Inicio » Noticias, Política  »

Wikileaks desnuda la política exterior de EEUU: Revelan esfuerzos para aislar a Chávez y vigilar a diplomáticos cubanos

28 noviembre 2010 | 23
Wikileaks: documentos del pentágono

Wikileaks: documentos del Departamento de Estado

EL PAÍS, en colaboración con otros diarios de Europa y Estados Unidos, revela a partir de hoy el contenido de la mayor filtración de documentos secretos a la que jamás se haya tenido acceso en toda la historia. Se trata de una colección de más de 250.000 mensajes del Departamento de Estado de Estados Unidos, obtenidos por la página digital Wikileaks, en los que se descubren episodios inéditos ocurridos en los puntos más conflictivos del mundo, así como otros muchos sucesos y datos de gran relevancia que desnudan por completo la política exterior norteamericana, sacan a la luz sus mecanismos y sus fuentes, dejan en evidencia sus debilidades y obsesiones, y en conjunto facilitan la comprensión por parte de los ciudadanos de las circunstancias en las que se desarrolla el lado oscuro de las relaciones internacionales.

Estos documentos recogen comentarios e informes elaborados por funcionarios estadounidenses, con un lenguaje muy franco, sobre personalidades de todo mundo, desvelan los contenidos de entrevistas del más alto nivel, descubren desconocidas actividades de espionaje y exponen con detalle las opiniones vertidas y datos aportados por diferentes fuentes en conversaciones con embajadores norteamericanos o personal diplomático de esa nación en numerosos países.

Prueba que Estados Unidos vigila y sospecha tanto de aliados como de enemigos. Del primer ministro italiano se detallan sus “fiestas salvajes” y se expone la desconfianza profunda que despierta en Washington. Tampoco muestra la diplomacia estadounidense un gran aprecio por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, a quien se sigue con gran meticulosidad acerca de cualquier movimiento para obstaculizar la política exterior de Estados Unidos.

Los cables prueban la intensa actividad de ese país para bloquear a Irán, el enorme juego que se desarrolla en torno a China, cuyo predominio en Asia se da casi por aceptado, o los esfuerzos por cortejar a países de América Latina para aislar al venezolano Hugo Chávez.

En ocasiones, las expresiones usadas en estos documentos son de tal naturaleza que pueden dinamitar las relaciones de Estados Unidos con algunos de sus principales aliados; en otras, pueden ponerse en riesgo algunos proyectos importantes de su política exterior, como el acercamiento a Rusia o el apoyo de ciertos Gobiernos árabes.

El alcance de estas revelaciones es de tal calibre que, seguramente, se podrá hablar de un antes y un después en lo que respecta a los hábitos diplomáticos. Esta filtración puede acabar con una era de la política exterior: los métodos tradicionales de comunicación y las prácticas empleadas para la consecución de información quedan en entredicho a partir de ahora.

Todos los servicios diplomáticos del mundo, y especialmente de Estados Unidos, donde esta filtración se suma a otras anteriores de menor trascendencia con papeles relativos a Iraq y Afganistán, tendrán que replantearse desde este momento su modo de operar y, probablemente, modificar profundamente sus prácticas.

Intensas gestiones

Tratando de anticiparse a ese perjuicio, la Administración de Estados Unidos lleva varios días, desde que supo la existencia de esta fuga de documentos, realizando intensas gestiones ante el Congreso norteamericano y los Gobiernos de gran parte de las naciones ante los que tiene representación diplomática para informarles sobre el previsible contenido de las filtraciones y sus posibles consecuencias. El Departamento de Estado envió a principio de esta semana un informe a los principales comités de la Cámara de Representantes y del Senado previniéndoles sobre la situación.

La propia secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha telefoneado en las últimas horas a los Gobiernos de los países más importante afectados por esta fuga de información, entre otros los de China, Alemania, Francia y Arabia Saudí, para alertarles de lo sucedido y ofrecer algunas justificaciones

En Reino Unido, Israel, Italia, Australia y Canadá, entre otros socios de Estados Unidos, portavoces de sus respectivos ministerios de Relaciones Exteriores confirmaron que habían recibido información de parte de los embajadores norteamericanos, aunque no revelaron detalles sobre los datos precisos que habían sido puestos en su conocimiento.

El portavoz del Departamento de Estado, P. J. Crowley, ha reconocido que no conoce con exactitud las informaciones que aparecerán en los papeles filtrados, aunque ha adelantado que “estas revelaciones son dañinas para los intereses de Estados Unidos”. “Van a crear tensiones entre nuestros diplomáticos y nuestros amigos alrededor del mundo”, declaró este fin de semana.

El Departamento de Estado, que ha negociado con uno de los periódicos que hoy publican los cables algunos contenidos particularmente lesivos para sus intereses o peligrosos para ciertas personas, está especialmente preocupado por el daño que esto puede causar en la guerra contra Al Qaeda en algunas regiones en la que la libran de forma encubierta, como Yemen o Pakistán, así como los efectos que puede tener para las difíciles relaciones con otras potencias, como Rusia y China.

Los dos últimos años

Los documentos -251.287 mensajes que cubren un periodo hasta febrero de 2010 y, en su mayor parte, afectan a los dos últimos años- fueron facilitados por WikiLeaks hace varias semanas, además de a EL PAÍS, a los diarios The Guardian, de Reino Unido; The New York Times, de Estados Unidos; Le Monde, de Francia, y al semanario Der Spiegel, de Alemania. Estos medios han trabajado por separado en la valoración y selección del material, y pondrán a disposición de sus lectores aquellas historias que cada uno considere de mayor interés; en algunos casos serán coincidentes, en otros no.

Ese proceso se ha llevado a cabo bajo una exigente condición de no poner en peligro en ningún momento fuentes protegidas de antemano o personas cuya vida podría verse amenazada al desvelarse su identidad. Al mismo tiempo, todos los medios han hecho un esfuerzo supremo por evitar la revelación de episodios que pudieran suponer un riesgo para la seguridad de cualquier país, particularmente de Estados Unidos, el más expuesto por estas revelaciones. Por esa razón, algunos de los documentos que serán puestos a disposición de los lectores a partir de hoy aparecerán parcialmente mutilados.

EL PAÍS no ha estado en el origen de la filtración y, por tanto, desconoce los criterios con los que se ha llevado a cabo la selección del paquete que finalmente ha llegado a manos del diario. Resulta evidente que los papeles analizados no son todos los emitidos en el mundo por el Departamento de Estado en el periodo de tiempo comprendido, pero ignoramos si esos son todos a los que ha tenido acceso WikiLeaks.

Pese a eso, el lector comprobará el valor que en sí mismo encierra el conjunto de documentos facilitados, al margen de que puedan existir otros muchos que aún se desconocen. Se trata de un material que aporta novedades relevantes sobre el manejo de asuntos de gran repercusión mundial, como el programa nuclear de Irán, las tensiones en Oriente Próximo, las guerras de Iraq y Afganistán y otros conflictos en Asia y África.

Terrorismo

También se recogen los movimientos entre Estados Unidos y sus aliados para hacer frente al terrorismo, así como detalles reveladores sobre episodios de tanta trascendencia como el diferendo de China con la empresa Google o los negocios conjuntos de Putin y Berlusconi en el sector del petróleo. De especial interés son las pruebas que se aportan sobre el alcance de la corrupción a escala planetaria y las permanentes presiones que se ejercen sobre los diferentes Gobiernos, desde Brasil a Turquía, para favorecer los intereses comerciales o militares de Estados Unidos.

Entre los primeros documentos que hoy se hacen públicos, se descubre el pánico que los planes armamentísticos de Irán, incluido su programa nuclear, despiertan entre los países árabes, hasta el punto de que alguno de sus gobernantes llega a sugerir que es preferible una guerra convencional hoy que un Irán nuclear mañana. Se aprecia la enorme preocupación con la que Estados Unidos observa la evolución de los acontecimientos en Turquía y la estrecha vigilancia a la que se mantiene al primer ministro, Erdogan.

Y, sobre todo, esta primera entrega revela las instrucciones que el Departamento de Estado ha cursado a sus diplomáticos en Naciones Unidas y en algunos países para desarrollar una verdadera labor de espionaje sobre el secretario general de la ONU, sus principales oficinas y sus más delicadas misiones.

