Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

Albert Einstein: todo el genio en un libro de citas

En este artículo: Albert Einstein, Ciencia, Nazismo
| 11 |

einsteinA casi 60 años de su muerte, los logros científicos de Albert Einstein siguen proyectando una sombra tan alargada sobre nuestro entendimiento del mundo, y sobre el mundo en sí mismo, que lo más fácil es caer en una especie de trampa religiosa y declararle un ídolo o un superhombre, un icono que simboliza el poder de la mente pura para comprender y predecir la realidad. Las primeras recopilaciones de sus citas, filtradas con mano férrea por su secretaria y archivera, Helen Dukas, no hicieron sino alimentar ese mito al presentar una sesgada selección del Einstein más profundo, sensato y ecuánime, sin las fisuras ni debilidades que suelen revestir de carne a los arquetipos o a los espíritus puros.

Albert Einstein: el libro definitivo de citas (Plataforma Editorial) desentierra ahora —en una recopilación de exitosas ventas de la Universidad de Princeton— la cara oculta del genio: su esencial faceta artística, su omnipresente y agudo sentido del humor, también sus zonas más umbrías.

Y ahora escuchemos a Einstein (Ulm, Alemania, 1879 – Nueva Jersey, EE UU, 1955), que es a lo que hemos venido. Cuando le pidieron permiso para usar su nombre en la campaña publicitaria de una cura para el dolor de estómago, respondió: “Nunca autorizo a usar mi nombre con fines comerciales, ni siquiera cuando no se pretende engañar al público como en su caso”. Cuando una señora mayor le dijo en un autobús: “Oiga, su cara me resulta familiar”, Einstein respondió: “Sí señora, soy modelo para fotógrafos”. Eran los años treinta, y la celebridad del físico ya se traducía en una sucesión interminable de sesiones de posado para los escultores y artistas plásticos.

Su estilo de Groucho Marx siguió perfeccionándose con los años, como en esta cita: “Nunca pienso en el futuro. Llega demasiado pronto”. O en esta otra: “Para castigarme por mi falta de respeto a la autoridad, el destino me ha convertido en una”. O finalmente: “Estoy bastante bien, para haber sobrevivido al nazismo y a dos esposas”. Sí, Einstein era un misógino, como casi todo el mundo, aunque también un defensor de los derechos de las mujeres, y un proabortista (de plazos) ya en los años veinte.

El genio judío llegó a estar sinceramente harto de su celebridad, sobre todo porque ya no podía fiarse de los halagos que le hacía todo el mundo. En una ocasión le presentaron a un bebé de un año y medio, el bebé se echó a llorar, y dijo Einstein: “Es la primera persona en muchos años que me dice lo que piensa de mí”. Su vena misantrópica reaparece en las notas que mandaba Helen Dukas para rechazar la riada de manuscritos que le llegaban para revisar: “El profesor Einstein le implora que trate usted sus manuscritos como si el profesor Einstein ya estuviera muerto”.

La explicación de la relatividad más elegante y concisa —más einsteniana, por lo tanto— no fue obra de Einstein, sino del gran físico John Wheeler: “La materia le dice al espacio cómo curvarse, el espacio le dice a la materia cómo moverse”. Pero Einstein no lo había hecho mal unas décadas antes, en 1922, cuando su hijo Eduard le preguntó por qué era tan famoso, y él respondió: “Cuando un escarabajo ciego se arrastra sobre una hoja curvada, no se da cuenta de que su camino está curvado; yo he tenido la suerte de darme cuenta de lo que se le pasó al escarabajo”. Y a Newton, sería justo añadir.

La literatura y las artes tuvieron un papel esencial en su vida, con un énfasis especial en la música. “Si no fuera físico sería músico”, aseguró. “Experimento el mayor grado de placer ante las obras de arte; me llenan de sentimientos de felicidad de una intensidad que no puedo obtener de otras fuentes”.

Albert Einstein empezó a tocar el violín con seis años, y tuvo 10 violines entre 1920 y 1950 —celebró la confirmación de su teoría en 1921 comprándose uno—, aunque en sus últimos años los sustituyó por el piano. Sus gustos no podían ser más clásicos —Bach, Mozart, Schubert, Schumann y nada de Wagner— y es muy posible que guarden relación con su ciencia. No en un sentido directo —ninguna de sus teorías se basó en la música—, sino en uno más profundo y recóndito: en la búsqueda de una estructura, de un sentido del todo, de una autoconsistencia que no se deriva de los datos, sino de un imperativo armónico o estético. Las grandes mentes piensan igual, dice el proverbio inglés (que enseguida añade: pero los tontos rara vez discrepan).

