Imprimir
Inicio » Noticias  »

Sudáfrica rememoró el legado de Nelson Mandela

En este artículo: Homenaje, Nelson Mandela, Sudáfrica
| + |
Cientos de personas visitaron el memorial en honor a Mandela en la localidad de Howick. También depositaron flores en la estatua del expresidente en Pretoria. Fotos: Reuters y AP.

Cientos de personas visitaron el memorial en honor a Mandela en la localidad de Howick. También depositaron flores en la estatua del expresidente en Pretoria. Fotos: Reuters y AP.

La víspera los sudafricanos conmemoraron el primer aniversario de la muerte del padre de su democracia, Nelson Mandela, con miles de flores, que ciudadanos, entre ellos veteranos de la lucha contra el apartheid, depositaron en forma de corona a los pies de la gran estatua del expresidente sudafricano en Pretoria.

“He comprado unas flores para traerlas aquí y honrar todos los sacrificios que hizo por nosotros”, dijo la estudiante Lusanda Mlambisa, quien llegó hasta la pradera frente a los Union Buildings, los edificios del Gobierno en la capital, para hacer su homenaje.

También lo recordaron con ruido y fiesta, pues la gente se reunió al ritmo de “Nkosi Sikelel’ iAfrika” (Dios bendiga África), el himno nacional adoptado tras el fin de la segregación racial en 1994, para luego hacer sonar campanas, sirenas y vuvuzelas durante 3 minutos y 7 segundos.

Hubo silencio, además, porque después de la algarabía el país hizo una pausa de 3 minutos para totalizar un homenaje de 6 minutos y 7 segundos que reflejaron los 67 años de servicio público de Mandela.

Varias-personas-encienden-vela-por Mandela“No hay una sola persona o institución que pueda reivindicarse como custodio del legado de Mandela”, dijo Graca Machel, viuda de Mandela, al hablar de la universalidad de los valores que representó Madiba, como se conoce popularmente al expresidente.

En el parque de la Libertad de Pretoria transcurrieron los actos oficiales, y en Qunu, la localidad donde creció y está enterrado Mandela, se realizó una ceremonia llena de discursos, música y baile tradicional con la que rindieron homenaje al hijo pródigo del pueblo.

En el parque de la Libertad estuvieron presentes representantes del Gobierno, la sociedad civil y miembros de la familia Mandela.

Otros hallaron su forma de recordar a Mandela con partidos de críquet entre celebridades y exposiciones de arte. Por ejemplo, los tatuadores aseguraron que habían notado un aumento de los clientes que buscan tener la imagen de Mandela retratada de forma permanente en su piel.

Incluso la jornada de ayer fue un momento para reflexionar sobre el decepcionante ritmo de cambio en el país desde 1994 y para hacer pública la frustración con la gestión del presidente, Jacob Zuma, y su partido, el gobernante Congreso Nacional Africano (CNA).

Mandela A“Madiba estaría decepcionado por la corrupción”, afirmó el exabogado de Madiba y activista por los derechos humanos, George Bizos, en una clara referencia al actual presidente del país, Jacob Zuma, implicado en escándalos de abuso de poder y contra el que se abrieron en el pasado más de 700 cargos.

El primer presidente negro de Sudáfrica, que pasó 27 años en cárceles del apartheid antes de salir y predicar el perdón y la reconciliación, murió el año pasado a los 95 años por una infección pulmonar.

Ahora, veinte años después de llevar al CNA al poder, prometiendo asegurar el acceso universal a la educación de calidad, empleos y viviendas, queda muy poco del optimismo que envolvió al país.

“Mandela estaba en una lucha diferente. Los actuales líderes están en su propia lucha de servirse a sí mismos”, dijo el estudiante Paballo Nalane, de 23 años, entre la multitud congregada en la Plaza Nelson Mandela de Johannesburgo.

Y es que una cuarta parte de la población en edad de trabajar -y el 60 por ciento de la juventud- no tiene empleo. La sociedad sigue siendo desigual, alimentando los delitos y el malestar social, mientras la confianza en el liderazgo de Zuma está en su mínimo histórico.

“Lo urgente para Mandela era salvar el país. Él fue capaz de entenderlo y más que plantear la lucha contra los blancos o priorizar la agenda social y económica, decidió pensar en la inclusión”, dijo Víctor de Currea Lugo, docente y analista de relaciones internacionales.

“Mandela da el primer paso pero quienes continuaron con su política no han sido capaz de ahondar en los temas pendientes”, agrega Currea de Lugo.

Entre ellos enumera el problema de la desigualdad en el país, que siempre ha ocupado los primeros lugares en el índice de Gini, “lo que se traduce en que allí la brecha entre ricos y pobres es de las más grandes del mundo”.

Agraga la lucha contra el Sida en un país en el que el 20 por ciento de la población adulta tiene el virus, la mano de obra se deteriora por el mismo mal y la esperanza de vida al nacer retrocede.

(Con información de las agencias)

Mandela Homenaje

Homenaje

HOMENAJE-A-MANDELA

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también