Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Siria y Turquía: Aumenta tensión en la frontera común

En este artículo: Guerra, Medio Oriente, Siria, Turquía
| +

TurquíaEl Ejército turco ha disparado de nuevo contra posiciones militares sirias en respuesta a un obús caído hace un par de horas en un distrito próximo a la frontera. Lo ha dicho un responsable militar turco bajo condición de anonimato a France Presse.

El riesgo de una escalada de violencia entre Siria y Turquía es un foco de seria preocupación internacional. Las relaciones entre Damasco y Ankara, que se deterioraron a partir del inicio de la revolución siria en marzo de 2011, han empeorado peligrosamente después de que el miércoles pasado cinco ciudadanos turcos murieran en la localidad fronteriza de Akçakale, como consecuencia de disparos de mortero.

Ambos países comparten una frontera de 900 kilómetros y, desde ese día, se han multiplicado los disparos del ejército sirio, que son respondidos sistemáticamente por la artillería turca. El Gobierno de Erdogan recibió luz verde del Parlamento para realizar las acciones militares que fueran necesarias y, por ahora, se limita a responder a los ataques uno por uno. Ayer mismo, sin embargo, volvieron a caer más obuses.

Si esa tensión militar continúa, el riesgo de que pueda haber una grave escalada de la violencia, con la propagación del conflicto sirio, es evidente. Desde Ankara se duda de que tantos ataques sean fruto de la casualidad.

Los disparos de mortero podrían explicarse, muy probablemente, por el hecho de que el ejército sirio y los rebeldes combaten abiertamente cerca de la frontera con Turquía, en cuyo territorio intentan protegerse. Este país sostiene y ayuda a los rebeldes del Ejército Sirio Libre, al igual que hacen Arabia Saudí y Qatar, y además acoge ya en su territorio cerca de cien mil refugiados sirios.

Pese a los incidentes militares fronterizos, sin embargo, a ninguno de los dos países les interesa una guerra, y a la OTAN -que debería involucrarse en el conflicto para defender a Turquía si fuera necesario, por ser un país miembro- tampoco. Por eso ha pedido contención militar al Gobierno de Erdogan. En Siria no se puede repetir una operación como la de Libia, pues exigiría movilizar seis veces más efectivos militares y supondría, además, un serio choque con Rusia y China.

En cualquier caso, mientras el infierno sirio continúe al rojo vivo, el riesgo de una escalada militar con Turquía es inevitable, con el peligro que supone. El Gobierno de Erdogan intenta abrir una nueva vía de solución negociada al conflicto con la propuesta de que Bashar el Asad sea sustituido por su vicepresidente, Faruq el Sharaa, al que califica como un hombre razonable, con quien cree que sería posible pactar un gobierno de transición que fuese aceptado por los rebeldes. Indudablemente, sería la mejor solución.

(Con información de La Vanguardia)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también