Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

Real Madrid golea 3-0 al Atlético en semifinal de la Copa del Rey

| 107 |

imagen-real-madrid-6El Real Madrid puso pie y medio en la final copera tras superar al Atlético en el Bernabéu de punta a punta (3-0). Lo hizo con la intensidad de la que se vale el Atlético normalmente, con una atención a los detalles que dejó sin respuesta a su rival.

Del Atlético, sorprendió sobre todo su fragilidad defensiva. Por si fuera poco, la suerte no estuvo de su lado. Dos de los goles del Madrid llegaron en disparos desviados por Insua y Miranda. El otro lo marcó Jesé, que hizo un partidazo.

Los colchoneros necesitarán recuperarse, pues toda derrota en un derbi es dolorosa y si algo ha demostrado el conjunto del Cholo Simeone esta temporada es su carácter. Seguramente el técnico bonaerense sabrá motivar a sus jugadores de cara a un partido de vuelta que se perderá por acumulación de amarillas el estelar delantero Diego Costa.

Con esta victoria, el Real Madrid se convierte en el segundo equipo que logra ganarle al Atlético de Madrid un partido oficial esta temporada tras el Espanyol. Además, los blancos pueden ser el segundo equipo también que logre eliminar a los rojiblancos en una eliminatoria a doble partido tras el Rubin Kazán.

(con información de AS)

Se han publicado 107 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Sergio Ramos dijo:

    QUE GRANDE POR DIOS QUE GRANDE, QUE GRANDE MI EQUIPO, ASI SE GANAN LOS JUEGOS SI SOY MEJOR QUE TU NO TENGO POR QUE PERDER CONTRA TI. HALA MADRID, HALA CRISTIANO, HALA CASILLAS, HALA S4, HALA JESÉ.
    NOTA: ESTE CHOCO DEBERÍA SER TITULAR Y NO KARIM BENZEMA.

    • Florentino Cachondo dijo:

      Buen juego el del Madrid hoy. El atletico no toco la pelota. O lo intento muy mal. Disparos de Pepe y Di Maria desviados por defensas que los dieron como autogoles. Asistencia del fideo para Jese y un golaso. Ese niño esta acabando. Ronaldo festejo su cumple, aunque no haya marcado, pero la victoria bien merecida. Hala Madrid!!!!!

  • Kaka dijo:

    Jesè de titular, pero Ya

    • G dijo:

      no muchachon no, titular no… uno de los pk´s de que Jese este como este es que el tan odiado Mou no apuro al muchachito, el lo veia bien y lo decia: “es un crack”, pero no lo apuro, para nada, habia que esperar a que se cocinara bien para meterlo en la 1ra, ahora esta bien cocinado para 1ra pero le falta para ser titular del Real Madrid: ojo que no estamos hablando de equipuchos…es real madrid… ademas tenemos a unoo de los mejores prospectos del futbol, que cuando ha estado al 50% ha demostrado lo que vale, imaginense cuando pueda estar al 100% de su juego… asi que tranquilitos que Raul a los 20 años no era titular en real madrid ni estamos en 1996

      • Aryan dijo:

        muy atinada tu respuesta… suave pa’ ke se te de…

  • Maurice dijo:

    Barcelonistas sufrannnnnnnnn

    • Juno dijo:

      ke tienen ke ver los barcelonistas con esto?

      Por cierto Pepe parece un mono en su celebración

      • Adrian dijo:

        Y tu no ahs visto como fabregas,dani alves y compañia celebran cuando marcan un goooooooooollllllllll.

  • Ale10FCB dijo:

    Gran victoria del Madrid, puede alguien decirme como está el del BArça?

  • El Maestro dijo:

    España:
    Excelente partido de Di Maria con dos asistencias y un gol y del canterano Jese que sigue pidiendo un puesto de titular en este equipo.Con este resultado el Madrid consiguio que un año después, el Atlético volviera a recibir más de dos goles en su portería. El 3-0 que le endosó el Real Madrid acabó con este registro que atesoraban los del Cholo, anecdotico el hecho de que hasta nueve veces ha conseguido el Atlético de Madrid ganar por diferencia de más de tres goles al Real Madrid en su historia. Seis de ellas en liga,pero como digo eso es historia y la eliminatoria se le pone cuesta arriba a los de Simeone.