Los lectores descubrirán al acceder a las sucesivas crónicas detalles insospechados sobre la personalidad de algunos destacados dirigentes y comprobarán el papel que desempeñan las más íntimas facetas humanas en las relaciones políticas. Eso resulta particularmente evidente en América Latina, donde se dan a conocer juicios de diplomáticos norteamericanos y de muchos de sus interlocutores sobre el carácter, las aficiones y los pecados de las figuras más confrontativas con EEUU.

Mañana EL PAÍS ofrecerá detalles, por ejemplo, sobre las sospechas que la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, despierta en Washington, hasta el punto de que la Secretaría de Estado llega a solicitar información sobre su estado de salud mental. El mismo día se darán a conocer algunas de las gestiones que la diplomacia norteamericana ha realizado para repatriar a los presos de Guantánamo, así como la intensa actividad en Asia para frenar el peligro que representa Corea del Norte.

Cables controvertidos

Entre los cables con los que se ha trabajado o se encuentran informes extraordinariamente controvertidos, como los mensajes del embajador norteamericano en Trípoli en los que cuenta que el líder libio, Muamar el Gadafi, usa botox y es un verdadero hipocondríaco que hace filmar todos sus exámenes médicos para analizarlos posteriormente con sus doctores, y relatos con meticulosas descripciones del paisaje local, como el que hace un diplomático estadounidense invitado a una boda en Daguestán que sirve para ilustrar el grado de corrupción en la zona.

Hay cables de gran valor histórico, como el que revela la apuesta de la diplomacia norteamericana por el derrocamiento del general panameño Manuel Antonio Noriega o el que detalla ciertos movimientos de Estados Unidos durante el golpe de Estado que destituyó a Manuel Zelaya en Honduras, y cables de enorme interés sobre acontecimientos actuales, como el que precisa la presión ejercida sobre el presidente de Afganistán, Hamid Karzai, para que contenga los abusos de sus allegados y facilite la gobernabilidad del país.

En lo que respecta a España, estos documentos registran el enorme acceso de la Embajada de Estados Unidos a personalidades destacadas del ámbito político y judicial, y su influencia en algunos acontecimientos que han marcado la actualidad de los últimos años. También se descubre el punto de vista que funcionarios estadounidenses tienen de la clase política española, así como el que algunos políticos expresan sobre sus compañeros y adversarios.

En determinados casos, estas revelaciones tienen el estrictamente el valor que tiene la opinión de una persona de posición influyente. En otros casos, se trata de relatos que aportan pistas sobre acontecimientos importantes pero que son narrados por una sola fuente: el servicio diplomático de Estados Unidos. EL PAÍS no ha podido corroborar todos esos relatos y ha prescindido de algunos que ha considerado de dudosa credibilidad. Pero sí ha certificado otros y ha operado de forma responsable con el país objeto de la filtración con la intención de causar el menor daño posible. Entre otras precauciones, se ha decidido aceptar los compromisos a los que The New York Times llegue con el Departamento de Estado para evitar la difusión de determinados documentos.

No todos los papeles obtenidos por Wikileaks han sido utilizados para la elaboración de nuestras informaciones, y solo una parte de ellos serán expuestos públicamente, independientemente de lo que la propia WikiLeaks o los demás medios que han recibido el material decidan hacer. Se han seleccionado tan solo aquellos que consideramos imprescindibles para respaldar la información ofrecida.

Las informaciones han sido preparadas y escritas únicamente por redactores de nuestro periódico atendiendo a nuestras particulares exigencias de rigor y calidad. A lo largo de varios días se irán ofreciendo las crónicas que recogen la sustancia de esos documentos, añadiéndoles el contexto y la valoración requeridos, así como sus posibles reacciones y consecuencias.

Algunas de esas reacciones estarán, seguramente, dirigidas a examinar las causas por las que puede haberse producido una fuga de semejante magnitud. El origen de este problema puede remontarse a los días posteriores al ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001, cuando se detectaron unos fallos de coordinación entre los servicios de inteligencia que recomendaron la necesidad de un modelo de comunicación que permitiera a los diferentes responsables de la seguridad compartir datos extraídos por el Departamento de Estado.

Un sistema de Internet del Ejército

Se extendió, por tanto, a partir de esa fecha el uso de un sistema de Internet del Ejército norteamericano denominado SIPRNET, un acrónimo de Secret Internet Protocol Router Network. Todos los cables que se incluyen en esta filtración fueron enviados por ese medio, como se comprueba por la etiqueta que cada uno de ellos lleva en su cabecera, la palabra SIPDIS, que son las siglas para Secret Internet Protocol Distribution.

Al menos 180 embajadas norteamericanas alrededor del mundo utilizan actualmente ese sistema de comunicación, según informes elaborados por el Congreso norteamericano. Aunque se exigen fuertes medidas de seguridad para el uso de ese sistema, como la de mantenerlo abierto únicamente cuando el usuario está frente a la pantalla, la exigencia de cambiar la clave cada cinco meses o la prohibición de utilizar cualquier clase de CD u otro método de copia de contenidos, el número de personas que ahora acceden a la información ha crecido considerablemente.

A ese crecimiento ha ayudado también la necesidad de ampliar el número de personas trabajando en cuestiones de seguridad y, como consecuencia, la del número de personas a la que se da acceso a documentos clasificados. El Departamento de Estado clasifica sus informes en una escala que va del Top Secret al Confidential. En los documentos facilitados a EL PAÍS no hay ninguno clasificado como Top Secret, aunque sí más de 15.000 situados en la escala inferior, Secret.

Según se puede deducir de datos elaborados por la Oficina de Control del Gobierno, perteneciente al Congreso norteamericano, y otros expuestos recientemente por medios de comunicación de ese país, más de tres millones de estadounidenses están autorizados al acceso a ese material Secret. Eso incluye decenas de miles de empleados del Departamento de Estado, funcionarios de la CIA, del FBI, de la DEA, de los servicios de inteligencia de las fuerzas armadas y de otros departamentos implicados en la búsqueda de información. En Estados Unidos funcionan 16 agencias con responsabilidades de espionaje.

Será muy costoso, por tanto, para ese país reparar el daño causado por esta filtración, y llevará años poner en pie un nuevo sistema de comunicación con plenas garantías. Lo más importante, sin embargo, es el valor informativo que esos documentos tienen actualmente. Estamos ante una serie de relatos, sin precedentes en el periodismo español, que servirán para una mejor comprensión de algunos conflictos y de personalidades que afectan determinantemente a nuestra vida y que pueden abrir a nuestros lectores a una nueva interpretación de la realidad que les rodea.

ESPIONAJE EN ONU

El Departamento de Estado cursó el año pasado a los funcionarios de 38 embajadas y misiones diplomáticas una pormenorizada relación de la información personal y de otra índole que deben obtener sobre Naciones Unidas, incluido su secretario general, y especialmente sobre los funcionarios y representantes vinculados con Sudán, Afganistán, Somalia, Irán y Corea del Norte. El personal diplomático y consular acreditado ante la ONU y ante los países a los que afectan las instrucciones son los encargados de ejecutar, según cables clasificados como secreto, este espionaje blando.

Además de la ONU, las instrucciones para realizar similar trabajo de recolección de información se enviaron también desde Washington entre 2008 y 2009 a numerosas embajadas en relación con diferentes asuntos de interés estadounidense, como el conflicto palestino, la situación en los Grandes Lagos o el fenómeno de los disidentes en distintos lugares. Pero es la información solicitada sobre la ONU la que más llama la atención por el carácter excepcional de esa organización, cuya sede principal está en Nueva York.

Son datos requeridos, según se desprende de la lectura de varios documentos, para reemplazar archivos existentes en el Departamento de Estado desde 2004 y, en el caso de uno de los países afectados por la investigación, Paraguay, se solicita información más propia de una ficha policial: el escáner del iris, huellas dactilares y el ADN de cuatro candidatos presidenciales.

Los cables mencionados detallan lo que el Departamento de Estado denomina “human intelligence” (inteligencia humana), que parece aludir a la información lograda a través de contactos personales o mediante la relación informal. Aunque sin la expresa intervención de los servicios secretos, el espionaje encomendado a los funcionarios de embajadas y misiones abarca cientos de asuntos: las gestiones y apariencia física de los diplomáticos iraníes y norcoreanos en Nueva York, los planes e intenciones del secretario general de la ONU, el surcoreano Ban Ki-moon, y su equipo, las relaciones de Hamás y Hezbolá, las armas nucleares o los choques militares, étnicos y guerrilleros africanos.

