Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Carta de Ana Pérez Nordelo a su primo Gerardo Hernández

| 3

gerardo-hernandezQuerido Gerardo:

Me llamo Ana Pérez Nordelo y vivo en Las Palmas de Gran Canaria, la capital de una de las islas del archipiélago canario. En verdad, me parece fuera de lo común tener que hablarte por primera vez a través de una carta, pero así ha tenido que ser.

De cómo supe de ti es la historia de una enorme casualidad pues ocurrió mientras rastreaba, hace años, el origen del apellido Nordelo, que compartimos.

De repente, decenas de enlaces en el ciberespacio tenían tu nombre y fue de esta manera como comencé a conocer tu historia, la historia de Los Cinco, hasta que di con una imagen de Carmen Nordelo, tu madre. Rápidamente, le pregunté a la mía, Ana, por la mujer de la foto y, sin dudarlo un segundo, dijo: ¡esa es mi prima Carmen!

Mi madre me contó que su tío (tu abuelo) había viajado a Cuba y que a su regreso decidió llevarse a su familia a vivir a Cuba, a donde Carmen se marchó siendo muy joven.

Gerardo, te confieso que casi no me podía creer lo que, a partir de aquel momento empecé a leer sobre tu caso y el de tus cuatro compañeros, Antonio, Ramón, René y Fernando, pues todo superaba, con mucho, la normalidad, en estas islas, del relato de la familia dividida por la emigración. Y, bueno, aquí mi condición de abogada, como miembro además de la Asociación Juristas por la Paz y los Derechos Humanos (JUPADEHU) me llevó a vincularme, de otra forma, a ti y a Los Cinco.

Recuerdo que concerté una cita con Inés Miranda, la presidenta de JUPADEHU, a quien ya conoces y también recuerdo que un día, a primera hora de la tarde entré en su despacho y le hablé de Los Cinco. Ella me escuchó atentamente, y su respuesta fue un rotundo “por supuesto que nos ocuparemos de este caso”. Desde entonces, Los Cinco han ido ocupando, a lo largo de casi diez años, un lugar permanente en la “militancia” en la que decidimos convertir nuestro trabajo como juristas.

Como ya sabes, otra de nuestras luchas tiene que ver con la justicia que ansiamos conquistar para el pueblo saharaui y que nos ha llevado, en calidad de observadoras internacionales, a los aberrantes juicios a los que se somete a los luchadores saharauis por la autodeterminación en los Tribunales de Marruecos, estado que aplica sobre ese infatigable pueblo el hostigamiento permanente, las acusaciones falsas de delitos nunca cometidos, la tortura, la persecución, la desaparición y hasta la muerte, en muchos casos.

Esta experiencia nos ha servido para encontrar las enormes similitudes que hay, por citar un ejemplo significativo, entre el juicio a los presos de Gdeim Izik y el que ustedes sufrieron, en 2001. En ambos casos, las violaciones de derechos legales y fundamentales en el desarrollo mismo del juicio, la imparcialidad de la sede, la manipulación hecha a través de los medios de prensa, convierte dichos procesos en reflejo de la inexistencia de garantías legales, en las administraciones de justicia de países tan distantes, aunque igualmente opresores, como EEUU (que se muestra al mundo como paladín de los Derechos Humanos), y Marruecos.

Por cierto, debo decirte, que también son muy parecidas la actitud digna y la inquebrantable determinación por defender la verdad que demostraron, Los Cinco y el grupo de Gdeim Izik, frente a quienes, odiosamente, dictaron sus sentencias.

Gerardo, no puedo pasar por alto ahora que mi madre y yo tuvimos la oportunidad de conocer a tu esposa Adriana, cuando ella y Olga Salanueva (la esposa de René González) visitaron Canarias, a finales de 2010.

Verdaderamente fue entrañable poder conversar con ella, y sentir su ternura y el afecto que demostró hacia nosotras. En este punto, saber que el gobierno estadounidense le ha negado continuadamente la Visa para ir a verte en estos 15 años, fue un hecho impactante tanto en lo familiar como en lo profesional, por la burla y aberración jurídica que este hecho entraña.

Compartimos varias jornadas juntas, y Adriana y mi madre no dejaron de hablar de las historias de familia que Carmen le había contado. Adriana, incluso, sabía las localizaciones de algunas fotos que aún deben andar por tu casa. Ojalá esa experiencia se repita, más pronto que tarde, estando ustedes, de nuevo, juntos en Cuba.

Para despedirme, querido primo, te cuento que mañana, Día Internacional de la clase obreras, en Las Palmas saldremos a la calle uniendo las reivindicaciones por los derechos del pueblo canario trabajador a las luchas de otros pueblos del mundo, y, entre ellas, la libertad de Los Cinco recorrerá, con nombre propio, los lugares por los que tu madre, seguro, paseó de joven.

Será, podría decirse, como un viaje de vuelta, en el que ella, a través de ti, retornará a la tierra que la vio nacer.

En las últimas líneas de esta carta, Gerardo, te digo, con la misma firmeza con que reclamo la libertad para los presos políticos saharauis, en manos de Marruecos, que la prisión de Los Cinco ofende a la Justicia y ofende a la humanidad, y que para resarcir ambas ofensas, lucharé, y lucharemos muchos miles de personas en el mundo, hasta que Los Cinco, TODOS, sean liberados y puedan regresar a Cuba.

VOLVERÁN, Gerardo y yo podré conocerte libre.

Un fuerte abrazo para ti y para Antonio y Ramón. También para René y Fernando, que han regresado ya a su patria.

Ana Pérez Nordelo

Las Palmas de Gran Canaria (Islas Canarias), a 30 de abril de 2014.

(Tomado de cubacinco.blogspot.com)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • angel perez dijo:

    Ana Pérez Nordelo
    Defendiendo como defiendes a los 5 ya eres parte de nosotros, te felicito por esas grandes palabras y de seguro estaremos unidos en esta gran batalla por lo la liberación de nuestros compañeros, mil gracias, te recomiendo el sitio web jorgitoxcuba.wordpress.com/

  • Josefina Bárbara (Finy) dijo:

    Ana Pérez Nordelo, muy conmovedoras tus palabras en tan efusiva carta…aunque tarde valio la pena el reencuentro familiar…y porque no, con todos los que de una forma u otra estamos unidos a esta noble causa que es la liberacion de nuestro 5 hermanos….la lucha por ellos continua, finalmente la victoria sera muy CIERTA!!!!!

  • CUBANA 100 % dijo:

    Ana debes sentirte orgullosa de tu primo al igual que todos los cubanos

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también