Imprimir
Inicio » Noticias  »

La Constituyente es la única salida a crisis en Honduras, afirma Resistencia

En este artículo: Golpe de Estado, Honduras
| 1
Una mujer viste una pañoleta con una imagen del presidente constitucional Manuel Zelaya, el sábado 31 de octubre de 2009, en Tegucigalpa (Honduras). El Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado en el país mantendrá su boicot contra las elecciones del 29 de noviembre próximo, incluida la retirada de propaganda, hasta que se produzca la restitución de Zelaya anunció este sábado uno de sus coordinadores.  Foto: EFE/Efraín Salgado

Una mujer viste una pañoleta con una imagen del presidente constitucional Manuel Zelaya, el sábado 31 de octubre de 2009, en Tegucigalpa (Honduras). El Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado en el país mantendrá su boicot contra las elecciones del 29 de noviembre próximo, incluida la retirada de propaganda, hasta que se produzca la restitución de Zelaya anunció este sábado uno de sus coordinadores. Foto: EFE/Efraín Salgado

La instalación de una Asamblea Constituyente con participación de las organizaciones sociales es la única salida a la crisis en Honduras según el Frente Nacional de Resistencia Popular, que aglutina a seguidores del presidente Manuel Zelaya.

José Luis Baquedano, dirigente sindical y del Frente, dijo a dpa en Montevideo que “una Asamblea Constituyente debe garantizar además todos los derechos ya que la Constitución actual, que rige desde 1982, responde a intereses de empresarios y militares”.

Esa nueva Constitución deberá incluir “reformas profundas” como el derecho a la tierra, a las reservas naturales y a los servicios públicos, además de los derechos sindicales, de las mujeres, de los estudiantes y otros sectores populares”.

Baquedano estuvo esta semana en Uruguay para participar de la “IX Cumbre Sindical del Cono Sur” que sesionó lunes y martes con la consigna de “fortalecer la integración con distribución de la riqueza por más derechos y más empleos”.

El Frente de la Resistencia “no va a participar de un diálogo, no va a reconocer las elecciones y por lo tanto, tampoco al gobierno” (de Porfirio Lobo), que pasará a dominar ampliamente el congreso y todos las estructuras de poder en Honduras, señaló Baquedano.

La formación de una Asamblea Constituyente “no tiene plazos” porque la idea del Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras es “aglutinar fuerzas y convertirse en un movimiento político hacia las elecciones nacionales del
2013”.

El dirigente hondureño admitió que el desafío “no es fácil”, pero “se presionará para avanzar en ese camino ya que es la única salida viable” a la crisis, subrayó.

En cuanto a la posición de la comunidad internacional, Baquedano denunció que “Estados Unidos presiona a los demás países para que reconozcan al nuevo gobierno”, pero hasta ahora solamente lo han hecho Panamá, Costa Rica, Colombia, Perú y Canadá en la región, recordó.

“Esperamos que el resto de los países del mundo se mantenga en su negativa para aumentar la presión contra este gobierno ilegítimo que ha convertido la crisis de Honduras en una crisis política, social, económica y moral”, recalcó Baquedano.

Los seguidores de Manuel Zelaya mantuvieron protestas desde el 29 de junio, un día después que el presidente constitucional fue arrestado por militares y expulsado a Costa Rica, desde donde viajó clandestinamente a Tegucigalpa para refugiarse en la embajada de Brasil, donde permanece desde el 21 de septiembre.

Los presidentes del Mercosur, que integran Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela expresaron por unanimidad este martes, también en Montevideo, “el total y pleno desconocimiento” de las elecciones realizadas el 29 de noviembre en Honduras ya que “fueron promovidas por un gobierno de facto” y “desarrollados en ambiente de inconstitucionalidad, ilegitimidad e ilegalidad, constituyendo un duro golpe a los valores democráticos de América Latina y el Caribe”.

Los presidentes reiteraron su más “enérgica condena” al golpe de Estado y consideraron “inaceptables las graves violaciones de los derechos humanos y libertades fundamentales del pueblo”, según una declaración emitida al final de la XXXVIII Cumbre de Presidentes del bloque regional.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, que asumió la presidencia pro témpore, dijo que las medidas que pueden tomar los integrantes del Mercosur contra Honduras seguramente van a tener que ver con “cuestiones económicas”.

Estimó que “quien debería tomar medidas sería la OEA” (Organización de Estados Americanos) por considerarla el organismo pertinente en términos de derecho internacional.

El Secretario General de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, incluyó el viernes al presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, como uno de los elementos clave en la resolución de la crisis del país centroamericano.

Insulza lamó a la comunidad internacional a no perder la “unidad” pese a las fuertes divergencias ante el reconocimiento o no del gobierno que deberá asumir en enero próximo en Tegucigalpa.

(Con información de DPA)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • anibal dijo:

    La OEA es un instrumento de los yankis.Pedile a esta desprestigiada organizacion una actitud energica,es como pedirle a los yankis que dejen de ser imperialistas.Solo el pueblo de Honduras,junto a los paises de ALBA,pueden y deben derrotar al gorilismo disfrazado de democratico.Hoy sabemos que en el proceso electoral fraudulento no participaron la mayoria de los ciudadanos de ese pais,por lo que es un gobierno ilegitimo,que no se le debe obediencia.La lucha es larga pero la victoria es cierta

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también