Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Chico Buarque encabeza acto contra el golpe en Brasil

| 11 |
Lula y Chico Buarque en el acto de ayer. Foto: Ricardo Stuckert/ Instituto Lula

Lula y Chico Buarque en el acto de ayer. Foto: Ricardo Stuckert/ Instituto Lula

Poco después de las seis de la tarde de ayer, coincidiendo –poco más o menos– con la votación en Brasilia para iniciar el juicio político que tiene por objetivo destituir a una presidenta que llegó al cargo amparada por casi 55 millones de votos, a unos mil 200 kilómetros de distancia, en Río de Janeiro, hubo un acto convocado por artistas e intelectuales en defensa de la democracia. La casi totalidad de ese sector, pese a incluir a muchos y contundentes críticos del gobierno de Dilma Rousseff, se opone al golpe institucional. Chico Buarque es uno de los cinco convocantes.

Fue anunciada la presencia Luiz Inacio Lula da Silva, pero la mayor expectativa, tan esperada como la del ex presidente, estaba vinculada al compositor y escritor Chico Buarque, quien no milita en ningún partido político, jamás ha ocupado un cargo público y es una especie de leyenda artística.

Él conoce el peso de su presencia y de su voz. Pero no se siente confortable con esa responsabilidad. No la rehúye, pero tampoco la disfruta.

Chico Buarque –por cierto, en portugués Chico es el hipocorístico de Francisco, algo así como Pancho o Paco en castellano– pertenece a una generación única de la música popular brasileña. Surgida entre 1965 y 1967, esa pléyade incluye nombres como Edu Lobo, Caetano Veloso, Gilberto Gil, Milton Nascimento y Marcos Valle, entre otros, la cual se transformó en fenómeno sin precedente, y hasta ahora sin continuadores.

A lo largo del tiempo Chico Buarque ha logrado sedimentar un espacio único, consolidándose como un ícono. Luego de una muy exitosa carrera de compositor y cantante, se lanzó como novelista, cautivando a un público numeroso y obteniendo el aplauso de la crítica más calificada, temida y exigente.

(Tomado de La Jornada)

Desde hace varios años –más de 15– sus apariciones en el escenario han sido esporádicas. Explica su heterodoxa rutina: compone los temas de un álbum, sale de gira por el país y luego deja la guitarra en un rincón de su estudio. Entonces, duerme el compositor y despierta el escritor, se zambulle apasionadamente en la escritura y puede tardar dos o tres años buscando la palabra exacta, puliendo cada frase, construyendo su musicalidad y buscando la precisión. Ese esmero, esa parsimonia destinada a preservar su vida personal tuvieron, al fin y al cabo, el resultado inverso al esperado. Los esfuerzos de Chico Buarque por pasar desapercibido hicieron que cada aparición suya se transforme en un acontecimiento conmocionante.

Cuando la redemocratización de Brasil, en 1985, Chico optó por alejarse de los reflectores. Como si hubiera dicho: Bueno, todos queríamos democracia. Ahora la tenemos. Vuelvo a mis oficios, ya no soy necesario.

Fue vano ese intento. Las sutiles y precisas palabras que con poética ironía salpicaron la memoria de quienes vivieron bajo la dictadura permanecen en la memoria colectiva y llegaron a las generaciones siguientes como crónica y testimonio de ese tiempo.

Aun con sus 72 años de vida ha sabido preservar un puñado de características que hicieron de él un ídolo resistente al tiempo. Acompaña, asombrado, las turbulencias de la política. Considera que ahora es necesario emprender la intransigente defensa, más que del gobierno de Dilma Rousseff, de algo que le faltó a la sociedad brasileña durante dos décadas y media: la democracia.

Sus apariciones públicas en apoyo a partidos de izquierda, especialmente el PT, son comprensibles por diversas razones. Primero, por su propia trayectoria personal: fue acallado por la censura, perseguido por la dictadura, llevado un sinfín de veces a declarar en los sótanos de la represión feroz.

Pero también por su formación familiar. Su padre, Sergio Buarque de Hollanda, fue uno de los historiadores más decisivos e influyentes de Brasil. Tenía una sólida formación de izquierda. Chico creció rodeado de miles de libros y profundos compromisos sociales. Y aunque a él no le gusta nada esa definición, es coherente con su propia historia.

Aunque su casa está en el noveno y último piso de un edificio enclavado en una colina del barrio de Leblon, en Río de Janeiro, zona de privilegiados, él sabe muy bien que la vida real no trascurre allí. La vida y la realidad son otra cosa, están alejadas, situadas en los verdaderos escenarios de la injusticia social, de las diferencias abisales en este país de desiguales.

Sabe todo eso y sabe también que dispone de una arma única para rebelarse contra eso: la palabra… escrita o cantada.

Detesta que lo identifiquen como un artista político. Pero detesta aún con más fuerza la realidad de un país injusto, al que hay que cambiar.

Anda por ese camino con la determinación que corresponde. Por eso estuvo ayer en el acto que reunió a miles de personas en un auditorio y que fue transmitido en pantallas gigantes a la plaza pública.

Quizá hubiera preferido estar en otro sitio. Pero sabe bien la responsabilidad que le corresponde.

