Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Suma y sigue: EEUU cuenta ya con 840 bancos en peligro de quiebra

| +
Banco Shore de Estados Unidos, en quiebra.

Banco Shore de Estados Unidos, en quiebra.

Si este verano buena parte de la atención ha estado centrada en los bancos del viejo continente, en Estados Unidos la Federación Corporativa de Seguros de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) ha visto como la lista de entidades con problemas aumenta como la espuma.

A falta de los datos oficiales correspondientes al mes de julio de la agencia, la web CalculatedRisk estima que son ya 840 bancos regionales los que se suman a la lista negra, es decir, su continuidad está en peligro.

De hecho, este recuento extraoficial indica que los bancos en peligro acumulan cerca de 410.300 millones de dólares en activos y pone de manifiesto el desaguisado que se cuece en manos de Sheila Bair, la presidenta de la FDIC. En un informe elaborado por el archiconocido analista de Rochdale Securities, Richard Bove, el experto asegura que la FDIC “nunca ha reconocido sus errores” y señala con el dedo directamente a Bair, de la que afirma que “sabe que algo no funciona pero no es capaz de solucionarlo”.

La figura de Bair, que ocupó su puesto en julio de 2006, siempre ha estado en el disparadero, al ser considerada por sus compañeros como el secretario del Tesoro, Tim Geithner, como una figura política en lugar de una gestora encargada de lidiar con los miles de bancos regionales y locales que se encuentran a su cargo. Incluso el libro “Too Big to Fail”, del periodista del New York Times, Andrew Ross Sorkin, pone de manifiesto los encontronazos entre el por entonces capitán del Tesoro de EEUU, Henry Paulson y la presidenta de la FDIC.

118 bancos rescatados

Hasta la fecha, y en lo que llevamos de año, la FDIC ya ha rescatado a un total de 118 bancos. Sólo el pasado viernes, un total de ocho entidades tuvieron que ser intervenidas por los reguladores federales, una cifra que se ha convertido en toda una mofa, ya que muchos apuntan que la agencia ha intervenido, de media, ocho bancos a la semana.

El problema en todo este asunto es que a este ritmo, la propia FDIC también se está quedando sin recursos. Sólo el último rescate semanal le costó a la agencia un total de 473,5 millones de dólares y hay que recordar que cerró el último trimestre de 2009 en números rojos, con casi 20.900 millones de dólares en negativo.

Exigencias a los bancos

Para corregir esta situación, Blair decidió exigir a los bancos bajo el dominio de la FDIC adelantar las tarifas que estos pagan por estar asegurados por el gobierno, es decir, consiguió recaudar alrededor de 45.000 millones de dólares. El caso es que dicha cantidad debe costear los rescates durante los próximo 36 meses, además de tapar el agujero de la agencia.

Con este ritmo de ocho intervenciones semanales y un largo camino por delante, muchos creen que Bair tendrá que hacer encaje de bolillos. Por supuesto, en lo que a los bancos con problemas se refiere, el número no hará más que aumentar. Uno de cada diez estadounidenses no puede costear su hipoteca, según la Asociación de Banqueros Hipotecarios, es decir, los embargos seguirán creciendo y los bancos seguirán heredando un buen número de casas imposibles de vender.

(Con información de El Economista, de España)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también