Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Paro agrario en Colombia continúa rechazo al neoliberalismo

En este artículo: Colombia, neoliberalismo, Protestas
| 2

Colombia Protestas

Colombia vive hoy la tercera jornada del paro nacional agrario indefinido, convocado por diversos sectores sociales, luego de dos fechas marcadas por las protestas de calle, represión policial, detención de manifestantes, violentos enfrentamientos, bloqueo de vías y el rechazo a las políticas ”antiobreras y antipopulares” del Estado colombiano.

Luego del arresto de 22 personas en la primera fecha de la huelga, los enfrentamientos entre manifestantes y policías del martes dejaron un balance de al menos 61 detenidos y 15 vías bloqueadas por manifestantes que exigen el cese “de las políticas económicas neoliberales del Gobierno y los Tratados de Libre Comercio“.

Los bloqueos de carreteras afectaron principalmente a los departamentos Arauca (centro-este), Boyacá (centro) y Putumayo, Cauca y Nariño (suroeste), afirmaron el ministro del Interior, Fernando Carrillo, y el director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino.

El jefe policial informó también que los detenidos fueron presentados ante la Fiscalía, imputados de haber incurrido en “daño a propiedades ajenas” y “violencia contra la Policía”,

En tanto, el Ministro subrayó que “el bloqueo no solo imposibilita la movilidad de los colombianos, sino el diálogo con las autoridades. En la medida en que la protesta siga siendo pacífica, habrá diálogo y soluciones de tipo social”.

A medida que pasan los días, crecen los sectores que se suman al paro y unen sus voces para “rechazar las políticas antiobreras y antipopulares que coartan y limitan derechos, privatizan instituciones y entregan nuestros recursos naturales a las transnacionales”.

Así lo reseñó un comunicado de la Mesa Nacional Agropecuaria y Popular de Interlocución y Acuerdo, que además expone que en las primeras jornadas de movilización se registraron al menos 54 concentraciones en 17 de los 32 departamentos, con la participación de decenas de miles de manifestantes, aunque consideran el respaldo aumentará en los próximos días.

Hasta la fecha, la convocatoria ha recibido el apoyo de los campesinos, mineros, camioneros, estudiantes, obreros, médicos, maestros, cafeteros, cacaoteros, paneleros, arroceros, paperos, ganaderos y organizaciones sociales que se identifican con los reclamos al Gobierno.

La Mesa Nacional también denunció la falta de garantías para manifestar pacíficamente y los continuos señalamientos y estigmatizaciones del Estado, tal como sucedió con los campesinos del Catatumbo y los mineros artesanales, en huelga desde hace más de un mes.

“Las primeras jornadas se caracterizaron por la criminalización, el uso desmedido de la fuerza y de armas de fuego para reprimir a los manifestantes, la detención y hurto de equipos y material de periodistas alternativos, y la detención de defensores de derechos humanos”, sostienen los convocantes de la huelga.

Asimismo, añaden que también han recibido amenazas de grupos paramilitares, específicamente en varias comunidades de Antioquia (norte) y que la Policía en el Meta y Huila han ofrecido recompensas de hasta 10 millones de pesos (unos cinco mil dólares) a quienes identifiquen a los dirigentes de la protesta.

Marcha permanente

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Domingo Tovar, manifestó que “esta semana será de marcha permanente. Ya no es una pelea por el salario sino por la salud, la educación y la recuperación del campo. Se dice que el Gobierno es democrático, pero reprime”.

Tovar destacó que las marchas en Barranquilla, Medellín y Bucaramanga estuvieron marcadas por la presencia de las centrales obreras, pensionados y estudiantes; en Cali se sumaron trabajadores de la salud, en Pereira lo hizo el sector universitario y en Manizales los camioneros y agricultores.

Diálogo minero

Por otro lado, este miércoles a las 16H00 locales (21.00 GMT) está prevista una reunión del ministro de Minas, Federico Renjifo Vélez, y el viceministro del Interior, Carlos Eduardo Gechem Sarmiento, con la Confederación Colombiana de Mineros, en procura de poner fin al paro que ya cumplió un mes.

“Gracias a la gestión de algunos partidos políticos, conseguimos que el Gobierno se sentara nuevamente con nosotros, con el compromiso de centrar las discusiones en los cuatro puntos que hemos planteado como centrales”, dijo Ramiro Restrepo, presidente de la Confederación.

(Con información de teleSUR)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • omar eduardo vargas dijo:

    Sr. Juan Manuel Santos
    Comandante: policia de Colombia
    Hoy vemos que nuestros campesinos estan reclamando lo que el estado y las multinacionales
    con un presidente que es lacayo de los norteamericanos y multinacionales.
    Me perdonara Sr presidente y su comandante de policia hable que nuestros campesinos son terorristas hoy vemos como ala fuerza y ah traves de la fuerza y el sicariato diriguido por usted Sr.presidente por favor deja de ser cinico canalla por que no juzga ah su compinche Alvaro Uribe Velez que junto ah usted han violado la constitucion politica de colombia.
    Hago un llamado ala comandancia de la FARC para que en solidaridad de nuestros campesinos se suspendan los dialogos hasta que el estado garantice la no violacion de los derechos humanos y sociales por parte del estado: patria oh muerte presidente Santos no somos arrodillados. ni lacayos como lo es usted que ah entregado nuestra patria alas multinacionales. Comandante Ivan Marquez llego el momento de refundar ah colombia. del neoliberalismo fuera yanquis terorristas de nuestra Colombia

  • Fernando Acosta Riveros dijo:

    Atento saludo desde México. Manifiesto mi solidaridad permanente con los trabajadores rurales de Colombia. Es increíble que en una nación donde el gobierno (Juan Manuel Santos, presidente) habla de dialogar para la paz, se reprima a quienes se manifiestan contra el Neoliberalismo porque están hartos de promesas y robos. El jefe de Estado debería estar a la altura de lo que significa un proceso de paz en el cual tienen derecho a participar todas y todos los víctimas de la guerra. Tienen razón los dirigentes y militantes de las FARC-EP: Sin Justicia Social, será Imposible lograr la Paz. Atentamente, Fernando Acosta Riveros, colombiano-mexicano, lector del semanario VOZ de Bogotá y oyente de Radio Habana Cuba.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también