    Francia
    Zlatan Ibrahimovic ofreció una nueva exhibición, esta vez en la Copa de la Liga de Francia, para llevar al PSG hasta la final. El delantero sueco marcó dos tantos -con una joyita incluida: El portero rival recibió un pase atrás de su defensor para descomprimir la presión del PSG. En vez de rechazar alto y largo, se quedó corto y el balón, para su desgracia le cayo al depredador que no dudó en levantar la pelota para convertir un exquisito tanto que causó eco en el fútbol mundial-para doblegar al Nantes como visitantes por 2-1. El gigante vikingo continua conquistando Francia y dejo patente de su magia la cual lamentablemente no se vera en el proximo Mundial

  • Django dijo:

    Co………………………………………, respetennnnnnnn, esto es futbol esto es madrid, calaa boca para todo aquel que difama y desconfia y sobre todo para el que envidia.

  • Rosca Izquierda dijo:

    Muy bien por los blancos esa era la forma en que tenían que ganar dando un “golpe de autoridad sobre la mesa” para demostrarle al Atlético y el Barsa que el resultado al principio de temporada fue por estar el equipo en construcción. Ya son 10 los partidos que ha jugado el Madrid (contando el juego con el PSG) donde solo permiten un gol y lo mas importante para mi no están tan dependiente de Cristiano Ronaldo que aun cuando no ha marcado la cantidad de goles que él generalmente hace esta muy participativo y generando juego y arrastrando marcas para que sus compañeros anoten. Ese es el Madrid que puede ganar cualquier titulo si se los proponen.

    Real Madrid pone pie y medio en final de Copa con goleada a Atlético (3-0)AFP –
    El Real Madrid se acercó a la final de la Copa del Rey al adelantarse 3-0 en casa en la ida de las semifinales ante el Atlético de Madrid, este miércoles, con lo que cobra una ventaja que parece casi definitiva antes del desenlace de la vuelta.

    En la primera mitad, el portugués Pepe (17), en un balón que desvió contra su arco el argentino Emiliano Insúa, adelantó a los locales y en la segunda ampliaron la ventaja Jesé Rodríguez (57) y el también argentino Ángel Di María (73), en ese último caso tras tocar en el brasileño Miranda.

    La noche aciaga del Atlético se completó con la amarilla que vio en el 60 el hispano-brasileño Diego Costa, la estrella goleadora del equipo, que no podrá jugar la vuelta por tener que cumplir una sanción.

    El Real Madrid consiguió no sólo encarrilar la eliminatoria de semifinales, sino saldar viejas cuentas pendientes con el Atlético de Diego Simeone.

    En la pasada edición de la Copa del Rey, el Atlético se impuso 2-1 al Real Madrid en la gran final en el Santiago Bernabeu y esta temporada en la Liga española, en la 7ª jornada, los ‘colchoneros’ se impusieron 1-0 a los ‘merengues’, también como visitantes.

    Pero esta vez el Atlético, actualmente líder en solitario de la Liga española, no pudo lograr su tercer triunfo seguido en el Bernabeu y fue claramente superado en el juego por un Real Madrid ultramotivado y en el que poco antes del duelo había sido descartado por lesión uno de sus jugadores estrella, el galés Gareth Bale, lesionado en un gemelo desde hace diez días.

    En la primera parte, el Real Madrid comenzó más inspirado y tuvo las mejores oportunidades.

    Un saque de esquina sacado por el croata Luka Modric en el 8 fue cabeceado por el francés Karim Benzema y Gabi apareció para alejar el peligro.

    El Atlético respondió en el 13 con un remate de cabeza del turco Arda Turan que obligó a una buena intervención de Iker Casillas, pero el primero terminó cayendo para los blancos.

    Fue en el 17, cuando el portugués Pepe recibió en la frontal del área y envió un disparo que parecía dirigirse fuera, pero que tocó en el argentino Insúa, lo justo para despistar al arquero belga Thibaut Courtois e introducirse en la portería del Atlético (1-0).

    Miranda, en el 21, tuvo la mejor de los rojiblancos en la primera mitad, rematando un balón de Jorge Resurrección ‘Koke’, pero Casillas volvió a controlar al situación.

    El Real Madrid llegaba con mucha más fluidez y Jesé Rodríguez (31, 38) y Cristiano Ronaldo (36) tuvieron oportunidades para ampliar la ventaja antes de la pausa, pero sin éxito.

