Imprimir
Inicio » Noticias  »

Polacos recordaron a víctimas de tragedia

En este artículo: Accidente, Obituario, Polonia
| +
Pabellón del Presidente de la República de Polonia

Pabellón del Presidente de la República de Polonia

Decenas de miles de ciudadanos concentrados en la plaza de Pildsudski de Varsovia guardaron hoy dos minutos de silencio al inicio del funeral colectivo para las 96 víctimas del accidente del avión presidencial en el aeropuerto ruso de Smolensk hace una semana.

Los retratos de todas víctimas de la tragedia, entre ellos los del presidente de Polonia, Lech Kaczynski, y su esposa Maria, y una enorme cruz blanca sobre una pared negra presiden un gigantesco escenario, a cuyos pies se han colocado 96 sillas blancas vacías en memoria de los fallecidos.

Los dos minutos de silencio se vieron interrumpidos únicamente por el repicar de todas las campanas de la ciudad y el sonido de las sirenas antiaéreas, así como los de los vehículos de policía, bomberos y ambulancias.

La ceremonia fúnebre se inició con la lectura de la lista, por orden alfabético, de los pasajeros del vuelo presidencial, entre los que figuraban varios altos cargos institucionales y personalidades políticas, sociales, culturales y deportivas del país.

En primera fila entre los presentes se encontraban Jaroslaw Kaczynski, hermano del presidente fallecido, y Marta, hija única del matrimonio presidencial, así como el presidente en funciones de Polonia, Bronislaw Komorowski, y el primer ministro, Donald Tusk.

“Todos sentimos dolor, todos sentimos lo mismo hoy”, dijo Komorowski, quien recordó en su intervención a Jadwiga Kaczynska, madre de los gemelos Kaczynski, quien se encuentra internada en un hospital y desconoce aún la muerte de su hijo Lech.

También se refirió al dolor de Marta y de Jaroslaw Kaczynski “que ha perdido a su mejor amigo”.

El presidente de Polonia en funciones subrayó que “no estamos solos”, “estamos unidos como una gran familia” y agradeció las muestras internacionales de solidaridad, pero especialmente por parte de Rusia y su pueblo, que se ha volcado “espontáneamente” tras la tragedia.

Por su parte, Dolnald Tusk comentó que “atravesamos una difícil prueba como personas y como pueblo” y dijo que nadie puede recordar una tragedia de tales dimensiones en la que perdieron la vida tantas personalidades al mismo tiempo.

El primer ministro señaló que “nuestros corazones todavía no han asumido la tragedia” y destacó que ésta es “la mas grave sufrida por la Polonia desde la II Guerra Mundial”.

Al término de la intervención de Tusk, unidades vestidas de gala de los tres ejércitos dispararon tres salvas de honor y una orquesta militar entonó la marcha fúnebre del compositor de origen polaco Frederyk Chopin, la sonata en si bemol menor opus 35, para dar paso seguidamente al oficio religioso.

Los ciudadanos, muchos con sus uniformes de minero o trabajadores del puerto de Gdansk, acudieron con numerosas banderas polacas con crespones negros, pero también del sindicato Solidaridad, al que perteneció el fallecido presidente en los años de la revolución contra el comunismo.

Desde primeras horas de la mañana acudieron a la capital polaca en trenes y autobuses especiales miles de ciudadanos procedentes de otros lugares de Polonia, en cuya capital se ha decretado hoy la ley seca y no se permite la venta de alcohol.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también