Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Hija del Che asiste a constitución de Contingente médico

| +
Aleida Guevara, hija del Che

Aleida Guevara, hija del Che

El Contingente de Internos de Medicina Mario Muñoz Monroy, de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, fue abanderado hoy en el Centro de Estudios Che Guevara, en La Habana.

Integrado por 333 jóvenes cubanos que cursan el último año de la carrera, ese grupo tiene como misión fundamental lograr la satisfacción plena de las necesidades de prevención y atención de salud de la población de la Isla y de otros pueblos del mundo.

Esa fuerza representa la continuidad histórica de la idea del líder de la Revolución Cubana Fidel Castro, que tuvo su germen en 1992, cuando partió hacia Nicaragua la primera brigada de alumnos de sexto año para dar respuesta a las necesidades de ese país, luego del éxodo de profesionales del sector.

En la ceremonia, en homenaje a los Comandantes Camilo Cienfuegos y Ernesto Che Guevara, la doctora Aleida Guevara (hija del Che) comentó sobre los recuerdos de su preparación en Cuba como médico y sus experiencias en Nicaragua, donde cumplió misión internacionalista.

Los médicos tienen que cumplir un deber sagrado, si escogieron su carrera es para servir al pueblo, médico es el que piensa en el ser humano, esforzándose todos los días por ser el mejor galeno del universo, no para tener más dinero, sino para ser más útil a la sociedad, enfatizó.

Eso es lo que tiene que quedar siempre en cada uno de nosotros -sentenció-; el día en que no tengamos sensibilidad para enfrentar el dolor de otra persona, no podemos ser médicos.

En el caso nuestro, debemos preservar la vida del paciente con una medicina preventiva, explicó a los abanderados, a quienes dijo:  ustedes tendrán una experiencia extraordinaria en Cuba y otros pueblos del mundo .

Recordó que el Che decía que el único dueño de nuestras vidas y al único que le teníamos que rendir pleitesía es al pueblo.

La doctora Guevara resaltó además que el Guerrillero Heroico enfatizaba que hacía falta médicos revolucionarios, pero antes hacía falta Revolución.

Nosotros -remarcó- tenemos la Revolución, por tanto podemos ser buenos médicos, buenos profesionales y sobre todo médicos revolucionarios, llevando el ejemplo, el amor y la ternura de este pueblo a todas partes del mundo.

(Con información de la AIN)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también