Imprimir
Inicio » Noticias  »

Los tiranosaurios llegaron hasta Australia

En este artículo: Australia, Historia, Paleontología
| 1

Australia, hueso de tiranosaurioLos restos, de un animal mucho más pequeño que el célebre depredador, permiten conocer más sobre la evolución de este tipo de dinosaurio.

El descubrimiento, del que se informa en la edición del viernes de la revista Science, estuvo a cargo de un equipo de la Universidad de Cambridge encabezado por Roger B. J. Benson.

“El nuevo descubrimiento nos dice que hace 110 millones de años, en la mitad de su historia, los tiranosaurios estaban en todas partes. Ahora, la pregunta es, ¿por qué alcanzaron el tamaño gigantesco como la cumbre de los depredadores en el norte, pero disminuyeron de tamaño en el sur?”, dijo Benson en una entrevista por correo electrónico.

Los dinosaurios dominaron la tierra durante 170 millones de años, ocupando el sitio ecológico que hoy ocupan los mamíferos, dijo Benson. Al aprender cómo cambian y se diversifican las especies y por qué hubo extinciones en masa en el pasado, podemos comprender las amenazas modernas, añadió.

Además, aprender sobre criaturas antiguas ayuda a comprender la evolución de los animales modernos.

“Por ejemplo, en la historia reciente los paleontólogos descubrieron que los dinosaurios dieron lugar a las aves”, dijo Benson. “Anteriormente, las aves eran un misterio. Tienen muchos rasgos propios, como plumas, sangre caliente, huesos llenos de aire, pero no existía consenso sobre su origen. Ahora que lo conocemos, podemos determinar cómo evolucionaron”.

“Los tiranosaurios están relativamente cerca de las aves, de manera que al conocerlos tenemos una pieza del rompecabezas”, agregó.

El hueso fue hallado por Tom Rich, del Museo Victoria de Melbourne, Australia, y coautor del informe. Lo hallaron en una zona del sureste de Australia donde se suelen encontrar fósiles.

Aunque hallaron un solo hueso, “éste demuestra que hace 110 millones de años los tiranosaurios pequeños como el nuestro podrían encontrarse en todo el mundo”, dijo Benson.

“Esto tiene gran importancia para nuestro conocimiento de la evolución de este grupo de dinosaurios. Se puede identificar el hueso indudablemente como de un tiranosaurio porque estos dinosaurios tienen huesos muy particulares en la cadera”, añadió.

Benson dijo que el hueso pertenecería a un animal de entre 2,75 y 3,03 metros de altura y unos 80 kilos. El tiranosaurio, que vivió unos 40 millones de años más tarde, tenía unos 13 metros de altura y pesaba cuatro toneladas.

El nuevo dinosaurio ha recibido la designación NMV P186069.

(Con información de AP)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dardo Ribas dijo:

    NO ES DIFÍCIL ENTENDER EL POR QUÉ
    ESTUVIERON TAMBIÉN EN AUSTRALIA

    Hasta hace doscientos millones de años, aproximadamente, lo que hoy es Australia estaba unida a África y América en un solo continente que se conoce con el nombre de “Pangea”. A partir de esa colosal distancia en el tiempo, los científicos estiman que el movimiento de las placas tectónicas produjo una fragmentación y deriva de estos bloques continentales. Fue un largo proceso que por su casi eternidad en años -para nuestra pequeña existencia-, cuesta concebir.

    Esta fragmentación habría comenzado al final del llamado período Triásico y comienzos del Jurásico. Los dinosaurios vivieron desde mediados del Triásico hasta el final del Cretácico.

    Quiere decir que la división de Pangea los habría sorprendido durante su existencia y desarrollo. De esa forma muchos de estos titánicos animales quedaron y proliferaron en las divisiones que dieron lugar a lo que conocemos por Australia y África.

    Esa es la causa por la que la fauna y flora, incluso en la actualidad, guarda marcadas similitudes en el sur de América y en África. Estaban unidas y constituían, en el hemisferio sur, una parecida unidad biológica en todos los aspectos.

    No obstante -lo digo despojado de “argentinismo” (jajajaja)- se ha demostrado que los más gigantescos dinosaurios vivieron en lo que hoy es Argentina.

    Yo he visto la reconstrucción de esqueletos de dinosaurios encontrados en nuestra provincia de Neuquén y pude escuchar las disertaciones de científicos (paleontólogos) que demostraron lo que se creía tan sólo una teoría.

    El famoso “Argentinosaurius” es el mayor de estos bicharracos en todo el mundo. Pesaba alrededor de ¡100 toneladas!… y hasta ¡40 metros de longitud! Era herbívoro y se calcula que debería ingerir cantidades industriales (toneladas) de hojas de la foresta para poder mantener y evolucionar semejante estructura.

    Hubo otro -observé la reconstrucción en una exposición que los paleontólogos de Neuquén trajeron a Mar del Plata-, cuyo nombre no recuerdo. Era similar al célebre Tiranosaurius Rex que habitaba en el Norte de América. Lo que hoy es Yanquilandia.

    El que me refiero superaba al Rex en la temible cabezota y en el cuerpo. Una verdadera bestia carnívora. El más grande conocido en la especie. Más chico en volumen que el Argentinosaurius, pero carnívoro. Los dientes son realmente impresionantes. Uno no puede imaginar lo que sería una cacería de semejante monstruo. ¡Pobre de los animales que no pudieran escapar a esa máquina de triturar carne!

    El famoso paleontólogo yanqui Paul Sereno, viajó especialmente para ver el descubrimiento y tuvo que reconocer que el “argentino” era superior en todo sentido al homólogo que habitó la prehistórica Yanquilandia. Esto ocurrió hace pocos años.

    Se dedujo, como consecuencia, que tanto herbívoros como carnívoros tuvieron sus mayores exponentes en el territorio de lo que hoy es Argentina y, obviamente, parte de África y Australia porque estaban unidas. Seguramente, y como nada lo impedía, transitaron de Norte a Sur y viceversa por toda la antigua Pangea.

    A lo largo de la historia del planeta, millones de años después que estos bichos se extinguieran y como ya se sabe a causa de la caída del meteorito en Yucatán, hubo sólo dos animales que los superaron en sus condiciones de salvajismo.

    A saber, dos variantes y que son los dictadores argentinos en el siglo pasado y luego Menem (los primeros en su vocación homicida y el petiso en su vocación de corrupto).

    En el Norte, desde Nixon a Bush… bestias como ésas harían palidecer de envidia a aquellas casi inocentes criaturitas de Dios de las que nos hable hoy Cubadebate.

    Hasta la próxima.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también