Inicio » Noticias, Sociedad  »

Explosión en PEMEX: Rescatistas encuentran víctima número 36

En este artículo: PEMEX
4 febrero 2013 | +
Foto: Reuters

Foto: Reuters

Grupos de rescate encontraron un nuevo cuerpo sin vida entre los escombros del edificio de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Ciudad de México -donde el pasado jueves se registró una fuerte explosión- para sumar tres los cadáveres hallados este domingo y elevar a 36 la cifra de fallecidos que dejó el trágico incidente.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, informó en su cuenta de Twitter que “un cuerpo más es rescatado de entre los escombros hace unos instantes. Mi más sentido pésame a las familias de todas las víctimas”.

Minutos después, la información fue ratificada por la estatal petrolera, también con un mensaje a través de la red social. “Lamentablemente el número de personas fallecidas asciende a 36″, reseñó el mensaje.

Un comunicado previo del Gobierno nacional había advertido la presencia de tres trabajadores que realizaban labores de mantenimiento en la zona de la parte de los pilotes, al momento de la explosión, además de una mujer que se reporta como desaparecida.

De esta manera, el hallazgo de los cuerpos de los tres trabajadores supone que sólo quedaría pendiente localizar a la última persona que aún se encuentra desaparecida.

Por ello, Pemex indicó que continúan las tareas de rescate y remoción de escombros, por parte de efectivos de los cuerpos de Protección Civil federal, del Ejército, de la Marina y de la Policía Federal.

La corresponsal de teleSUR en México, Aissa García, reportó -en horas de la tarde del domingo- que las autoridades aún desconocen las causas del accidente, motivo por el cual “hay mucha incertidumbre. Las autoridades han dicho que no hubo fuego, basándose en las lesiones que padecen los hospitalizados”.

Asimismo, la periodista agregó que se contabilizan 48 heridos, estando 12 de ellos en un estado delicado, presentando fracturas, traumatismos cráneo-encefálico y de órganos y otros tipos de lesiones, “pero en ningún momento presentan quemaduras”.

Respecto al número de desaparecidos, ratificó que aunque las autoridades hablan solamente de cuatro personas (anteriormente mencionadas), medios de comunicación reportan hasta 16, debido a la presencia de ciudadanos en la torre de Pemex que dicen tener familiares desaparecidos, quienes trabajaban en el edificio al momento del suceso.

La Fiscalía Federal lleva adelante una amplia investigación para determinar el origen de la explosión, con el apoyo de peritos de la Procuraduría, del Ejército y de la Marina, quienes conjuntamente realizan numerosos estudios y análisis de las pruebas recolectadas.

El presidente Peña Nieto ha reiterado que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dará oportunamente toda la información, “una vez que tengamos conclusiones o elementos que nos permitan dar una conclusión de cuáles fueron las causas de este siniestro”.

Tras la explosión del 31 de enero en el edificio de Pemex en Ciudad de México, las preguntas sobre la causa del hecho han rondado a la ciudadanía, aunque la posición oficial del Gobierno y de la petrolera es que se trató de un accidente. No obstante, una investigación está en curso para determinar qué ocurrió en el incidente que dejó 35 personas fallecidas.

RUMORES DE ATENTADO

Según rumores sin confirmar registrados por la compañía de inteligencia texana Stratfor, un artefacto explosivo habría sido detonado y otros dos que estaban en el edificio no se detonaron.

De acuerdo con un reporte de Stratfor, si las conjeturas sobre una causa no accidental del hecho son ciertas, el nuevo gobierno en México se enfrentaría a varios desafíos políticos, como la intimidación criminal y disputas políticas alrededor de la reforma a Pemex, que busca aumentar la producción de petróleo y de gas natural. La empresa proporciona entre el 30 % y el 40 % del presupuesto nacional, según cifras estimadas reportadas por Stratfor.

La compañía de inteligencia dice que un atentado de ese tipo no corresponde al tipo de acciones de los carteles de la droga en México, que no han recurrido a violencia política, pero que si hay evidencia de su participación, habría un cambio sustancial en la situación de seguridad de ese país.

El análisis de Stratfor sugiere que si la explosión llegase a ser un ataque, la explicación estaría en los intereses dentro de Pemex frente a la búsqueda de eficiencia de parte del gobierno del presidente Peña Nieto. Las reformas impedirían que algunos funcionarios tengan acceso a los fondos de la compañía y presuntamente se ha discutido que la nueva dirigencia de la empresa despediría a miles de empleados. Así, las tensiones dentro de Pemex y del Partido Revolucionario Institucional —cercano a los líderes sindicales de la compañía— podrían ser un factor de peso dentro de la investigación.

Aunque no hay evidencia sobre un acto criminal deliberado, las conjeturas están latentes. Para observadores como Stratfor, si los rumores reportados fueran ciertos, el gobierno de Peña Nieto sufriría un fuerte revés.

(Con información de Agencias)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también