    En la segunda parte, el uruguayo Diego Godín pudo lograr el empate de cabeza en el 47, pero la aparente reacción fue un espejismo y el Real Madrid asestó el zarpazo del segundo poco después.

    En el 57, el argentino Ángel Di María cedió para Jesé, que le ganó la acción a Miranda y terminó colando el balón por debajo del cuerpo de Courtois, para el 2-0.

    Godín en el 72 volvió a estar cerca del gol, cabeceando en córner, pero Modric salvó bajo palos.

    Y del casi 2-1 se pasó a un 3-0 que pone las cosas muy difíciles para el Atlético, cuando en el 73 Di María, con un disparo desde fuera del área que tocó en Miranda, terminó firmando el tercero de la noche, que deja a los suyos pensando ya en la final del ‘torneo del KO’.

  • Halo dijo:

    El Madrid deshace al Atlético, por Juanma Trueba (Tomado de AS)

    El Madrid puso el fútbol y también le ayudó la suerte en dos de los tres goles. Marcaron Pepe, Jesé y Di María. Mucha tensión, acciones feas y Diego Costa se perderá la vuelta.

    El Madrid no imaginó un partido así; sólo pudo soñarlo. Ganar con tres goles y merecerlos, barrer al Atlético, restablecer el orden mundial, jugar y divertirse, acariciar la final. Eso ocurrió en el derbi. El anfitrión se dio un homenaje y enterró el recuerdo de sus dos últimas derrotas, aquellos reveses, hace mil años ya.

    El partido perteneció al Madrid. Enteramente. Extrañamente también. Se esperaba un Atlético más feroz, en defensa o en ataque. Pero nunca pasivo. Jamás expectante. Y eso hizo. Esperar sin morder. Ceder al Madrid el balón y entregarle diez metros de su campo. Cada vez que el Atlético robaba, y robaba poco, le quedaba un desierto por atravesar. Terreno minado, además. Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos. Un ejército de Tarantino.

    El Madrid disfrutó de esa comodidad inesperada. Relativa, por supuesto. Teórica, sobre todo. En la práctica el partido estaba repleto de golpes y patadas, de empellones a la vista de todos y de puñaladas de tapadillo. Sin embargo, la pelota era madridista. Y la iniciativa. El juego, en definitiva.

    Algo le ocurría el Atlético. El cansancio es una explicación. Siempre imaginamos que el fondo de armario (su ausencia, más bien) sería un problema. La acumulación de partidos. Eso sirve para justificar que no presionara en el mediocampo. Pero había algo más. Algo espiritual, astrológico. A los siete minutos Miranda, tipo fiable, cometió un fallo clamoroso al querer despejar la pelota. La pifia hizo que el balón casi terminara en gol. Ese error desestabilizó al Atlético en cadena, y le metió miedo. El córner consiguiente provocó otra ocasión de gol, un cabezazo de Benzema que tropezó en Gabi. Courtois, por cierto, se había quedado a media salida. Malos síntomas.

    No es que el Atlético no diera dos pases seguidos. Es que no daba dos pasos. Fallaban los que no suelen y fallaba quien parecía llamado a hacerlo: Insúa. El argentino, relevo de Filipe, es el más postizo de los suplentes del Atlético, el menos integrado. Jesé descubrió su debilidad cuando ocupó la banda derecha; después de dos carreras, el lateral ya odiaba a los niños tanto como Herodes. Pero Jesé no sería el único en probarle; el infortunio también lo hizo, poco después.

    Los escasos minutos en que el Atlético controló el juego fueron obra de Diego Ribas, un par de pases con sentido y oxígeno, poco para él. La única oportunidad visitante en la primera parte llegó entonces. Gabi buscó el área y Arda cabeceó desde la frontal con todo el veneno posible. Casillas se estiró para despejar el peligro, con solvencia, con catorce años de experiencia.

    El Madrid dominaba, pero le faltaba provocar el desequilibrio que propicia los goles. Lo logró Di María. Su caos es el remedio perfecto cuando hay que romper el orden. Se trata de un jugador controvertido, y más aun de centrocampista, pero quienes lo discuten deberían preguntarse si lo quieren para su equipo o para el contrario. Así es más fácil.

    El caso es que el argentino se zafó de dos rivales y conectó con la subida de Pepe, al que invitó a chutar. El disparo del central, aparentemente desviado, tocó en Insúa y se hizo mortal. Mientras Courtois volaba hacia ninguna parte debió recordar que sus fantasmas siempre visten de blanco. Insúa no se debió sentir mucho mejor.

