Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Pobreza y ratas marcan el día a día en Nueva York

En este artículo: Estados Unidos, Nueva York, Pobreza
| 12 |

pobreza en Nueva York

Según informó Coalition for the Homeless, (Coalisión para los sin techo), cada noche unas 38.000 personas duermen en los refugios de Nueva York; incluyendo 16.000 niños y 8.000 adultos.

Desde el 2008, año que explotó una de las crisis más importantes en la historia de este país, han aumentado los índices de pobreza y por ende el número de personas que no tienen lugar para vivir.

Cada año en la ciudad de Nueva York, hay 100.000 habitantes que no tienen un techo para dormir.

Según registra Coalition for the Homeless, (Coalisión para los sin techo), todas las noches 38.000 neoyorquinos duermen en los refugios de la ciudad; incluyendo 16.000 niños y 8.000 adultos. Aunque miles más duermen en calles y espacios públicos, según aclara la misma agencia.

El 90% de “los sin techo”, son afroamericanos y latinos; entre 40 y 50% experimentan problemas psicológicos. Pero no todos tienen la “suerte ‘de recurrir a refugios, ya que la capacidad de éstos se ve desbordada y muchos tienen que recurrir a otros sistemas de albergues.

Los “hombres topos”

Un reporte realizado por The New York Post, se refirió a los “hombres topos”, que viven en los túneles de los trenes de la ciudad; aunque no se sabe que cantidad de personas viven ahí, sí se conoce que la mayoría de ellos sufren enfermedades mentales.

Pero no solo Nueva York experimenta estos problemas, en Nueva Jersey más de 100 personas han establecido un campamento; donde comparten penurias, latinos, afroamericanos y blancos.

Estos campamentos, llamados “Obamavilles”, están distribuidos por todo el país, son alrededor de 60 y dan refugio a más de 100.000 personas. El más grande se encuentra en el estado de Florida, cercano a Disneylandia, donde viven alrededor de 300 personas.

Ciudades como Las Vegas y Kansas también albergan a cientos de personas que viven bajo los túneles y galerías subterráneas.

Lamentablemente no es la primera vez que el país enfrenta una crisis y muchos de sus habitantes tienen que vivir donde puedan.

En los años 30, durante la gran depresión y bajo la presidencia de Herbert Hoover, miles de americanos encontraron refugios en los llamados “Hoovervilles’’, llamados así porque culpaban al presidente por la crisis.

Mientras la inequidad sigue en aumento en este país, y según La Oficina del Censo de Estados Unidos, uno de cada seis estadounidenses viven en la pobreza y no tienen acceso a una vivienda. La revista Forbes promociona la venta del departamento más caro en la ciudad de Nueva York por 130 millones de dólares, aun sin construir.

Mientras esto sucede, en la misma ciudad y en el país, como contraste, un millón de niños, no tienen un hogar propio para regresar cuando salen de la escuela.

Invasión de ratas

Otro problema grave son las ratas; las quejas sobre estos roedores que los habitantes de la ciudad presentaron al número telefónico 311 y por internet aumentaron de 22.300 el año fiscal 2012 a 24.586 el año siguiente, dijo el contralor municipal Scott Stringer.

“Las ratas son un insulto diario nauseabundo para los neoyorquinos, sea que pasen rápidamente por los pies de la gente en las aceras, invadan casas donde duermen niños o deambulen numerosamente en los restaurantes”, declaró Stringer.

El Departamento de Salud municipal carece de una gestión eficaz de su programa de control de plagas, según una auditoría a cargo de la contraloría, afirmó Stringer.

Los inspectores de salud no siempre observaron sus propios protocolos y en 160 casos no se efectuaron inspecciones en el terreno, agrega la auditoría.

“Sin una respuesta cuidadosa y oportuna del gobierno municipal a las quejas de la ciudadanía, el problema persistirá”, aseguró el funcionario.

El Departamento de Salud dijo en un comunicado que “está totalmente en desacuerdo” con las conclusiones de la auditoría y ha adoptado medidas preventivas para la exterminación de plagas en la ciudad.

“Creemos que los auditores llegaron a las conclusiones incorrectas porque se concentraron solamente en las denuncias e ignoraron el hecho de que la respuesta a las quejas es una pequeña parte de la estrategia general del departamento para descubrir dónde hay ratas, avisar a los dueños sobre las medidas y tomar medidas para exterminar a los roedores e impedir que vuelvan a aparecer”, dijo el departamento.

Los auditores encontraron que en 24 % de los casos examinados la agencia no atendió quejas dentro del periodo establecido de 10 días “, según Stringer.

Además, las medidas fueron suspendidas prematuramente en algunas quejas antes de completarse el número de inspecciones obligatorias, según la auditoría.

En el año fiscal 2013 no hubo señales de evaluaciones en 44 % de 386 casos en los que los inspectores solicitaron servicios de control de plagas.

El contralor también informó que el departamento no notificó a algunos dueños de inmuebles sobre las órdenes municipales de que se eliminaran las condiciones que favorezcan la proliferación de los roedores, lo cual aumentó el riesgo de que la plaga de ratas pudiera propagarse por los vecindarios.

La contraloría recomienda que el Departamento de Salud identifique las quejas que llevan mucho tiempo pendientes, asegure que se cierren las denuncias después de un solo intento por acceder al lugar afectado y que los problemas en el terreno se enfrenten de manera eficientes.

(Con información de agencias)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Contabilidad dijo:

    …Por lo menos hablan de las ratas de Nueva York, de las que veo yo todo los días en mi trabajo nadie comenta… y eso que LABIOFAM se esmera

  • yoel sevilla dijo:

    Con ratas y toro new york recibió el 2013 nada mas y nada menos que 53 millones de turistas

  • cadillac dijo:

    el articulo dice que 38.000 personas duermen en los refugios de Nueva York; incluyendo 16.000 niños y 8.000 adultos…. 38000 menos 16000 niños son 22000 y esos 22000 menos los 8000 adultos quedan entonces 14000 que no se sabe que son, si extraterrestres o que…
    pobre d ela gran manzana esta podrida…aunque muchos quieren comerla.

  • leo dijo:

    pobres neoyorquinos, con tanta crisis seguramente para el proximo año coman carne de rata en lugar de otras carnes… y no tengan dinero para el carro del año ni para el último iPhone, en fin cada día vamos para atrás. Creo que sería interesante, en gesto solidario, publicar un fotoreportaje sobre las cucarachas y los tejones de 10 de Octubre, vaya digo yo.

  • Marta de Argentina dijo:

    Las ratas habrán salido del Pentágono?

  • Pepitin dijo:

    Critiquen la Habana que esta mas envuelta en churre que el basusero de la esquina de mi casa.

    • el loco de Monte Carlos dijo:

      Vaga, que encarne con los EUA jajajaa

  • Platano Fongo dijo:

    Que dicen nuestros diplomaticos que tanto tiempo llevan alli?
    Jose Marti vivio muchos años en esa urbe incluso cuando aun no se habia inventado el aire acondicionado.
    Aun no comprendo la sin razon de por qué hay algunos que hacen lo indecible por llegar hasta alli al igual que hacen otros por llegar a Mayami.

  • Juno dijo:

    Ke noticia mas absurda

  • deliciaria dijo:

    que facil es tirar piedras al techo del vecino cuando el nuestro es de cristal…..en fin la politica es asi

  • monica dijo:

    y asi muchos todavia en Cuba quisieran estar alla

  • Lily dijo:

    ¿El premio Nobel del terrorismo?Bien gracias ¿ y el ébola? ahi anda cerca de todo yanquilandia.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también