Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Luisa, la enfermera imprescindible

| 20
dscn4702

Foto: www.cardiocirugia.sld.cu

Hija de un agricultor y una ama de casa, hace casi 80 años que en la finca La Ferté de Matanzas nació una niña que ha hecho historia de una forma singular en la cardiocirugía en Cuba.

Cuenta que cuando se mudó para Cárdenas veía a una señora frente a su casa, vestida de enfermera, y ella soñaba que cuando fuera grande haría lo mismo.

La niña Luisa Clarisa Jiménez García no sabía entonces que tenía tres cosas en contra: ser negra, guajira y pobre para poder estudiar esa especialidad.

Gracias a la denominación religiosa Las Hermanas Oblatas de la providencia pudo estudiar algo y llegó 1954, año en el que aspiró a una plaza para estudiar enfermería en el Hospital Calixto García "Pero había que tener tremenda palanca, además yo era flaquita, fea y no me quisieron dar un chance" me dice Luisa. En el 55 repitió el intento de forma infructuosa y ese mismo año se abrió una convocatoria para la escuela de comadronas, perteneciente a la Universidad de La Habana y ahí llegó hasta el segundo año porque cerraron la Universidad.

Todo esto lo hacía Luisa al margen de su trabajo de criada y viviendo en un cuartico, en Los Pocitos, en uno de los barrios más malos de Marianao.

Cuando llegó El Comandante y mandó a parar la explotación, Luisa pudo ser enfermera.

Luisa Clarisa Jiménez GarcíaEs fundadora del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular (ICCCV). A él ha dedicado los últimos 45 años de su vida. Ha sacrificado pareja, diversiones y horas miles de descanso

"Es una profesión estresante le digo a los jóvenes, a un paciente hay que hacerle de todo para atenderlo bien y si no te gusta no estudies esta especialidad" me comenta.

Por lustros Luisa ha sido la Jefa de enfermera de la Cirugía Cardiovascular en el instituto especializado en este quehacer médico. Es un punto de referencia para todos los cirujanos y otros especialistas que han trabajado con ella. A todos les resultó imprescindible en algún momento y por su eficacia más sabiduría muchos pacientes se han salvado.

De esas características excepcionales dan fe un grupo reconocido de especialistas en el corazón: Ahora cumplo con mucho cariño tu solicitud de datos sobre Luisa. El tema me llena de nostalgia. Éramos tan jóvenes y un colectivo tan unido.

Luisa Clarisa Jiménez es uno de esos personajes de aquellos primeros años en que comenzó la cirugía cardiovascular en el hospital Piti Fajardo que viene a mi memoria cuando pienso en esos tiempos. Estoy hablando de los años 1963, 64 y 65, Primero como alumno y luego como Interno Vertical en Cirugía me vinculé al grupo como simple mirón primero y luego como clásico cateto, y allí estaba Luisa, menuda, hacendosa, preocupada por todo aunque no era jefa. No faltaba a las operaciones experimentales que se realizaban hasta altas horas de la noche, en el sótano del hospital. Todavía no había mostrado sus cualidades organizativas y exigentes con el cuidado de los escasos recursos conque contaban. Ahorrando y recuperando cuantos materiales podían reutilizarse. Desde el primer momento la quise y la sigo queriendo a través de los años y las tempestades que han azotado a nuestras vidas.

La química entre nosotros fue instantánea y muchas veces me pregunto como hay personas que llegaron a quererme, como ella, a pesar de lo difícil de mi carácter. Luisa es de los pocos vestigios que quedan de aquel colectivo irrepetible y en fase de extinción. Lo digo con toda sinceridad, la historia de la cirugía cardiovascular no puede escribirse sin que ella ocupe un lugar destacado. Cuando la veas, dile que la amo. Vale (Profesor Manuel Jacas Tornés, cirujano cardiovascular)

Luisa Clarisa Jiménez GarcíaHablar de la Srta Luisa Jiménez no es fácil....se trata de un puntal de la cirugía cardiovascular en Cuba...no se puede escribir la historia de la cirugía cardiovascular como proyecto multidisciplinario de tratamiento al cardiópata sin mencionar a Luisa que ha estado con nosotros desde los albores de la actividad, cuando éramos solo un pequeño Servicio y no un Instituto, a mediados de los años sesenta cuando al Profesor Noel González Jiménez se le dio por el MINSAP la tarea de reiniciar el tratamiento quirúrgico de la enfermedades del corazón, una vez que los grupos quirúrgicos que la habían iniciado en los años 50 se marcharon del país.

