Imprimir
Inicio » Noticias  »

Derrame de petróleo es ya el mayor desastre ecológico en EE.UU.

| 4

Peligran aves en el Golfo de México por derrame de PetróleoEl derrame de petróleo en el Golfo de México que afecta a las costas de Estados Unidos es catalogado ya como el mayor desastre ecológico que ha sufrido ese país.

La tragedia ocasionada tras el hundimiento de una plataforma de hidrocarburos propiedad de la British Petroleum (BP) en abril, ha provocado la muerte de cientos de aves, la mayoría pelícanos pardos y alcatraces atlánticos.

Autoridades de protección de la naturaleza advirtieron que hasta el momento han aparecido 316 ejemplares de animales sin vida en los estados de Luisiana -el territorio más afectado-, Alabama y Florida.

Los dos primeros, junto a Mississippi, fueron declarados como zonas de desastre pesquero por el gobierno de Barack Obama. Sólo en Luisiana la industria del marisco mueve dos mil 400 millones de dólares anuales y aporta el 40 por ciento del total de la demanda nacional.

El secretario de Comercio, Gary Locke, expresó en un comunicado que luego del desastre ecológico, la administración federal “movilizará todos los fondos necesarios para asistir a los pescadores y a las comunidades que lo necesiten”.

Obama visitará el viernes Luisiana para evaluar el impacto del daño causado por el hundimiento de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, divulgó la víspera la Casa Blanca.

De hecho, esta será la segunda visita del jefe de Estado desde que el 20 de abril se inició el vertido del crudo y comezó a extenderse la marea negra.

Según sectores opositores y ecologistas la respuesta de Washington ante el accidente no es la esperada e incluso -alegan- el Ejército no apoya las acciones de los estados involucrados.

Por otra parte, la BP pronostica un nuevo intento por taponar el incontrolable brote de petróleo con la inyección de barro, probabilidad que tiene de 60 a 70 por ciento de éxito, de acuerdo con las apreciaciones de Tony Hayward, director general de la petrolera.

Obama hablará a la Prensa

El presidente estadounidense, Barack Obama, ofrecerá hoy, jueves 27 de mayo, una conferencia de prensa en la Casa Blanca sobre la situación de la marea negra en el Golfo de México.

El encuentro de Obama con los reporteros se informó la víspera por voceros de su gabinete y se produce previo a la anunciada visita del jefe de Estado a la región sureña del país, la más impactada por el desastre ambiental causado por el derrame de crudo.

Según el comunicado divulgado por la mansión ejecutiva, esta constituye la primera conferencia de prensa de Obama desde febrero y tendrá en consideración los elevados niveles de críticas de la ciudadanía por la tragedia que desató el hundimiento de una plataforma de la British Petrolium (BP), en abril.

Mientras, la BP inició ayer una ambiciosa y peligrosa operación bautizada como “top hill” (máximo cierre), con la que intentará sellar mediante la inyección de flujo pesado el pozo submarino que libera miles de barriles de petróleo diarios en aguas del golfo.

Tras varias tentativas infructuosas por detener el brote que ya se extiende por cinco semanas, el gobernante expresó sus dudas sobre el posible éxito de la operación.

Mediante el procedimiento se bombearán miles de kilos de fluidos pesados, lodo y cemento por debajo del caño de 50 centímetros de diámetro que expulsa unos cinco mil barriles del hidrocarburo cada día, de acuerdo con cálculos conservadores.

La compañía BP considera a esa la última posible solución, después de dos pruebas abortadas por taponar el derramamiento de petróleo, el peor en la historia norteamericana.

En el primer intento, cuatro vehículos robotizados submarinos no lograron activar una válvula de sellado automático que no funcionó cuando la plataforma Deepwater Horizon explotó el 20 de abril, para luego consumirse y hundirse en alta mar.

Posteriormente, la empresa fracasó al tratar de frenar el vertimiento mediante la colocación sobre el pozo de una campana de más de 70 toneladas desde donde se bombearía el crudo contenido hacia un supertanquero en la superficie.

Se estima que BP ha gastado más de 760 millones de dólares en el propósito por detener la marea negra, que ya tocó cayos de Florida.

Entretanto, directivos del gigante petrolero aceptaron pagar una indemnización de 75 millones de dólares por la catástrofe originada por la explosión, la cual provocó, además, la muerte de 11 personas.

En un informe a los legisladores, BP admitió que es posible que haya cometido una “equivocación fundamental” en su trabajo en la plataforma Deepwater Horizon en las horas previas al trágico accidente.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Sandry dijo:

    Esto si que ha sido un desastre muy lamentable para el hombre, porque seguir contaminando el medio ambiente solo nos llevará a más y más destrucción.

  • Guillermo Moran Loyola dijo:

    Los hombres de buena voluntades, deben hacer ahora algo bueno por ese pueblo que ha perdido alimentos, y ya no puede vivir de la pesca, y evitar otros males como este. Hace falta unir voluntades, y poner todos los esfuerzos en decontaminar el derrame que se hizo en esa bahía. Por que sino la contaminación aumenta, y el equilibrio se necesita para todos, y en todos.

  • laura nicolo vida bohorquez dijo:

    gracias por la información me sirvió mucho para el trabajo y mi tarea que tenia que hacer gracias

  • laura nicolo vida bohorquez dijo:

    y eso es un desastre espantoso es la verdad

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también