Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Esta tarde en la Mesa Redonda el lenguaje sexista

| 25 |
El espacio de la Mesa Redonda debate este viernes, con la presencia de periodistas y especialistas, sobre el uso del lenguaje sexista en la sociedad.

El espacio de la Mesa Redonda debate este viernes, con la presencia de periodistas y especialistas, sobre el uso del lenguaje sexista en la sociedad.

¿Es mayoritario el uso del lenguaje sexista en nuestra sociedad? ¿Cuánto de tradición, prejuicios discriminatorios y desdén están en su uso? ¿Cómo actúan los medios de comunicación y otros actores sociales? ¿Es un asunto que se resuelve con reglas? Estos temas se pondrán hoy sobre la Mesa en un debate con periodistas y especialistas.

Cubavisión, Cubavisión Inter­na­cional y Radio Habana Cuba transmitirán este programa desde las 7 de la noche y el Canal Educativo lo retransmitirá al final de su emisión del día.

Se han publicado 25 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Scriptmaster dijo:

    Creo que nuestros comunicadores deben ser los principales promotores de un lenguaje no sexista, elemento este que pocas veces se cumple. Aquí les presento algunos ejemplos de errores que se cometen que enajenan a la población femenina del lenguaje:
    Mencionar a HOMBRE como especie cuando debería decirse SER HUMANO
    Alumnos —— Alumnado
    Profesores —— Profesorado
    Los subdirectores ——– La Subdirección
    Los ciudadanos ————La ciudadanía
    Los oyentes —————- La audiencia
    Los alumnos —————- El alumnado

    • aymimadre dijo:

      Scriptmaster: lo preferible es que se cree un género neutro. No me gusta tener que estar escribiendo eso de alumnas y alumnos, usuarias y usuarios. Mira qué bonito: «El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre y de la mona en mujer».

      • Alex93 dijo:

        jaja buena esa

      • Rafael dijo:

        Voy otra vez a ver si me publican: No creo que el llamado lenguaje sexista sea realmente tan importante. Hay otros problemas más importantes sobre los cuales deberían concentrarse los esfuerzos de la sociedad y la familia, como la violencia, la mala educación, la falta de civismo. Personalmente no pienso usar nunca la diferenciación de género al hablar, me parece totalmente innecesaria(y un poco esnob). No logro explicarme la insistencia que se hace en esto y que las mujeres no se sientan aludidas o se crean obviadas. En español el masculino coincide con el neutro. Termino con unos fragmentos de La Edad de Oro de José Martí: “Para los niños es este periódico, y para las niñas, por supuesto. Sin las niñas no se puede vivir, como no puede vivir la tierra sin luz”..Vemos que dicho esto ya no hay que repetirse, más adelante continúa Martí:…”Para los niños trabajamos, porque los niños son los que saben querer, porque los niños son la esperanza del mundo” Alguien duda de que se está incluyendo a las niñas? O van a acusar de sexista a Martí? Y no digan que eran otros tiempos porque no debe usarse la vigencia del apostol solo cuando conviene.

    • gustavog dijo:

      Es muy justo que se defiendan todos los derechos de la mujer, pero se está llegando a extremos inauditos. Por el camino que vamos pronto surgirán los defensores del género masculino, que dirán: yo no soy artista, soy artisto o los dentistas, especialistas, taxistas, brigadistas, cederistas, alquimistas, analistas, etc, etc. Eso para no hablar del tercer género que también reclamará, entonces si que se acabará la comunicación, porque habrá que estar declarando el género cada tres palabras.

  • albert dijo:

    Vi la pelicula Fatima o El Parque de la Fraternidad y no se aun que mensaje se quiere transmitir a la poblacion. El protagonista, que en su pueblo natal tuvo infinitas relaciones homosexuals, se va para La Habana, en parte por el trato inhumano que recibe de su padre. En La Habana tiene relaciones con todos los hombres que se le acercan, se prostituye y acepta que la exploten sexualmente. Las actuaciones excelentes, el mensaje………..

    • Andrew dijo:

      Rafael, con su permiso, hago de su comentario también el mío, me gustó mucho el apoyo que hizo y lo que dijo sobre José Martí, de acuerdo con usted y con otros foristas que se pronunciado con formas diferentes; pero en el fondo las mismas ideas.
      Saludos a todos.

