Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Justicia argentina envía a la cárcel a diez nuevos represores de la dictadura

En este artículo: Argentina, Dictadura Militar
| 1 |

causa villa urquiza argentina dictadura

El Tribunal Federal de Tucumán en Argentina, condenó a un grupo de 10 represores de la última dictadura militar por crímenes de esa humanidad, lo cual eleva hasta el momento a 576 el total de sentenciados por esa causa en el país.

Con este van tres los juicios que concluyen en los últimos días de diciembre por la política de restitución de la verdad, la memoria y la justicia por los crímenes del terrorismo de Estado de 1976 a 1983.

Entre la decena de imputados en la llamada megacausa “Villa Urquiza”, tres recibieron penas a prisión perpetua, en tanto el juzgado hizo un pronunciamiento inédito al considerar que las secuestradas en el penal sufrieron actos considerados de violencia contra la mujer.

La resolución del juicio que comenzó el pasado septiembre se conoció el martes 23, suscitó satisfacción entre las víctimas sobrevivientes que actuaron como testigos y entre los familiares de los desaparecidos en Villa Urquiza y defensores de los derechos humanos.

Los condenados a cadena perpetua fueron Juan Carlos Medrano, Pedro García, exjefe de la guardia del pabellón “de la muerte” y Héctor Valenzuela.

Fueron hallados culpables de los delitos de violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad, torturas, delitos sexuales y de los homicidios de Juan Torrente y Juan Carlos Suter.

El tribunal sentenció a Arturo Álvarez a 25 años; a Ángel Audes, a 20; a Jorge Omar Lazarte, a 18; a Augusto Montenegro, a 16; a Francisco Ledesma, a 16, a y Heriberto Albornoz, a 8 años.

Todos deberán cumplir la sentencia en efectivo en el penal de Villa Urquiza para evitar posibles fugas, mientras que dispuso que una junta médica determine si el condenado Audes está en condiciones físicas de ser alojado en ese lugar o sigue con detención domiciliaria.

El proceso que comenzó a mediados de septiembre fue el décimo por delitos de lesa humanidad que se celebró en la norteña provincia de Tucumán, y el segundo que adquirió carácter de megacausa por la cantidad de imputados y víctimas implicadas.

La mayoría de las 39 víctimas fueron funcionarios o militantes políticos o gremiales. El primero de esas características fue el denominado “Arsenales II-Jefatura II”

Uno de los dos juicios que concluyó ese diciembre fue el de la megacausa Vesubio II, en el cual cuatro represores recibieron el pasado día 18 cadenas perpetuas por ser coautores de los delitos de privación ilegal de la libertad, tormentos y homicidio contra 203 víctimas.

Los condenados por el Tribunal Federal No. 4 fueron el excoronel Gustavo Cacivio, los exmilitares Jorge Raúl Crespi y Federico Antonio Minicucci y el expenitenciario Néstor Norberto Cendón.

Cuatro días después, el 22, terminó el segundo proceso por el robo de bebés en Campo de Mayo en el cual fueron condenados a 30 y 25 años los exgenerales Reinaldo Bignone y Santiago Omar Rivero, que ya cumplían penas por otros crímenes de lesa humanidad.

El Tribunal Federal No. 6 impuso 13 años de prisión para el médico militar Norberto Atilio Bianco y siete años para la partera Yolanda Arroche de Sala García, donde operó la maternidad clandestina en el Hospital Militar.

(Con información de PL)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Aroldo dijo:

    Este Bignone que está siendo nuevamente juzgado fué el último presidente de facto que tuvo la dictadura militar, sustituyó a Galtieri después de lo de Malvinas.
    A LA CANA TODOS.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también