Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Se avecina una nueva crisis global

En este artículo: China, Crisis Económica, Economía, India
| 7

Crisis Económica MundialJoseph Halevi
Il Manifesto

Traducido por Gorka Larrabeiti

Una nueva ola de crisis mundial, distinta de esa absurda disputa sobre Grecia que está hundiendo la UE en arenas movedizas, parece cada vez más probable. El foco de la crisis radica, de un lado, en la relación entre precios de las materias primas y productos alimenticios; de otro, en el crecimiento de India y China, y en cómo se integran estos dos fenómenos en las decisiones especulativas de los mercados financieros.

A mediados de abril, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, refiriéndose al aumento de precios de los productos alimenticios, afirmó que decenas de millones de personas en los países en desarrollo están a un paso del precipicio. Además, la inflación estimula burbujas especulativas en los mercados de productos alimenticios, es decir, especulaciones actuales sobre cosechas futuras. El crecimiento de China, y en menor medida el de la India, constituye el principal factor de la expansión de la demanda de productos alimenticios y materias primas. Sin embargo, los precios no están siguiendo la dinámica de la demanda real de los productos en cuestión, sino que crecen de acuerdo con las expectativas de lucro que se derivan de la compra de productos financieros derivados emitidos sobre materias primas. Un componente creciente de la demanda proviene de las sociedades financieras occidentales que colocan fondos que obtienen del Estado en instrumentos derivados. Ello se aplica también a los campos destinados a cultivos.

Una reciente investigación de la BBC ha revelado que el precio de una hectárea de tierra cultivada con trigo en Kansas, cuya producción se exporta en gran parte, ha pasado en poquísimo tiempo de $ 750 a alrededor de $ 1300. Los agricultores sostienen que quien compra un campo a ese precio no puede esperar beneficio alguno. Sin embargo, el aumento de valor de la tierra no se debe a la entrada de nuevos productores, sino a inversores financieros que esperan, debido al crecimiento de China y la India, una ulterior inflación de los precios de los cereales.

Centrándonos en China, observamos que la inflación de materias primas industriales importadas comprime los márgenes de beneficio de las empresas, mientras que la de los precios agrícolas recorta los salarios en un contexto en el que el factor alimentario representa una gran proporción del gasto familiar, muchas veces superior al porcentaje occidental. Así pues, la inflación de productos alimenticios crea en China una ruptura social peligrosísima, ya que en muchas partes del país se dan situaciones de revuelta. Además, la inflación general está inflando la asombrosa burbuja inmobiliaria, que supera ya la de hace cuatro años en EE.UU.

Esta coyuntura acelera la necesidad de reorientar todo el proceso de acumulación en China, lo cual es extremadamente difícil de llevar a cabo; tanto es así que Pekín no parece ser capaz de cambiar este régimen de crecimiento sin pasar por una crisis. En cualquier caso, China sólo puede mitigar el impacto inflacionario de los precios de los productos alimenticios y materias primas reduciendo sustancialmente su tasa de crecimiento económico, de lo contrario no haría sino reforzar las expectativas especulativas referidas a un exceso de demanda estructural de productos primarios.

Volvamos ahora de Pekín a Chicago y Nueva York, pero también a Londres, Zurich y Frankfurt. Desde que los precios de las materias primas y de los productos alimenticios comenzaron a subir sistemáticamente, se emitió una gran cantidad de productos derivados que versan sobre ellos. Las operaciones en los mercados de futuros son globales y no pueden controlarse fácilmente mediante el reglamento puesto en marcha en Basilea 3. Escapan a cualquier supervisión. La especulación en los mercados de futuros y, por extensión, en los campos de trigo de Kansas, resulta hoy posible gracias tanto a la amplia liquidez proporcionada por los Estados a los bancos a tasas de interés casi nulas como al hecho de que el mercado inmobiliario occidental carece ya de impulso, por no hablar del estancamiento de la inversión industrial. Las sociedades financieras que invierten en productos financieros derivados sobre el cacao y el trigo de Kansas lo hacen porque la revalorización de la tierra puede financiar dividendos, amén de fondos de pensiones, y dar capacidad para efectuar pagos, lo cual es importante en los EE.UU.

