Imprimir
Inicio » Noticias  »

Conmemoran en Puerto Rico la muerte de Carlos Muñiz Varela

| 2
Carlos Muñiz Varela y su hijo Carlitos. (Foto: Juventud Rebelde)

Carlos Muñiz Varela y su hijo Carlitos. (Foto: Juventud Rebelde)

Familiares, amigos y compañeros conmemoraron hoy el trigésimo primer aniversario de la muerte del joven cubano Carlos Muñiz Varela, asesinado el 28 de abril de 1979 cuando promovía viajes que permitían el reencuentro de exiliados con sus parientes en Cuba.

Bajo el fuerte sol del mediodía, una comitiva de casi 20 personas caminó hacia la tumba del fenecido empresario tras una gran corona con claveles blancos y rojos y margaritas azules.

Una vez frente al nicho que custodia los restos de Muñiz Varela, los presentes reclamaron el esclarecimiento de su asesinato y entonaron la Borinqueña revolucionaria y el himno de Cuba.

“Vamos a seguir insistiendo como un asunto ético de nosotros de recordarle a las autoridades que tienen que cumplir su deber ministerial de hacer justicia”, expresó el joven arquitecto Carlos Muñiz Pérez, hijo de Muñiz Varela y portavoz del Comité de Amigos y Familiares de Carlos Muñiz Varela.

El grupo ya ha realizado varias gestiones para impulsar el esclarecimiento del caso y la divulgación de la información que las autoridades poseen sobre el asesinato.

Entre esos esfuerzos se encuentran una serie de cartas, la más reciente enviada al secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, donde le solicitan que ordene al Negociado Federal de Investigaciones (FBI) que le entregue a Justicia local la evidencia que tienen sobre la muerte del ex agente de viajes.

“Mi padre fue víctima de una conspiración organizada y financiada por miembros de la extrema derecha cubana en Puerto Rico, apoyados por un grupo similar en Estados Unidos. La conspiración también fue apoyada por grupos que se habían introducido en el Gobierno y el Departamento de la Policía de Puerto Rico”, expresó Muñiz Pérez en la carta que envió a Holder con fecha del pasado 19 de abril

En el Cementerio de la Capital, en Río Piedras, Yamaira Muñiz Pérez, hija del comerciante, e Idania Varela, su madre, también pidieron justicia.

“Esa fue una muerte sin necesidad, de mi hijo tan bueno. Es imposible que esto se haya quedado así por tanto tiempo. Yo no me explico, es inconcebible”, dijo Varela antes de visitar la tumba de su hijo, donde ondea suavemente una pequeña bandera de Puerto Rico.

“Me hace una falta como el primer día”, agregó con emoción la mujer de 81 años.

(Con información de El Nuevo Día)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rhonda Andrews dijo:

    ¡Vivo Cuba y venceremos! El mundo necesita la verdad no solamente la opinion de un pais.
    Creo que no es una democracia cuando un país dicta el resto del mundo quien que comercia libremente con Cuba.¡Levantar el bloqueo ahora EE.UU!
    También, ¿Cómo es posible,si EE.UU es una democracia, por ellos a encarcelar los 5 héroes cubanos? Los Cincos quieren la paz y cuidar por la humanidad pero parece que EE.UU solamente le gusta la guerra y dominación de otras…y ¿¿Guantánamo??

  • Marcos Jesus Concepcion Albala dijo:

    Crónica: CRIMEN CON LETRAS MAYUSCULAS…

    XMarcos Jesús Concepción Albala.

    CRONICA… ARGOS: OCTUBRE 21 DE 2010…

    Conocí a Carlos Muñiz Varela a su llegada a La Habana… junto con sus inseparables Compañeros… Raúl Alzaga, Fraga y Negrin (EPD-asesinado en Jew Jersey-EEUU)… También lo despedí por última vez…

    A Carlitos lo recibí en su tierra de nacimiento y desgraciadamente lo despedí por última vez en el piso 17 del Hotel Carpri, el 19 de Abril de 1979… Recuerdo muy bien la fecha, porque mi entonces señora esposa estaba en estado de nuestro Hijo Marquitos, que nació el 28 de Septiembre del mismo año…

    No vi más de Carlos Muñiz Varela… Supe de el por las desagradables noticias que me llegaban desde Puerto Rico, que elementos contrarrevolucionarios cubanos, unos radicados en Puerto rico y otros enviados desde Miami, habían terminado con su vida cuando se dirigía a su casa en su auto, en Guanina Bo, en un terrible atentado que le costó la vida, en pleno mediodía delante de los ojos de los transeúntes…

    La contrarrevolución cubana… los terroristas cubanos que se pasean con la anuencia del Gobierno norteamericano por las calles de Miami, terminaron con la vida de un joven inocente con tan poca información sobre el proceso Revolucionario cubano… Murió con preguntas sin respuesta… Con grandes inquietudes… porque conocer el proceso revolucionario cubano, imposible conocerlo con pocas visitas… Y en el caso de Carlitos, y su grupo inseparable de compañeros, de solo de dos cosas estaban seguro, una que descubrieron sus raíces intactas, y la seguridad y confianza en el proceso revolucionario cubano… Testigo soy de tantas horas que compartimos juntos en la sala de mi apartamento del Vedado, donde intercambiamos nuestra experiencias… nuestras tertulias eran hasta altas horas de la noche…