Toda la información conseguida debe ser enviada a una oficina del Departamento de Estado que sirve de enlace con los distintos organismos de inteligencia norteamericanos y que es citada en los cables como INR/B. “Los organismos de inteligencia dependen mucho de los informes de los funcionarios del Departamento de Estado”, dice el cable. “Y las biografías informales [de los interlocutores con información] recogidas a lo largo del mundo, enviadas por e-mail u otro medio, son vitales”.

Varios despachos, firmados “Clinton” y elaborados probablemente por la oficina de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, contienen instrucciones precisas acerca de la miríada de averiguaciones a desarrollar en zonas de conflicto, en el mundo de los desertores y solicitantes de asilo, en la sala de máquinas del conflicto palestino-israelí, o acerca de Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China para conocer sus planes respecto a la amenaza nuclear de Teherán.

Estas son algunas de las informaciones que los diplomáticos norteamericanos deben conseguir para nutrir los archivos de inteligencia del Departamento de Estado:

- “Planes, intenciones, objetivos y actividades palestinas relacionadas con las políticas de EE UU sobre el proceso de paz y el contraterrorismo”.

- “Información biográfica, biométrica y financiera sobre los líderes palestinos y de Hamás, incluidos los de los movimientos juveniles, dentro y fuera de Gaza y Cisjordania”.

- “Planes y actividades concretas de Reino Unido, Francia, Alemania y Rusia respecto a las políticas de la Organismo Internacional de la Energía Atómica [IAEA por su siglas en inglés]“.

- Planes e intenciones de los líderes y países más influyentes de la ONU, especialmente Rusia y China, sobre derechos humanos en Irán, sanciones a Irán, suministro de armas iraníes a Hamás y Hezbolá y sobre las candidaturas que Irán presenta para ocupar puestos claves en la ONU”.

Tarjetas de crédito y direcciones

El escrutinio pedido se amplía al ámbito privado al preguntar el Departamento de Estado por la rutina de los funcionarios de la Secretaría General de la ONU y de cualquier interlocutor susceptible de aprovechamiento: se pide la numeración de sus tarjetas de crédito y de viajero frecuente, teléfonos, correos electrónicos, direcciones URL, programas de trabajo y aspecto físico.

Las prioridades para la investigación en la ONU son: Darfur / Sudán, Afganistán / Pakistán, Somalia, Irán y Corea del Norte, seguidas por la reforma del Consejo de Seguridad, Irak, el proceso de paz en Oriente Próximo, los derechos humanos, los crímenes de guerra, la ayuda humanitaria, el terrorismo y la situación en Myanmar (antigua Birmania). Se requiere también seguir con atención en Naciones Unidas los sucesos en África Occidental, al igual que las tácticas de los diferentes países en las votaciones de la Asamblea General.

Los funcionarios de las embajadas seleccionadas y de las misiones de Naciones Unidas en Nueva York, Bruselas y Roma deben indagar asimismo en las agencias humanitarias de la ONU y adentrarse en asuntos susceptibles de ser conflictivos o de perjudicar a los intereses de EE UU. Los agentes diplomáticos son instados a enterarse de “los cambios internos y proceso de selección de los puestos clave de la Secretaría General, agencias especializadas, comités, comisiones y programas oficiales en Nueva York, Ginebra, Viena y otras ciudades, así como de los asesores especiales y jefes de equipo”.

Asimismo, deben proporcionar “detalles de las fricciones entre la oficina de Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) y el coordinador de Seguridad de la ONU con sus oficinas sobre el terreno”. También, “información sobre las actividades de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en Gaza, Jordania, Líbano, Siria y Cisjordania, y sus relaciones con Hamás y Hezbolá”. Otro apartado pide “información sobre los criterios de los miembros del Consejo de Seguridad y de otros países sobre las candidaturas de Siria, Cuba e Irán para ocupar cualquier puesto de liderazgo en la ONU”.

Las instrucciones generales sobre la inmersión en la vida de los funcionarios de Naciones Unidas se repiten en cables específicos sobre Paraguay, Bulgaria, África Occidental y la región africana de los Grandes Lagos, así como la situación de los palestinos y los desertores y solicitantes de asilo.

Datos físicos de candidatos

El cometido de algunas embajadas es casi policial, y la de Asunción debió acumular datos físicos de los aspirantes a la presidencia de Paraguay en las elecciones de abril del 2008. Un despacho nombra a la entonces ministra de Educación, Blanca Ovelar, al ex vicepresidente Luis Alberto Castiglioni, al ex general Lino Oviedo y a Fernando Lugo, actual presidente. Recaba de los cuatro datos biométricos, huellas dactilares, fotografías, escáneres del iris, DNA “y otras singularidades”.

La Secretaría de Estado inquiere sobre la corrupción oficial, el lavado de dinero, las relaciones de Paraguay con Cuba, Venezuela, China, Taiwán y Rusia, la existencia de yacimientos de hidrocarburos en la región del Chaco paraguayo, el narcotráfico y la construcción de mezquitas en el país latinoamericano, limítrofe con Argentina, Brasil y Bolivia. La información apetecida por el Departamento de Estado alcanza todos los aspectos de la política, la economía y las relaciones sociales.

Bulgaria es el otro país sometido a disección, según consta en un documento en el que se insta a la Embajada de Sofía al envío de datos sobre la realidad nacional: desde el grado de progreso de la democracia y las finanzas nacionales, a la corrupción administrativa y la fragilidad de los tres poderes del Estado, pasando por el fenómeno de la pornografía infantil y la falsificación de las tarjetas de crédito y carnés de conducir.

Al ser incontables los problemas asociados al subdesarrollo africano, las instrucciones contenidas en los cables relativos a ese continente afectan a todos los órdenes de la vida. La lista de solicitudes comunes arranca con las relaciones intergubernamentales y la influencia política de los grupos rebeldes, sigue con el contrabando de armas y el terrorismo, y continúa con el estado de la democracia, la economía y la corrupción:

-”Esfuerzos de los grupos rebeldes y milicias u otros agentes no gubernamentales, especialmente entidades como las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), que agrupan a ruandeses que participaron en el genocidio de 1994, para obtener más participación en los Gobiernos nacional o local, y para hacerse con el control de los recursos naturales”.

-”Personas y organizaciones que apoyan el terrorismo internacional, incluyendo empresarios y transacciones financieras”.

-”Detalles de las minas de diamantes, cobre, cobalto, uranio y otros minerales, así como de la extracción de crudo; número y situación de las minas”.

-”Detalles sobre corrupción y actividades criminales transfronterizas, incluyendo contrabando de armas, tráfico de seres humanos, financiaciones ilegales y planes de los Gobiernos para combatir la delincuencia”.

Su opinión sobre Estados Unidos

El Departamento de Estado demanda información a sus funcionarios sobre datos biométricos de los líderes africanos, incluyendo su estado de salud, su pertenencia étnica, los idiomas que hablan y su opinión sobre Estados Unidos. Para ser atendidas, algunas peticiones obligan al espionaje puro y duro, como las que se exponen en un cable dirigido a varias embajadas en África y que pide: “Detalles sobre instalaciones militares, como aeropuertos y acuartelamientos, equipamiento militar, incluyendo número y estatus operativo (…) Detalles de las armas adquiridas por el Gobierno y los rebeldes, incluyendo negociaciones, contratos, entregas, términos de la venta, calidad de las armas y precios”.

Los requerimientos en torno a los “asuntos palestinos” contenidos en el cable 176247, secreto como todos los anteriores, son enciclopédicos y de difícil cumplimiento con los medios que se supone a un diplomático o funcionario consular. Se piden precisiones sobre las actividades de los cuerpos de seguridad palestinos y sus planes de contraespionaje, indagaciones acerca de la presencia islámica y las relaciones con Israel, y el terrorismo, infraestructuras, comunicaciones, Internet, liderazgos, actitudes y capacidades tecnológicas. Cientos de preguntas sobre los contactos informales palestinos con Israel o las enfermedades infecciosas en la región completan el cable.

Los desertores y solicitantes de asilo son mencionados en el cable 235430 como una valiosa fuente de información que debe cuidarse al máximo habilitando interlocutores en los idiomas ruso, español, árabe, farsi, chino mandarín y coreano.

Las instrucciones del despacho han sido coordinadas con el FBI, la CIA y otros organismos de inteligencia porque, según se advierte, los desertores y peticionarios de asilo pueden ser “enfermos mentales, traficantes de información, manipuladores, provocadores de servicios de inteligencia extranjeros hostiles o personas que tratan de conseguir información para grupos terroristas”.