Si China lograra controlar la inflación, todo el mecanismo de los mercados de futuros tendería a la baja con una deflación en los precios de las materias primas, productos alimenticios, campos de trigo y demás. Los fondos de pensiones se verían descubiertos como en el caso de los créditos subprime, pero a escala global, de Australia a Brasil pasando por otros países de América Latina. El peso de China en los precios y los mercados de futuros de materias primas y productos alimenticios es tal que incluso la idea de una pequeña reducción en su tasa de crecimiento conlleva una grave disminución de los precios de los productos básicos, lo que vaciaría de nuevo los derivados del valor potencial en el que se basan, hoy más que nunca, las finanzas globales. La otra alternativa es la continuación de la burbuja de los mercados de futuros y de los campos de Kansas que conduciría rápidamente al cumplimiento de la predicción de Zoellick.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Juan Ramón López Besil dijo:

    Lo dirá ahora Robert Zoellick, Presidente del Banco Mundial, pero sobre esta situación de crisis, producto del incremento del precio de los alimentos y las materias primas, hace rato lo viene alertando nuestro querido Fidel y se viene observando en las operaciones bursátiles y en un mercado desigual que afecta mas directamente a los paises pobres y los paises en desarrollo.
    Tiene que existir una explosión social, los pueblos se cansan de estar cogidos por en cuello, sin un descanso para respirar, la vida se encarece cada vez mas y las necesidades son crecientes, no existe un balance en las economías, se importa mas de lo que se produce y el incremento de los precios de las materias primas y el petroleo, son insostenibles.

  • Osvaldo Arango dijo:

    Esta un poco denso para mi pero si algo entendi es que hay que ponerse aqui para el crecimiento de la produccion de productos agricolas desde ya, por que sino no las vamos a ver negras !!!!
    El estado debera hacer todo lo posible para garantizar este reglon, con inteligencia y sobretodo sin voluntarismo.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    La teoría, los planteamiento, los conceptos, los teoremas, todo está muy bien, incluso los pronósticos. Yo por lo menos estoy esperando hace siglos que se acabe el mundo, desde que se hicieran las prediciones biblícas y hasta las prediciones de Michel Nostredames, o Nostradamus, que previó las catástrofes a través del tiempo.

    Hoy se nos hace téctrico el sistema en que andamos y mientras en unos lugares se anuncia alzas y revoluciones en lo económico y lo político en otros se anuncia el cataclismo universal. Ahorita ni los ricos van a tener nada que comer y todo el mundo se va a morir de hambre.

    El mundo es finito, todos los minerales, todas las reservas de recursos están descubiertas y hsta todas tienen dueño, si hasta la Luna ha sido repartida entre trasnacionales del poder del mundo. Nada nos sorprende. La primera guerra fue por el reparto del mundo, la segunda porque algunos se habían quedado fuera del reparto y había que hacer un nuevo reparto, la próxima será por la frestración y que los ricos al no poder distribuir más porque no alcance determinen terminar su vida, como algunos que cuando la cricis del año 29 se quemaron con sus billetes.

    Esto me parece al cuento del que estaba venciendo en una pelea con otro y estaba en cima del oponente dando golpes mientras el que ganaba pedía auxilio para que lo salvaran del bárbaro a quien estaba golpeando que cuando les preguntaron si el ganaba la pelea porque pedía auxilio y este le dijo y si se vira y si se voltea.

    Nosotros podremos hacer todos los análisis, la capacidad del hombre actual, de la sociedad en que vivimos tiene potenciales para el análisis de cualquieras de las situaciones que se den en cualquier parte, en el primero o en el tércer mundo, en economía y sociedad, en lo militar, en lo político.

    De que crisis se habla?.

    Han medido los críticos en que situación está el estado norteamericano que gasta en un año el presupuesto mayor de la historia de EE.UU. en sus guerras para con el mundo y mantiene el presupuesto militar más alto de la posguerra, superior a la suma de todos los presupuestos militares de todas las naciones sumadas en conjunto.

    De qué crisis se habla?

    Si EE.UU. mantiene un consumo de guerra y centenares de miles de oficiales y soldados repartidos en más de mil bases y estaciones militares y de inteligencias en el mundo con tal de mantener el miedo y la opresión a las demás naciones del globo.

    De qué crisis se habla?

    Si la máquina de imprimir dólares no descansa en EE.UU. y el sistema imperial domina en base a ser el dueño en el F.M.I. el Banco Mundial y la O.M.C. el sistema de bolsas y de créditos.

    No se pregunta nadie cómo es que crecen las economías de China y la India, sino hay allí cientos, miles de empresas trasnacionales invirtiendo y subsionado ganancias a las casas imperiales y que estas trasnacionales son fundamentalmente norteamericanas, inglesas, francesas, italianas y de otros desarrollados y que son conducidas de la mano por la OMC.

    No se explica nadie donde se guarda el tesoro del mundo y quien dispone de él cuando les da la gana como en el caso de Libia donde toman millones para entregarlo a la oposición mientras los aviones de la OTAN sin una sola baja bombrdea las instalaciones civiles y militares del gobierno y del pueblo.