Luisa es de las fundadoras del ICCCV, ejemplo de disciplina laboral, mujer de extracción muy pobre que ha vivido todos estos años en condiciones de vivienda muy precaria y que sin prestarle atención a ello nunca ha faltado a su deber como enfermera de alta calificación, a su trabajo, sin importar las condiciones climáticas, de transporte o alimentación existentes, como lo que sufrimos durante el "periodo especial de tiempos de paz" de tan mal recuerdo para todos...

Luisa debe ser un paradigma de la enfermería cubana para todos los tiempos: siempre puntual en su puesto de trabajo, sin abandonar el quirófano nunca; aun hoy, a sus 78 años de edad cuando debiera disfrutar de un bien ganado descanso, no deja de asistir un día a su responsabilidad profesional enseñando a los jóvenes las técnicas de salón y de enfermería quirúrgica, de su experiencia sin par y de su proverbial humildad, militante revolucionaria supo en su momento dejar su país y familia para cumplir misión en Angola en los peores momentos de la guerra. En ella, los distintos Jefes de Cirugía y Anestesiología del ICCCV han tenido una enfermera discreta, leal, capaz y consecuente; el mejor puntal con el que han contado para alcanzar los logros de los que todos estamos satisfechos, incluidos los cardiocentros de provincia que en el ICCCV en su momento se adiestraron. Todos los reconocimientos para esta humilde y competente mujer y enfermera son pocos. (Profesor Humberto Sainz Cabrera, Jefe Servicio de Anestesiología y Reanimación, ICCCV)

Luisa ha sido por décadas la madrina de todos los que nos hemos formado como Cirujanos Cardiovasculares y anestesiólogos y enfermeras especializadas en el Instituto de Cardiología.

No se podrá nunca hablar de la Cirugía Cardiovascular en Cuba sin hablar de Luisa
Fundadora de la Cirugía Cardiovascular post-revolución comenzó a trabajar desde la creación del Servicio en el Hospital Fajardo, donde por su trabajo se ganó el ser Jefa del Salón de operaciones.

Nadie sabe la cantidad de horas extras que ella ha acumulado en su vida, creo de sumarlas la haría Vanguardia Nacional, sépase que durante muchos y muchos años las operaciones terminaban después de las 4 de la tarde y ella había llegado a las 7 de la mañana pero una vez terminada la operación y que nosotros nos marchábamos hacia nuestras casas a descansar, ella tenía que garantizar la limpieza del salón, la recogida, lavado y esterilización del instrumental para garantizar la operaciones del día siguiente.

Una verdadera comunista que podía haber sido militante del Partido desde hace muchas décadas y no lo fue por nuestros prejuicios de sus creencias religiosas, las cuales nunca ocultó y que en definitiva la han ayudado a ser una persona extremadamente sociable amable y humana. Tiene un lugar privilegiado en nuestros corazones. (DrC. Profesor Horacio Pérez López, cirujano cardiovascular, ICCCV)

Luisa siempre está en disposición de ayudar a todos los compañeros de trabajo y siempre dispuesta a trabajar no importa la hora que sea, sin nunca una palabra que exprese disgusto. Hace años estábamos operando un sábado voluntario un niño remitido del Hosp. Borrás por el Profesor Zerquera, el caso muy delicado y además de esto se desató una tromba con vientos de huracán sobre la Habana, todo se veía por los cristales del Salón de Operaciones que daban en ese entonces a la calle A.