Tomado de El País, España. Puede verse las versiones sobre los papeles del Departamento de Estado en The New York Times, Der Spiegel, Le Monde y The Guardian|

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • José Rafael Carrillo Morales dijo:

    Saludos CD:
    Desde el rincón anticapitalista de Los Guayos, en Venezuela. En la cruzada por eliminar el capitalismo del corazón de la humanidad y sustituirlo por el socialismo, que es la verdadera solución. Muchas gracias hermanos cubanos por permitirme opinar sobre tan importante tsunami informativo, que en su base es redundante, porque los periodistas cubanos, venezolanos y de izquierda de todo el mundo ya lo habían dicho. Estas pruebas de Wikileaks no son más que otro clavo más para el ataud del capitalismo. El capitalismo ha muerto y sólo sobrevive en nuestros corazones, desde que en el quinto o cuarto milenio antes de nuestra era el soberano A-lulim acabó con la estructura socialista para dar paso a la realeza en Sumeria ha pasado mucho tiempo y nuestra filosofía seguirá siendo capitalista por un tiempo, lo importante es hacer ese cambio interno que todos necesitamos urgentemente. Cambiemos internamente, nuestro mayor problema es el capitalismo enquistado en nuestros corazones. Gracias.

  • Manuel Varela Pérez dijo:

    Todo esto de los documentos filtrados pone al desnudo la doble moral de la diplomacia estadounidense,con la que incluso se dedican a investigar y obtener informaciones de sus propios aliados. Tienen que estar rabiosos porque han sido desnudados ante el mundo y tratan de arreglar el problema con sus acostumbradas mentiras. Ya no tienen que inventar para salir de la situación en que están, pues han perdido toda su ficticia credibilidad.Y esos son los que quieren imponerle a nuestra patria su llamado sistema democratico. Dios nos salve de esa clase de gente, como decia mi abuelo.

  • Jorge LGuerrero dijo:

    Tremenda desenmascarada, una vez mas estos cerdos, quedan descubierto haciendo fechorias, no hubo que esperar varios años para que salieran los famosos DESCLASIFICADOS,asi que imaginense cuantos trapos sucios y fechorias,guardaran estos depredadores de la humanidad, para los que defienden a capa y espada e incondicionalmente a estos facistas, aqui le ponen como actuan los muy sucios,esa es su “”" democracia”"” con trampas, no dejando que los pueblos escojan su futuro, donde esta el libre pensamiento, la famosa libertad, de escojer el camino, GRINGOS VAYANSE AL DIABLO.

  • nelson valderrama dijo:

    ¿Quienes no sabian de estas malas mañas de el imperio?

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    CON LA LOBA EN EL CARGO ASIGNADO HABRA QUE PONERSE OTROS PANTALONES Y DENTRO DE ELLOS UN MONTON DE NEURONAS

  • Martin dijo:

    EL DESASTRE QUE ESTA POR VENIR (TOMEMOS CARTAS EN EL ASUNTO):

    A DIFERENCIA DE OPINIONES HAGO ENFASIS EN DOS COSAS ACTUALES (29/11/2010) FUNDAMENTALES: PRIMERO, DEBERIAMOS TOMAR EN SERIO LA AMENAZA REAL QUE REPRESENTA EEUU PARA NUESTRA REGION, DESPUES DE LOS “INFORMES SECRETOS” QUE FILTRO WIKILEAKS HABLANDO MAL DE MUCHOS LIDERES MUNDIALES Y EXPONIENDO A CUBA Y VENEZUELA COMO AMENAZAS PARA LA REGION, CUANDO EL VERDADERO “MATON” DE LAS “GRANDES” POSIBILIDADES DE LOS PUEBLOS A ENMANCIPARSE DEFINITIVAMENTE DEL COLONIAJE ES Y SERA EL IMPERIO YANQUI.
    SEGUNDO, A CONSECUENCIA DE ESTE GRAN BOCHORNO MUNDIAL PROTAGONIZADO POR LA DIPLOMACIA ESTADOUNIDENCE, QUE LLAMA LA ATENCION A TODO EL MUNDO POR SU ALTO CONTENIDO DE ESPIONAJE. DEBERIAMOS TOMAR MEDIDAS DRASTICAS COMO POR EJEMPLO, REARMAR UN EJERCITO SUDAMERICANO CAPAZ DE ACTUAR COMO MEDIADIOR EN CONFLICTOS INTERNACIONALES O ANTE LA AMENAZA REAL DE UNA PROVOCACION MILITAR DEL IMPERIO. VENEZUELA Y CUBA ESTAN EN ESA LISTA NEGRA QUE WASHINGTON DICE TENER. LA CREACION INMEDIATA DE UN EJERCITO UNIDO SUDAMERICANO ES PROPICIA DEBIDO A LAS POSIBILIDADES DE GUERRA QUE ESTA MANEJANDO LAS POTENCIAS (CHINA Y EEUU) ANTE UNA INMINENTE GUERRA A ESCALA MUNDIAL Y NUCLEAR QUE COMENZARIA EN LA REGION COREANA O EN TAIWAN. PIENSO QUE ESTAMOS EN LAS VISPERAS DE UNA CONFLAGRACION MUNDIAL SIN PRESEDENTES, VARIOS ACONTESIMIENTOS COMO LA TERRIBLE CRISIS ECONOMICA MUNDIAL Y SU INESTABILIDAD LLEVARN A LAS GRANDES POTENCIAS A TOMAR MEDIAS MONETARIAS EN SUS RESPECTIVOS NUCLEOS QUE AFECTEN LOS INTERESES DE SEGUNDOS Y TERCEROS PAISES. EN FIN, ARMAR A SUDAMERICA CON ARMAMETO MAS SOFISTICADO Y MODERNO PARA DEFENDER NUESTROS RECURSOS EN UNA EPOCA MUY OSCURA ES TODAVIA TODO UN DESAFIO. TANTO COMO LO DIJIERA BIEN CHAVEZ, PASAMOS POR LA NOCHE NEOLIBERAL, PERO LA NOCHE ES LARGA.

  • Carlos Lescay dijo:

    Nada novedoso. Todos Los paises tienen sus intereses, sus opiniones sobre otros, su politica, sus amigos sus enemigos. Lo de Putin no es secretory para nadie. Que todos en el medio oriente odian a Iran tampoco.

  • Alina Perera dijo:

    Excelente material este que publica Cubadebate. Sencillamente extraordinario. Con él podemos hacernos una idea más clara de cómo el imperio mueve sus hilos a partir de una visión desvergonzada del mundo.

  • Marc dijo:

    Menuda cortina de humo. Y bastante sospechoso ya es de por si que estos documentos solo se hayan distribuido a 5 periodicos de todo el mundo y encima uno de ellos sea del Grupo Prisa… los yankies nos estan tomando el pelo, que la realidad es aún más macabra que estos simples apuntes.

  • EMIR AMED dijo:

    Sempre é de muita importância histórica a descoberta e publicação de documentos de instituições públicas,principalmente oriundas de um poder político avassalador como o do Imperialismo estadunidense e seus “sócios” ( como costuma chamar a seus aliados madame Hillary – ah!…ah!…-). No entanto,não vejo porque tenha havido tanta surpresa. Apenas fatos que,agora são ‘objetivos’ e que eram até então “frutos da imaginação dos comuno-esquerdistas”,logo ‘subjetivos’,como explica a doutrina jornalística.
    É justamente nesta ocasião que ocorrem as diferenças entre as Metodologias existentes quanto ao Pensamento humano e suas perspectivas.Na verdade,duas gnosiologias: uma,que,sendo Metafísica e Idealista ( filosóficamente….)somente “acredita, vendo….”( S. Thomé),embora seja a base dos “espíritos religiosos “que não exigem tantas ‘Provas’ assim ( …”ou se crê, ou não se crê….)e uma outra concepção gnosiológica com base nas Ciências da Natureza e da Sociedade : o Materialismo Dialético e Histórico.
    Os Metafísicos exclamam :”Somente o sr. Deus sabe….e seus caminhos são insondáveis….pois ele escreve o certo por linhas tortas…”.
    Os Materialistas,com base nas conquistas do conhecimento científico prévio já alcançado, ousam projetar para o FUTURO possíveis resultados e consequências,mesmo,ainda,sem as devidas provas materiais ‘contundentes’.É aquilo que chamamos de “linhas tendencias”e perspectivas ou ‘prospectivas’ que são muito comuns aos materialistas dialéticos e históricos.
    Para os Metafísicos, o “futuro é insondável e o que passou…passou….’pois tudo está nas mãos insondáveis do Senhor Deus’e o ‘futuro somente a ele pertence…’”.
    Quando você discute,debate ou expõe idéias,(mesmo já comprovadas pelas diversas Ciências),com interlocutores de formação Metafísica/Idealista( perfeitamente normal),pessoas do chamado “senso-comum”,a primeira expressão,diante da explanação é:”SERÁ?”.Neste exato momento,chocam-se as duas concepções de Mundo e de Vida, de modo a ” ZERAR” e colocar-se “por terra” todo e qualquer avanço no campo cultural,sob o MANTO de que se “trata apenas de discussões entre pessoas que têm opiniões próprias….e, não definitivas….”.”‘Seria’apenas o “choque entre pessoas e não de concepções de mundo”.
    Qual o motivo de toda esta explicação, um tanto o quanto ‘acadêmica’,diante da vinda “à tona” de tantos documentos da excelente WIKILEAKS? Exatamente pelo que foi explanado no campo teórico-gnosiológico:as pessoas de senso-comum e dotados de uma formação metafísico-idealista jamais se permitiriam julgar os acontecimentos futuros ou analisar e afirmar, mesmo com os documentos ainda “escondidos e não desclassificados”,a linha de conduta,no campo político passado de autoridades pertencentes a um Sistema que é por inerência,substância,essência e natureza dominador,arrogante e prepotente.Algo como,em linguagem popular:”o teu passado te condena….” ou ainda,”quem dá um ponto faz um cesto…”. Tudo perfeitamente previsivel,embora sem as devidas ‘provas’…ainda.E, quando essas provas vêm à tona,é um verdadeiro ‘Deus nos acuda…’,para “uns” e apenas a’confirmação’do que poderia ter ocorrido e que ainda ocorrerá na linha das tendências precedentes….
    Acredito que esta análise possa ter explicado as diferenças entre uma e outra concepção filósofica deste mundo “cheio das artimanhas imperialistas…”.Prof. Emir Amed – “Hóspede-Ilustre de Havana”. Rio de Janeiro. Brasil. OBS: SERIA DE BOM ALVITRE QUE OS LEITORES DO CUBADEBATE PUDESSEM RECORRER À LEITURA DE DOIS LIVROS QUE FUNDAMENTAM AS LINHAS TENDENCIAS DOS IMPÉRIOS MUNDIAIS HISTÓRICOS E DO IMPERIALISMO SURGIDO NA PASSAGEM DO SÉC.XIX PARA O SÉC.XX.FORAM ELES: “HISTÓRIA MUNDIAL DA DIPLOMACIA”,DO HISTORIADOR SOVIÉTICO POTEMKIN E ” A DIPLOMACIA DO DÓLAR”,TAMBÉM DE AUTOR SOVIÉTICO.

  • antonio dijo:

    La verdad siempre ha estado hay,y evidentemente esto es otra prueba, pero desgraciadamente la gran mayoria seguirà mirando para otro lado. Saludos.

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    COMENTARIO 1

    WIKILEAKS SE HA CONVERTIDO EN UN BALUARTE DE LA TANSPARENCIA INFORMATIVA
    Independientemente de los calificativos “Acusaciones” y otras forma conocidas de desprestigio a personas e instituciones ha roto la “barrera del silencio” de las políticas oscuras ahora, y las guerras sucias anterioemente.
    Como señala “El País”: …”descubre episodios inéditos ocurridos en los puntos más conflictivos del mundo, así como otros muchos sucesos y datos de gran relevancia”.
    La política exterior de los Estados Unidos ha quedado al desnudo o en el mismísimo “Epitelio” . Hoy se ponen en claro (Negro sobre blanco) para que los ciudadanos tengamos acceso cómo se desarrolla ese mundo oculto y “Tenebroso” muchísimas veces de las denominadas “Relaciones internacionales”, adobado con por los procedimientos de “Inteligencia”.
    Los 251,267 documentos anunciados ahora, junto a los anteriores 391.832 sobre el papel de las tropas estadounidenses e iraquíes (Iraq) y los 76.607 sobre la guerra en Afganistán y su nivel de confidencialidad, mayor o menor, como quiera que ésta quiera ser clasificada, constituyen, como comentara ayer, una verdadera “DEBACLE” para los órganos correspondientes en el gran aparato de la “Seguridad Nacional” de los Estados Unidos, en nombre de la cual tantas cosas “inadmisibles” han sido realizadas y no durante poco tiempo, precisamente.
    Tengo que repetir la misma pregunta de ayer ¿Son los mejores del mundo, como se dice, para cuidar sus secretos? NO; pero para aclarar hoy que los mismos están llenos de acciones “inhumanas” que recuerdan etapas anteriores donde se “Torturaba” para obtener informaciones de forma despiadada, se aseinaba a victimas inocentes independientemente de sus edades, sexos, estado de salud, etc. “Todo no puede valer”.
    Indudablemente que el país más perjudicado es Estados Unidos. ¡Qué vergüenza! para sus ciudadanos “Cívicos”.
    Tienen que haber códigos de ética para que los militares y otras personas con acceso a datos confidenciales no desvelen “Secretos”, se da también en la economía, industria, y otros medios de la vida actual; pero son los militares los más codiciados (Así compran altos cargos para asesinar presidentes y dar golpes de Estado y a no tan altos para desatar campañas injuriosas contra otros estados, aduciendo que los mismos gozan de un alta jerarquía militar, muchos no se venden, debo aclara porque prefieren morir antes)
    Tendrían tendrían que existir otros “códigos”; pero las actividades que realizan los mismos para que ninguno pueda sentir “repugnancia” por actos tan “impropios” y su conciencia no le dicte que debe revelar esos secretos y elevado procio tendrá ésta actitud si lo hacen, además, sin ánimo de lucro.
    También,”Serio” y “Responsable”, no deja de publicarlos; pero que admiración cuando eso se hace sin ánimo de lucro también. Es un “Periodísmo nuevo”.
    Hay que detacar éste hecho, no puede dejar de divulgarlos porque “La verdad se hizo para decirla y no para encubrírla” (José Martí).

  • Romelio dijo:

    Estoy de acuerdo con Carlos, nada novedoso.
    Los diplomaticos de cada pais recogen información secreta para sus gobiernos y todos los gobiernos del mundo tienen documentos secretos.
    No es el final del mundo.

  • Gustavo dijo:

    A mí me parece que estas “filtraciones” que publica Wikileaks son una completa farsa.Se nos quiere hacer creer que estos documentos reflejan los secretos más insondables de la diplomacia norteamericana los cuales habrían sido obtenidad de una manera casi mágica según los responsables de la página.Pero yo me pregunto, ¿es posible que la información secreta de las embajadas de EEUU pueda ser obtenida tan fácilmente y divulgada? Sí es posible, pero con la colaboración adrede de los organismos gubernamentales para que solo se conozcan directivas de de contenido rutinario, referencial, anecdótico y superfluo. No hay nada, en realidad, que comprometa negativa y adicionalmente a EEUU en su cruzada ilegal internacional que hace en forma pública y oficial todos los días.¿Porqué no filtra Wikileaks documentos internos del FBI si estos señores se jactan de remover los coimientos de internet?,¿porqué no publican las verdaderas conclusiones del caso JKF?, ¿porqué no sale nada o casi nada sobre Cuba? y si son virtualmente omniscientes y omnímodos, ¿porqué no sabemos nada de las actividades de la CIA a nivel mundial? Preguntas que me hacen responder que nada se hace en EEUU, ni siquiera en la red, que no cuente con la venia de sus poderosos organismos y sus representantes. El objetivo de este montaje sería engañar al mundo, desclasificando documentos como quien no quiere la cosa y lavarle la cara al imperialismo que se prepara en realizar una nueva escalada bélica.