Pero, si yo fuera un artista, mi cita favorita de Albert Einstein sería la siguiente: “La imaginación es más importante que el conocimiento”. Será mentira, pero dímelo.

(Con información de El País)

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • DOCARMO dijo:

    ES CIERTO “TITÁN” , CON EL PRESTIGIO DEL DEPORTE CUBANO EN LA REGION Y EN EL MUNDO, Y DE NUESTRA PROPIA CULTURA ¿HABIA QUE DESFILAR EN UNA CEREMONIA MUY BIEN DISEÑADA Y ENGALANADA CON LOS MONOS DE CALENTAMIENTO? IGUAL PREGUNTO POR LOS, –PUES NUNCA SE MOSTRARON- TRAJES TAN CARIBEÑOS QUE SUPUESTAMENTE VESTIRÍA LA DELEGACION CUBANA?
    POR CIERTO, SOBRIOS, PERO BELLISIMOS LOS DE LOS COLOMBIANOS.

    • Esmaykel V'azquez Avila dijo:

      @DOCARMO creo q se equivocó de artículo, vamos a ver si rspetamos la memoria de Einsten que nunca vio un juego centroamericano….

  • escipión dijo:

    Están tambien las famosas palabras cruzadas con Marilin Monroe, cuando esta le comenta que un hijo de los dos que tuviera la belleza de ella y la inteligencia de él sería fenomenal, a lo que este responde algo como: “el problema es que el experimento salga al revés y saque mi belleza y su inteligencia”.

    O cuando un periodista le pide que le explique la teoría de la relatividad y el genio le dice: “podría explicarme cómo se fríe un huevo, pero suponiendo que yo no sé lo que es el fuego, ni la sartén, ni el aceite ni el huevo”.

  • GAF dijo:

    Aquí van otras de sus anécdotas…

    *todo genio tiene que tener, por fuerza, sentido del humor Albert Einstein (1879-1955), Premio Nóbel de Física en 1921, gozó de una rapidez mental propia de un genial humorista.

    *1*.-Un periodista le preguntó a Einstein”¿Me puede Ud. explicar la Ley de la Relatividad?” y Einstein le contestó “¿Me puede Ud. explicar cómo se fríe un huevo?”. El periodista lo miró extrañado y le contesta “Pues, sí, sí que puedo”, a lo cual Einstein replicó “Bueno, pues hágalo, pero imaginando que yo no se lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego”.

    *2*.-Durante el nazismo Einstein, a causa de ser judío, debió de soportar una guerra en su contra urdida con el fin de desprestigiar sus investigaciones. Uno de estos intentos se dio cuando se compilaron las opiniones de 100 científicos que contradecían las de Einstein, editadas en un libro llamado “Cien autores en contra de Einstein”. A esto Einstein respondió: “¿Por qué cien?. Si estuviese errado haría falta solo uno”.

    *3*.-En una conferencia que Einstein dio en el Colegio de Francia, el escritor francés Paul Valery le preguntó: “Profesor Einstein, cuando tiene una idea original, ¿qué hace? ¿La anota en un cuaderno o en una hoja suelta?” A lo que Einstein respondió: “*Cuando tengo una idea original no se me olvida*”.

    *4*.-Einstein tuvo tres nacionalidades: alemana, suiza y estadounidense. Al final de su vida, un periodista le preguntó qué posibles repercusiones habían tenido sobre su fama estos cambios. Einstein respondió:
    “Si mis teorías hubieran resultado falsas, los estadounidenses dirían que yo era un físico suizo; los suizos, que era un científico alemán; y los alemanes que era un astrónomo judío”.

    *5*.-En 1919, Einstein fue invitado por el inglés lord Haldane a compartir una velada con diferentes personalidades. Entre éstas había un aristócrata muy interesado en los trabajos del físico. Tras una larga conversación, el inglés explicó a Einstein que había perdido recientemente a su mayordomo y que aún no había encontrado un sustituto.
    – “La raya del pantalón la he tenido que hacer yo mismo, y el planchado me ha costado casi dos horas”.
    A lo que Einstein comentó: “Me lo va a decir a mi. ¿Ve usted estas arrugas de mi pantalón? Pues he tardado casi cinco años en conseguirlas.”

