Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Cuba abre Casa de ALBA para promover a intelectuales latinoamericanos

En este artículo: ALBA, Cuba, Cultura, Venezuela
| +

Cuba, inauguración de la Casa del ALBA (12 de diciembre de 2009)

Cuba comenzó a operar la primera Casa del ALBA, una red de instituciones culturales en el continente con la que busca promover y legitimar a los intelectuales de la región sin que tengan que pasar por capitales de países ricos.

“Está pensado que haya alguna de estas instituciones en cada uno de los países del ALBA (Acuerdo Bolivariano de las Américas) y aún en otros de la región no miembros”, dijo el viceministro de cultura Fernando Rojas.

El pacto, encabezado por Venezuela y Cuba desde 2004 y del que forman parte nueve naciones del área, incluidas Bolivia y Ecuador, busca generar una integración “horizontal”, o entre naciones llamadas subdesarrolladas, como una contraposición a los Tratados de Libre Comercio fomentados por Estados Unidos.

La idea es acompañar los procesos económicos (las naciones miembros ya tienen una moneda virtual común para intercambios de bienes y servicios) con el desarrollo de artistas jóvenes, movimientos autóctonos y expresiones creativas propias de América Latina.

Será “una alternativa a la industria hegemónica”, comentó Rojas.

La Casa ALBA de Cuba se creó con recursos de esta nación y de países miembros del pacto, pues está adscripta al proyecto ALBA Cultural, que contempla un amplio financiamiento para productos artísticos.

Concursos y premios para expresiones de jóvenes menores de 40 años (como en literatura) que contemplan la entrega de dinero y la publicaciones y difusión de su obra, o galardones por “la obra de toda la vida” con los cuales se apoyan a intelectuales de larga data, son algunas de las convocatorias ya lanzadas, indicó uno de los responsables por la parte cubana del proyecto ALBA Cultural, Ismael González.

También se contemplan becas para la creación literaria o financiamiento del movimiento de investigadores entre las naciones latinoamericanas así como la formación de promotores culturales de varias naciones, agregó González.

Tanto Rojas como González rechazaron que el proyecto pierda su aliento con los vaivenes políticos de la región y el ascenso al poder de administraciones que no estén ligadas a la centro izquierda o a la izquierda, en especial porque ya comenzaron a tejer contactos con movimientos sociales, indigenistas o comunitarias, así como con gobierno locales.

(Con información de AP)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también