Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Ernesto Cardenal gana Premio Reina Sofía de Poesía

| 4
Este galardón, dotado con 42.100 euros (unos 55.700 dólares), celebra su XXI edición y está considerado uno de los más importantes de este género. Foto: EFE

Este galardón, dotado con 42.100 euros (unos 55.700 dólares), celebra su XXI edición y está considerado uno de los más importantes de este género. Foto: EFE

El poeta nicaragüense Ernesto Cardenal se declaró hoy “sorprendido” y “agradado” de ganar el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, que reconoce el conjunto de una obra de un autor vivo que por su valor literario supone una aportación relevante al patrimonio cultural de Iberoamérica y España.

“Me ha sorprendido mucho”, declaró a Efe el poeta y sacerdote de 87 años, quien dijo haber recibido la noticia vía telefónica hacia las 05.00 hora local (12.00 GMT), en su residencia, en Managua.

Cardenal, propuesto por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) al Premio Nobel de Literatura 2010, se declaró “sorprendido”, “feliz” y “agradado” de ganar “un premio muy importante”.

Cardenal (Granada, Nicaragua, 1925), poeta, sacerdote católico defensor de la Teología de la Liberación, político -fue ministro de Cultura durante la Junta de Gobierno de Nicaragua entre 1979 y 1988, aunque ahora está muy distanciado del Frente Sandinista-, logró este galardón después de haber quedado muchas veces finalista, como lo ha sido para el premio Cervantes.

La decisión del jurado de otorgar esta XXI edición a Ernesto Cardenal ha roto la ley no escrita de alternancia entre autores iberoamericanos y españoles, ya que el pasado año la ganadora fue la cubana Fina García Marruz.

Este galardón, dotado con 42.100 euros (unos 55.700 dólares), celebra su XXI edición y está considerado uno de los más importantes de este género.

Ernesto Cardenal se impuso tras unas deliberaciones muy reñidas del jurado, en las que quedaron como finalistas los españoles Antonio Colinas y María Victoria Atencia.

Luis Antonio de Villena, uno de los miembros del jurado, explicó que “no era justo que por motivos extraliterarios alguien tan significativo en la poesía del siglo XX” como Ernesto Cardenal “se quedara fuera” del galardón.

Otro de los integrantes del jurado, Jaime Siles, dijo que la decisión es “muy acertada” porque considera que “a este premio le faltaba el nombre de Ernesto Cardenal, un gran poeta, con una obra muy amplia, además de uno de los grandes traductores de los clásicos”.

El jurado que falló hoy el premio, dado a conocer en el Palacio Real, de Madrid, estuvo formado, entre otros, por José Manuel Blecua, Antonio Lobo Antunes, Soledad Puértolas, José Manuel Caballero Bonald, Luis Antonio de Villena, Jaime Siles y Luis Alberto de Cuenca.

Siendo ministro de Cultura, Ernesto Cardenal recibió la amonestación pública del papa Juan Pablo II, al visitar Nicaragua (marzo de 1983), por mezclar la religión con la revolución sandinista.

Cardenal cuenta entre sus galardones con el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda.

(Con información de EFE)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • maria r dijo:

    felicidades !!!

  • alexei dijo:

    felicidades, ernesto cardenal es uno de los grandes de iberoamérica

  • Roberto Dante dijo:

    roberto dante
    Lanús, Argentina, 03 05 2012

    SOBRE CIERTA TARDE EN LA CIUDAD DE LA PLATA

    Recuerdo algunas calles de la ciudad de La Plata. Arboladas. Con sus ramas cubiertas de infinitas hojas verdes; ese día, devenidas grises por movedizas nubes de gas lacrimógeno.
    Era 1973 y, mientras la Guardia de Infantería continuaba sus lanzamientos de gases – como si fueran jabalinas- sobre el edificio del Rectorado de la Universidad, una compañera, delgada como una espiga y pequeña de estatura; pero, grande, recuerdo, muy grande, para enfrentar a tanta violencia institucional, recuerdo.

    Era en un atardecer cuando detuvo su carrera, con los ojos enrojecidos por los gases. Se detuvo enfrente de mí. Estiró un brazo y me pasó un libro. En pleno caos, me entregó un libro. Y, jadeante, me dijo:
    “Me lo pasaron ayer, léelo, es de la putamadre”

    Era un tomo de la 1º edición mexicana de “ORÁCULO SOBRE MANAGUA” de ERNESTO CARDENAL.

    Me lo pasó entre la opacidad de los gases como jabalinas y desapareció en la nebulosa que nos envolvía.
    No la volví a ver. No pude agradecerle su gesto de entrega y desprendimiento
    Después, meses después, las mandíbulas de acero de la Triple AAA., la desaparecieron, ya no como una figura retórica. En otra calle arbolada en la ciudad de La Plata. Entre decenas de cuerpos, sin ojos, ni oídos, que sólo balbuceaban: “algo habrá hecho”.
    La desaparecieron
    Definitivamente…, creían.

    Hoy, al abrir “el mismo ejemplar” de Oráculo sobre Managua”, leí, en voz alta, al voleo:

    “…La vida de cada uno más rica y más hermosa
    La evolución es por saltos dijo Mao
    La evolución es la revolución
    la revolución no es ilusión
    la oruga teje a su alrededor una nueva morada
    de la que sale con alas de colores
    con las cuales vuela hacia el cielo (…)
    manchado de tierra y sangre (…)
    fuiste la luz al final de un túnel”

    ¿A la pequeña, delgada como una espiga, le habrán salido alas?

    No creo en los Premios. Pero hoy me alegro que haya sido para uno de los nuestros

  • Isabel Duarte dijo:

    AMIGOS DE CUBA DEBATE: INMENSISIMA ALEGRIA POR ELPREMIO A ERNESTO CARDENAL. TENGO SOBRE ESTA MISMA MESA DE TRABAJO “EL ESTRECHO DUDOSO” -CALIFICARLO ES IMPOSIBLE- Y VIDA EN EL AMOR,CONSEGUIDO EN LOS SETENTAS…QUE DECIR…LARGA VIDA YPROVECHOSA POESIA A DONERNESTO. LE DOY INFINITAS GRACIAS.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también