Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Washington bajo extrema seguridad

En este artículo: Barack Obama, Estados Unidos
| +

washingtonFuertes medidas de seguridad serán desplegadas mañana lunes en el National Mall de Washington, y las zonas cercanas, a propósito de la investidura del presidente Barack Obama. En el dispositivo de vigilancia participarán la Oficina Federal de Investigación (FBI), la Policía de Washington, la del Capitolio y la de los parques nacionales, la Guardia Nacional, la Armada, y 42 agencias de seguridad, supervisadas por el Servicio Secreto.

Según las estimaciones, participarán menos personas que en 2009, pero se espera que entre 500 y 800 mil se dirijan a la inmensa explanada que se extiende ante el Congreso, frente a los 1,8 millones de espectadores que aplaudieron a Obama exactamente cuatro años atrás, cuando se convirtió en el primer presidente afrodescendiente de Estados Unidos.

De todas maneras, el dispositivo de seguridad será igual de escrupuloso. Miles de policías controlarán todas las esquinas de las calles y el cielo de la capital federal será fuertemente vigilado, así como el río Potomac, que atraviesa la ciudad.También habrá equipos de agentes con caballos y perros que recorrerán Washington en busca de explosivos.

Se espera que más de 13 mil soldados participarán en el desfile, el cordón de seguridad, la escolta del presidente Obama y el control del Capitolio, la sede del Congreso donde el presidente jurará su segundo mandato.

Numerosas calles alrededor del Mall permanecerán cerradas y los espectadores deberán pasar por detectores. También habrá francotiradores apostados en los techos de los principales edificios de la zona, preparados para actuar si es necesario.
“Estamos listos”, aseguró Shennel Antrobus, encargado de comunicación de la Policía del Capitolio, subrayando que se prepararon “durante meses para adaptarse a todo tipo de problemas que puedan surgir”.

“La mayor amenaza, aquella que te mantiene despierto, es la del lobo solitario que sale de la pantalla de nuestro radar”, explicó Michael Clancy, director adjunto del FBI encargado de antiterrorismo. “El sociópata, los Timothy McVeigh del mundo”, dijo en referencia al autor del atentado que tuvo lugar en Oklahoma City en 1995, que dejó un saldo de 168 muertos y 680 heridos.

“Cualquier lobo solitario es una amenaza inmensa”, agregó por su parte Stephen Somers, director de una de las empresas privadas que participan en el dispositivo de seguridad. “Es muy difícil arrestar a los terroristas solitarios, todo el mundo debería estar al máximo de su capacidad ese día”, agregó.

“Sería una locura intentar cualquier cosa ese día por el número de policías en la zona, pero hay preocupaciones”, dijo el vicepresidente de lliedBarton Security Services, cuyos hombres serán asignados al Banco Mundial y el FMI.

En algún lugar en las afueras de Washington, que no será revelado, un centro de mando seguirá “en tiempo real” la situación en el terreno.

“Realmente nos da la capacidad de supervisar y coordinar la seguridad desde un punto central”, dijo Brian Leary, portavoz del Servicio Secreto, encargado de la protección de las personalidades presentes.

“Lo que queremos, por encima de todo, es que cada uno saque provecho del proceso democrático y de este día histórico”, dijo Antrobus.

(Tomado de Telesur)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también