    Así estaban las fichas y así el tablero, cuando Diego Costa entró en acción. Se peleó sucesivamente con Pepe, Arbeloa y Sergio Ramos, unas veces como verdugo y otras como víctima. No le importó lo más mínimo encontrarse a una tarjeta amarilla de la suspensión en Copa. Rozó la roja y estuvo cerca de provocar expulsiones en ambos bandos. Se preocupó más de que Pepe viera una tarjeta (la vio) que de marcar un gol o favorecerlo. Desperdició su talento y, por último, recibió la amarilla que debió evitar. Su contribución a la lucha libre no se pone en duda, pero el resumen es que no hizo nada por su equipo.

    El ruido interrumpió el partido y la reacción del Atlético. Los minutos pasaron más rápido y el Madrid fue ganando confianza. Nada le amenazaba. Al contrario. Jesé le daba una marcha más al equipo en cuanto controlaba el balón. El chico propició una doble oportunidad, con tiro propio y después con volea de Modric. Courtois desbarató ambas, pero no se liberó del tembleque. No olvidemos que Jesé jugó gracias a la incomparecencia de última hora de Bale, que horas antes recayó de su lesión.

    Lo lógico era pensar que el Atlético cambiaría después del descanso. Imaginamos que una buena arenga de Simeone despertaría a su equipo; esperamos un cambio acertado, un sutil movimiento estratégico. No ocurrió nada de eso, o no lo apreciamos. Cebolla entró por Diego, nada más. Y el Madrid suspiró: hay noches en las que todo sale bien.

    A los once minutos de la reanudación, volvió a marcar el Madrid. Di María condujo por la izquierda, oteó el horizonte, advirtió el desmarque de Jesé, y le puso un balón que era un regalo con lazo rojo. El niño metió la puntera y batió a Courtois, de nuevo una sombra de sí mismo.

    El Atlético recurrió al orgullo. Pero el orgullo sirve de poco cuando las piernas pesan y los pulmones no alcanzan para tragar tanto aire. Pese a todo, el vecino estuvo muy cerca de vivir una vida mejor, de tener una esperanza y una noche más tranquila. A la salida de un córner, Godín cabeceó desde el segundo palo, solo, picado, tan despejado de rivales que el gol fue cierto hasta que Modric lo evitó bajo palos.

    El grito de alivio del Bernabéu fue la ola sobre la que surfeó Di María, ese muchacho incapaz de estarse quieto; quizá por eso se acomodó aquella noche, al ser sustituido y obligado a detenerse, ya conocen el refrán: cuando el diablo se aburre, mata moscas con el rabo.

    El disparo de Di María tuvo la misma suerte que el tiro de Pepe: tocó en un defensa (Miranda) y condenó a Courtois. Carambola, dirán. Sin embargo, para marcar un gol hay que probar mil veces y romper muchos cristales, dominar, asediar, volcarse y creer. Eso hizo el equipo de Ancelotti. Primero ganó la batalla del mediocampo con Xabi y Modric, y partir de esa victoria encadenó las demás. La conclusión es que tiene un pie en la final. El temor del Atlético está cerca de cumplirse. Dejarse jirones de piel para nada. O peor que eso: para agigantar al Madrid.

  • El Maestro dijo:

    Un gol de Sergio Busquets a dos minutos para llegar al descanso ha adelantado al Barcelona (1-0) ante la Real Sociedad en la ida de la Copa del Rey

    El Lyon venció hoy por 2-1 al Troyes y se clasificó para la final de la Copa de la Liga francesa de fútbol frente al París SG el proximo 19 de abril.

  • Liliana dijo:

    ‘Cholo Simeone no arrojó la toalla de las semifinales de Copa ante el Real Madrid pese a la derrota por 3-0 en el Bernabéu: “Esto es fútbol y quedan 90 minutos”.

    El encuentro: “El Madrid hizo un buen partido, con dos goles que tocaron en el cuerpo de un jugador. Nosotros tuvimos la de Godín. Lo intentamos, pero no encontramos los caminos para que hubiera más equilibrio”.

    Eliminatoria perdida: “Hay que jugar, quedan noventa minutos y esto es fútbol”.

    ¿Influyó el árbitro?: “No, como no influyó en la final. Es un gran árbitro. Pita lo que ve”.

