Imprimir
Inicio » Noticias  »

Servicios de urgencia médica, una prioridad cubana

| 10

ambulanciaCuba dispone hoy de 921 ambulancias destinadas al servicio de urgencia médica en todo el país, con prioridades que garantizan el traslado gratuito de pacientes hasta los lugares de difícil acceso.

Por su importancia como medio de asistencia vital en caso de accidentes, trasplantes o en pacientes extremadamente graves, fue necesario crear 15 bases provinciales, 49 servicios regionalizados y una ambulancia no urgente situada en áreas de salud en cada municipio.

De esta forma, el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) reorganiza, compacta y regionaliza la atención de urgencias y el transporte, según las prioridades territoriales y con vistas a incrementar la calidad en la atención al paciente.

La doctora Ángela Olga Hidalgo, jefa del departamento de Urgencia, Emergencia y Trasplante del MINSAP, comentó en exclusiva a la AIN que desde hace un año se implementa el reordenamiento del transporte sanitario, como parte de la actualización del modelo económico cubano para garantizar la continuidad e irreversibilidad del sistema de salud en Cuba.

Este organismo atenúa así parte de las necesidades de un país asediado por el criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto desde hace más de medio siglo por Estados Unidos, que obstaculiza la compra y negociación de medios indispensables para los servicios médicos.

“Para ser más eficientes, el MINSAP recomienda la utilización óptima de los recursos, el ahorro y la eliminación de gastos innecesarios”, precisó la doctora Hidalgo.

“De esta forma, dijo, se perfecciona el uso del transporte sanitario con tiempo de respuesta que disminuye de la media hora a los 20 minutos”.

Acorde con el parque de ambulancias disponibles se redujo la plantilla de trabajadores teniendo en cuenta que el personal destinado a tan importante servicio es especializado, y emplea a seis mil 500 personas entre licenciados, paramédicos y médicos.

Reconocida en el mundo por sus aciertos científicos, Cuba continúa en su propósito de reorientar la calidad de los servicios de salud.

Aunque persisten insatisfacciones con las demoras en los traslados para las no urgencias en algunas provincias, sobre todo en La Habana, las autoridades de Salud Pública trabajan en el empeño de mejorar la organización y planificación de este servicio para dar respuesta a las necesidades de la población.

Cuba posee 122 áreas de terapia intensiva municipales, las cuales atienden de inmediato las urgencias y emergencias en los territorios y cuentan con el equipamiento necesario y el personal capacitado para el ejercicio de su especialidad.

En esas ambulancias laboran licenciados en enfermería, médicos y paramédicos con la debida preparación profesional, que incluye la especialización a partir de diferentes cursos de diplomados y másters en urgencias médicas.

En esas unidades el paciente coronario agudo, y específicamente el infartado, es atendido con la premura requerida para realizar la trombolisis en el menor tiempo posible y trasladarlo hacia los hospitales.

“Gracias a este servicio en el pasado año se atendieron 790 casos más y hubo mayor número de ingresos en relación con el año anterior, en tanto disminuyó la mortalidad por infarto agudo del miocardio”, precisó la doctora Hidalgo.

“Otro aspecto de trascendente impacto es el programa de donación y trasplante de órganos, el cual va en aumento. Desde inicios de la década del 70 hasta la fecha Cuba ha realizado más de cinco mil trasplantes con resultados de sobrevida similares a los de naciones del primer mundo.

El doctor Alexander Mármol, funcionario de la Oficina Nacional de Trasplantes del MINSAP, precisó a la AIN que la Isla posee elevada tasa de donación gracias al exitoso programa de obtención de órganos, lo cual ubica al país entre los de más baja tasa de rechazo a nivel mundial.

(Con información de la AIN)

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Cerve dijo:

    Muy bueno este artículo sobre el servicio de urgencias médicas en el país pero solo quiero decir que si hay innumerables insatisfacciones referidas a la demora, así como escacez de ambulancias en muchos municipios debido a roturas y el empleo innecesario de estos carros en otras labores que no son precisamente el traslado de pacientes graves, se debería analizar bien la situación y ver también que en muchos municipios cuando solicitamos el servicio de ambulancia la demora es larga y tenemos que recurrir a medios propios para trasladar el paciente.

