Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Haití, golpeada hasta la sangre

| 7

colera-haitiPor Noel Otaño, desde Haití

Aquí estas con tus luces atadas a la espalda
tus canciones fusiladas con los brazos en alto
estas aqui patria mía, golpeada hasta la sangre

Quizas el gran poeta Haitiano Rene Depestre, autor de estos versos, no imaginó nunca que muchos años después tuvieran tanta actualidad, y es que Haití sigue golpeada hasta la sangre.

A la naturaleza no le ha bastado con un terremoto que dejó cerca de 300 mil fallecidos, millón y medio de personas sin hogar, una epidemia de cólera que se extiende peligrosamente por varias regiones del país y que provoca ya más de 500 muertos, luego un huracán y cuando este se marcha y muchos cantaban victoria,  deja bajo las aguas comunas y campos de refugiados enteros.

Unos meses después del 12 de enero en que la tierra tembló ya los grandes medios no se acordaban de Haití. Quizás porque en este mundo nuestro desgraciadamente la tragedia cotidiana ha dejado de ser noticia; tal vez porque  otros pensaron que con los rimbombantes compromisos monetarios de los poderosos se resolvería el problema.

Llevo casi cinco meses en este país que supo encabezar la primera insurrección victoriosa de esclavos en el mundo, vencer las tropas de Napoleón, hasta establecer una Monarquía y paradojicamente no ha podido crear una sociedad de bienestar para su pueblo

Yo he tenido la maravillosa experiencia profesional de cubrir otras misiones de las Brigadas Médicas Cubanas en el exterior, sin embargo Haití me ha marcado profundamente. Aquí he podido ver a cooperantes cubanos de la Salud en intrincadas Comunas, sin electricidad, sin agua potable ni otras comodidades del mundo moderno, salvando vidas, pero me ha imprsionado sobremanera también encontrar en esos mismos lugares a médicos de distintos paises graduados en la Escuela Latinoamericana de Medicina de Cuba, integrados a la Brigada, con el mismo humanismo que caracteriza a los nuestros, sufriendo cuando desgraciadamente la ciencia no es suficiente para salvar una vida, viviendo una experiencia que de seguro marcará sus vidas.

Entonces uno reconoce que aquel sueño de Fidel, para algunos un poco utópico como debieran serlo todos para hacerse realidad, de fomar médicos de nuevo tipo, capaces de ir a donde otros no van, de sentir como propio el dolor ajeno se está haciendo realidad

Haití, la negra insular, como también la llamó el poeta sigue esperando, no necesita donativos sino inversiones  que garanticen fuentes de empleo y una infraestructura social funcional. Haití sigue esperando a que el mundo entienda que por su historia, su influecia en los procesos antiesclavistas y sociales del área en su momento, la humanidad tiene con este país un compromiso ético y moral, una deuda pendiente.

EL CÓLERA SE MULTIPLICA

El paso del huracán Tomas, aunque fue menos violento que lo previsto, agravó la situación, dijo la portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Elisabeth Byrs.

El último balance oficial de las autoridades haitianas indicó al menos 583 muertos y más de 9.000 personas hospitalizadas. El huracán Tomas dejó 20 muertos, 36 heridos y cerca de 6.000 familias damnificadas, según la Protección Civil haitiana.

La epidemia de cólera que golpea Haití desde mediados de octubre y que acaba de llegar a la capital Puerto Príncipe, se ha convertido en “una cuestión de seguridad nacional”, afirmó este martes el director general del Ministerio de Salud, Gabriel Thimoté. (Con información de AP)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • jose dijo:

    Lo que estan haciendo nuestros medicos y tecnicos en la salud en haiti es digno de imitar ,si el pdte de los estados unidos premio de la paz compartiera esas mismas calamidades del pueblo haitiano fuera de verdad un gran lider lo que tiene que hacer es liberar a nuestros 5 heroes y dejar de informar que ayudara a haiti y no hace nada el gran hijo………..

  • Magdy dijo:

    Esta labor de solidaridad con Haití no debe cesar, reconocer la labor de los médicos cubanos que están ayudando a la hermana república y que apesar del riesgo que corren han sabido responder al llamado de ayuda, esperemos que la situación mejore y que se sumen más países a la ayuda para Haití…

  • Bruno dijo:

    Bravo por los médicos cubanos y por su noble dedicación de ayuda a los pobres del mundo.

    Vino el médico amarillo
    A darme su medicina
    con una mano cetrina
    Y la otra mano al bolsillo.

    Yo tengo allá, en un rincón
    Un médico que no manca
    Con una mano muy blanca
    Y la otra mano al corazón.

    Jose Marti

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Me averguenza oír de tanta incapacidad humana.

    Puede pasar como con la peste en la Edad Media e incluso un poco más acá que se cerraban los territorios y todo el que temía abandonaba a la gente a su suerte y pudiera ocurrir que ante el miedo los cooperantes, menos los cubanos abandonen a Haití definitivamente por el miedo al contagio y a la muerte que se hace real.