    El rival: “Abrieron el marcador con una pelota que se iba fuera. Luego jugaron bien. Hay que felicitarles. Fue un partido de pocas ocasiones. El Madrid fue agresivo cuando perdía la pelota”.

    Tres goles encajados: “En la vida siempre hay una primera vez para todo”.

    Defensivamente: “No fue el peor partido. Dos goles llegaron por un rebote, en tiros de larga distancia”.

    Tensión máxima, banquillos picados: “No afectó al partido”.

    El vestuario: “Están golpeados porque son tipos que sufren en el juego cuando no ganan. Contentos no están”.

    Carencias: “Nos faltó combinar más rápido, tener más acierto en el uno contra uno”.’

  • alexis dijo:

    q bien por el madrid me alegro de que alla ganado pero me temo q no va a poder correr con suerte cuando le toque la fina contra el barca ………..

    • William Garcia dijo:

      Ya esperaba una tonteria de estas. El Real Madrid jugando asi como lo hicieron agresivos y sin bajar ni relajar cuando esten delante imposible que el barsa les gane, es más vean esto hoy Modric y DiMaria son imparables, recuperan, asisten, hacen goles en fin. Xavi e Iniesta estan acabados y Messi es un cuento del pasado. Final de la copa Real Madrid campeón.

  • Liliana dijo:

    El Madrid no imaginó un partido así; sólo pudo soñarlo. Ganar con tres goles y merecerlos, barrer al Atlético, restablecer el orden mundial, jugar y divertirse, acariciar la final. Eso ocurrió en el derbi. El anfitrión se dio un homenaje y enterró el recuerdo de sus dos últimas derrotas, aquellos reveses, hace mil años ya.

    El partido perteneció al Madrid. Enteramente. Extrañamente también. Se esperaba un Atlético más feroz, en defensa o en ataque. Pero nunca pasivo. Jamás expectante. Y eso hizo. Esperar sin morder. Ceder al Madrid el balón y entregarle diez metros de su campo. Cada vez que el Atlético robaba, y robaba poco, le quedaba un desierto por atravesar. Terreno minado, además. Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos. Un ejército de Tarantino.

    El Madrid disfrutó de esa comodidad inesperada. Relativa, por supuesto. Teórica, sobre todo. En la práctica el partido estaba repleto de golpes y patadas, de empellones a la vista de todos y de puñaladas de tapadillo. Sin embargo, la pelota era madridista. Y la iniciativa. El juego, en definitiva.

    Algo le ocurría el Atlético. El cansancio es una explicación. Siempre imaginamos que el fondo de armario (su ausencia, más bien) sería un problema. La acumulación de partidos. Eso sirve para justificar que no presionara en el mediocampo. Pero había algo más. Algo espiritual, astrológico. A los siete minutos Miranda, tipo fiable, cometió un fallo clamoroso al querer despejar la pelota. La pifia hizo que el balón casi terminara en gol. Ese error desestabilizó al Atlético en cadena, y le metió miedo. El córner consiguiente provocó otra ocasión de gol, un cabezazo de Benzema que tropezó en Gabi. Courtois, por cierto, se había quedado a media salida. Malos síntomas.

    No es que el Atlético no diera dos pases seguidos. Es que no daba dos pasos. Fallaban los que no suelen y fallaba quien parecía llamado a hacerlo: Insúa. El argentino, relevo de Filipe, es el más postizo de los suplentes del Atlético, el menos integrado. Jesé descubrió su debilidad cuando ocupó la banda derecha; después de dos carreras, el lateral ya odiaba a los niños tanto como Herodes. Pero Jesé no sería el único en probarle; el infortunio también lo hizo, poco después.

    Los escasos minutos en que el Atlético controló el juego fueron obra de Diego Ribas, un par de pases con sentido y oxígeno, poco para él. La única oportunidad visitante en la primera parte llegó entonces. Gabi buscó el área y Arda cabeceó desde la frontal con todo el veneno posible. Casillas se estiró para despejar el peligro, con solvencia, con catorce años de experiencia.

    El Madrid dominaba, pero le faltaba provocar el desequilibrio que propicia los goles. Lo logró Di María. Su caos es el remedio perfecto cuando hay que romper el orden. Se trata de un jugador controvertido, y más aun de centrocampista, pero quienes lo discuten deberían preguntarse si lo quieren para su equipo o para el contrario. Así es más fácil.

