Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

La mayoría del mundo no puede estar equivocada

En este artículo: Cuba, Embajadas, Palestina
| 3
Akram Samhan, embajador de Palestina en Cuba.

Akram Samhan, embajador de Palestina en Cuba.

Los más recientes ataques israelíes a la Franja de Gaza causaron pérdidas económicas superiores a los 300 millones de dólares, murieron seis israelíes y 168 palestinos, de ellos el 20% eran niños menores de 14 años. Pero más allá de la brutal eficacia de los bombardeos israelíes y las cifras asimétricas de muertos en uno y otro bando, el hecho recuerda anteriores contiendas ante un contexto político muy distinto.

El embajador de Palestina en Cuba, Akram Samham, aseguró en entrevista a Granma que ahora Israel tiene que pagar políticamente las consecuencias de sus actos. No solamente porque nosotros vamos a la ONU, sino porque son muchos más quienes desean la paz y se oponen a la guerra.

El próximo 29 de noviembre, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, propondrá a la Asamblea General de las Naciones Unidas convertirse en Estado observador no miembro de la Organización. Se espera que más de 130 naciones voten a favor de esta resolución y el país adquiera la posibilidad de incorporarse a los diferentes organismos de la ONU, incluida la Corte Penal Internacional. A Israel le preocupa que el gobierno palestino lo acuse de violar la Convención de Ginebra y solicite a la Corte que investigue los crímenes de guerra cometidos, sobre todo, durante los ataques a Gaza entre el 2008 y el 2009, en los cuales murieron más de 1 400 personas.

Samham explicó que su gobierno va a presentar inmediatamente después de la votación una denuncia en contra de los dirigentes israelíes que han matado a sus ciudadanos. “Es una de las ventajas que vamos a tener”, afirma.

Tras la más reciente agresión israelí a Gaza quedaron destruidas 1 800 casas, la sede del gobierno, algunos ministerios y hasta el estadio de fútbol.

“Si hablamos de consecuencias humanas, son muy dolorosas para nuestro pueblo”, confiesa el diplomático. Según Samhan, el trasfondo de estos ataques es evidentemente político. “No hay guerra militar sin intenciones políticas. Israel quiere impedir que vayamos a la ONU, el partido en el poder (el conservador Likud) necesita más votos en las próximas elecciones, y el hecho de que Hillary Clinton (secretaria de Estado estadounidense) viniera a la zona para negociar un alto al fuego, demuestra que es un juego netamente político”.

“El panorama político en torno a Hamás también ha cambiado relativamente. Cuando Israel negoció el alto al fuego con Egipto, tuvo que tenerlo en cuenta. Aunque para Tel Aviv, los países árabes y el resto del mundo, la representación oficial del pueblo palestino es la dirección de la Organización para la Liberación Palestina”.

De cualquier modo, la próxima votación en la ONU sobre el estatus palestino transformará el escenario político actual. De lograr un sí, se retomarían los debates sobre lo establecido en los acuerdos de Oslo en 1993, que, entre otros aspectos, establecía que la jurisdicción del consejo palestino abarcaría Cisjordania y la Franja de Gaza. También fortalecería la posición de quienes apuestan por el diálogo diplomático desde el lado palestino y se recordaría a la comunidad internacional que el origen del conflicto reside en la ocupación ilegal por parte de Israel del territorio palestino.

Pero no todo será tan fácil. El embajador avisa que las primeras represalias de Israel ya sucedieron la semana pasada en Gaza, pero también se esperan revanchas político-económicas. “Por ejemplo, Israel dice que en el momento en que se presente Palestina en la Naciones Unidas, van a prohibir a nuestros ciudadanos trabajar dentro de Israel y van a anular el acuerdo de Oslo oficialmente. Lo mismo ha dicho el gobierno estadounidense. Pero a nosotros no nos importa”, confiesa.

Para el diplomático, las agresiones de Israel han dejado al pueblo y las representaciones políticas palestinas más unidas que nunca. Contrario a quienes señalan fisuras entre Hamás y la ANP, Samham considera que las diferencias existen porque hay un gobierno en Gaza y otro en Ramala, pero Hamás está totalmente de acuerdo con la retirada de los asentamientos israelíes en Cisjordania y con la creación de un Estado Palestino cuya capital sea Jerusalén Oriental.

“Creo que la solidaridad internacional más importante que ha habido es la gente que ha salido a las calles en el mundo. Pienso que la unanimidad de los países No Alineados y del ALBA a favor de la causa palestina, también ha sido decisiva. Nosotros no olvidamos que el primer país que rompió las relaciones diplomáticas con Israel fue Cuba en 1973”.

“El 85 % de la población del planeta está a favor de la causa palestina y eso es lo que nos va a llevar a cumplir nuestro sueño de lograr ser un Estado”.

(Tomado de Granma)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Juan Bautista Gatica dijo:

    NO, CLARO, ES INDUDABLE…LA MAYORÍA DE LA GENTE NO PUEDE ESTAR EQUIVOCADA ( EN RELACIÓN A LA BRUTALIDAD SIONISTA), PERO
    QUIENES TIENEN VOCACIÓN IMPERIALISTA, MANEJAN EL DINERO Y LA FABRICACIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE ARMAS EN EL MUNDO,
    ELLO MANDAN….

    Desde el paraíso del neoliberalismo salvaje a ultranza,

    Juan Gatica Amengual
    Santiago de Chile
    Suramérica

  • Ramon A. dijo:

    Israel es un Estado terrorista y actua como tal contra Palestina, gracias a que es y sera protejido por los Estados Unidos. Asi pues, es
    Estados Unidos el responsable de los crimenes cometidos por Israel. Yo creo que Obama ha sido elegido para que deje a los pueblos a determinar sus propios destinos, sin amenazas de ocupacion.
    Con quien esta la ONU?; de que sirve la misma?.

  • próspero dijo:

    Por supuesto! La mayoría no puede estar equivocada, en algo tan elemental.

    No sólo los que observamos esa terrible tragedia, desde lejos, estamos de acuerdo en que cese el atropello y la barbarie. Aún dentro del pueblo de Israel, el grueso de esa población honesta, desaprueba esa manera como su primer ministro, ha manejado la situación de los Palestinos.

    Los Palestinos abrieron sus brazos, cuando la ONU, determinó que se utilizara su territorio, para alojar a los judíos europeos, después de la segunda guerra mundial. Allí comenzó la desgracia de los Palestinos. Pareciera que ayudar al prójimo, es una maldición. Pues no lo es. Sólo que un grupito de insolentes Sionistas, han determinado expulsar a los Palestinos de sus territorios, para apropiarse de todo. En sus aguas territoriales, hay ingentes reservas de petróleo y gas. He allí, el supremo motivo por el cual Netanyaju y sus ecuases, atropeyan a ese digno pueblo.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también