Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Barrio Adentro, 13 años de justicia social (+ Fotos)

| 5 |
Foto: Cortesía del autor

Foto: Cortesía del autor

Por MSc Dr. Arnaldo Rodríguez León, Especialista de I y II Grado en Cardiología

El 16 de Abril del 2003 llega a la República Bolivariana de Venezuela la primera brigada médica cubana integrada por 53 galenos los cuales serían ubicados en diez de las parroquias más pobres del municipio Libertador en el Distrito Capital, no existían entonces las condiciones de hoy y esos jóvenes, sin quitarse el polvo del camino, debieron abrir las puertas más humildes de los cerros para pernoctar bajo techos de cartón y comenzar al día siguiente a dar consultas en improvisados locales. Su disposición y sencillez les hizo ganar de inmediato la admiración y el cariño del pueblo venezolano, por primera vez los desposeídos podían no solo ser atendidos de manera gratuita sino también convivir y tocar con sus propias manos a un médico, algo inédito en la rica historia de esta nación.

Qué triste, se oye la lluvia
en los techos de cartón
qué triste vive mi gente
en las casas de cartón 

Comenzaba un sueño de justicia social y un largo viaje a través de toda la geografía venezolana para nuestros colaboradores, la gran mayoría cumplían con su primera misión internacionalista y quedaban sorprendidos ante la desigualdad y rezagos heredados de la cuarta república. Su firme convicción les permitió desdoblarse en médicos, enfermeros, farmacéuticos, constructores y educadores. Sentarse cada día a la mesa y compartir las mismas necesidades que sus anfitriones les propició crecer como seres humanos, a la par de recordar y vivir las historias de nuestros padres y maestros durante los primeros años de la Revolución Cubana, uno de los mayores privilegios que nos ha permitido experimentar la misión en Venezuela a los que nacimos después de 1959. A fines del siglo XIX José Martí había estado en estas tierras, su sentida carta de despedida al destacado periodista y amigo Fausto Teodoro de Aldrey, 27 de julio de 1881, nos muestra al apóstol en extremo agradecido por la oportunidad de servir a la patria del Libertador y su frase: “Déme Venezuela en que servirla, ella tiene en mi un hijo”, se ha convertido en una hermosa realidad a través de las diferentes misiones cubanas que integran Barrio Adentro. Fue quizás Martí nuestro primer misionero, hecho que se revela al final de la citada carta cuando renuncia a todos sus honorarios, algo que sorprendentemente ha pasado inadvertido a través de la historia.

Viene bajando el obrero
casi arrastrando los pasos
por el peso del sufrir
¡mira que es mucho el sufrir!
¡mira que pesa el sufrir! 

La entonces joven Revolución Bolivariana recién había sufrido su primer golpe bajo en el 2002 pero ripostó acertadamente con Barrio Adentro, los resultados no se hicieron esperar y el país entero se movilizó en función de llegar a los 24 estados de la nación. Se vivía un clima de esperanza ante las colosales obras sociales que emprendía y dirigía el Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías. La derecha seguía siendo fuerte pero perdía espacio y credibilidad ante la pujanza de la Revolución que comenzaba a garantizar con eficiencia incuestionable las principales necesidades del pueblo, situación que en la actualidad se ha modificado desfavorablemente y ha permitido a la oposición ocupar la mayoría calificada en las bancadas de la Asamblea Nacional. Mientras tanto Barrio Adentro se mantenía a la vanguardia y su estructura como misión social ganaba solidez, se creaban confortables módulos mejorando las condiciones de vida y trabajo de nuestros galenos, se construían al mismo tiempo Centros de Diagnóstico Integral (CDI), Salas de Rehabilitación Integral (SRI), Centros Oftalmológicos hasta llegar a los Centros Médicos Diagnósticos de Alta Tecnología (CMDAT), los cuales están equipados con tecnología de punta y en ellos laboran nuestros más calificados especialistas.

Arriba, deja la mujer preñada
abajo está la ciudad
y se pierde en su maraña
hoy es lo mismo que ayer
es su vida sin mañana 

Al empuje inicial de Barrio Adentro en la salud se unieron nuevos y emprendedores proyectos como Barrio Adentro Deportivo, la Misión Cultura Corazón Adentro y la Misión Educativa. Cada uno de ellos ha aportado innumerables beneficios a la población, pero sin duda alguna la Educativa facilitó el salto cualitativo de la nación al erradicar el analfabetismo a través de la Misión Robinson y posteriormente dar posibilidades de estudios universitarios a los estratos más humildes de la sociedad. Surge el novedoso Programa de estudio de Medicina Integral Comunitaria (MIC) afiliado a la Universidad Bolivariana de Venezuela e impartido por jóvenes profesores cubanos que desde su consultorio debían alternar sus labores asistenciales y docentes, uno de los más grandes retos que ha enfrentado la Misión Médica Cubana a lo largo de estos trece años.