El cirujano actuante se puso nervioso e irascible porque las cosas no le salían bien y además aquél repentino "ciclón" y empezó a gritar Luisa Luisaaaaaaaaa, y ella llegó y muy calmada le contestó, doctor tranquilo que la tromba pasó ya y ahora lo que tenemos que lograr es que paciente salga bién. Eso demuestra los dones de Luisa como jefa, ya que nunca pierde la calma y jamás le hemos escuchado un exabrupto en 30 años. (DrC. Profesor Milvio B. Ramírez López, cirujano cardiovascular, ICCCV)

La conocí en el verano de 1985, cuando visité por primera vez los salones del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular. Estábamos en el quirófano observando el desarrollo de una sustitución valvular aórtica, para mí la primera, 4 residentes de cirugía general de los 16 que optábamos por la residencia de cirugía cardiovascular para la época, cuando apareció una señora que con fuerte carácter exigía que saliéramos del salón, porque éramos muchos.

Nos miramos y al salir todos nos preguntamos ¿quién era esa persona que con tanta autoridad se arrogaba el derecho de sacarnos del salón de operaciones?
Se trataba de la jefa del salón, la seño Luisa, como se le llama cariñosamente. Llevo trabajando con Luisa 26 años, toda mi vida cardiovascular, los primeros como residente, los otros como especialista.

Con ella tengo una relación de trabajo y afectiva muy especial, lograda con el de cursar de los años y a partir de 1995 cuando fui nombrado jefe del servicio de cirugía cardiovascular.

Luisa es la Jefa de salón que todo cirujano, sin dudas, quisiera tener. Es disciplinada, muy exigente, con carácter, con criterio, intransigente, infatigable, su presencia genera tranquilidad y seguridad, los cirujanos la vemos como una madre que todo lo puede, que todo lo resuelve, si ella está presente todo va a fluir, tiene la capacidad de trasmitir mucha seguridad y confianza.

Su profesionalidad, nivel de responsabilidad, unido a su sencillez, humildad y sobre todo a su alta sensibilidad humana hacen que sea muy respetada y querida por todos.

Será imposible hablar de la historia de la cirugía cardiovascular en Cuba sin mencionarla, aún a sus 78 años, sigue trabajando con vitalidad, energía, lucidez y con la elegancia que siempre la ha caracterizado. (Profesor Ángel M. Paredes Cordero, Jefe Dpto. Cirugía Cardiovascular, ICCCV)

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Gloria dijo:

    Muy linda la trayectoria de Luisa, enfermeras como ella no son muchas las que se forman por estos tiempos, sobre todo porque muchos se graduan con falta de vocacion. Es triste que alguien con su preparacion y dedicacion al trabajo a sus años y despues de haberle dedicado tanto tiempo a hacer el bien y a estudiar tanto una profesion, tenga condiciones precarias de vivienda y seguro que muchas de las necesidades que enfrentamos los cubanos! Hasta cuando vamos a vivir con la errada idea que lo material no hace falta, cuando ya ella haya cumplido su labor y no este en condiciones de trabajar, no necesitara un lugar confortable para vivir y ademas seguir cubriendo sus necesidades que con una pension no alcanza? El estimulo moral es maravilloso pero el material hace falta! Ella es un digno ejemplo del profesional de la salud.

  • Liu dijo:

    No se sin esa mujer tan especial podrá leer este artículo pues el mejor homenaje es el cariño que le demuestran sus compañeros de trabajo, y el respeto de todos los profesionales que han trabajado con ella.

  • Miguel dijo:

    Paquita: realmente conmovedor.Ella es una persona diga de que nuestra prensa divulgue su vida porque es un digno ejemplo de humanismo comprometido con la Revolución.

  • estrella fermina dijo:

    QUISIERA QUE PONGAN EN NUESTRO PERIODICO GRANMA LOS EXITOS DE
    ESTA INAFTIGABLE ENFERMERA, PUES SE LO MERECE QUE TODOS CONOSCAN
    DE SU HISTORIA Y DE SU TRABAJO Y APORTES.EN TODOS ESTOS ANOS.

