Imprimir
Inicio » Noticias  »

Jorge Agostini, mucho más que un campeón de florete

| 2

Jorge Agostini

Jorge Agostini

Ya estamos en la primera ronda de los bocaditos untados con jamón del diablo y, a pesar de que cumplo 13 años y quiero estirarme bien rápido hacia hombre, -y eso tiene significado especial en mi natal Cayo Hueso habanero- sigo prefiriéndolos, junto al pedazo de cake y los refrescos, a esa amarga cerveza o el caliente ron, vasos repletos con los que quiere el viejo que yo debute delante de los amigos. Apenas los pruebo, aunque, eso sí, voy enloquecido tras los glúteos potentes de Nita y los muslos atrapadores de Lidia.

Junio 9 de 1955. Mientras recorro mi camino hacia lo que creo hombría, y trato de apretar a mis primeras muchachas en los boleros de mi fiesta y busco lucirme en el rock y el chachachá, un ser humano está entregando su vida por mí y por millones como yo: Jorge Agostini Villasana.

Nacido en Mayarí (5 de febrero de 1910), región de la antigua provincia de Oriente, en 1926 ingresa como guardiamarina en la Academia Naval de Mariel, territorio entonces de Pinar del Río; cuatro años después se gradúa de Alférez de Fragata y pasa a ser  oficial de la Marina de Guerra Nacional. Desde esas filas combate a la tiranía de Machado; debe exiliarse, la muerte bien cerca. Regresa en 1936; perseguido por sus actividades en contra del trío asqueroso: Caffery, Batista, Mendieta, de nuevo abraza el exilio. En 1937 decide ir a España para pelear contra el fascismo. En la armada republicana. Herido. Regresa al combate. Llega a comandar un submarino, participa en el hostigamiento a naves nazis que apoyan a los falangistas. Es el autor de la letra de un himno(1) al que le puso música otro luchador internacionalista, el artista trinitario Julio Cuevas que ganó allí los grados de capitán. La traición, el revés, el campo de concentración y, de ahí, a la patria.

TIEMPO PARA OTRAS CONTIENDAS

Cuba conquistó las preseas de bronce en florete y espada por equipos en los Primeros Juegos Panamericanos, Buenos Aires, 1951. Agostini, a sus 41 años, integró esos conjuntos.

En los Quintos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 1946 había conseguido oro en florete individual y colectivo e igual metal al formar parte del cuarteto de espadistas vencedor. Fue el floretista plateado cuatro años después en Ciudad de Guatemala 1950, cita en la que integró el seleccionado ocupante del sitio principal del podio en esta arma. Participó en los Juegos Olímpicos de Londres 1948.

GOLPE DEL 10 DE MARZO

A menos de un año de competir en los Panamericanos iniciales, batalla por la libertad de Cuba. Los perros tras él. Hacia la tristeza del exilio. No se conforma con el bregar desde Miami. Clandestino en la Isla. Conspira contra el régimen entre los miembros de las fuerzas armadas.

Calles 2,4, 15 y 17. Vedado. Baja del auto. Hacia la casa donde se efectuará la reunión. Los esbirros. Apresado. Laurent, teniente del Servicio de Inteligencia Naval, arriba presuroso. A sus órdenes, dos ¿hombres? sujetan al prisionero. Culatazo sobre la nuca abre la orgía. Disparos, disparos, disparos…

A los carros. Lanzan el cuerpo frente a la Casa de Socorros de la localidad. Sobre la camilla, la sala de espera…No, es inútil: los médicos únicamente pueden extender el certificado de defunción de Jorge. La víctima presenta numerosos orificios de entrada y de salida de proyectiles, trece en el cráneo.

Fidel Castro denuncia el hecho en página de La Calle, vespertino dirigido por el revolucionario Luis Orlando Rodríguez:”¿Quedará sin castigo la salvajada? ¿Tiene acaso un grupo de hombres el derecho de arrancar la vida a sus semejantes con más impunidad que la que tuvieron los peores gángsters? Hoy es Jorge Agostini, nuevo mártir en la lucha por la liberación nacional; ¿quién será el próximo combatiente en  caer acribillado?”.

JUNIO 9 DE 1955

Estoy de espaldas a estas realidades. Solo devoro los espacios deportivos de las publicaciones, la radio y la televisión e intento huir de mi adolescencia. Me limito demasiado a lo mío, fiel a mi clase burguesa. Ya la traicionaré, seré fiel a mi pueblo y la humanidad y, al encontrarme, me desquitaré de mi superficialidad al comprender con amor mi boca ancha, mi pelo rizado, mi nariz aindiada; a mi Martí, mi Mella, mi Guiteras, mi Jesús, mi Lázaro, mi Fidel…; al sentir como golpe terrible en mi alma el asesinato de un ser humano como el de Jorge Agostini Villasana.

Me divierto en mi fiesta: voy detrás de las vecinas y condiscípulas para aprovechar el ritmo de Lucho Gatica; trago dulces, bocaditos, refrescos, sin dejar de pensar en el más reciente jonrón de Eddy Mathews, la tercera de los Braves, ni en los puñetazos de Marciano. Algún día me vengaré de mí mismo.

(1) Combatientes de la libertad

Somos los voluntarios los combatientes de la libertad

que, cruzando los mares,  sacrificios no medimos:

vamos juntos unidos, siempre dispuestos y con voluntad

y luchando con toda la fuerza de nuestra unidad.

Somos los voluntarios los combatientes de la libertad,

blancos y negros, de todas las razas.

unidos, unidos cada vez más

por la democracia y la paz universal.

Somos los voluntarios los combatientes de la libertad

que cambiamos de frente cuantas veces sean,

lo que no cambiamos nunca es nuestra idea,

la de libertar a los pobres de la humanidad.

Vivan los voluntarios los combatientes de la libertad.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Victor/Cuba/ dijo:

    OTRA HISTORIA MÁS QUE BIEN VALE LA PENA LLEVAR , AL CINE O A LA TV. SEGUIMOS CON LA DEUDA DE MEMORIAS DE LA HISTORIA DE LA REVOLUCION PARA NUESTROS JOVENES EN FORMATOS ESTETICOS ACTUALES DE DIVULGACION

  • Damian dijo:

    Bella crónica, de esas que nos son tan necesarias a los jóvenes. Agradezco al autor por entregarnos esta bella página que nos acerca a nuestros heroes. Extender la felicitación a Cubadebate por publicarla. Gloria eterna a los mártires de la Patria!

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Víctor Joaquín Ortega

Víctor Joaquín Ortega

Periodista cubano. Trabaja en el periódico Tribuna de La Habana

Vea también