Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Revocan orden de prisión contra esposa del ex alcalde de Iguala

| 2 |
mara-de-los-ngeles-pineda-esposa-abarca

María de los Ángeles Pineda permanecerá en el penal de Nayarit. Foto: Archivo.

Un tribunal mexicano autorizó revocar una orden de prisión contra María de los Ángeles Pineda, esposa del exalcalde del municipio de Iguala, estado de Guerrero, y cómplice en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Aunque Pineda no saldrá de la prisión por esta orden, debido a que está involucrada en otro delito, el tribunal pretende que el procedimiento continúe a favor de la esposa del exalcalde de Iguala.

Por su parte, la Procuraduría General de la República informó que el tribunal emitió la orden para efectos de que se remita una nueva acusación contra Pineda, mientras se repone el procedimiento, y “que eventualmente emita una nueva acusación”.

Desde enero de 2015, la esposa de José Luis Abarca está recluida en un penal federal de Tepic, Nayarit.

En ese mismo mes, un juez le dictó auto de formal prisión por los delitos de delincuencia organizada, contra la salud y operación con recursos de procedencia ilícita.

Según el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), Pineda Villa es probable responsable por ser parte, desde 2005, de Guerreros Unidos, un grupo delictivo escisión del cártel de los Beltrán Leyva que fue señalado por las autoridades mexicanas como los responsables de la desaparición de 43 normalistas en Iguala. La esposa de José Luis Abarca presuntamente brindaba protección y apoyo económico a los integrantes de Guerreros Unidos.

Además, las autoridades encontraron que, con base en sus declaraciones fiscales entre 2009 y 2012, hay una diferencia de ingresos no comprobables de 3 millones 286 mil 641 pesos; y que en el periodo de 2009 a 2014, a través de cuatro cuentas bancarias recibió por concepto de depósitos 13 millones 722 mil 849 pesos, que presuntamente procedían de Guerreros Unidos.

Aunque está en prisión, María de los Ángeles Pineda Villa no tiene un juicio abierto por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, a diferencia de José Luis Abarca, quien está acusado de los delitos de delincuencia organizada, el secuestro de siete personas y homicidio calificado.

Abarca, señalado por las autoridades mexicanas como la persona que ordenó el ataque policial del 26 de septiembre pasado contra los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa en Iguala –un hecho en el que murieron seis personas y 43 normalistas están desaparecidos desde entonces–, está preso desde el 6 de noviembre en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México.

De acuerdo con el CJF, Abarca es probable responsable del secuestro de Arturo Hernández Cardona, Ángel Román Ramírez, Rafael Balderas Román, Nicolás Mendoza Villa, Héctor Arroyo Delgado, Efraín Amates Luna y Dante Cervantes Delgado; así como el asesinato de Justino Carbajal Salgado.

(Con información de agencias)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • JAP dijo:

    Quisiera oir en alguna ocasión que la OEA, el Secretario de Estado norteamericano, los grupos “latinos-cubanos” en el Congreso y toda esa sociedad civil…. condenar a México, a funcionarios civiles y policiales de aquel país por los horribles sucesos que ocurren en allí donde si está ocurriendo una flagrante violación de los Derechos Humanos….. ¿Las Damas negras de Blanco no protestan? ¿ Los que tienen un máster en huelgas de hambre tampoco?… ¿hay algún blog millonario que relate esos sucesos en un país hermano?… ! Por favor!!!!

    • cas dijo:

      De acuerdo JAP, es pura hipocresia y doble moral, saludos cas.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también