Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Desmienten versiones de que García Márquez padece cáncer

| 6 |

gabriel-garcia-marquez1El premio Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez no padece cáncer, afirmó hoy a la agencia Dpa su asistente Mónica Alonso, desmintiendo informaciones difundidas por un diario mexicano.

Nunca nadie nos ha hablado de cáncer ni a la familia ni a nosotros“, afirmó Alonso en conversación telefónica con Dpa.

Alonso dijo no tener conocimiento de la información difundida hoy respecto a la reincidencia de un cáncer en el autor de El amor en los tiempos del cólera y aseguró que no se van a pronunciar respecto a estas afirmaciones que no son ciertas.

De acuerdo con la publicación mexicana, que cita “fuentes confiables”, doce años después de haber superado el cáncer linfático que afectó a García Márquez, la enfermedad regresó al cuerpo del escritor de 87 años y ahora afectaría al pulmón, ganglios e hígado.

“Ante el diagnóstico, por acuerdo familiar y médico, el autor de Cien años de soledad, radicado en México hace más de 50 años, está fuera de tratamiento oncológico“, señaló la publicación.

García Márquez, considerado el padre del “realismo mágico”, estuvo hospitalizado entre el 31 de marzo y el 8 de abril en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán de la capital mexicana, debido a una infección pulmonar y de vías urinarias.

El escritor salió del hospital el 8 de abril y recibe cuidados médicos en su casa.

Las especulaciones sobre la salud del escritor colombiano han sido frecuentes desde que en 1999 le fue diagnosticado un cáncer linfático del que se sanó.

En 2012 unas declaraciones de su hermano menor Jaime García Márquez respecto a que el autor padecía demencia senil desataron una serie de especulaciones, aunque la información fue desmentida por Jaime Abello Banfi, director de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano y amigo cercano de García Márquez.

El Premio Nobel lleva una vida reservada en México, donde reside desde hace más de cinco décadas y pocas veces se deja ver en público.

Una de sus últimas apariciones fue en su pasado cumpleaños, el 6 de marzo, cuando se le vio sonriente y con buen semblante salir a saludar a seguidores y periodistas que se encontraban frente a su casa.

(Con información de La Jornada)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cuquito dijo:

    Fuerza Gabo!

  • Borges dijo:

    Salud para el Gabo y gracias por su Gran aporte a la cultura mundial.

  • Rolando dijo:

    Caramba, la vida privada de un “heroe” de la literatura mundial y periodista consagrado y defensor de la noticia impresa se respeta. Todo pensamiento positivo para ud. Gabriel y esperamos su pronto restablecimiento para seguir enriqueciéndonos con sus consejos de sabiduría y Cultura integral.

  • jalopez dijo:

    Que pena el acoso de la prensa con las personalidades publicas.Las mismas intrigas y especulaciones que ocurrieron antes con Chávez, con Mandela, con muchos. Debiera existir una ley internacional para asegurar, que ya que no los dejan vivir en paz, al menos resulte obligatorio permitirles morir en paz. El gabo es de lo que nunca mueren.

  • Andreina dijo:

    Es bueno que publiquen esta noticia ya que los rumores de que Gabo tenía cáncer estan recorriendo la red. Una vez más muchas gracias Cubadebate. Salud para este grande de las letras!!

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    En esta foto se parece mucho a mi difunto papá.
    Hasta el gesto de la mano me lo recuerda.
    Se me han aguado los ojos.
    Quiera Dios que aún le dure mucho a sus hijos.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también