Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Detroit, año cero

En este artículo: Detroit, Economía, Estados Unidos
| 14 |

Comensales de Detroit SoupLa vida en la legendaria y torturada ciudad de Detroit, Estados Unidos, no es barata pese a lo que podría imaginarse: tener coche es imperativo y asegurarlo puede costar hasta 900 dólares al mes porque las compañías rehúyen un mercado plagado de robos e incendios; hay pocas tiendas de alimentación y, para los barrios más favorecidos, los vigilantes son una necesidad.

No hay muchas cosas que se puedan hacer con 100 pavos en la que fue una de las ciudades más prósperas de Estados Unidos, capital del motor y de la música. Pero una de ellas es comprar una parcela junto a tu casa, a golpe de clic, en una web. La autoridad pública que gestiona ese suelo casi lo regala a cambio de que las mantengan y paguen los impuestos. Al fin y al cabo, ¿cuánto vale un pedazo de tierra en el que nadie querría vivir?

We out here: aquí estamos. La pintada, en grandes letras negras, marca una de las casas abandonadas de la calle Vernon, donde el bajo valor de lo que nadie desea es triste y palpable. Las casas habitadas se intercalan con las vacías. En Detroit, los edificios abandonados conviven con los ocupados y una familia puede vivir rodeada de escombros y esqueletos de preciosas casas victorianas. We out here también se puede traducir en el argot urbano como “queremos fiesta”, aunque ese no parece el sentido en esta calle del New Center.

Algunos inmuebles tienen carteles avisando de que serán demolidos en breve o de que están siendo vigilados, y que se perseguirá a quien le dé por quemarlos… Es difícil creerlo: no se ven guardias ni mucho menos cámaras de seguridad. El jueves solo se veía a Hester Davis, de 44 años, que se presentaba como nueva en el barrio pese a que lleva más de tres años viviendo allí. Maldice la zona. “Los vecinos que son propietarios están bien, pero los de alquiler son realmente malos”, explicaba. Su casa, de dos plantas y cuatro habitaciones, le costó 8.000 dólares. Desde abril, las autoridades han subastado más de 500 viviendas vacías por entre 1.000 y 98.000 dólares. ¿Ha mejorado la seguridad? Hester arquea las cejas: “No… la verdad es que las cosas podrían estar mejor”.

Detroit aún sufre las consecuencias de una dura y larga crisis que la abocó a la bancarrota en 2013, pero la salida oficial de la quiebra, en diciembre pasado, marca un simbólico año cero. Busca renacer como una ciudad más pequeña y manejable, sacudirse el estigma: es una de las urbes más peligrosas del país, tiene alto paro, un tercio de su población es pobre y los servicios públicos dejan mucho que desear.

“Han mejorado mucho las cosas, pero lo han hecho de forma muy concentrada en el centro, mientras que los barrios de la periferia han decaído”, opina Jordi Carbonell, un barcelonés que montó un local llamado Café con Leche en 2007. Los profesionales coinciden en que se está viviendo eso que los estadounidenses llaman momentum (ímpetu, empuje). Muchos restaurantes abren sus puertas y también las firmas de moda, como la del diseñador John Varvatos, que inauguró tienda esta semana en Woodward Avenue. Allí han brotado montones de pequeñas empresas tecnológicas (startups), atraídas por la fuerza tractora de la industria y porque las oficinas son más baratas que en San Francisco o Nueva York. “Ha habido una inmigración significativa en los últimos años, sobre todo de trabajadores jóvenes y de alta formación”, explica Mark Muro, responsable del programa de políticas metropolitanas de la Brookings Institution. La industria automovilística acabó 2014 con el mejor dato de ventas desde 2006 y su primer fabricante, General Motors, ha tenido un gran ejercicio tras salir del rescate público. “El nuevo boom de la automoción ha hecho converger la industria con las actividades digitales”, dice Muro. El ritmo de crecimiento de la ciudad, añade, duplica al del país. Según Brookings, el 14,8% de la fuerza de trabajo de Detroit está relacionada con la innovación. Y Muro dice que irá a más.

También lo cree Bill Camp, jefe de desarrollo de Detroit Labs, una startup de ascenso meteórico: comenzaron cuatro personas hace tres años y ahora son más 80 empleados. Crean aplicaciones móviles. “Hay muchísimo talento aquí. Detroit es donde pasan las cosas, la industria hace que haya mucha gente concentrada creando”, explica en una oficina de techos altos, paredes de ladrillo visto y un imponente saco de boxeo.