  • fausto dijo:

    Pero hay que avanzar mucho en la profesionalización y otras muchas cosas relacionadas con el sistema de ambulancias. Se habla de personal preparado, pero les falta mucho. Y el mayor ejemplo gráfico lo tienen con la foto que se adjunta en este trabajo. Un personal de salud, en este caso del SIUM con la camisa abierta, en pose de cawboy.

  • miguel dijo:

    Que buena observacion de Fausto. Y es muy cierto,aun falta esa educacion que cadesemos en muchas otras cosas. ES una cultura que se fue perdiendo con el tiempo. El personal que trabaja en la salud debe tener un nivel de conciencia bien alto.Mas que el de cualquier otra profecion.Tambien debe ser estimulado correctamente y claro que con un entrenamiento para las determinadas situaciones de emergencias,y me refiero a los paramedicos que trabajan en la ambulancias y que la poblacion confia cuando un familiar se encuentra pasando por un momento critico.Uno confia y les agradese tanto.Ojala’ y se pueda no solo mantener si no mejorar aun mas porque esto es algo que tiene que mejorar en eficiencia cada mes de cada año.

  • JorgeQ dijo:

    “se perfecciona el uso del transporte sanitario con tiempo de respuesta que disminuye de la media hora a los 20 minutos”, es un a falta de respeto decir esto a la opinión pública pues no es la verdad y que investiguen e indaguen en la población si la percepción de la calidad de este servicio es mínimamente aceptable, por supuesto es la opinión de un directivo de la Salud y al parecer el periodista a cargo de la nota obvió la parte de su profesión destinada a investigar y corroborar la verdad.

  • Elier CG dijo:

    Es cierto que debemos profundizar más en el perfeccionamiento y preparación de nuestro personal, así como mejorara nuestros servicios sobre todo en la atención a las emergencias. Este servicio esta dividido entre demandas de emergencias y demandas no urgentes; estas ultimas siendo un grupo importante de paciente que necesitan traslados y que por sus condiciones no es posible ser trasladados por otro medio de trasporte.

    En cuanto el comentario de la foto, no se porque la AIN tomo una foto publicada facilitada por alguien de manera personal al sitio E.mergencia. com, como se ve en el pie de la foto, de las que en su mayoría son de carácter “personal”, ratifico y no confeccionadas para ilustra la imagen verdadera de los profesionales del SIUM.

  • Doris A. García Téllez dijo:

    Buenos días. Trabajo en la Empresa que importa esas ambulancias, y hay que ver cómo llegan a nuestro país: de 2da mano, pero parecen nuevas, con todo su equipamiento y en perfectas condiciones. Al poco tiempo son una ruina, los equipos que traen en la parte trasera no existen, tienen cucarachas, y su grado de deterioro es impresionante. Y esto no me lo contó nadie, sino que lo viví en el mes de junio al contraer el dengue, y tuve que montarme en dos Ambulancias en el estado que arriba expliqué.

    Aquí en mi Empresa se celebran semanalmente las reuniones para la disponibilidad de las ambulancias, pues también brindamos el servicio de postventa con las piezas de repuesto, y hemos hablado con los directivos de Salud Pública esos problemas, porque hasta que no haya una verdadera cruzada contra el maltrato a esos equipos, y la asignación de responsabilidades con su uso y cuidado, seguiremos importando y el país seguirá gastando sus escasos recursos, y el nivel de insatisfacción irá creciendo.

    Estoy de acuerdo en que el papel de la prensa es ser más crítico y objetivo, so pena de estar engañando a la dirección del país con informaciones triunfalistas.

    Muchas gracias

  • Luis Damar dijo:

    Todos esos logros son reales pero todavia hay muchas imperfecciones que debemos mejorar, ninguna obra es perfecta como sabemos. Hay algunas cosas que la poblacion no ve bien y que persisten, uno es el caso de Granma, especificamente de la base de ambulancia que atiende el municipio de Guisa y está situada en Jiguani, cuando hay una emergencia en Guisa la ambulancia viaja vacia desde jiguani hasta este municipio para prestar el servicio que son como 25km y luego es que sale para el Hospital provincial en Bayamo.¿Alguien me pudiera explicar que se está ahorrando con eso? Ademas del tiempo que se pierde en la atención. Por favor, si alguien de los que dirigen este servicio lee esto que por favor revisen estos cambios que se realizaron y que nadie entiende, incluidos muchos cuadros a nivel municipal y provincial.