  • Wilfredo dijo:

    Me sumo a lo dicho por Gloria, el articulo es brillante, pero hace alusion a "Las condiciones precarias de vida" de Luisa y me resulta penoso (No que se diga, aclaro) que una mujer con sus cualidades, que ha ofrendado su vida como un sacerdocio a la enfermeria pueda estar todavia en condiciones de vida dificiles. !Se merece las mejores condiciones de vida! Mas aun que muchos que pululan por la ciudad haciendo alarde de sus "condiciones" monetarias y llevan el alma vacia.
    Mi aplauso para la gran Luisa, quien se merece mejor que nadie el mas suntuoso monumento a la dedicacion, entrega y sacrificio en favor de la humanidad y los cubanos especialmente.

  • Dr. C. Edurardo Pedroso dijo:

    Conocí a Luisa siendo residente de cardiología en el ICCCV (Instituto de Cardiología)en los años 1980. Ahora como cardiólogo en la provincia de Camagüey desde hace muchos años, al ver ahora su foto me recuerdo de su destacada labor y de mis años de estudiante. Un beso para ella y un saludo para todo ese colectivo que como dice el Prof. Jaca por ley de la vida vamos desapareciendo.

  • Mercedes dijo:

    Para Luisa mis felicitaciones por su noble trabajo, por su quehacer diario en ese hospital, por ser tan dedicada a la enfermería, al leer estas lineas le doy las gracias a Paquita Armas Fonseca, sus artículos en este sitio los leo con mucha atención, porque todas llevan un mensaje.
    Segura estoy que esta enfermera atendió a mí querido padre ya fallecido en 1992, fue paciente por años del Cardiovascular como se conoce en toda Cuba, padecía de cardiomegalia su nombre Ramón del Risco, en casa recordamos al doctor Llerena, para el nuestro saludo al igual que a los doctores Justo Lara y Pedroso que también lo atendieron.
    A esta mujer Luisa Jiménez García por su dedicación a la enfermería le deseo salud para que continué aportando tanto al centro de gran prestigio, porque me consta, fueron años viajando mis padres para siempre recibir allí cariño, amor y esperanzas para vivir.

  • Paquita dijo:

    Estrellla Fermina: Su sugerencia de que este texto aparezca en Granma puede hacerlo a ese periódico escribiendo al correo correo@granma.cip.cu Quizás Usted tenga suerte y publiquen el texto atendiendo a su solicitud. Feliz año nuevo Paquita Armas Fonseca

  • CLARA DORKIS dijo:

    Para luisa mis felicitaciones por ser un ejemplo de lo que queremos del personal de la salud, gracias por su consagración todos estos años y por los miles de granitos de arena que ha aportado y sigue aportando aun a pesar de sus años......pero llenos de magnifica experiencia.....ese es el ejemplo que me gustaría seguir.......gracias por todos los que no puedan leer esto........

  • Mario Turati dijo:

    Mujeres como esta hay que hacerles un gran reconocimiento.
    Desde México, recibe mi cariño y respeto, soy médico de vocación y vivo donde los más pobres de nuestro México.
    Que D/os te de salud por que bendita ya eres.

  • Ligia Archila Serrano dijo:

    Me alegro de la publicación de la Historia de Luisa Clarisa Jiménez García. Felicitaciones a ella. Pero tengan en cuenta que MUJERES EJEMPLARES COMO LUISA HAY EN TODAS PARTES DEL MUNDO.
    A ver si publican historias de estas mujeres en CUBADEBATE, ya que siendo una estrategia de discusión cubana sería bueno que dieran a conocer mujeres valiosas de todos lados. Y por qué no? de los Estados Unidos de América.