    *6*.-En una reunión social Marilyn Monroe se cruzó con Albert Einstein, ella le sugirió lo siguiente:
    -“Qué dice profesor, deberíamos casarnos y tener un hijo juntos. ¿Se imagina un bebe con mi belleza y su inteligencia?”.
    Einstein muy seriamente le respondió: “Desafortunadamente temo que el experimento salga a la inversa y terminemos con un hijo con mi belleza y su inteligencia”.

    *7*.-Se cuenta que en una reunión social Einstein coincidió con el actor Charles Chaplin. En el transcurso de la conversación, Einstein le dijo a Chaplin:
    “Lo que he admirado siempre de usted es que su arte es universal; todo el mundo le comprende y le admira”.
    A lo que Chaplin respondió: “Lo suyo es mucho más digno de respeto: todo el mundo lo admira y prácticamente nadie lo comprende”.

    *8*.-Y por último uno de los chistes favoritos que Einstein relatara en reuniones con políticos y científicos.
    Se cuenta que en los años 20 cuando Albert Einstein empezaba a ser conocido por su Teoría de la Relatividad, era con frecuencia solicitado por las universidades para dar conferencias. Dado que no le gustaba conducir y sin embargo el coche le resultaba muy cómodo para sus desplazamientos, contrató los servicios de un chofer.
    Después de varios días de viaje, Einstein le comentó al chofer lo aburrido que era repetir lo mismo una y otra vez.
    “Si quiere -le dijo el chofer- lo puedo sustituir por una noche. He oído su conferencia tantas veces que la puedo recitar palabra por palabra.”
    Einstein estuvo de acuerdo y antes de llegar al siguiente lugar, intercambiaron sus ropas y Einstein se puso al volante.
    Llegaron a la sala donde se iba a celebrar la conferencia y como ninguno de los académicos presentes conocía a Einstein, no se descubrió la farsa: El chofer expuso la conferencia que había oído repetir tantas veces a Einstein.
    Al final, un profesor en la audiencia le hizo una pregunta.
    El chofer no tenía ni idea de cuál podía ser la respuesta, sin embargo tuvo una chispa de inspiración y le contestó:
    “La pregunta que me hace es tan sencilla que dejaré que mi chofer, que se encuentra al final de la sala, se la responda”.

  • FABIOMAXIMO dijo:

    escipion, YA PENSABA YO CONTAR LA ANECDOTA DE EINSTEIN CON MARILN, PERO HE VISTO QUE SE ME HA ADELANTADO. IGUAL, NUNCA ME CANSO DEL CUENTO.

  • Físico dijo:

    Docarmo. Einstein dijo, hay dos cosas infinitas, el Universo y la estupidez humana. Tu lo confirmas, y no eres el universo.

    • José M. Calero Gross dijo:

      Físico :

      La anécdota completa es como sigue : Einstein consideraba que solo habían dos cosas que eran infinitas : el universo y la imbecilidad humana, y de una de ellas no estaba totalmente seguro : el universo. De lo que sí estaba seguro de que era infinita : la imbecilidad humana.

      Saludos

    • Naya dijo:

      Por dios Fisico, cualquiera se confunde, no hay que ser tan radical.

  • Sibelle dijo:

    No entendí la frase: “Sí, Einstein era un misógino, como casi todo el mundo…” En qué se basa esta afirmación?

  • terrenal dijo:

    Sibelle,casese y a los 4 años me dice,y mas con un cientifico, las novelas con los mismos temas,los pecesitos de colores ,los miles de deportistas repitiendo el mismo ejercicio,que si fulana tiene el pelito mas largo o esta un poquito mas gordita……..ya lo entiendes,el se aislaba para analizar por donde le entraba el agua al coco en resumen el profundizaba en otras cosas que no le interesaban a millones de personas(su capacidad investigativa en esa rama era mayor),no obstante el reia de muchas cosas y por otras decia dios mio que es esto…..las personas profundas comprenden mejor a la humanidad pero la humanidad no las entienden.saludos.

  • hadusyIVO22 dijo:

    Albert Einstein que crase de cabeza mi hermano .Pero estabas pasao

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también