“Ahí cae la lluvia,
viene, viene el sufrimiento
pero si la lluvia pasa,
¿cuándo pasa el sufrimiento?
¿cuándo viene la esperanza?” 

Tan notable ha sido el éxito del MIC que desde el 2011 gradúa millares de médicos  pertenecientes a los sectores excluidos durante la cuarta república, además de facilitar a través de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) que también se gradúen médicos provenientes de otras naciones del continente. Es muy gratificante para los que hemos sido profesores, encontrarnos a lo largo de los años alumnos graduados del MIC ejerciendo en lugares apartados codo a codo con nuestros misioneros, fieles a los más sagrados preceptos de la medicina hipocrática y comprometidos con dar continuidad a Barrio Adentro, asumiendo con profesionalidad el trabajo en los propios consultorios donde se formaron. La graduación de estos galenos ha constituido uno de los momentos históricos de la Revolución Bolivariana, en ellos se ha depositado toda la confianza por ver en acción médicos cuyos valores humanos estén por encima de lo material, con una proyección social coherente con las necesidades de la comunidad, comprometidos con su tiempo y la memoria histórica de la patria.

Niños color de mi tierra
con sus mismas cicatrices
millonarios de lombrices
Y, por eso:
qué tristes viven los niños
en las casas de cartón
qué alegres viven los perros
casa del explotador 

Es digno de destacar el compromiso del gobierno bolivariano por continuar impulsando los principales proyectos sociales a pesar del desfavorable mapa político actual y la aguda crisis económica en la cual se encuentra Venezuela.  Recientemente el Presidente Nicolás Maduro Moros ha firmado el Plan de Cooperación 2016 con la República de Cuba, programa que prioriza diez áreas sociales para el bienestar de ambas naciones y al cual el gobierno destinará 1.428 millones de dólares y 6.954 millones de bolívares, destacándose el hecho de que continúa Barrio Adentro entre los primeros proyectos a priorizar por su impacto social pues ya constituye patrimonio del humilde pueblo venezolano.

Usted no lo va a creer
pero hay escuelas de perros
y les dan educación
pa’ que no muerdan los diarios
pero el patrón,
hace años, muchos años
que está mordiendo al obrero

oh, oh, uhum, uhum
Qué triste se oye la lluvia
en las casas de cartón 

Se acercan momentos decisivos para el futuro de la aún joven Revolución Bolivariana y no podemos estar al margen de cuanto ha cambiado el mapa geopolítico de Latinoamérica. La derecha en medio de su transitorio éxito sueña con regresar a la cuarta república, sin embargo hace ya varias décadas el cantor del pueblo Alí Primera nos regaló una canción que magistralmente la define y nos advierte sobre el peligro de regresar al pasado, “Techos de Carton”. Su propia vida es un ejemplo de ello y merece todo nuestro respeto, siempre apegado a la más estricta humildad sin jamás cobrar por su arte encontró la muerte en oscuras condiciones nunca aclaradas; una muestra de lo que son capaces aquellos que hoy ansían el poder y buscan a toda costa aprobar una Ley de Amnistía política. 

Barrio Adentro constituye la esperanza y la verdad sobre cuanto se puede lograr en materia de justicia social garantizando la salud del pueblo. Su más reciente logro ha sido llegar a través de las bases de misiones socialistas a las zonas de extrema pobreza y facilitar que la misma haya cerrado el 2015 en 4.5% con la aspiración de reducirla a cero para el 2019, no existe ejemplo alguno que se le compare a nivel de países en vías de desarrollo. Es un reto para los que actualmente laboramos en esta sagrada tierra sentirnos protagonistas en medio de una realidad diferente a la que enfrentaron los que iniciaron esta hermosa tarea con tanto éxito y un deber comportarnos a su altura, solo así podremos garantizarle al pueblo venezolano el preciado tesoro que representa la salud.

Hace varios siglos fueron libradas numerosas batallas en contra del Imperio Español, mucha sangre fue derramada entonces para derrotar a un adversario superior, el principal héroe de esa epopeya se llamó Simón Bolívar y fue reconocido como El Libertador y padre de la patria de varias naciones latinoamericanas, entonces nos advirtió: “Ciertamente el oro y la plata son metales preciosos, pero la salud de los ciudadanos es más preciada aún”. A casi cinco siglos de distancia y gracias a Barrio Adentro  ha sido rescatada del olvido esta acertada reflexión del Libertador con el objetivo de lograr justicia social, mérito incuestionable de la Revolución Bolivariana.