  • armando dijo:

    Saludos: Propongo un titulo mejorado :

    Esta tarde en la Mesa Redonda el lenguaje sexista, irrepetuoso, grosero y tolerante en la Cuba actual

  • Candil dijo:

    Creo que la sociedad cubana a sufrido una degradación en sus valores morales y ciudadanos, dígase educación formal, como la asignatura que se impartía en los años posteriores al 2000 o educación cívica, en la actualidad. Entre la necesidad, las carencias, el sálvese quien pueda y el quítate tú para ponerme yo, se está perdiendo la humanidad de los cubanos y cubanas. Todo es un juego de intereses y no específicamente morales, sino materiales. En esto cae también el enfoque sexista que se emplea en los medios, pues se escucha lo que la mayoría de la gente quiere oír, que es algo aproximado a: Mami, ven pa’ ca, menéate y dámelo “todo” , para yo darte lo que tú quieras. Y por supuesto, las chicas quieren que le den lo que ellas quieren, por lo tanto les encanta este estribillo, cosa que ha degradado la imagen de la mujer cubana de estos tiempos en nuestros medios de comunicación, a pesar de los logros que hemos obtenido en el plano social, económico y cultural. También llama la atención la falta casi total de cabida a un lenguaje que tenga que ver con la diversidad sexual, tratando de proteger a la niñez y la adolescencia, cuando ya se a visto y comprobado que saben mas de estos temas y están en muchos casos mejor orientados que muchos adultos. Tabúes en los guiones de las novelas cubanas, cortes en escenas eróticas homosexuales de seriales extranjeros que se transmiten a altas horas de la noche (por eso de que los niños están viendo), toda una manipulación, inútil, pues la verdad siempre se ve por alguna que otra vía. ¿Solución?…Mediante reglas poco se puede hacer, mas de las que hay no se pueden inventar. Creo que deben de darle a las cubanas y cubanos la posibilidad de acceder a todo tipo de información, para que sepan la diversidad y la calidad de las cosas valiosas que nos rodean y vean que hay siempre algo mas allá de insinuantes movimientos de cintura, palabras de insinuación al sexo explícito y la subyugación de un género a otro.

  • Barbara RiosQuiñones dijo:

    En Cuba,desde el trabajo de Salud Escolar nuestros maesros cuentan con documento,textosy otros materialespara la educación sexual con enfoque degenero y derechos socioculturales.,desde el Circulo.infantil y el Programa Educa tu Hijo esta orientado . ,debemos Iestar atentos de que se logre en la escuela y en el hogar para eliminar las funestas raices que tanto han denigrado a nuestras mujeres.
    Bárbara Rios Quiñones.Asesora de Salud Escolar

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    No voy a criticar las opiniones de nadie, voy a dar la mía;

    Me parece que hay mucho de nominalismo en esta novísima tendencia a pensar que cambiándole el nombre a las cosas, esas cosas van a cambiar su esencia, o va a cambiar la percepción que tiene la gente acerca de ellas.

    Hoy mismo salió aquí un artículo acerca de un reclamo para rectificar en el DRAE, acepciones de algunos vocablos referidos a problemas mentales . Este, en realidad, es un tema que involucra los sentimientos más íntimos de muchas personas, por eso no quiero que se me malinterprete.

    Repito que no discuto la validez estas iniciativas, pero yo pienso que por mucho que se le cambie el nombre oficial a una cosa, la gente seguirá durante mucho tiempo llamándolas por el nombre con el que las conocieron. El habla popular no evoluciona por decreto, sino por el devenir de la sociedad.

    Ejemplos de esto son muchas calles de la Habana las que se les ha cambiado el nombre y casi nadie las conoce por su nuevo nombre oficial, o la palabra “voluntario”, que durante la colonia era un término cargado de oprobio para los cubanos, y después de 1959 devino sustantivo honroso.

    Otro problema es que se está complicando extraordinariamente el idioma, cuando la tendencia histórica ha sido siempre la simplificación. Todo sucede cada vez más rápido y el habla no es la excepción. Vean cómo “textean” los chicos de hoy. Las personas que traten de incorporar a su lenguaje todas las modificaciones que se están pidiendo, y las que seguramente se exigirán después, llegaran a sonar poco naturales, alambicadas y densas. Esto es especialmente indeseable para los oradores políticos.