    No hay una ficción grande cuando crean crisis en los países desarrollados y la Europa se conmueve ante la gente en la calle. Que dirán los hambrientos enclenques, desnutridos y harapientos del tercermundo que no tienen ni a quien reclamarles y lo que se les viene encima de vez en cuando es un dron imperial que les arroja bombas para matarlos?.

    No se explica alguien de dónde salen los aviones, las unidades de ataque, las unidades de superficie de la armada británica, norteamericana, francesa; de donde sacan tantos aviones para bombardear diariamente sin fayo alguno a Libia y a otros?.

    Es una casi pena, una pena casi, un sarcamo, hablar de crisis imperial cuando en casa de los imperiales no falta nada y cuando en norteamérica los burgueses madrugan para ver en la TV la boda de los príncipes ingleses y se les augura una buena y feliz vida con todo garantizado.

    La alta burguesía es la que domina en todas las cadenas, en todo el sistema presupuestario, en todo el sistema de comercio y créditos, en todo el sistema de producción y venta del complejo militar indutrial del mundo, en los que dominan la Organización Mundial del Comercio, el puesto de mando imperial: Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y su comando de apollo con el Ban Ki-moom como soporte de investidura social global y todo lo que se asocia.

    En estos días habran de reunir de emergencia al famoso Club Bildelbert, fundado por la élite judía hace algún tiempo y trazarán nuevas estrategias. Se ven ya los combites, con las sonrisas del que preside el Tribunal Internacional y la cartera cargada contra Siria y vendrán otros, cuyo ejemplos lo tenemos de cuando Kósovo, que en vez de condenar a los asesinos condenaron la víctima.

    Ahorita no tendrán a quienes criticar ninguno de los especialistas de este mundo ni habrá que hacer pronósticos. Ellos fijan como conten a China y la India, yo diría el BIRCHS y el ALBA y las demás sombras que les aparezcan en el camino, pero deberían tener en cuenta que la economía del mundo pasa, y pasará por siglos por las manos laboriosas de los trbajadores y Marx no se equivocó, deben los críticos medir el volúmen de gente en las calles, los paros obreros y la calamidad que ofrecen las guerras. La ocupación de Irak y Afganistán frisan en el ridículo y casi que no saben como van a salir del atolladero.

    Pero ante todo este panorama, las reuniones de la OTAN de conjunto con los jefes de las administraciones y el pentágono semejan fiestas con brindis y comidas y sonrisas e hipocrecías de todos tipos, las mujeres son risadas y parecen andar en bandejas y envueltas en papel de regalo y los hombres se ven rectos y respetuosos, poro lo que sale de acuerdo de estos convites da miedo y horror, tal se deescrubre que los dirige lucifer y se descubre el torso y la figura de bestial del infierno.

    Hay felicidad en el imperio por la alta ejecutividad y talento que tienen para reducir a nada al Gaddafi y sembrar el pánico en el mundo.

    Hay que gastar menos papel y menos tiempos en la crítica e irse con los jóvenes a las Puertas del Sol que se abran en cada plaza del mundo que ya casi todo está en la plaza esperando solución y si alguien no quiere ver es porque es anormal, porque hasta los ciegos claman por la justicia.

    “Hay que darse prisa pues se cae el porvenir”

  • Carlos Gutierrez dijo:

    A TRAGAR Y A CHUPAR QUE EL MUNDO SE VA A ACABAR.

  • Miguel Ángel dijo:

    Comparto el comentario de Luís M. Domínguez Batista, no podemos seguir diciendo y criticando lo que tenemos encima de nuestras cabezas y no mover un dedo.

  • Emiwin dijo:

    No hay nada más beneficioso para los países latinoamericanos ricos en agroindustria, que el crecimiento de China e India. Es lo que permitió a Brasil transformarse en una potencia económica y dejar los comodities de lado para comenzar a ser realmente industrializados. Esto mismo se puede replicar en todos los países de la región si tan solo se acabara un poco con la corrupción y la falta del cumplimiento de la ley y la democracia, pedestal fundamental para la libertad y el crecimiento. Sin democracia no hay verdad ni libertad. El sistema republicano, evita que una mayoria controle a las minorías o viceversa. Es el control constante sobre los líderes, evitando caprichos y obsesiones infantiles. Bien ejercida, es la salida del medioevo, el escudo contra genocidas y dictadores que manipulan la verdad a su pueblo.

  • reflexiona dijo:

    EMIWIN, EXCELENTE COMENTARIO; NO TE SOBRA NI TE FALTA UNA SOLA PALABRA. AHORA; OJALÄ QUE AQUELLOS A LOS QUE LES SIRVE EL TRAJE; SE LO PONGAN Y DEJEN DE JODER AL PUEBLO.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también