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    PRESIONES A JUECES, MINISTROS Y EMPRESARIOS EN ESPAÑA (El País)
    Los documentos revelan conversaciones con el Rey, Zapatero, Rajoy, Felipe González y Aznar – La Embajada maniobró y amenazó para lograr sus fines; también emitió informes demoledores
    Los 3.620 documentos de la Embajada de Estados Unidos en Madrid analizados por este periódico (103 secretos, 898 confidenciales y 2.619 sin clasificar) ofrecen una visión única del tablero de prioridades, estrategias, conflictos y presiones ocultas de Washington en España desde 2004 hasta este mismo año, un periodo que corresponde casi en su totalidad al Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Los cables que son de esas áreas de desacuerdo, repletas de sombras, como la retirada de las tropas de Irak, la crisis de Kosovo, los vínculos con Cuba o Venezuela, las relaciones comerciales con países sospechosos de terrorismo o determinados asuntos bajo investigación judicial, donde los papeles secretos y confidenciales permiten acercar el ojo a la cerradura y descubrir por primera vez las maniobras entre bastidores (“behind the scenes” es una de las expresiones más repetidas) de la poderosa legación. Esta operativa, siempre discreta y plasmada en una literatura de línea clara, incluye llamadas, reuniones, avisos, presiones y amenazas que tienen como destinatario a personajes con poder de decisión o información privilegiada.
    En esta agenda figuran el Rey (mencionado en 145 cables, incluidos los de otras embajadas), José Luis Rodríguez Zapatero (111), Mariano Rajoy (129), Felipe González (76), José María Aznar (53), ministros, jueces, fiscales, empresarios y representantes de las más altas instituciones del Estado. Todos esos contactos de primer nivel quedan recogidos en detallados informes enviados para su análisis a la maquinaria de Washington (el año cumbre es 2007, con 928 cables, un 80% más que la media anual) y que reproducen conversaciones que los interlocutores españoles no esperaban ver difundidas y cuyo contenido les deja en zonas éticamente fronterizas o comprometidas ante la opinión pública. Así ocurre en los cables sobre los casos judiciales que afectan a intereses estadounidenses. En otros episodios, de índole política y empresarial, se repite el esquema, con el consiguiente deterioro para el interlocutor, muchas veces situado en la cúspide del poder. En este punto no hay que olvidar el sesgo de los informes que, lejos de cualquier neutralidad, valoran los hechos siempre en función de los intereses de la Embajada, un observador que no es independiente ni aséptico, sino un gestor puro de las directrices del Departamento de Estado.
    Objeto primordial del trabajo de la Embajada es el Gobierno socialista. Los tres embajadores de los últimos seis años (el multimillonario George L. Argyros, el cubanoamericano Eduardo Aguirre y, ya con la Administración de Obama, el filántropo Alan D. Solomont) retratan en sus múltiples escritos secretos enviados a Washington, a menudo con copia a la CIA, los vaivenes de la relación con Zapatero y su equipo. El dibujo saca a la luz los entresijos de la alta política española y facilita una radiografía inédita de los intereses americanos en España, a veces muy distantes de los nacionales. Temas incandescentes en la Península como ETA se consideran asuntos domésticos y en su curso habitual apenas suscitan una curiosidad burocrática en el Departamento de Estado, excepto cuando se abre la tregua y el tema adquiere un significado político de primer orden, capaz, a su juicio, de derribar al Gobierno.
    En este gran fresco político cobra una importancia clave la victoria socialista y el fin del aznarismo. La entrada de Zapatero en La Moncloa, que los diplomáticos atribuyen en parte a la mala gestión del atentado del 11-M por el PP, generó una oleada de cables secretos y confidenciales destinados a informar a sus jefes sobre quién era el líder socialista y cuáles sus pretensiones, que los diplomáticos consideraban propios de una izquierda “trasnochada y romántica”.
    Ya desde los albores advirtieron problemas con el área latinoamericana, pero ante todo con una posible retirada de las tropas de Irak, que en poco tiempo se confirmó. Esta decisión enfrió las relaciones hasta el punto de que Bush ni siquiera atendió la llamada de felicitación que le hizo Zapatero por su segunda victoria electoral. Desde ese punto cero, los papeles de la Embajada muestran cómo la recuperación de la confianza avanzó lentamente, con una España volcada en recomponer las relaciones, pero sin que Washington, sabedora del deseo español de ganar el terreno perdido, olvidara sus objetivos centrales ni su política del palo y la zanahoria.
    Esta desigual correlación de fuerzas se refleja en el trato que dispensan los informes a los políticos españoles. Ninguno despierta entusiasmo, excepto el Rey (de quien hasta se dan consejos sobre cómo resultarle simpático) y quizá el estamento militar. Mucho más distante es la descripción del presidente del Gobierno. Ya desde el inicio de su mandato se le considera un problema para algunas líneas maestras de la política exterior estadounidense, y se le define como un político cortoplacista que supedita los intereses comunes al cálculo electoral.
    Otro tanto ocurre con sus ministros. En los papeles se les ve recibir todo tipo de admoniciones del embajador estadounidense de turno, sobre todo en la época de Aguirre.
    Las respuestas a estas presiones abarcan un amplio espectro, muchas son conciliadoras, otras conniventes y algunas rotundamente negativas. Ocurre, por ejemplo, con un secretario de Estado, sondeado confidencialmente para lograr la extradición acelerada de un traficante de armas y que, sin perder el tono, recuerda al representante de la nación más poderosa del planeta que jamás pondrá al personaje en cuestión “a las tres de la madrugada en un avión” rumbo a Estados Unidos, porque en España los procesos se cumplen con garantías y transparencia.
    Es una escena más dentro de los cientos de maniobras ocultas (y muchas veces no tan tranquilizadoras) que descubren los papeles de la Embajada de Madrid. En ocasiones son reuniones aparentemente distendidas, otras presiones directas y duras, y otras informes demoledores sobre altas personalidades del Estado. Lo esperable en un mundo presidido por la confidencialidad y el secreto. Solo que esta vez todo queda al descubierto.

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    ORGANIZACIÓN DE NACIONES UNIDAS Y OTROS.

    El Departamento de Estado cursó el año pasado a los funcionarios de 38 embajadas y misiones diplomáticas una pormenorizada relación de la información personal y de otra índole que deben obtener sobre Naciones Unidas, incluido su secretario general, y especialmente sobre los funcionarios y representantes vinculados con Sudán, Afganistán, Somalia, Irán y Corea del Norte. El personal diplomático y consular acreditado ante la ONU y ante los países a los que afectan las instrucciones son los encargados de ejecutar, según cables clasificados como secreto, este espionaje blando.
    Los cables reclaman “inteligencia humana”, datos logrados en contactos personales o relaciones informales
    EE UU quiere conocer la rutina de los empleados de Naciones Unidas, sus tarjetas de crédito, correos electrónicos y teléfonos
    Se solicita información biográfica, biométrica y financiera sobre líderes palestinos

