Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Papa nombra al nuncio en Cuba en importante cargo de la Curia romana

En este artículo: Brasil, Cuba, Estados Unidos, Irán, Vaticano
| 3
Giovanni Angelo Becciu y Bruno Rodríguez

Giovanni Angelo Becciu y Bruno Rodríguez, el canciller cubano.

El papa Benedicto XVI anunció este martes cambios claves en la Curia Romana, al designar al nuncio en Cuba, monseñor Giovanni Angelo Becciu, sustituto de la Secretaría de Estado, el llamado “ministerio del Interior” de la Santa Sede.

El pontífice designó también a monseñor Fernando Filoni como prefecto de la congregación para la Evangelización de los Pueblos, informó la oficina de prensa del Vaticano.

Se trata de dos cargos importantes en la Curia Romana, el gobierno central de la Iglesia.

Becciu, de 62 años, nacido en la isla italiana de Cerdeña, quien desde el 2009 ocupaba el delicado cargo de nuncio apostólico en Cuba, fue designado en el tercer cargo en importancia de la Santa Sede.

El nuevo sustituto de la Secretaría de Estado remplaza al italiano Fernando Filoni, de 65 años, quien pasa a la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

Filoni, de 65 años, dirigirá la influyente congregación responsable del trabajo misionero, que cuenta con un importante patrimonio de unos 9.000 millones de euros para la labor de las misiones católica en el mundo.

El prelado remplaza al cardenal indio Ivan Dias, de 75 años, quien se jubiló.

Experimentado diplomático, vivió en Irán y Brasil y fue nuncio apostólico en Jordania e Iraq y desde el 2006 era nuncio de Filipinas, uno de los países más católicos del mundo.

Fue el único embajador occidental que permaneció en Bagdad tras la invasión en el 2003 de Estados Unidos, conflicto al que se opuso firmemente el Vaticano.

(Con información de AFP)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Pedro Luis dijo:

    ¿Eso viene siendo algo así como el Opus-Dei, no? ¡Tremenda responsabilidad la de este señor! Le deseo éxitos en su trabajo y que el Vaticano contribuya de una forma más fructífera a la paz mundial y al desarrollo de los pueblos, porque visto está que los dirigentes de Occidente se dicen creyentes, pero le han dado la espalda a las enseñanzas de Cristo. No tengo educación cristiana y no profeso religión alguna, pero la Revolución me enseñó a amar al prójimo, a no robar, no mentir…, y si monseñor Giovanni Angelo Becciu conoció bien a nuestro pueblo, sabrá entonces sin duda que la Revolución Cubana esta más cerca de Cristo, que “la tierra prometida” de nuestros vecinos del Norte, en la que cada político termina diciendo “Dios bendiga a América”. (Confunden a Dios con Lucifer, porque están llenos de riqueza material, pero se han hundido en el foso de los escarnios, las ignominias, las mentiras, el crimen, la violencia, los vicios); cuando debieran terminar con la frase: “Dios salve a Estados Unidos”, porque América se bendiciendo a si misma con la Operación Milagro, Yo si Puedo, el ALBA y el renacer de nuestros pueblos de AMERICA.

  • Manny gonzales dijo:

    Cuba cuidadoooooooo,que esos sotanuses son peligrosos,son veneno puro,no creo en ellos,buenoooooo.ya veremos.pero no lo digo por decirlo,si no la historia de estos personajes,donde quiera que llegan hacen lo suyo,pero la iglesia sabe que la revolucion no come pelo de puerco,que al primer sintoma raro,alli no hay miedo,pero de todos modos,cuiiiidadoooooooo.

  • maikel dijo:

    Manny gonzales el odio te impedi hasta respetar verdad, al parecer no estas en cuba y se comprende tu “angustia revolucionaria”

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también