El edificio pertenece a una de las empresas de Dan Gilbert, uno de los símbolos del renacimiento. Desde 2010, este millonario nacido en la ciudad, propietario de la firma de créditos online Quicken Loans, se ha hecho con 70 edificios y ha ubicado en algunos de ellos a 120 nuevas firmas. Es uno de los impulsores del tranvía que atravesará el centro. También ha ayudado en la rehabilitación de viviendas y participa junto a otros inversores en el Madison Building, un complejo de seis bloques con un centenar de compañías tecnológicas que está apoyado por Google como una de las “ciudades” de su red oficial de emprendedores.

Uno de los ejecutivos de la firma de Gilbert, Rock Ventures, es el exmarine de 26 años Sean Jackson. Ha crecido en Los Ángeles, pero asegura que “la experiencia urbana de Detroit es mejor”. Relata decenas de iniciativas relacionadas con el mundo del arte y cree que la principal ciudad de Michigan dará el salto que en su día protagonizó Nueva York. “En esas ciudades te sientes pequeño, pero en Detroit tienes la posibilidad de tener mucho impacto”, afirma.

El modista de lujo John Varvatos abrió el viernes una tienda en el centro de Detroit. Foto: Tomado de El País.

El modista de lujo John Varvatos abrió el viernes una tienda en el centro de Detroit. Foto: Tomado de El País. 

Para el estándar europeo, la corona central de Detroit sigue desangelada, debido sobre todo al deficiente transporte público. James Robertson, por ejemplo, caminaba cada día 34 kilómetros entre la ida al trabajo y la vuelta a casa. No tenía coche ni otro medio de transporte. Lloviera o nevara, lo hacía a diario, salvo los días en que Blake Pollock, financiero de UBS, le acercaba en su propio coche. Pollock contó la historia a un periodista y la noticia despertó tal ola de solidaridad que recaudó más de 300.000 dólares a través de una campaña de crowdfunding organizada por un chaval para ayudarle a comprar un vehículo. Además, un concesionario le regaló el coche en un acto religiosamente televisado. “Ha tenido que cambiar de barrio, ya no estaba seguro, sus vecinos saben que ahora tiene dinero”, explica Pollock.

Hay dos Detroit. La resurrección de la ciudad no ha incorporado aún a la población más humilde, mayoritariamente de raza negra. Son el 83% de los habitantes pero figuran poco en esta pujante y nueva clase media. El alcalde, Mike Dugan, admitió hace un año que solo el 20 por ciento de los jóvenes afroamericanos de la ciudad se gradúa en la escuela secundaria, con datos de 2010; y la tasa de homicidios de los varones negros es 13 veces mayor que la de los blancos.

Y los estragos en la vivienda tardarán en superarse. Tras la bancarrota, las autoridades impulsaron programas con ayudas aprobadas por Obama para demoler las casas abandonadas y convertirlas en parcelas disponibles para los vecinos por aquellos 100 dólares. El año pasado se echaron abajo 4 000 casas y este 2015 se derribarán otras tantas, según la agencia pública encargada, la Detroit Land Bank Authority. Quedan unas 70 000 estructuras vacías a la espera de ser borradas del mapa. Hogares de gente que se marchó porque no había trabajo ni a quién vender la propiedad. “Las viviendas abandonadas tienen un impacto increíblemente negativo en el valor de la propiedad vecina y en la calidad de vida. Era necesaria una estrategia contundente”, explica un portavoz de la Land Bank Authority. Detroit ha perdido a más de la mitad de su población en las últimas décadas y en una superficie en la que cabe tres veces Boston no viven más de 700 000 personas. Ese fue uno de los motivos de la quiebra, que esa estructura de gran metrópolis no podía sostenerse con cada vez menos contribuyentes.

En Detroit creció y pinchó el sueño americano. Para Mark Muro, “hacen falta esfuerzos en educación y formación para reducir la pobreza y conectar a más ciudadanos con las oportunidades que están empezando a emerger de las industrias más avanzadas”.

Mientras, artistas y curiosos siguen fascinados con ruinas emblemáticas, como la gran estación central o la gigantesca planta Packard, que el español Fernando Palazuelo ha comprado (no se ven trabajos de construcción; sí, restos de la última rave). “Están pasando muchas cosas”, es lo que más se oye en una ciudad con un brillante pasado de inventores: aquí nació la legendaria discográfica Motown y aquí Henry Ford revolucionó la economía. Al fin y al cabo, ¿quién no querría vivir en Detroit? We out here.