    Ali Ahmed Karti, ministro de Asuntos de Exteriores de Sudán, habla el 16 de noviembre de 2010 durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre un referéndum sobre la segregación de la región de Darfur.-
    Instrucciones para un espionaje similar se envían a otros países. La Embajada en Asunción tuvo que acumular datos físicos de los aspirantes a la presidencia de Paraguay en 2008
    En la región de los Grandes Lagos, en África, se solicitan detalles sobre instalaciones militares y compraventa de armas
    Además de la ONU, las instrucciones para realizar similar trabajo de recolección de información se enviaron también desde Washington entre 2008 y 2009 a numerosas embajadas en relación con diferentes asuntos de interés estadounidense, como el conflicto palestino, la situación en los Grandes Lagos o el fenómeno de los disidentes en distintos lugares. Pero es la información solicitada sobre la ONU la que más llama la atención por el carácter excepcional de esa organización, cuya sede principal está en Nueva York.
    Son datos requeridos, según se desprende de la lectura de varios documentos, para reemplazar archivos existentes en el Departamento de Estado desde 2004 y, en el caso de uno de los países afectados por la investigación, Paraguay, se solicita información más propia de una ficha policial: el escáner del iris, huellas dactilares y el ADN de cuatro candidatos presidenciales.
    Los cables mencionados detallan lo que el Departamento de Estado denomina “human intelligence” (inteligencia humana), que parece aludir a la información lograda a través de contactos personales o mediante la relación informal. Aunque sin la expresa intervención de los servicios secretos, el espionaje encomendado a los funcionarios de embajadas y misiones abarca cientos de asuntos: las gestiones y apariencia física de los diplomáticos iraníes y norcoreanos en Nueva York, los planes e intenciones del secretario general de la ONU, el surcoreano Ban Ki-moon, y su equipo, las relaciones de Hamás y Hezbolá, las armas nucleares o los choques militares, étnicos y guerrilleros africanos.
    Toda la información conseguida debe ser enviada a una oficina del Departamento de Estado que sirve de enlace con los distintos organismos de inteligencia norteamericanos y que es citada en los cables como INR/B. “Los organismos de inteligencia dependen mucho de los informes de los funcionarios del Departamento de Estado”, dice el cable. “Y las biografías informales recogidas a lo largo del mundo, enviadas por e-mail u otro medio, son vitales”.
    Varios despachos, firmados “Clinton” y elaborados probablemente por la oficina de la secretaria de Estado contienen instrucciones precisas acerca de la miríada de averiguaciones a desarrollar en zonas de conflicto, en el mundo de los desertores y solicitantes de asilo, en la sala de máquinas del conflicto palestino-israelí, o acerca de Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China para conocer sus planes respecto a la amenaza nuclear de Teherán.
    Estas son algunas de las informaciones que los diplomáticos norteamericanos deben conseguir para nutrir los archivos de inteligencia del Departamento de Estado:
    - “Planes, intenciones, objetivos y actividades palestinas relacionadas con las políticas de EE UU sobre el proceso de paz y el contraterrorismo”.
    - “Información biográfica, biométrica y financiera sobre los líderes palestinos y de Hamás, incluidos los de los movimientos juveniles, dentro y fuera de Gaza y Cisjordania”.
    - “Planes y actividades concretas de Reino Unido, Francia, Alemania y Rusia respecto a las políticas de la Organismo Internacional de la Energía Atómica [IAEA por su siglas en inglés]“.
    - Planes e intenciones de los líderes y países más influyentes de la ONU, especialmente Rusia y China, sobre derechos humanos en Irán, sanciones a Irán, suministro de armas iraníes a Hamás y Hezbolá y sobre las candidaturas que Irán presenta para ocupar puestos claves en la ONU”.
    Tarjetas de crédito y direcciones
    El escrutinio pedido se amplía al ámbito privado al preguntar el Departamento de Estado por la rutina de los funcionarios de la Secretaría General de la ONU y de cualquier interlocutor susceptible de aprovechamiento: se pide la numeración de sus tarjetas de crédito y de viajero frecuente, teléfonos, correos electrónicos, direcciones URL, programas de trabajo y aspecto físico.
    Las prioridades para la investigación en la ONU son: Darfur / Sudán, Afganistán / Pakistán, Somalia, Irán y Corea del Norte, seguidas por la reforma del Consejo de Seguridad, Irak, el proceso de paz en Oriente Próximo, los derechos humanos, los crímenes de guerra, la ayuda humanitaria, el terrorismo y la situación en Myanmar (antigua Birmania). Se requiere también seguir con atención en Naciones Unidas los sucesos en África Occidental, al igual que las tácticas de los diferentes países en las votaciones de la Asamblea General.
    Los funcionarios de las embajadas seleccionadas y de las misiones de Naciones Unidas en Nueva York, Bruselas y Roma deben indagar asimismo en las agencias humanitarias de la ONU y adentrarse en asuntos susceptibles de ser conflictivos o de perjudicar a los intereses de EE UU. Los agentes diplomáticos son instados a enterarse de “los cambios internos y proceso de selección de los puestos clave de la Secretaría General, agencias especializadas, comités, comisiones y programas oficiales en Nueva York, Ginebra, Viena y otras ciudades, así como de los asesores especiales y jefes de equipo”.
    Asimismo, deben proporcionar “detalles de las fricciones entre la oficina de Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) y el coordinador de Seguridad de la ONU con sus oficinas sobre el terreno”. También, “información sobre las actividades de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en Gaza, Jordania, Líbano, Siria y Cisjordania, y sus relaciones con Hamás y Hezbolá”. Otro apartado pide “información sobre los criterios de los miembros del Consejo de Seguridad y de otros países sobre las candidaturas de Siria, Cuba e Irán para ocupar cualquier puesto de liderazgo en la ONU”.
    Las instrucciones generales sobre la inmersión en la vida de los funcionarios de Naciones Unidas se repiten en cables específicos sobre Paraguay, Bulgaria, África Occidental y la región africana de los Grandes Lagos, así como la situación de los palestinos y los desertores y solicitantes de asilo.
    Datos físicos de candidatos
    El cometido de algunas embajadas es casi policial, y la de Asunción debió acumular datos físicos de los aspirantes a la presidencia de Paraguay en las elecciones de abril del 2008. Un despacho nombra a la entonces ministra de Educación, Blanca Ovelar, al ex vicepresidente Luis Alberto Castiglioni, al ex general Lino Oviedo y a Fernando Lugo, actual presidente. Recaba de los cuatro datos biométricos, huellas dactilares, fotografías, escáneres del iris, DNA “y otras singularidades”.
    La Secretaría de Estado inquiere sobre la corrupción oficial, el lavado de dinero, las relaciones de Paraguay con Cuba, Venezuela, China, Taiwán y Rusia, la existencia de yacimientos de hidrocarburos en la región del Chaco paraguayo, el narcotráfico y la construcción de mezquitas en el país latinoamericano, limítrofe con Argentina, Brasil y Bolivia. La información apetecida por el Departamento de Estado alcanza todos los aspectos de la política, la economía y las relaciones sociales.
    Bulgaria es el otro país sometido a disección, según consta en un documento en el que se insta a la Embajada de Sofía al envío de datos sobre la realidad nacional: desde el grado de progreso de la democracia y las finanzas nacionales, a la corrupción administrativa y la fragilidad de los tres poderes del Estado, pasando por el fenómeno de la pornografía infantil y la falsificación de las tarjetas de crédito y carnés de conducir.
    Al ser incontables los problemas asociados al subdesarrollo africano, las instrucciones contenidas en los cables relativos a ese continente afectan a todos los órdenes de la vida. La lista de solicitudes comunes arranca con las relaciones intergubernamentales y la influencia política de los grupos rebeldes, sigue con el contrabando de armas y el terrorismo, y continúa con el estado de la democracia, la economía y la corrupción:
    -”Esfuerzos de los grupos rebeldes y milicias u otros agentes no gubernamentales, especialmente entidades como las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), que agrupan a ruandeses que participaron en el genocidio de 1994, para obtener más participación en los Gobiernos nacional o local, y para hacerse con el control de los recursos naturales”.
    -”Personas y organizaciones que apoyan el terrorismo internacional, incluyendo empresarios y transacciones financieras”.
    -”Detalles de las minas de diamantes, cobre, cobalto, uranio y otros minerales, así como de la extracción de crudo; número y situación de las minas”.
    -”Detalles sobre corrupción y actividades criminales transfronterizas, incluyendo contrabando de armas, tráfico de seres humanos, financiaciones ilegales y planes de los Gobiernos para combatir la delincuencia”.
    Su opinión sobre Estados Unidos
    El Departamento de Estado demanda información a sus funcionarios sobre datos biométricos de los líderes africanos, incluyendo su estado de salud, su pertenencia étnica, los idiomas que hablan y su opinión sobre Estados Unidos. Para ser atendidas, algunas peticiones obligan al espionaje puro y duro, como las que se exponen en un cable dirigido a varias embajadas en África y que pide: “Detalles sobre instalaciones militares, como aeropuertos y acuartelamientos, equipamiento militar, incluyendo número y estatus operativo (…) Detalles de las armas adquiridas por el Gobierno y los rebeldes, incluyendo negociaciones, contratos, entregas, términos de la venta, calidad de las armas y precios”.
    Los requerimientos en torno a los “asuntos palestinos” contenidos en el cable 176247, secreto como todos los anteriores, son enciclopédicos y de difícil cumplimiento con los medios que se supone a un diplomático o funcionario consular. Se piden precisiones sobre las actividades de los cuerpos de seguridad palestinos y sus planes de contraespionaje, indagaciones acerca de la presencia islámica y las relaciones con Israel, y el terrorismo, infraestructuras, comunicaciones, Internet, liderazgos, actitudes y capacidades tecnológicas. Cientos de preguntas sobre los contactos informales palestinos con Israel o las enfermedades infecciosas en la región completan el cable.
    Los desertores y solicitantes de asilo son mencionados en el cable 235430 como una valiosa fuente de información que debe cuidarse al máximo habilitando interlocutores en los idiomas ruso, español, árabe, farsi, chino mandarín y coreano.
    Las instrucciones del despacho han sido coordinadas con el FBI, la CIA y otros organismos de inteligencia porque, según se advierte, los desertores y peticionarios de asilo pueden ser “enfermos mentales, traficantes de información, manipuladores, provocadores de servicios de inteligencia extranjeros hostiles o personas que tratan de conseguir información para grupos terroristas”.

