulú dijo:

    La Supercopa gana al Madrid

    por La GAlerna- 10 agosto, 2016

    Al final dio igual si la Supercopa es o no es un torneo menor, porque el mundo entero vio la esencia del Real Madrid en 120 minutos y eso no puede ser menor. El Madrid hizo ayer con la Supercopa de Europa lo que ya llevó a cabo con aquellas copas de la UEFA de los 80, a las que Butragueño, Juanito y el resto de secuaces dignificaron y convirtieron en algo memorable cuando sobre el papel eran poco más que un consuelo de manual para losers. No time for losers ´cause we are the champions, volvió a cantar Freddie Mercury al término del partido, y esta vez nos pareció una velada alusión a quienquiera que tuvo la brillante idea de organizar una competición donde se mide a un campeón de verdad con un campeón de la consolación. Anoche el Madrid convirtió la Supercopa de Europa en otra cosa, pero no está de más recordar que la idea de esta competición sólo puede ser concebida como una trampa para el auténtico campeón, que será ridiculizado si pierde contra el campeón de chichinabo y tendrá poco que ganar si gana. Eso hasta ayer, insistimos. El Madrid ganó mucho ayer, y lo hizo con total despreocupación sobre el carácter mayor o menor del envite. La Supercopa se revitalizó anoche gracias a que la ganó el Madrid y sobre todo a cómo la ganó el Madrid. La Supercopa ganó al Madrid (para su causa).

    La trampa trascendió lo conceptual. No fue sólo el riesgo de perder contra un campeón menor para que se autoproclame previsiblemente, en el colmo del cinismo, más campeón que tú. Fue también el aliento de la Eurocopa en el cogote con cinco bajas fundamentales (y alguna otra por otras causas). Y fue, redondeando la encerrona, más propia del Sánchez Pizjuán que de la gélida asepsia noruega, la ignominia de un árbitro cuya grosera anulación de un gol por causas que aún se desconocen casi deja en asunto menor la invención de un penalti en el área vikinga y la condonación de otro clarísimo sobre Modric. Como atinadamente señalaba ayer Jorge Calabrés, a pesar de haber ganado, o precisamente por haber ganado, el Madrid debe quejarse ante quien corresponda por lo que fue un arbitraje absolutamente escandaloso.

    Ni la naturaleza resbaladiza del torneo, ni las bajas de postín, ni el intento de fraude arbitral pudieron con el Real Madrid, que empezó a ganar desde la ejemplar alineación inicial de Zidane. El técnico francés tomó una de esas decisiones que acarrean de inmediato toneladas de respeto (si es que aún hacían falta) por parte de la plantilla. Puso sobre el césped a los que estaban en mejor tono, sin atender a nombres. No le defraudaron. El partido empezó a ganarse en un primer tiempo donde solo una blanda acción defensiva permitió el empate a última hora del Sevilla. Antes, claro, Asensio presentó sus credenciales a jugador revelación del año con un golazo para la Historia, y compensó con creces el inconveniente táctico de su alineación, o al menos de su alineación como extremo izquierdo puro: jugando con él por delante, Marcelo no se siente dueño de su banda y se acortan sus prestaciones ofensivas. Habrá que ver el modo de compensar esta pega cuando juegue Asensio, un futbolista mayúsculo.

    No lució el Madrid durante la mayor parte del segundo tiempo. Tampoco lo hizo el Sevilla, quien en cambio se encontró con el regalo de un penalti inexistente. No lo desaprovechó, como no desaprovechó el Madrid la oportunidad de desembridar su vieja épica a cuenta de la agonía. Fue Ramos y fue en el 93, pero no es esta la única semejanza con Lisboa, cuando también el Madrid mereció equilibrar el choque mucho antes. Lucas Vázquez, quizá el mejor del encuentro, se internó aprovechando un pase de Carvajal -apabullante la banda derecha ayer- para que el gallego metiese un centro inteligente que Sergio Ramos convirtió en un apéndice irónico e inverosímil del mito.

    En el tiempo extra sólo existió el Madrid, que (aun tomando ventaja en términos de juego de la justísima inferioridad numérica sevillista) malogró clarísimas oportunidades de definir la Final. El árbitro, como ha sido dicho, no malogró la suya de entrar en los anales del despropósito, invalidando un gol de Ramos porque como todo el mundo sabe no es reglamentario el rematar de cabeza en la primera parte de una prórroga. Los penaltis habrían sido fatales: en ese terreno eminentemente psicológico, vence siempre aquel para quien llegar a los penaltis es un logro. Lo habría sido para el Sevilla, que no hizo más méritos para ser campeón que el de ser una escuadra correosa entrenada por un señor que cae muy bien a la prensa.

    Carvajal puso justicia con una carrera eterna. Lo celebró sin sonreír, como quien pone las cosas en su sitio, entrando en la leyenda como quien entra por la puerta de casa después de un día de trabajo fastidioso, una jornada laboral que se torció exclusivamente porque en el mundo existen el azar y la poca vergüenza, y que al final del día se enderezó porque la grandeza, para desgracia de muchos, suele prevalecer.

  • susana dijo:

    El madrid tambien sabe ganar con 10…………..

  • Yordy Mustelier dijo:

    Que bueno que gano el real madrid
    Viva el Real Madrid
    jajaja
    Felicidades a todos los madrilistas del país

  • JJMA_CR7 dijo:

    Q golazo de Asensio, tremendo gol, y lo Carvajal fabuloso, grande madrid q nunca pierde la esperanza y en el descuento empataron….
    Hala madrid, este año hay q arrazar con todos los titulos…

  • yordan dijo:

    es verdad que la envidia es ciega, ya estan los barcelonistas hablando lo que no deben ,solamente digo que, ya empezaron los títulos temprano,Hala Madrid,Ramos grande ,esos son los grandes a la hora buena..

  • diabla madridista dijo:

    Muy feliz por este resultado, una vez más con el corazón desbordado de orgullo blanco, excelente comienzo de temporada, felicidades a todos los madridistas.
    Hala Madrid!!!

  • Krly dijo:

    ya está aqui la segunda era galáctica…y con Zidane….a lo mejor me equivoque pero vendrán buenos tiempos.Sergio le vuelve a recordar a Florentino que no lleva más de ocho años en el Madrid por nada…

    PD:150% madridista

  • Chapete dijo:

    Ante todo felicitar a todos los seguidores del Madrid.
    Sobre Sergio Ramos, sigue demostrando su alta competitividad y que es el jugador más determinante y decisivo del Madrid cuando se disputan finales. Solo basta recordar sus dos goles en las últimas 2 ligas de campeones disputadas por el Madrid, (obviando que el último fue en fuera juego, tuvo la capacidad de estar ahí y meterlo, y no fue su culpa que el arbitro se haya equivocado). Ahora vuelve a aparecer y anotar un gol fundamental en un momento clave, en el descuento.
    Mi mayor respeto por este grandísimo jugador por el cual siento profunda admiración.
    Saludos a todos,
    Chapete

Se han publicado 52 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también