Recien graduados mostrando su título de Médico Integral Comunitario. Foto: Cortesía del autor.

Recien graduados mostrando su título de Médico Integral Comunitario. Foto: Cortesía del autor.

Jornada de vacunación en Consejo Comunal El poder de la Comunidad, Sector La Cruz, Catia, Parroquia Sucre, Caracas. Foto: Cortesía del autor.

Jornada de vacunación en Consejo Comunal El poder de la Comunidad, Sector La Cruz, Catia, Parroquia Sucre, Caracas. Foto: Cortesía del autor.

La prensa venezolana presente en el histórico momento de la graduación. Foto: Cortesía del autor.

La prensa venezolana presente en el histórico momento de la graduación. Foto: Cortesía del autor.

Local adaptado para jornadas de salud en el Consejo Comunal El poder de la comunidad, Sector La Cruz, Parroquia Sucre, Caracas. Foto: Cortesía del autor.

Local adaptado para jornadas de salud en el Consejo Comunal El poder de la comunidad, Sector La Cruz, Parroquia Sucre, Caracas. Foto: Cortesía del autor.

Moderno Módulo Octogonal Barrio Adentro, Consejo Comunal Planicie a Descanso, Parroquia 23 de Enero, Caracas. Foto: Cortesía del autor.

Moderno Módulo Octogonal Barrio Adentro, Consejo Comunal Planicie a Descanso, Parroquia 23 de Enero, Caracas. Foto: Cortesía del autor.

El Presidente Nicolás Maduro entregando los títulos de Médico Integral Comunitario junto a varios de sus Ministros. Foto: Cortesía del autor

El Presidente Nicolás Maduro entregando los títulos de Médico Integral Comunitario junto a varios de sus Ministros. Foto: Cortesía del autor

Jornada de salud en comunidad indígena Yanomami, Río Negro, Amazonas. Foto: Cortesía del autor

Jornada de salud en comunidad indígena Yanomami, Río Negro, Amazonas. Foto: Cortesía del autor

Trabajo Comunitario Integrado en Río Negro, Amazonas. Foto: Cortesía del autor

Trabajo Comunitario Integrado en Río Negro, Amazonas. Foto: Cortesía del autor

Parte de la Brigada Médica Cubana en Río Negro, Amazonas. Foto: Cortesía del autor

Parte de la Brigada Médica Cubana en Río Negro, Amazonas. Foto: Cortesía del autor

Graduados del MIC atendiendo emergencia en comunidad indígena apartada. Foto: Cortesía del autor

Graduados del MIC atendiendo emergencia en comunidad indígena apartada. Foto: Cortesía del autor

Barrio Adentro Deportivo, composición gimnástica Adulto Mayor. Foto: Cortesía del autor

Barrio Adentro Deportivo, composición gimnástica Adulto Mayor. Foto: Cortesía del autor

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jorge dijo:

    Felicidades a todos los qué de una forma u otra cada día con su trabajo diario engrandecen la obra de la Revolución Bolivariana, gracias una vez más hermano Arnaldo por tus brillantes ideas.

  • REINA NAVAS dijo:

    Gracias Dr. Arnaldo Rodriguez, en nombre de nuestro Consejo Comunal EL PODER DE LA COMUNIDAD , GRAMOVEN, orgullosos de trabajar por esta Revolución y nuestra comunidad.

  • jose gonzalez dijo:

    Gracias Dr Arnaldo Rodrigues de parte de todos los integrantes del consejo comunal EL PODER DE LA COMUNIDAD , así esto nos inspira a seguir la lucha por la justicia social de nuestra comunidad

  • RAMON OLIVA dijo:

    Te felicito hermano, te doy gracias por tanta entrega, por dar a conocer esta historia que une para siempre los pueblos de Cuba y Venezuela. Para los que hoy continuamos la obra de barrio adentro sin importar lugar y en cualquier circunstancia, es un orgullo leer estas líneas que nos hacen caminar en la historia de estos 13 años. Cuán hermosa es la obra cuando se realiza con amor, el que no ha faltado ni un solo día en la misión cubana, que en cuadro apretado ha dado todo por el pueblo y junto al pueblo venezolano. Hoy continuamos la historia que comenzó aquel abril de 2003 con el mismo deseo, con la misma fuerza y convencidos de que podemos lograr un mundo mejor.

  • yeni dijo:

    13años han pasado para algunos mucho tiempo para otros mucha historia pero para los q hoy vivimos nuestra segunda misión en Venezuela un poco d tristeza . las ganas d trabajar y el empeño el mismo . pero nos sentimos olvidados ya los tiempos q corren no son los mismo y eso se respira en nuestros colaboradores q hoy no se sienten atendidos .hoy q mas q nunca debemos estar codo con codo junto a esta revolución

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también