(Tomado de El País)

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • jaime uranga dijo:

    Las evidencias de que el imperialismo declinó están por todas partes. Detroit cuna del Imperialismo estadounidense se encuentra devastada. Allí estuvieron las cinco empresas más grandes del mundo, en el auge del sistema imperialista. Hoy subsisten las marcas, pero las empresas endeudadas con la bolsa de valores, cambian de dueño en cada subasta, fondos de inversión, de pensiones e inversionistas de todo el mundo son los acreedores y propietarios. Son empresas cuya propiedad es un tipo de propiedad pública que responde al sistema Omecafi. Tenemos que refrescar el marco teórico con que estudiamos el mundo. El capitalismo e imperialismo su fase superior declinaron.

    • Chino Chan dijo:

      Excelente aseveracion sr Uranga,justamente por ese declive capitalista en su fase imperialista,es que los riezgos que los imperialistas estan decididos a tomar ,para preservar su sistema “enfermo terminal” ,son mayores y mas “a la luz”que antes cuando se usaban a profusion falsas justificaciones ,envueltas en razones democraticas ,hoy se observa q es mayor la hecatombe financiera- social actual y las proyeciones de las proximas crisis SISTEMICAS que se producirán obligatoriamente’,trayendo de manera mas frecuente las provocaciones y los conflictos de guerras anunciadas como las soluciones tradicionales que contrariamente a otras épocas,no seran conflictos de baja intensidad muchas veces “desarticulados” del contexto geopolítico mundial…Bien al contrario…Seran guerras y provocaciones de guerra para intentar influir por la vía beligerante,en la redistribución de los poderes hegemónicos y las “regiones a repartir”vía la expoliación mediante tratados comerciales asimétricos,la intronizacion de gobiernos serviles o la invasión abierta.
      —Todo lo que ha sucedido y sucede en Asia Menor,el Medio Oriente y en Africa del norte,no es producto espontaneo de movimientos populares o insurgentes,no lo fué en Afganistan,Tunez,Egipto y mucho menos Libia y Siria,donde ademas de recursos,el buen nivel de vida de sus pobladores y la reticencia de sus lideres de ser “marionetas imperiales”,acelero’ el desenlace por la via de las armas ,dejando a sus paises en una espiral de violencia caotica que solo ayuda al “marionetista” y sus “auxiliares de la vieja Europa”,para ventajosamente aprovechar “un rio revuelto con buenas piezas a robar”.
      —-Es justamente ahora que con los estertores sociales y politicos que producen esta conjugacion de diferentes tipos de crisis que a la interna,se vera mucho mas “nerviosismo” y muchos afroamericanos u otras minorias “en dificultades” y por supuesto,a pesar de los indicadores “macroeconómicos” diseñados por capitalistas,para justificar a capitalistas y sus elites,sera el “pueblo” que dara el reflejo mas fidedigno de la real situacion de cada pais,pues el PIB y otrs parametros,no tienen nada que ver con la justicia social,,y “el buen vivir”, garantes mas transparentes del estado de la economia real…
      Pero atención,menciono la economia real que esta’ concebida para estar al servicio del hombre,y no de aquella en la que el hombre esta al servicio de la economía.,como nos han hecho creer e impuesto durante tanto tiempo y tantas iniciativas economicas trapaceras,donde casi siempre somos exportadores de materia prima y devenimos mercados seguros,apelativos insuficientes en esta época con cambios,para desarrollar una economía plena y tecnológicamente en desarrollo que nos lleve al CAMBIO DE EPOCA,que las contradicciones intrínsecas al imperialismo generan por osmosis y unidad dialéctica.

    • Pedro dijo:

      La debacle de Detroit es consecuencia de medio siglo de despilfarro y mala gestión; medio siglo en la que el ayuntamiento de la ciudad se endeudó más y más año tras año hasta que fueron capaces de pagar ni los intereses de la deuda.

      Las empresas de Detroit reaccionaron reubicándose en otros lugares, frente un ayuntamiento que las machacaba a impuestos para cuadrar las cuentas, cuando lo que debía de haber hecho es despilfarrar menos y disminuir gastos.

  • yoel dijo:

    Jaime…acaso usted no sabe que la economía en usa esta en bonanza ? Que el desempleo es de apenas un 5% y que el dolar esta en un gran momento

    • Alexander dijo:

      Yoel usted habla de bonanza ? jajajaja , Esta economía mundial está en verémos, es solo cosmética, solo momentánea, mi consejo es guarde dinero que tiempos difíciles vienen se lo aseguro , se lo digo yo que gané 52000 dólares el pasado año. Saludos

    • Alberto dijo:

      Socio, te recomiendo que te desconectes de ese canal de tv, no se cual será y que tomes menos coca-cola, pues tus comentarios suenan a delirio.

