Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Frente Nacional favorito según sondeos en elecciones regionales francesas

| + |
Marine Le Pen abraza a una partidaria, ayer, tras depositar su voto en las regionales francesas, en Henin-Beaumont. Foto: Julien Warnand/EFE.

Marine Le Pen abraza a una partidaria, ayer, tras depositar su voto en las regionales francesas, en Henin-Beaumont. Foto: Julien Warnand/EFE.

El Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen se encuentra como primera fuerza política en las elecciones regionales celebradas este domingo en Francia, según los primeros sondeos, que le dan la victoria en seis regiones de 13.

Marine Le Pen obtendría el 42% de los votos en Nord-Pas-de-Calais, mientras que su sobrina Marion Maréchal Le Pen también conquistaría el 42% en Provence-Alpes-Côte d’Azur. Asimismo, en Alsacia, el FN ganaría con el 39,60% de las papeletas (gracias al vicepresidente del partido, Florian Philippot) y en Languedoc-Rosellón, con el 31%, así como en Bourgogne-Franche-Comté (32%) y en Centre Val de Loire, empatados con Los Republicanos.

Los Republicanos del ex presidente Nicolas Sarkozy se encuentran en segunda posición en la mayoría de estas provincias, mientras el Partido Socialista (PS) del presidente François Hollande queda relegado a tercera fuerza, tal y como las encuestas venían meses anunciando.

En total, el FN lideraría los comicios con casi el 30% de los votos, mientras los conservadores de Sarkozy se alzarían con el 27% y los socialistas con un 23%.

La participación ha sido de poco más del 50%. La segunda vuelta electoral se celebra el próximo domingo 13 de noviembre.

Las palabras de Marine

“Es un resultado magnífico que recibimos con humildad y responsabilidad”, ha declarado Marine Le Pen, dando las gracias a sus múltiples simpatizantes. Y ha advertido: “No vamos a ceder a las presiones antidemocráticas de fuerzas políticas y mediáticas. La campaña de difamación va a aumentar”.

A partir de este mismo domingo, la cúpula de los socialistas galos deberá tomar una decisión sobre su postura de cara a la segunda vuelta, tras este batacazo épico en las urnas. El partido gobierna actualmente en 21 regiones y en esta primera vuelta solo va en cabeza en dos regiones. De hecho, el PS ha reconocido que se retirará en las regiones donde la izquierda no tenga posibilidades de ganar, haciendo referencia en especial a Nord-Pas de Calais Picardie y Provence-Alpes-Côte-d’Azur.

El ex mandatario Nicolas Sarkozy, por su parte, se ha defendido frente a los que le acusaban de haber dado impulso indirectamente al partido de Le Pen y se ha negado a concurrir conjuntamente con los socialistas el próximo domingo. Y ha sentenciado: “El mensaje de los franceses es claro: desean que la prioridad de todos los políticos sea que la República no recule más”.

Durante todo su discurso, Sarkozy ha reiterado los términos “miedo” y “peligro”, así como no ha dudado en referirse a los electores del Frente Nacional: “No van a recibir nada de un partido cuyas medidas sólo agravarán la situación de Francia”.

La sombra del 13-N

Los atentados del 13-N han tenido un fuerte impacto en estas elecciones a las que en los últimos años los ciudadanos no habían prestado especial atención -en los comicios de 2010 la abstención fue del 53,67%-. La seguridad ante la amenaza terrorista y la inmigración han sido el centro de una campaña electoral en la que poco o nada se ha hablado de las otras crisis que golpean el país, como el paro o la pobreza.

Los ataques aumentaron la movilización de los electores del FN en 15 puntos, del 43% al 58%, frente a los seis puntos de subida entre votantes de socialistas y conservadores. Los sondeos se han probado hoy: la participación ha sido especialmente alta en las regiones de Nord-Pas-de-Calais y Provence-Alpes-Côte-d’Azur, en los que las Le Pen han quedado a la cabeza de esta primera vuelta.

Una muy mala señal para el PS en su último encuentro en las urnas antes de las elecciones presidenciales de 2017. Esta caída se venía anunciando desde hace varios meses, pero los socialistas no han parecido preocuparse demasiado por conquistar el terreno perdido presentando mejores candidatos, como sí ha hecho en cambio el FN sacando a primera línea a sus figuras más destacables, como Florian Philippot, vicepresidente del partido, o Nicolas Bay, secretario general, en Normandía.

Los únicos esfuerzos se han centrado en Bretaña, donde el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian era el candidato favorito. Le Drian, que ya fue presidente de la región entre 2004 y 2012, es uno de los pesos fuertes del Gobierno de Hollande, así como Claude Bartolone, presidente de la Asamblea Nacional y candidato en Île de France.

De poco ha servido al PS que la imagen de François Hollande haya tenido una subida espectacular de 20 puntos en sus cuotas de popularidad durante estas semanas de crisis nacional. Un 35% de los franceses ha respaldado su actitud tras los atentados, pero el apoyo no se veía reflejado en la intención de voto, como sí era el caso del FN, cuyo discurso del miedo nunca ha estado tan bien instaurado.

No ha sido tampoco el elemento motivador para estas elecciones el nuevo mapa regional que se dibujó el pasado 16 de enero reajustando las fronteras. Antes, eran 22 las regiones agrupadas ahora en 13, modelo que se pondrá definitivamente en marcha a partir del 1 de enero. La intención del gobierno era economizar el gasto público y disminuir las disparidades económicas y demográficas. Con esta nueva medida ninguna de las regiones tendrá menos de dos millones de habitantes y se estabiliza también la riqueza entre territorios, si bien Île de France sigue siendo la región más rica. Los gobiernos resultantes de estas elecciones deberán elegir también los nombres de las nuevas regiones.

Elecciones regionales en Francia.

Elecciones regionales en Francia.

(Con información de El Mundo)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también