    Carlitos padecía de una enfermedad estomacal… si mal no recuerdo, era de una hernia discal desarrollada y que no cuidaba, le fascinaba la cubana, los frijoles negros, la yuca con mojo, el arroz blanco con platanitos maduros fritos, pero no era de comer grandes cantidades…. Un día almorzando en mi casa, y coincidiendo con una visita de mama que también nos visitaba en esa ocasión, me confeso lo de su enfermedad… Ese almuerzo fue finales del 1978… De ese almuerzo, tengo constancias…

    Decía al principio de esta crónica, que mi hermano Carlitos se fue de este mundo con preguntas sin que se le respondiera… Aquella tarde en el piso 17 del Hotel Capri, del Vedado, pidió permiso a los presentes, y me halo por un brazo, nos sentamos en una esquina, y me pregunto… ¿Marcos, tu eres Capitán de la Seguridad del Estado?… Mi respuesta fue muy simple… ‘Carlitos, si yo lo fuera, no te lo iba a decir, pero soy más que eso, soy un soldado al servicio de la Revolución cubana… Mi miro a mis ojos por unos segundos, y oí del sus últimas palabras…. ‘entiendo, por eso confío en el proceso revolucionario cubano y en sus líderes’…

    Hoy si siempre recordare su físico y sus expresiones… bajo de estatura, de pocas palabras, delgado, un poco encorvado, cuidadoso al hablar, inteligente, respiraba tranquilidad, respetuoso, lleno de inquietudes, y con muchos deseos de seguir investigando como había sido posible que en Cuba, a 90 millas de EEUU, se haya producido una Revolución tan profunda como la cubana… y que se lamentaba no haber iniciado su participación mucho antes… eso, casi seguro estoy, quizás fue lo que más le dolió cuando murió asesinado en Puerto Rico… por eso confieso que se fue sin cumplir su sueño planificado… Su sueño… no tuvo la oportunidad de vestirse de verde olivo y participar en una manifestación en la Plaza de la Revolución…. Él también me lo confeso…

    Nota: Reproduzco artículo de Rebelión publicada Septiembre 16 de 2010…

    Puerto Rico: Nuevo fiscal en el caso del asesinato de Carlos Muñiz Varela

    xJean-Guy Allard
    Rebelión

    A penas cuatro días después del fallecimiento de Juan Mari Bras, líder independentista que fue objeto durante años de ataques de la mafia terrorista cubanoamericana, las autoridades judiciales puertorriqueñas anuncian el nombramiento de un nuevo fiscal en la investigación sobre el asesinato de Carlos Muñiz Varela, ocurrido hace 31 años,

    La noticia ha sido publicada este martes, 14 de septiembre, por el Secretario de Justicia de Puerto Rico, Guillermo Somoza Colombani. El funcionario designado, cuyo nombre no fue divulgado, se encargará de continuar la investigación del crimen “cuya autoría se le atribuye a miembros de la extrema derecha del exilio cubano”, precisa el diario Primera Hora, de San Juan.

    Poco antes de abandonar su puesto, el ex gobernador de la isla caribeña, Aníbal Acevedo Vilá, pidió por carta a Barack Obama, entonces presidente electo de Estados Unidos, que ordenara al FBI de San Juan que colabore, por fin, con la investigación de los asesinatos del cubano Muñiz Varela, ocurrido en 1979, y del boricua Mari Pesquera, en 1976.

    En este mismo periodo, el ex secretario de Justicia, Roberto Sánchez Ramos, reveló que el propio jefe del FBI en Puerto Rico, Luis Fraticelli, le confesó que existían evidencias que esclarecen el caso.

    Esas pruebas siempre se mantuvieron secretas.

    “NO PODRAN IMPEDIR LA PRIMAVERA”

    Muñiz Varela acababa de organizar, al crear la agencia Viajes Varadero, viajes de cubanos exilados a Cuba. cuando fue asesinado con 25 años de edad, el 28 de abril de 1979.

    Su hermano de lucha y sucesor en la agencia, Raúl Alzaga, señaló, en entrevista desde Puerto Rico, cómo durante los últimos años “un pequeño grupo de investigadores puertorriqueños y no puertorriqueños han empezado a investigar, estudiar y escribir sobre la década del 70, muy similar en su intensidad a la década del 30 y 40, en la lucha por la independencia de Puerto Rico”.

    “El papel negativo y retardatario de las fuerzas exiliadas cubanas en Puerto Rico ha sido un elemento a estudiar en los últimos años. Ellos -acompañados de la mano por las agencias de inteligencia norteamericana, en particular de la inteligencia naval y la CIA, con el beneplácito del FBI- se beneficiario de un manto de impunidad y tolerancia durante décadas”, afirmó.

    Alzaga precisa cómo el Comité de Amigos y Familiares de Carlos Muñiz Varela como parte de la Comisión por la Verdad y la Justicia, se ha concentrado en contribuir a esclarecer o al menos a aproximarse a los hechos que provocaron varios asesinatos políticos en la década del 70, al emplazar continuamente al Estado a que se investigue a crímenes tales como el asesinato de Santiago “Chagui” Mari Pesquera y Carlos Muñiz Varela, entre otros.

    “La Verdad al final se abrirá paso y como se dice, citando a Pablo Neruda, en una tarja de la biblioteca Carlos Muñiz Varela de la Cooperativa de Vivienda donde él vivió: Podrán cortar todas las flores pero no podrán impedir la primavera”.

    Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también