  • Gisela dijo:

    Lic. en Enfermería Gisela Sánchez
    Me ha resultado muy grato y valioso que se le haya dedicado éste árticulo a la imprescindible enfermera Luisa, pues no siempre se destaca la labor del personal de enfermería, tras los éxitos del trabajo por el equipo médico. Pienso que Luisa es el ejemplo a seguir por las actuales y futuras generaciones de la profesión, por lo que debe quedar su obra y vida en la Historia de la Enfermería cubana, pienso que además de aparecer el texto en el períodico Granma, debe ser entrevistada y salir por la Televisión, con su ejemplo se logra mucho más para la formación vocacional, que con cualquier otra labor que se pueda hacer, donde muchas veces quienes las hacen, no son ejemplo en la transmisión del mensaje hacia la más noble y humana de las profesiones: la de "enfermera".
    Le deseo a Luisa mucha salud, éxitos y un futuro prospero lleno de amores por su pueblo, por todos los profesionales de la salud y en especial por la enfermería cubana.

  • Nadyeska dijo:

    Hace un año tengo la suerte de trabajar directamente con la Seño Luisa. De ella he aprendido y me falta, cada día me sorprende es una enciclopedia de la enfermería en la Cirugía Cardiovascular, todo lo sabe!!. Diariamente me dice "que se va a ir" y yo le digo: "De aqui Ud. no sale, cuando muera yo la incinero y la dejo dentro del salón, este es su lugar". Como persona es un ejemplo a seguir, nunca se rinde, es incansable, mantiene en todo momento su aspecto juvenil y esto lo sentimos todos los enfermeros que tenemos la dicha de trabajar a su lado. Toda la suerte del mundo para Ud!!!!!.

  • argelia andrades dijo:

    Me parece muy interesante ese precioso homenaje a la srta. luisa realmente precioso, pues mujeres como ella son pocas y con esa trayectoria. realmente estoy encantada de haber leído esa reseña por que se que hay mucho mas de ella y quiero conocerla y aprender de ella como quisiera tener contacto con ella soy de Venezuela y vivo en san fernando de apure

  • nadyeska dijo:

    argelia si quiere comunicarse con la seño luisa puede escribirle a este correo nalpizar@infomed.sld.cu y si viene a cuba puede ir al instituto de cardiologia y cirugia cardiovascular la habana

  • yaquelin paredes dijo:

    LUISA ESPERO ME RECUERDE SOY LA HERMANA DEL DR PAREDES...YA COMPARTIMOS UNA VEZ UN ALMUERZO EL DIA DE SU CUMPLEANOS,,,EN CASA DE MI HERMANO y recuerdo con cuanta dulsura y respeto mi hermano y su esposa erenia la obligaban a comer mas,,,,es usted una mujer muy sencilla,humilde y muy trabajadora,,,mi hermano la quiere y la respeta mucho,,,,y nuestra familia especialmente mi madre marta la aprecia mucho,,,,que dios me la cuide y me le de mucha salud,,,desde lejos 90 millas le mando un abrazo y mis respetos... cuideme a mi hermano jajajaja

  • YO dijo:

    LUISA
    SOY FATIMA RODILES LA HIJA DE RODILES, ME RECUERDAS? ESPERO QUE SI, TE DESEOS QUE SIGAS COCHESANDO MUCHOS EXITOS Y QUE EN ALGUN MOMENTO CUANDO MAS LO NECESITES RECUERDES A MI PADRE QUE TANTO TE AMO Y ADMIRO.
    UN BESO MIO Y DE MI MAMI CLARITA

  • ana dijo:

    Recuerdo a Steve Wonder, cuando daba sus primeros pasos en la musica, alguien muy pragmatico le dijo: " hijo,tienes 3 cosas en contra, eres negro, eres ciego y eres pobre" La historia, todos la conocen...

  • ELIZETH dijo:

    a mis 44 ANDO BUSCANDO UNA BECA PARA ENFERMERIA EN CUBA

  • edgar dijo:

    mis mas sinceros respetos a una colega desde argentina , en la actualidad realizo la coordinacion de un grupo de enfermeros que hacen recuperacion cardiovascular y siempre aprendemos algo mis cariños para esta hermosa persona y hermosa profesion

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con Cubadebate y otros medios digitales como La Jiribilla, CubaSi y el Portal de la Televisión Cubana. Fue directora de El Caimán Barbudo.

Vea también