    A mi modo de ver, porque no puedo decir al modo de ver de nadie, porque al clamar por alguna comunidad humana casi que nadie escucha, Haití no sufre las inclemencias de la naturaleza sino del abandono humano cruel y mortífero por siglos de existencia y, que me perdonen, no se escucha con fuerza de nadie la condena a los enormes, crueles y grandes culpable por este desastre.

    Hay que mirar para los acontecimientos que han conmovido al mundo contemporáneo, más allá de los Diez Días que conmovieron este, que relató aquel generoso y bienaventurado reportero norteamericano, cuando parecía que nacía un mundo diferente en la Rusia de 1917.

    Habría que explicarse por qué ocurrió el desastre de Iroshima y Nagasaki, de Korea, que continúa hoy dividida, de Vietnam, de Irak, de Afganistán; por qué volaron en pedazos las torres gemelas y por qué hoy una madre norteamericana tiene que entrar en huelga para defender su vivienda en el seno de la sociedad norteamericana.

    Hay que ver y revisar con urgencia por qué para matar y para imponer el mundo que ellos quieren los EE.UU. invierte en más de una década ya, billones de dólares y un movimiento de recursos que bastaría para hacer nueva, no a la República Haitiana, sino a la India y dar vida a sus mil doscientos millones de habitantes, tan vilipendiada como el que más en estos tiempos.

    No me explico como toda la comunidd internacional no se levanta al unisono y se comienzan a enviar expediciones, como si se fuera a explotar una mina de oro, para Haití, como para la reconquista de la verguenza universal, a sabiendas de que el mundo está más necesitado de verguenza que de oro.

    Salvar a Haití es más necesario hoy que encontrar una mina de oro o alcanzar un yacimiento de millones de barriles de petróleo a flor de tierra, es explotar la mina, la real mina en que se pudier recostruir la verguenza del mundo y que les es más necesaria a la comunidad internacional, tan dividida y en busca de recursos para salvar el mundo.

    Así como salieron expediciones de todas partes de los EE.UU. hacia California y hacia las tierras vírgenes de la la Sierra Madre y hacia los territorios de Alasca en busca de oro, imagine la sociedad norteamericana y la potencialidad de ese estado y que lo aliente la comunidad internacional y salgan en expediciones, cargados de recursos que el imperio cuenta con ellos hacia Haití, para que reconquisten, para que exploten la mina que resultaría de la conquista del mineral más preciado que pudiera salvar a los EE.UU. y al mundo, “la verguenza humana”. Alcanzaría EE.UU. y se situaría como líder mundial y bastaría no para ofrecer y entregar el premio nobel a Obama sino a la nación americana que sería vista, desde entonces de otra forma. Sería vista como la riqueza mayor del mundo y su grandeza no estaría en base a los dólares de los bancos sino que sería como señalara Bolívar mucho más rica por el poder moral y el espíritu justicieron que podía poner a esa nación en alza.

    Y que decir de la culta Europa y su organización desunionista que no los averguenza nadie y hoy está convulsa, que alienta y acompaña a EE.UU. en las guerras y qué decir de 50 naciones que comparten con EE.UU. a la cabeza el teatro de operaciones en Irak. Estamos o no estamos necesitados de verguenza?

    Tiene alguna justificacion gastar billones de dólares y mover un mar de recursos, entre los que se cuentan portaviones que, uno solo vale lo que el producto interno de Haití en diez años, para hacer la guerra a miles de kilómetros de esa nación y no emplear el uno porciento del producto interno bruto de EE.UU. en salvar a Haití.

    Redundaría en explicaciones para lo que tendría que emplear decenas de hojas de papel para lo que tendrían que derribrse infinidades de árboles, por que la historia de la barbarie no tiene fin para darse a conocer y creo no vale la pena.

    Hace falta que salgan las expediciones y salven la verguenza, estamos en tiempo de hacerlo.

    Oígan desde la mayor humildad del mundo al que lo dice, que no es haitiano, pero es como si lo fuera porque lo sufro.

  • Angela Ramos dijo:

    Basta de tanto gasto en guerras geneocidas que solo sirven para contaminar más el ambiente y matar infelices, basta de tanto gasto en lujos nada necesario para una vida digna, volvamos los ojos a ese Haití martirizado por lo eventos naturales y ahora por una epidemia de cólera con casi 600 muertos y sin cálculos de cuantas vidas más se llevará, con la mitad de los gastos empleados en armas se puede combatir la enfermedad y construir viviendas modestas para ese millón sin casa desde el terremoto y afectado todavía más por Tomás.

  • Kovsky dijo:

    Todos los días leo noticias de este sitio , pues a mi criterio es de los que expone la verdad , hoy he notado un error en el sexto párrafo …maravillosa eperiencia profesional…(experiencia) pónganse las pilas, un saludo y gracias por las noticias.

  • La nación dijo:

    La labor solidaria que prestan los médicos cubanos en los países más necesitados es una obra de la revolución, con esta ayuda tanto médica como de otras esferas los más fortalecidos son aquellas personas que realmente necesitan de estos cuidados, desgraciadamente Haiti ha sufrido mucho por algunas actividades de la naturaleza, pero ahora cuentan con nuestra ayuda.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también