Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Conceden Doctorado Honoris Causa a Marina Abramovic

| 2
Abramovic, durante uno de sus performances

Abramovic, durante uno de sus performances

El Instituto Superior de Arte entregó hoy a la artista serbia Marina Abramovic el Doctorado Honoris Causa, en el Hemiciclo del edificio de exposición internacional del Museo de Bellas Artes.

Conocida como “la abuela del arte del performance”, Abramovic es protagonista de una obra artística de más de tres décadas, caracterizada por la fusión entre el artista y la audiencia, el movimiento del cuerpo y las posibilidades de la mente.

Ganadora de importantes premios dentro del estilo performance, en certámenes de Venecia, Nueva York, entre otras ciudades, la Abramovic es reconocida ahora en La Habana, dentro del contexto de la Bienal que tiene lugar desde el pasado 11 de mayo se extenderá hasta el próximo 11 de junio.

(Con información del ISA)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jorge Braulio dijo:

    Fui dichoso al asistir al ceremonial donde se le entregó el Doctorado Honoris Causa a Marina Abramovic. Tan entrenada para controlar sus emociones, en la tarde de ayer no pudo evitar las lágrimas, ni que se le quebrara la voz cuando agradecía este reconocimiento otorgado por el ISA-Universidad de las Artes.

    Habló de su vida, de la formación que recibió en el seno familiar. Soy hija de partisano, dijo, y con mi padre aprendí que una causa es más importante que el individuo. Dijo también que se consideraba un soldado del arte, con todas las implicaciones que tiene dedicarse por entero a una causa. El precio puede ser la soledad, el sufrimiento, y hasta no poder formar una familia propia.

    Dijo que en los pocos días que había estado en Cuba -a pocas horas de su arribo tuvo su primer encuentro con un grupo de estudiantes de la Facultad de Artes Plásticas-, había percibido el clima de creatividad, la energía espiritual que emanaba de las hermosas cúpulas de nuestra facultad. Que los cubanos teníamos corazón. Y todos los presentes comprendimos que no se estaba refiriendo al órgano biológico, sino al kokoro de los japoneses, que también alude al alma impregnada de lo bueno, a la espiritualidad, a la cortesía.

    Tuve esa dicha. Y la miré a los ojos y sentí la calidez de un abrazo.

  • Francisco Rivero dijo:

    “…La gente se mira a los ojos, esos hace la diferencia con otros lugares ”
    […]

    Deseaba saber un poco mas sobre la presencia de la Sra. Abramovic en la Bienal de la Habana y consulte la edicion digital de La Jiribilla donde he podido leer una reseña de Mabel Machado de la cual cito un fragmento en este comentario ademas de adjuntar un enlace donde podran apreciarlo en su totalida.

    […]
    Sobre su presencia y primeras impresiones en Cuba, Abramovic comentó: “este país es mucho más que palmeras y sol, me trae muchos recuerdos del lugar donde nací. Mi parte favorita de este encuentro con Cuba es que la vida no está tan mediada por la tecnología, y eso permite la interacción más directa entre las personas. La gente se mira a los ojos, eso hace la diferencia con otros lugares del mundo”.
    […]
    http://www.lajiribilla.cu/2012/n575_05/575_24.html

    Un saludo cordial

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también