    El caso es que el argentino se zafó de dos rivales y conectó con la subida de Pepe, al que invitó a chutar. El disparo del central, aparentemente desviado, tocó en Insúa y se hizo mortal. Mientras Courtois volaba hacia ninguna parte debió recordar que sus fantasmas siempre visten de blanco. Insúa no se debió sentir mucho mejor.

    Así estaban las fichas y así el tablero, cuando Diego Costa entró en acción. Se peleó sucesivamente con Pepe, Arbeloa y Sergio Ramos, unas veces como verdugo y otras como víctima. No le importó lo más mínimo encontrarse a una tarjeta amarilla de la suspensión en Copa. Rozó la roja y estuvo cerca de provocar expulsiones en ambos bandos. Se preocupó más de que Pepe viera una tarjeta (la vio) que de marcar un gol o favorecerlo. Desperdició su talento y, por último, recibió la amarilla que debió evitar. Su contribución a la lucha libre no se pone en duda, pero el resumen es que no hizo nada por su equipo.

    El ruido interrumpió el partido y la reacción del Atlético. Los minutos pasaron más rápido y el Madrid fue ganando confianza. Nada le amenazaba. Al contrario. Jesé le daba una marcha más al equipo en cuanto controlaba el balón. El chico propició una doble oportunidad, con tiro propio y después con volea de Modric. Courtois desbarató ambas, pero no se liberó del tembleque. No olvidemos que Jesé jugó gracias a la incomparecencia de última hora de Bale, que horas antes recayó de su lesión.

    Lo lógico era pensar que el Atlético cambiaría después del descanso. Imaginamos que una buena arenga de Simeone despertaría a su equipo; esperamos un cambio acertado, un sutil movimiento estratégico. No ocurrió nada de eso, o no lo apreciamos. Cebolla entró por Diego, nada más. Y el Madrid suspiró: hay noches en las que todo sale bien.

    A los once minutos de la reanudación, volvió a marcar el Madrid. Di María condujo por la izquierda, oteó el horizonte, advirtió el desmarque de Jesé, y le puso un balón que era un regalo con lazo rojo. El niño metió la puntera y batió a Courtois, de nuevo una sombra de sí mismo.

    El Atlético recurrió al orgullo. Pero el orgullo sirve de poco cuando las piernas pesan y los pulmones no alcanzan para tragar tanto aire. Pese a todo, el vecino estuvo muy cerca de vivir una vida mejor, de tener una esperanza y una noche más tranquila. A la salida de un córner, Godín cabeceó desde el segundo palo, solo, picado, tan despejado de rivales que el gol fue cierto hasta que Modric lo evitó bajo palos.

    El grito de alivio del Bernabéu fue la ola sobre la que surfeó Di María, ese muchacho incapaz de estarse quieto; quizá por eso se acomodó aquella noche, al ser sustituido y obligado a detenerse, ya conocen el refrán: cuando el diablo se aburre, mata moscas con el rabo.

    El disparo de Di María tuvo la misma suerte que el tiro de Pepe: tocó en un defensa (Miranda) y condenó a Courtois. Carambola, dirán. Sin embargo, para marcar un gol hay que probar mil veces y romper muchos cristales, dominar, asediar, volcarse y creer. Eso hizo el equipo de Ancelotti. Primero ganó la batalla del mediocampo con Xabi y Modric, y partir de esa victoria encadenó las demás. La conclusión es que tiene un pie en la final. El temor del Atlético está cerca de cumplirse. Dejarse jirones de piel para nada. O peor que eso: para agigantar al Madrid.

  • madridista100pre dijo:

    hala Madrid.
    este es el equipo que nos hace soñar.
    vamos por más

  • Liliana dijo:

    Relaño

    ‘El Madrid tiene un pie en la final porque fue superior al Atlético en todo: en intensidad, calidad, remate y también en suerte. Lo más llamativo fue lo primero. Fuera el deseo de revancha por las dos últimas derrotas en el Bernabéu, fuera por un efecto inducido por la sanción a Cristiano, que en el Madrid no se acepta en absoluto como justa y proporcionada a los hechos, el caso es que el Madrid salió con una determinación mayor que el Atlético. Le ganó justamente esa baza, que ha sido la que había llevado a los de Simeone hasta donde están. A partir de ahí, la superioridad técnica hizo el resto.