Hay un golpe en marcha y, para él, es necesario y urgente hacer la defensa intransigente de la democracia. Golpe, otra vez, no, dijo recordando el asalto al poder en 1964; lo interesante es que la gente que entonces no había nacido ahora lo repite.

Al menos por el momento, las nuevas canciones que quieren nacer luego del libro más reciente pueden esperar. El país no.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • osmany castro valera dijo:

    LO MENOS QUE EL SE MERECE ES EL APOYO DE LOS MÁS DESPOSEIDOS DE ESE GRAN PAÍS, QUE BAJO EL MANDO DEL PARTIDO QUE EL FUNDÓ LUCHARON POR EL BIENESTAR DE ESE PUEBLO Y LLEVARON A BRASIL A NIVELES DE DESARROLLO HUMANO JAMÁS VISTO, LOS BRASILEÑOS SABRÁN DEFENDER CON GARRAS LAS CONQUISTAS OBTENIDAS, ELLOS ESTÁN CONVENCIDOS LO QUE SIGNIFICA UN RETROCESO EN EL TODO LO LOGRADO, FUERZA Y PA´LANTE PROHIBIDO RENDIRSE, LOS BURGUESES NO VOLVERÁN A DECIDIR EL FUTURO DE ESTE CONTINENTE.

    • José M. Calero Gross dijo:

      Felix B : Nada importa que Osmany lea periódicos de izquierda, si tú solamente escuchas y lees lo que sea de derecha. Y ese apellido lo tienen también – si has leído bastante – gente de toda laya.

      Felix B.: Perdóname pero no te puedo despedir con un saludo afectivo. No lo mereces

    • WSoares dijo:

      A cá en Brasil passa por um golpe, que resultará em grandes abalos na estabilidade democrática na região de America Latina. São forças burguesas empresariais e do capital interessado nas riquezas naturais comandados pelos monopolios dos medios, da direita que não aceitou os ultimos resultados das eleições de 2014 e do judiciário partidário e seletivo. Os pobres são o alvo principal do veneno da imprensa. As conquistas sociais são desqualificadas pela imprensa revoltando a elite, que sempre odiou os pobres e agora se utilizam das denúncias de corrupção para reverter e voltarmos ao passado onde a desigualdade era muito maior (mas grande). A elite odeia ver antigos pobres em aeroportos, universidades, restaurantes e shoppings. Corremos riscos de uma guerra civil. Proximo domingo teremos votação do golpe parlamentar em que uma organização criminosa tomará o poder no país.

  • MIRTHA VINAGERA GOMEZ dijo:

    El PAIS BRASILEÑO TENDRA QUE DEMOSTRARLE A LOS BURGUESES QUE SU TIEMPO HA PASADO, QUE EN ESTE SIGLO YA NO HAY ESPACIO PARA EL GOLPES Y MUCHO MENOS PARA RETROCEDER, HAY QUE DECIR ESTA BUENO YA DE ABUSAR DE LOS POBRES, HAY QUE BUSCAR LA IGUALDAD ENTRE LOS PUEBLOS LATINOAMERICANOS A TODA COSTA Y SIN MIEDO ENFRENTAT AL IMPERIALISMO Y DEMOSTARLES QUE TODOS UNIDOS SOMOS INVENSIBLES.

  • KFT dijo:

    Que Golpe???????

    • Mariposa dijo:

      Que ignorancia la tuya !!!!!

  • Ruben Medina. dijo:

    El golpe lo han dado los corruptos a las arcas del gobierno.
    Dicen amar a los pobres, pero viven como ricos.
    Fijense en que barrios viven los dirigentes, no crean que viven en los barrios obreros, sino en los barrios donde vivían los burgueses que dicen odiar.

  • José M. Calero Gross dijo:

    Rubén : Por tus comentarios, imagino que debes ser una persona relativamente joven pues, de otra forma, no te expresarías de esa manera. Por favor, si lo sabes, dime en que país, de cualquier signo, color, etc., un dirigente vive en una cuartería, solar, barrio de indigentes como Llega y Pon ? En los Estados Juntos es otra cosa porque todos, repito, todos sus dirigentes son, o casi, millonarios y, naturalmente, viven en mansiones. No lo sabías ? Que ingenuo eres, amigo Rubén.

  • Oscar Henrique de Souza e Silva dijo:

    Gracias amigas y amigos de Cuba, por su inolvidable apoyo en nuestra gran América, pátria del Che y Lula. Juntos venceremos! – Abrazos desde Brasil (Paraná).

  • cavafy dijo:

    Que triste oir los comentarios de Ruben y Felix, desconocimiento …para nada es compromiso con las peores de las causas, seguro que avalan la conducta de un inmaculado Macri, LE RECERDO QUE LULA MUCHO HA HECHO POR SU PUEBLO, los que lo acusan de corrupto son acusados con prueba de ello. Lo que pasa que es una operación made in USA con voceros de esta especie, además de los medios que la verdad la tienen rea hace mucho tiempo, NO A GOLPE EN BRASIL, q mueran en su veneno los mercenarios de alma

    • Ariel dijo:

      cavafy, explicame entonces porque hoy por hoy Macri cuenta con el apoyo de mas del 50% del pueblo argentino mientras que Dilma tiene solo el apoyo del 10%.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eric Nepomuceno

Eric Nepomuceno

Vea también