    Existe además otro peligro y es que se pierda el lazo liguístico de las futuras generaciones con la literatura inmediatamente anterior a esta época.

    Por esto opino que no se debe abusar de los cambios en el lenguaje “por decreto”.
    El sexismo no está en las palabras, sino en la educación que reciben las personas. En eso es en lo que hay que trabajar de verdad.

  • Mujercubana dijo:

    El problema del lenguaje sexista no es solo lo relacionado con la explicitación de los morfemas gramaticales de género, sino que va mucho más allá. ¿Qué roles juegan la institucionalidad y las personas en esto?: determinantes. Pero el rol de la primera influye e incide profundamente en el rol de las segundas. Si las instituciones -inclúyanse medios de comunicación, centros culturales, gastronómicos, recreativos y todos los que contribuyen al entretenimiento- reafirman a través de las prácticas culturales que promueven este lenguaje sexista (en la música q o videos que difunden, en el trato al público, en las propias actividades diseñadas, etc.), entonces, las personas no solo lo “consumen” sino que también lo “reproducen”, lo devuelven a la sociedad, en forma de prácticas e ideas, a través de sus relaciones, modos de actuación, ideologías y valores. El lenguaje sexista es la punta del iceberg, lo que se ve, de cuánto se han ido transformando los valores, normas, ideologemas y prácticas de la sociedad cubana. Si las instituciones encargadas de promover lo mejor de la cultura y la sociedad no tienen un personal capacitado para hacerlo, entonces, ¿a quiénes les dejaremos esta tarea? Piénsese bien: esto es un asunto bien complejo que no hemos resuelto, ni aun con una política cultural que luche contra eso, y por ese camino les dejamos brechas a la subversión, sobre todo para los jóvenes.

  • kirenia Jiménez Abrahantes dijo:

    creo que es un buen tema a tratar en la mesa redonda ,creo que por mucho que se trate el tema no se agota aunque desde las escuelas se trabaja en esto porque considero que la educación del lenguaje tiene un gran por ciento en la educación que recibe el individúo

  • leiserfg dijo:

    Buenas y buenos tardes (para no ser sexista, que no se si es hembra o varón) compañeras y compañeros. Dudo que alguien se sienta ofendido (u ofendida) por que digan La Historia del Hombre Contada por sus Casas, queda claro que se refiere a la especie; decir hombres y mujeres habría sido, sin lugar a dudas, una ridiculez. Creo que el idioma español tiene temas más problemáticos (o problemáticas) que ese (o esa), un pésimo sistema ortográfico por ejemplo (estoy harto de oír el mito de que escribes las palabras y como se vea más bonita es la mejor forma, hasta hace unos 300 años se escribía “Christo bibe y el Pharaón no”).

  • albert dijo:

    Tal vez por ignorancia, no entiendo bien que es “lenguaje sexista”. Se trata de decir por ejemplo: los lectores, en vez de los lectores y las lectoras?. A veces es necesario hacer este desglose, pero a veces resulta ridiculo. Es que despues de siglos de expresarnos de una manera, no es facil modificar esa forma de hablar y escribir. Por otra parte, nunca he oido a una mujer quejarse por eso, ellas se saben incluidas cuando decimos, por ejemplo: Todos somos iguales ante la ley.

  • Vermelha dijo:

    ¡Pero caballero(s)!
    Por una parte, me parece exagerado y sexista reclamar constantemente (incluso cuando no es necesario para desmarcarnos de actitudes discriminatorias hacia la mujer o el hombre) sobre el uso de las y los “lo que sea” en la comunicación corriente. Además de ser un ejercicio trabajoso, a veces suena un poco ridículo.
    Es una regla del idioma español emplear el género gramatical masculino para designar a todos los miembros de una especie. Si esto nos parece sexista, entonces tendremos que comenzar a cuestionarnos el carácter arbitrario del género gramatical empleado para referirse a aspectos culturales como por ejemplo la historia, el pensamiento, la familia, etc.
    Nuestras representaciones mentales no dependen totalmente de los códigos lingüísticos que empleemos o a los que estemos expuestos, sino que se fundamentan en el resto de la práctica social que tengamos, nuestras circunstancias, y si en otro contexto cuando se habla de “los estudiantes” la primera imagen que se tiene es la de hombres sentados frente al maestro, la nuestra es de personas de ambos sexos con igualdad de derechos y protagonismo; lo mismo con los trabajadores, los campesinos, los deportistas y artistas. Es decir, todos somos visibles y nos autorreconocemos en el lenguaje empleado.
    Quizás los infantes (de todos modos hay que poner el masculino en el artículo) cuando estén formando su identidad sexo-lingüística necesiten que los diferencien cuando se refieran a ellos.
    También estoy de acuerdo en no abusar del género gramatical masculino y sustituirlo cuando sea posible y natural, como en los ejemplos que propone Scripmaster.

  • MSc. José Luis Ramos Gómez dijo:

    SALUDOS CORDIALAES PARA LOS DE LA MESA.
    Debemos de partir que el “lenguaje sexista” es la expresión que se emplea para referirse al sexismo que hay en las lenguas, si bien se discute si el origen del sexismo está en la propia lengua o bien está en el uso que se hace del lenguaje. La lengua no es sexista, el interés por alcanzar mayor equidad de género y el auge creciente de un pensamiento feminista con posturas radicales, ha generado la intención de visibilizar cada vez más a la mujer en el discurso. Pero no hay porqué rebelarse constantemente contra ciertos principios normativos del lenguaje.

  • MSc. José Luis Ramos Gómez dijo:

    El debate de los usos sexistas del idioma en lo que respecta, por ejemplo, a la utilización del masculino a la hora de referirse a la totalidad, es considerado por otra académica, Carmen Iglesias, “muy necesario, siempre que se realice desde la inteligencia y el rigor”. “Lo que hay que rehuir son los maniqueísmos, los decretos fuera de sentido”, señala, lamentando por un lado “la ignorancia científica que lleva a verdaderos disparates”, y por el otro “la imposición de un neolenguaje que hace imposible el habla”.
    Iglesias, que ocupa sillón en dos academias, la de la Lengua y la de la Historia, insiste en que los hablantes deben ir asumiendo los cambios poco a poco. “Ya es normal decir presidenta o jueza, pero en el ejército, por ejemplo, las mujeres prefieren que se las llame sargento por las connotaciones peyorativas del término sargenta”.

  • Alex96 dijo:

    En realidad ceo que no es necesario tanta reflexión en cuanto a decir el hombre para referirnos al género humano en lugar de decir el hombre y la mujer. Para las mujeres está bien claro que se incluyen a ellas al referirse al hombre de modo general usando el neutro que en Español es el género masculino. No solo este ejemplo, hay innumerables muy parecidos que para nada las discriminan.
    Pienso y aprovechando el contexto que los medios de difusión masiva deben pronunciarse más en el cese de la discriminación, pero de la discriminación de una forma u otra de los homosexuales, tanto hombres como mujeres. Esa es la verdadera discriminación y sexismo que se debe combatir en la sociedad cubana actual. Cada cual tiene derecho a elejir. De hecho hay homosexuales que tienen más verguenza, moral, valor, aptitud, conciencia y capacidad de razocinio que muchos que dicen ser machos. No hacemos daño a nadie por como somos, al contrario.
    Viva Cuba!!!!!!

  • kino dijo:

    Los comentaristas deportivos usan frecuentemente la palabra “hombrada” para referirse a un esfuerzo mayusculo en pos del triunfo. Lo usan hasta para referirse a equipos femeninos como si un acto que require un alto esfuerzo sea exclusivo para los hombres

  • Eduardo Concepción Martínez dijo:

    El idioma riene un principio de Economía, lo que indica que no debe atiborrarse artificialmente la comunicación empleando indiscriminadamente sustantivos masculinos y femeninos. Solo cuando sea necesario. Por ejemplo, al iniciar una reunión resulta
    atinado dirigirnos: “Compañeras y compañeros”. Estuve en un país latinoamericano en el que el empleo indiscriminado de masculinos y femeninos en documentos oficiales los hacía extraordinariamente largos, decían muy poco y entorpecían la comunicación. ¿Se imaginan nuestro Himno de Bayamo? “Al combate corred bayameses… y bayamesas”.
    Por favor, no seamos superficiales. El sexismo en el idioma por sí solo no va a desterrar
    el machismo ni las desigualdades en contra de la mujer. Se requiere de mucho más