    Pronto se vio que no era el Atlético. Diego y Turan no entraron en el ritmo del partido. Y pienso que la falta de Filipe Luis mina la confianza del grupo, ciega la salida más clara del equipo cuando se despliega hacia arriba. Sin eso, el Atlético se reducía a una defensa que esperaba y a la guerrilla de Diego Costa contra Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos y Xabi Alonso, que dejó imágenes que, condensadas acertadamente por Canal + en el descanso, le hicieron a Manu Carreño evocar felizmente los documentales de National Geographic. El saldo fue una amarilla para Diego Costa. No estará en la vuelta.

    Por su parte, al Madrid le funcionó bien todo menos Cristiano y Benzema. La defensa fue brava (Arbeloa, demasiado), la media, imponente, con Di María cumpliendo esta vez en su nueva posición con solvencia. Y Jesé, que está tirando la puerta a patadas. Gran gol el suyo. Y también la suerte, sí, porque en los otros dos goles el remate pegó en Insúa uno y en Miranda el otro. Encima, el mejor remate rojiblanco lo sacó Modric bajo los palos, con Casillas vencido. El resultado de todo eso fue un tres a cero que suena a definitivo, y la primera noche realmente gozosa del Bernabéu con Ancelotti. La final ya está ahí…’

  • Liliana dijo:

    ‘“Ha sido el mejor partido de la temporada. Parece que está sentenciado pero no es así. El rival es un gran equipo, muy organizado. Son muy fuertes y agresivos”, aseguró el entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, tras la victoria de su equipo ante el Atlético de Madrid.

    ¿Qué cambió el equipo?

    Tenemos más naturaleza en el juego y somos más compactos. Han cambiado muchas cosas. Los jugadores han trabajado muy bien. Fue un partido muy bueno.

    ¿Sentencia la eliminatoria con este resultado tan bueno?

    Sí, el resultado es muy bueno. También el partido, pero tenemos que ser cuidadosos. Sólo hemos jugado el primer tiempo de la eliminatoria. El Atlético va a hacer todo lo posible para remontar. Hay que preparar bien este partido y seguir.

    ¿Es el partido más serio de la temporada?

    Creo que sí, sobre todo, porque el equipo contrario es muy buen equipo. Están bien organizados, son fuertes. Por todo esto, el partido fue muy bueno.

    ¿Firmaría un partido como este para todos los partidos grandes que le quedan hasta final de temporada?

    Estoy completamente satisfecho por el partido. Hicimos bien la recuperación, agresivos sin balón y trabajamos bien la banda. El deseo es tener un equipo como el de esta noche.

    ¿Qué le ha pasado a Gareth Bale?

    No es una recaída. El jugador está muy bien. El sábado no podemos utilizar a Cristiano. Con Gareth fresco puede ser muy bueno para nosotros. Por eso he preferido darle descanso.

    ¿Había una consigna con Diego Costa?

    La consigna era ser cuidadoso con él. El partido era intenso. Al final todo ha salido bien. El partido ha tenido mucha agresividad.

    ¿Cómo valora a Jesé?

    Todo el mundo sabe que Jesé es muy importante para nosotros. Marcan goles en partidos importantes. Todos los jugadores han hecho un buen partido.

    ¿Qué opinión tiene de la sanción a Cristiano Ronaldo?

    Ninguno está contento por esto. Tres partidos sin jugar no es normal. Por eso hemos hecho un recurso. Tres partidos por lo que ha hecho no es normal.

    Ha insistido en el 4-3-3 con Modric y Di María…

    No es una cuestión de razón. Veo los entrenamientos y las características de los jugadores. Con este sistema estamos equilibrados. Para algunos jugadores es más difícil de jugar, pero estoy atento con todos. La temporada está en un momento muy importante. Ahora algunos no están jugando mucho, pero llegará el tiempo para todos.

    ¿Qué significa este triunfo para usted?

    Es una victoria jugando bien. Ese es el objetivo para nosotros. Este equipo demostró que puede jugar partidos así y necesitamos hacerlo con más continuidad.

    ¿Cómo valora la actuación de Ramos?

    Partido perfecto. No necesita más palabras. El partido de los cuatro de atrás fue perfecto.

    ¿Cuál ha sido la clave para aumentar la intensidad?

    La clave es que el partido perdido en la Liga a nosotros nos costó mucho. De este partido hemos traído la consciencia para hacer un partido mejor.’