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    La ONU ES INVIOLABLE
    Desde la oficina de Ban Ki-moon se limitan a decir que la organización, por su naturaleza, es “transparente”
    SANDRO POZZI – Nueva York – 29/11/2010

    En el cuartel general de las Naciones Unidas, como en cualquier organismo multilateral, el trabajo sensible y de calado se hace en los pasillos. Y para que las negociaciones entre bastidores de tú a tú den sus frutos, es vital construir una relación de confianza mutua entre las delegaciones. Las revelaciones de Wikileaks se lo va a poner bastante difícil a Estados Unidos.

    La mayor filtración de la historia deja al descubierto los secretos de la política exterior de EE UU
    Diplomáticos de EE UU reciben órdenes de espiar a la ONU
    “Un atentado contra la soberanía de los Estados”
    La Administración Obama ordena revisar los procedimientos de salvaguardia de información clasificada
    La diplomacia estadounidense es acusada con frecuencia de espiar tanto a amigos y enemigos. Las directrices dadas por el Departamento de Estado a sus delegaciones en Nueva York, Viena y Roma constatan lo que para muchos era evidente. Y eso es lo que llama la atención de los documentos filtrados, que sean los diplomáticos los que se implicaran en estas actividades.

    Estados Unidos, como el resto de misiones ante las Naciones Unidas, cuentan con funcionarios acreditados que trabajan para sus agencias de inteligencia, como la CIA, el FBI y el Servicio Secreto. La línea que les separa de los miembros del cuerpo diplomático se supone está bien definida. Pero en el caso de la delegación estadounidense, parece mezclarse.

    Naciones Unidas evita de momento entrar directamente en el detalle de los cables diplomáticos publicados por EL PAIS y otros medios internacional. Si se determina que los miembros del cuerpo diplomático estadounidense realizaron labores clandestinas de espionaje en el seno del organismo multilateral, la ONU podría llegar a cursar órdenes de expulsión.

    De momento, desde la oficina de su secretario general, Ban Ki-moon, se limitan a decir que por su naturaleza, la ONU es una “organización transparente” y reitera los “privilegios e inmunidades” de los que se beneficia la institución de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas, la Convención de 1946 y los acuerdos para que su cuartel general esté en Nueva York.

    Privilegios e inmunidades que prohíben el espionaje, y que deben ser respetados por todos los miembros de la familia, sin excepción. EE UU, además de ceder parte de su territorio a la ONU, es el primer contribuyente al presupuesto de la institución, con 18.945 millones de dólares en el trienio 2007-2009. Es, además, uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

    Ya hace seis años, cuando la Administración de George Bush trataba de sumar aliados a su campaña para invadir Irak, saltó a la luz que los servicios de inteligencia de EE UU y Reino Unido estaban siguiendo todos los paso del ex secretario Kofi Annan. Sus conversaciones fueron grabadas. La ONU recordó entonces que los que vale para el cuartel general, vale para las misiones.

    El Departamento de Estado insiste que sus diplomáticos son eso, diplomáticos, y que su trabajo tanto en la ONU como en otras delegaciones diplomáticas es “transparente” con los representantes de otros gobiernos. Y como hacen otras misiones, una parte del trabajo es recopilar información que permita definir después sus políticas y acciones en ámbitos de interés.

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    De la alarma al menosprecio
    El efecto de la publicación de los Papeles del Departamento de Estado rebota de un lado a otro del planeta. Las reacciones en las capitales mundiales pasan de la alerta al ninguneo.
    EL PAÍS – Madrid – 29/11/2010

    El efecto de la publicación de los Papeles del Departamento de Estado rebota de un lado a otro del planeta con reacciones de muy distinta intensidad. Si Washington ha definido la filtración de “irresponsable y dañina”, el comentario de la Alta representante de la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, es lacónico. “Tomamos nota de estos informes. No tenemos ningún comentario particular al respecto”, se ha limitado a decir la portavoz de Ashton en rueda de prensa.
    Muy distinta la reacción de Francia. París no confirma las frases atribuidas a las autoridades y a los diplomáticos franceses en los documentos del Departamento de Estado de EE UU filtrados por Wikileaks y tacha la filtración de “atentado contra la soberanía de los Estados y contra el secreto de su correspondencia consagrado por la convención de Viena”, según ha comentado hoy el portavoz del Ministerio de Exteriores francés. Para el portavoz la divulgación de los documentos “es susceptible de perjudicar a la resolución de cuestiones esenciales para la seguridad y la estabilidad de las relaciones internacionales”. También Reino Unido ha condenado a la publicación de los cables y advirtió a Wikileaks de que estos papeles “pueden poner vidas en peligro”.
    En Italia, las reacciones oficiales pasan del catastrofismo al ninguneo. Si el ministro de Exteriores, Franco Frattini, habla de 11-S de la diplomacia global, y arremete contra Wikileaks que, en su opinión, “quiere destruir el mundo”, el ministro de Defensa, Ignacio La Russa, enana entrevista concedida al diario Il Corriere della Sera, ha instado a no dar excesiva importancia a los cables diplomáticos estadounidense. “Se trata de informaciones que tenían que haber quedado secretas, probablemente su publicación es ilegal, pero, al final, parecen salir de una revista de cotilleos”, ha dicho La Russa.
    Sin ir tan lejos en el menosprecio como el ministro italiano, también en Berlín se intenta quitar hierro a la importancia de las filtraciones. El ministro de Cooperación y Ayuda al Desarrollo, Dirk Niebel (del Partido Liberal, el FDP, aliado de Gobierno de Merkel), y el ministro de Economía, Rainer Brüderle, han coincidido en redimensionar el alcance de la publicación. “Las relaciones son estables y no van a sufrir alteraciones”, ha dicho Niebel. Por otro lado el Ministro de Economía ha añadido “está claro que apenas se pueden mantener ya conversaciones que no acaben publicadas. Hay que vivir con ello. Pero hay que tenerlo en cuenta también”, ha afirmado el político liberal.
    También Rusia ha elegido de momento el perfil bajo. El portavoz de Vladimir Putin, definido en los cables como “autoritario” y “machista”, ha declarado a la agencia Interfax que “antes de juzgar y hacer comentarios es necesario ver originales, si es que existen. Además, hay que cerciorarse de la traducción correcta de unas y otras palabras y expresiones y sólo se puede entonces se puede decir algo”. Sin embargo una fuente cercana a ambiente diplomáticos citada por France Presse ha hablado de “decepción y molestia” aunque ha precisado “que no se trata de una tragedia”.
    Investigación en Australia
    Australia anunció ayer que investigará si Wikileaks ha violado alguna ley tras haber divulgado nuevos cables diplomáticos secretos. El fiscal general australiano, Robert McClelland, ordenó a la Policía indagar en el caso, pues la controvertida página web “potencialmente puede haber incumplido varias leyes criminales”.
    Por su parte, Nueva Zelanda indicó que el contenido de los mensajes causará alguna cara de sonrojo. “No conocemos todos los detalles, porque son muchos cables, pero uno o dos comentarios seguramente avergonzará a los implicados. Esperemos que no se trate de nada más serio que eso”, dijo el jefe del Ejecutivo neozelandés, John Key. Key ha parecido tomarse el asunto a broma cuando explicó que no le preocupa lo que se haya dicho sobre él: “Seguro que fue radiante”, ha comentado con una sonrisa.

    Hasta mañana.

  • La nación dijo:

    Pienso que ahora si E.U esta siendo visto de otra forma, hay pruebas fuertes de sus acciones , pero no sabemos si es peor el remedio que la enfermedad, ya que se puede tornar más agresivo al verse descubierto, y observado de esa forma por todo el mundo, estan usando sus mismas armas (la tecnología) para derrotarlo.

    Veremos que respuestas dan las páginas de noticias estadounidenses al respecto, estoy segura que ni mencionarán el tema.

  • Jorge LGuerrero dijo:

    Gustavo, te dare un norte, un soldado norteamericano filtro esta informacion y la entrego al sitio wikileaks, asi que esto es real y el nombre de ese soldado es BRADLEY MANNING, que hoy esta preso en una carcel federal del imperio, enfrenta cadena perpetua o posivilidad de pena de muerte, es tanta maldad que ni ellos mismos pueden procesar estas fechorias, para otros que opinaron, que esto no es novedoso, si lo es, es una bomba, como dicen que no es novedoso si la loca de la diplomacia gringa,esta con jakekas y a punto del infarto y ademas lo que se esta descubriendo, son actos ilegales y que se sabrian dentro de 30 o 40 años, con los famosos desclasificados, vanos muchacho no quieran defender lo indefendible.

  • Mostrando 20 de 23 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también