  • yoel dijo:

    Chino chan..impresionante pero parece que no sabe que la economía americana marcha muy bien con crecimiento creando empleo y con mucha confianza y el dolar cada día mas poderoso es que no veo esa crisis por ningún lado el desempleo es de apenas un 5%

    • Alexander dijo:

      Yoel acaso usted está delirando ? La economía estadounidense es ficticia en estos momentos,no es sostenible al igual que en los años 90’s , La deuda alcanzó mas de los 18 trillones y estan tratando de subir el techo de la deuda, los empleos son por temporadas ya nadie se retira en un empleo y le Deben a china hasta las nalgas , mire las estadisticas de los que han perdido las casas , la economía mundial da miedo .

    • Nor1 dijo:

      Caballo, a la verdad que Ud. no se desconecta del canal de la casa blanca. la pasion por la derecha te mata. no hay un tema aqui que el 98% de las opiniones sean varias que la suya es lo contrario. lo mismo con rusia, españa, venezuela, USA, lo que sea. que bueno tener contrarios como Ud. para desempeñarnos a fondo. Ja. muchas gracias.

  • Sempie dijo:

    El problema es cómo se mide el desarrollo económico y el movimiento en la productividad del trabajo. Ciertamente, hay sectores de la economía de EE. UU., que han experimentado un auge en las últimas décadas. El más importante, por supuesto, es el de las finanzas. Otras áreas, particularmente las ligadas a la robotización del proceso de trabajo muestran también una expansión. Pero, en conjunto, eso no quita que la economía está en medio de una aguda crisis. Lo primero, y más difícil de aceptar, es que la llamada revolución en las comunicaciones, ligadas a las súper computadoras, tiene muy poco efecto sobre la productividad del trabajo (a menos que el país las fabrique). Pero ese no es el caso de Estados Unidos. Aquí se importa todo. Si medimos el avance económico por la reventa de las importaciones, pues podríamos decir que la economía está en repunte. El movimiento de las mercancías, impacta artificialmente todos los indicadores económicos. Pero si hablamos del avance general de la productividad del trabajo en la manufactura, el cuadro es distinto. Peor aún si hablamos de la deuda privada y del gobierno. Todo eso es capital ficticio, que habría que descontar del producto nacional en términos reales. Parte del problema de EE. UU. es que la deuda nacional está fuertemente ligada a los gastos militares. Y eso es un capital ficticio que no impacta realmente a la economía, pues no produce ni medios de vida (nadie come balas), ni medios de producción (con tanquetas no se producen zapatos ni ropa, ni comida). Ese pedo de la economía de este país, no es ya conceptualizable en los términos tradicionales y por eso la posibilidad de hablar de expansión con un lado de la boca y de crisis el otro. La economía de EE. UU. es prima de Frankenstein, un verdadero monstruo.

  • Alexander dijo:

    Le doy gracias a Cuba por la educación que recibí hoy tengo un buen nivel de vida pero no soy ciego de lo que la economía nos depara , he visto muchas familias norteamericanas en quiebra y nunca me olvidaré de los mios mi familia cubana , he ayudado muchos estadounidenses y siempre les digo que un cubano y revolucionario como no permitirá que alguien vaya a la cama sin un plato de comida.

  • Jordy dijo:

    otro que se comió el sueño americano, parece que Detroit no pertenece a EE.UU.

  • G dijo:

    jaime uranga y Chino Chan, me parece que están hablando por hablar, ya nadie puede creerse esos análisis tan superficiales, de hecho, no solo superficiales, no son ni siquiera análisis, son opiniones lanzadas al aire sin sombra de haber usado la cabeza. Me parece que yoel les acaba de poner una noticia que deberían leer antes de opinar sobre algo que no tienen la más mínima idea y dejen de repetir discursos que… bueno, ustedes saben perfectamente a que me refiero.
    Saludos.

  • rommel blue dijo:

    Economias dinamicas las de Venezuela , Nicaragua , Ecuador, Cuba , Corea del Norte , China que depende en mas de un 80 porciento de las exportaciones sobre todo a USA , que el dia que los norteamericanos les suban los aranceles , como paso hace algunos años con el acero ponen el grito en el cielo , Detroit saldra adelante y de eso se encargara la industria que la hizo grande la automovilista , respecto a la informacio que puso Joel ni eso les sirve es mas facil mantener posiciones que reconocer actitudes erradas

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también