  • Belkis Ponce Hernández dijo:

    Buenas tardes.
    Están muy interesantes los comentarios de los usuarios.
    Le diré por la parte que a mi me toca, todo lo escrito por el funcionario de salud, sobre el trabajo de las ambulancias muchas cosas no son ciertas.
    Hace 1 año 3 meses, que necesitamos el servicio de ambulancia para trasladar a mi padre el día 29 de Agosto del 2011.
    Mi padre residía en el Micro Distrito “Ignacio Agramante” (Planta Mecánica).
    Provincia de Camagüey, a las 9:00am de ese día, se solicito el servicio de la misma por el medico que se encontraba de guardia por encontrarse mi papá grave, casi cianótico y que falleció al siguiente día a las 6:40am.
    Mi padre no podía ser trasladado en otro vehículo por su estado de gravedad, la ambulancia apareció a las 4:00pm y la explicación que nos fue dada es que hay una sola y estaba para un municipio.
    Es una falta de respeto que existan urgencias y que no estén disponibles para estos problemas aunque sea una ambulancia, además son muchos los inconvenientes que le dicen a los que solicitan de estos servicios.
    Y así es que existe que el familiar y a la vez el paciente se sientan maltratados.
    gracias al colectivo de cubadebate por la oportunidad de expresar nuestros comentarios.

  • Victoria SL dijo:

    Hay mejoras que solo los directivos pueden conocer o considerar y hacen bien en divulgarlos, pero mi opinión es que la población todavía no ve los beneficios de la manera que debiera, si es que vamos mejorando tanto en algunos indicadores.

    En los últimos 4 años hemos necesitado recurrir en muchas ocasiones a este servicio, tanto familiares como vecinos, amigos y conocidos, y los logros aún no considero que son de comentar demasiado; además, es raro escuchar opiniones favorables sobre aquellos aspectos con los que la población choca directamente cuando este tema es tratado en cualquier sitio.
    Aún hay pacientes que quedan en el campo de nadie según las clasificaciones y categorías que utiliza el SIUM para autorizar un traslado, incluso en visible mal estado de salud del paciente. Continuamos conociendo sobre casos en que los familiares pagan para un rápido traslado o para mejorar un turno, lo mismo dentro de los hospitales en servicios internos como en los municipios, pero esto último no es demostrable para que pueda denunciarse o sancionarse.
    El tiempo de respuesta continúa siendo extenso, por lo general muy superior a lo que plantea la compañera entrevistada; la comunicación con los números telefónicos del SIUM en ocasiones se acerca a lo imposible.
    Hay que continuar la capacitación al personal en servicio pues en un caso no se percibió buen entrenamiento en procederes de crucial importancia para salvar una vida, y en los equipos donde existen novatos debe participar alguien mejor entrenado. Un caso puede parecer poco entre los que he considerado para dar mi opinión, y no todos los pacientes pueden ser salvados, pero para los familiares fue demasiado, y se percataron de que el auxilio pudo ser mejor aunque el desenlace fuese el mismo.
    En realidad son muchas las aristas de este asunto en las que falta bastante por hacer, y no impresionan bien las declaraciones con énfasis en los logros y toque superficial a las deficiencias que, por numerosas causas, unas justificables y otras no, hoy mantenemos.

  • pepe123 dijo:

    En mi opinion muchos de los cambios que se realizan en el sistema de salud con el loable proposito de buscar “racionalidad” y reducir gastos, sin dudas una necesidad imperiosa en tiempos de crisis economica, no estan teniendo en cuenta un aspecto vital relacionado con la calidad y agilidad del servicio que se presta y no solamente en lo referente al SIUM si no con otros servicios mas cotidianos como los RX, los ultrasonidos o las consultas de las especialidades. Con el “reordenamiento” que se lleva a cabo estos servicios se han concentrados en un numero reducido de unidades, alejandose de los pacientes y provocando que en muchos casos haya que esperar varios dias, en ocaciones semanas para poder acceder a ellos, imaginen a alguien con una dolencia que no clasifique como una “urgencia medica” esperando 15 dias para que lo atienda un especialista, luego una semana para hacerse la prueba que este le indica para poder establecer el diagnostico y 15 dias mas para la reconsulta, en resumen 5 semanas, en ese tiempo lo mas probable es que el problema ya este resuelto o que lamentablemente ya no tenga solucion, en pocas palabras y segun mi criterio de la manera en que se estan haciendo los cambios no veo la racionalidad por ningun lado y si un deterioro en una prestacion que ya de por si era insuficiente.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también