  • Liliana dijo:

    El Buitre:

    “El plan era que Bale esté listo para el sábado ante el Villarreal y así será. Lo normal en estos partidos es que el entrenador concentre a todos. Por eso estaba en el hotel”, aseguró el responsable de las relaciones internacionales del Real Madrid, Emilio Butragueño, tras la victoria del Real Madrid sobre el Atlético en declaraciones a Canal +.

    Partidazo: “El equipo ha realizado un partido extraordinario. Ha sido el mejor partido de la temporada en todos los aspectos. Defensivamente hemos estado sensacionales. Todos han estado colosales. Desde el primer minuto. Hemos logrado un resultado estupendo. La eliminatoria no está cerrada. Hay que tener cuidado en la vuelta”.

    Solidaridad: “Hemos defendido muy bien. El equipo se ha concienciado en que había que luchar mucho. Arriba tenemos mucha calidad. El segundo gol ha sido magnífico por el desmarque de Jesé y el fantástico pase de Di María. Hemos estado a una gran altura”.

    Jesé: “Nos ha llevado un poco más allá para entrar en la final. Su gol ha sido muy importante. Si juega o no en el once es cosa del entrenador pero nos ayuda mucho. Está demostrando que puede jugar con esta camiseta y en este estadio”.

    Di María: “Se le exige otra cosa y lo está haciendo muy bien”.

  • Liliana dijo:

    Jesé Rodríguez sigue en racha. Un gran pase de Di María lo convirtió en gol el canario, que ya lleva seis goles esta temporada, tres de ellos en Copa ante Osasuna, Espanyol y Atlético.

    Nadie se acuerda de Bale con Jesé. Entró en el once por la ausencia del galés y no faltó a su cita con el gol, al igual que hizo en San Mamés, Mestalla y Camp Nou.

    Jesé ha marcado al Barça, Valencia, Athletic y Atlético, dejando claro que se le dan muy bien los grandes.

    El canario está de dulce y el Bernabéu se lo reconoció con una gran ovación cuando fue sustituido por Isco.’

  • Liliana dijo:

    El Barça dijo en agosto a la FIFA que Ney costó 17,1 millones (Ocultó los 40 millones abonados a la empresa N&N)

    ‘En una carta desvelada ayer por Globoesporte, el Barcelona aseguró el pasado 14 de agosto a la FIFA que el coste global del fichaje de Neymar ascendió a 17,1 millones de euros más dos variables si el futbolista era elegido entre los tres primeros del FIFAWorld Player.

    Nada de los 40 millones abonados a la empresa N&N, propiedad de la familia Neymar, hasta completar los 57,1 que oficializó el club azulgrana al anunciar la llegada del delantero brasileño.

    En el escrito remitido a la Jefa de Integridad y Cumplimiento, se asegura que dichas cantidades conforman la totalidad de acuerdos referidos al traspaso, «sin que existan otros acuerdos o compromisos de pago, ni con el Santos ni con terceros».’

  • Liliana dijo:

    ‘Di María estaba feliz tras salir ovacionado del Bernabéu al ser sustituido por Illarra: “Me siento muy contento por la ovación de la gente. Demuestro que doy todo por esta camiseta y así lo haré hasta el final”.

    Para ganar al Atlético, la clave fue la manera de afrontar el partido: “Apretamos arriba y jugamos al cien por cien. Sabíamos que ellos juegan de forma intensa y nosotros debíamos hacer lo mismo que ellos. Todavía queda un partido allí”.

    Sobre la sanción a Cristiano comentó: “En decisiones de los comités no entro, pero sabemos que le provocaron y que no hizo nada”.’

  • Madridista ;) dijo:

    ‘Competición ha rechazado las alegaciones del Barcelona y confirma la doble amonestación a Jordi Alba, por lo que no podrá jugar contra el Sevilla en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, al igual que el argentino Javier Mascherano, éste por acumulación de tarjetas.

    El Barcelona había presentado alegaciones por la segunda tarjeta al lateral por considerar que el contacto con el rival había sido “involuntario e inevitable”. El Comité desatendió esta petición.

    Igual ocurre con Roberto Costa, amonestado por el polémico penalti que supuso el segundo tanto del Barcelona. Competición rechaza la petición del Valencia y el defensa se perderá la visita del Betis a Mestalla el sábado.’

Se han publicado 107 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también