  • miguelangel dijo:

    Bhay algunos que en sus discurso han dicho disparates, no caigamos tambien

  • semí dijo:

    En primer lugar, aplaudo a la Mesa Redonda por el lugar que , considero, está logrando en los espacios de discusión, juro por mi madre que yo no ¨veía¨ mesa redonda, pues el catalejo no le dejaba verse el dedo del pié.
    En cuanto al tema en cuestión, yo considero que la gran Revolución social sería sexual. La libertad de sexos determinaría la extinción de los contratos( por ende económicos) matrimoniales, el sentido de dominio y posesión sobre las parejas, el peso de la herencia patrimonial y sus consecuencias en todas las esferas de la vida humana, desde la propiedad (hasta esta palabra misma), pasando por el sentido de amor hacia cualquier niño hasta cualquier tipo de violencia , o practicismo. Cuando comenzó hace poco lo que llamo revolución gay en Cuba, no lo ví con buenos ojos, cuando lo veo en el contexto que se está desarrollando, veo su gran valor, pues son momentos (espero) de muy profundos cambios. La autocomplacencia en nuestros criterios,fundamentos,tradiciones, idiosincracia, ha demostrado que nos cobra factura con grandes pesares en nuestra sencillo y elemental paso por la vida. Esta utopia no sé si pueda tener algún cabo disponible en este gran puerto que es nuestra sociedad, pues pudiera implicar las propias bases del Estado moderno. Es mi parecer.

  • Antonio J. Martinez dijo:

    Estimada Karen y demás integrantes del panel. Muy buen y polémico tema el seleccionado. Anécdotas hay muchas, algunas que reflejan el mal uso del llamado lenguaje de género, otras la carga de agresividad que manifiestan muchas mujeres al reclamar su empleo, situación que lejos de atraer provocan rechazo. Es una tarea compleja que demorará años, muchos, para lograr un equilibrio aceptable, pues nuestra sociedad, machista, etc., etc, sigue reproduciendo esos lenguajes, y donde no basta con reconocer su raíz histórica. Considero que se debe prestar mucha atención a los medios masivos de comunicación, a las políticas comunicacionales de diferentes ministerios como es el de Turismo.
    Como bien señaló una panelista, los video-clips que transmiten nuestros canales de TV desbordan ese lenguaje, un lenguaje visual donde la mujer es un elemento principalmente erótico. No pocos programas musicales sufren del mismo defecto, no pocas orquesta presentan mujeres que solamente tienen la función de gancho con sus gestos eróticos-sexuales. No se olviden tampoco las letras de las canciones, escuche Ud con atención lo que se dice sobre la mujer, directa o subliminalmente, en esas “piezas” musicales: es realmente una vergüenza que se transmitan esos lenguajes machistas, sexistas, etc., etc. “Piezas” musicales que con frecuencia son las que se utilizan en las fiestas infantiles (¿existen aún las canciones para infantes?), en las actos en las escuelas y en los medios de transporte público, por sólo citar algunos ejemplos. Considero que hay una gran producción de lenguajes chatarra que esta invadiendo todos los espacios de la sociedad cubana y que esta reforzando las discriminaciones por sexo, género, orientación sexual, edad color de la piel, origen provincial (no se olviden de las referencias a pinareños y palestinos). Reitero que debe ser diseñada una estrategia comunicacional coherente, con fundamento, que llegue como mensaje educacional y no como consignas vacías que pronto van al basurero. Gracias por la atención.
    Antonio J. Martínez Fuentes

  • EL Tigre dijo:

    Se debería crear un lenguaje propio cubano donde por ejemplo, todas las palabras terminadas en (E) fueran neutrales, las terminadas en (A) fueran el femenino y las terminadas en (O) fueran el masculino. Porque eso de las palabras es algo subjetivo lo que si está claro es que a todas hay k darles un, (neutro, femenino y masculino). Saludos.

Se han publicado 25 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también