Imprimir
Inicio » Noticias  »

Nixon conspiró con dictador brasileño para derribar a Allende, confirman documentos desclasificados

| 3

Con información de AFP

El presidente estadounidense Richard Nixon señala a un periodista durante una rueda de prensa en Washington. (Foto: AFP)

El presidente estadounidense Richard Nixon señala a un periodista durante una rueda de prensa en Washington. (Foto: AFP)

Consultar los documentos originales en el Archivo de Seguridad Nacional, de la Universidad George Washington

El presidente estadounidense Richard Nixon y el dictador brasileño Emilio Garrastazu Médici discutieron en diciembre de 1971 cómo cooperar para derribar al mandatario chileno Salvador Allende, según papeles oficiales de la Casa Blanca desclasificados y publicados este lunes.

Nixon le preguntó a Garrastazu Médici, en un encuentro en la Casa Blanca el 9 de diciembre de 1971, si los militares chilenos eran capaces de derribar a Allende.

Garrastazu Médici le replicó que en su opinión sí lo eran y “dejó claro que Brasil estaba trabajando con ese objetivo”, añadió el memorándum, que fue desclasificado en julio, como obliga una ley de documentos oficiales estadounidense.

Nixon dio su beneplácito a esa presunta desestabilización política brasileña en Chile, donde Allende hacía poco más de un año que había accedido al poder.

El golpe de Estado liderado por el general Augusto Pinochet se produjo casi dos años después, el 11 de septiembre de 1973.

“El presidente (Nixon) dijo que era muy importante que Brasil y Estados Unidos trabajaran estrechamente en ese campo”, añade el memorándum top secret, publicado por la organización no gubernamental National Secret Archives (NSA).

Nixon le pidió a Garrastazu Médici, general presidente de la junta militar brasileña desde 1969, que le dijera en qué podía ayudarlo.

“Si hacía falta dinero u otra ayuda discreta, quizás podríamos ponerla a su disposición”, añadió Nixon, citado en el memorándum.

Estados Unidos y Brasil, dijo Nixon a su invitado brasileño, “deben intentar y prevenir nuevos Allendes y Castros y evitar donde sea posible invertir esas tendencias”.

Brasil, como país sudamericano, “podía hacer muchas cosas que Estados Unidos no podía” en la región, comentó Nixon durante el encuentro.

El golpe pinochetista contra Allende puso fin al primer gobierno de inspiración revolucionaria surgido de las urnas en América Latina, y dio paso a una dictadura que causó oficialmente más de 3 000 víctimas, entre ejecutados y desaparecidos (1973-1990).

Garrastazu Médici le preguntó también al presidente estadounidense si Brasil debía apoyar a los exiliados cubanos en ese país.

“Deberíamos (hacerlo), siempre y cuando no los empujemos a hacer algo que no podamos apoyar, y siempre y cuando nuestra mano no aparezca” detrás, respondió Nixon.

Ambos analizaron también cómo desestabilizar al presidente y general peruano Velasco Alvarado, de corte populista, presuntamente con la publicación de que tenía un hijo ilegítimo.

Nixon valoraba tan estrechamente la relación con la junta militar brasileña que hasta propuso un “canal directo” de comunicación con Garrastazu Médici, fuera de la diplomacia habitual.

El ministro de Relaciones Exteriores brasileño en la época, Gibson Barbosa, fue nombrado como representante especial de Garrastazu Médici, mientras que Nixon le encargó la tarea a su consejero de Seguridad Nacional (luego secretario de Estado) Henry Kissinger.

Esas comunicaciones secretas entre Nixon y el dictador brasileño permanecen clasificadas, según NSA, especializada en buscar y publicar los documentos top secret del gobierno estadounidense durante la Guerra Fría.

“Los archivos sobre Brasil son el eslabón perdido” en la amplia documentación que atestigua la intervención extranjera en el Cono Sur durante aquellos años, explicó Peter Kornbluh, investigador del NSA especializado en Chile y Brasil.

Kornbluh pidió al presidente Luiz Inacio Lula da Silva que desclasifique a su vez la documentación de la época de la dictadura militar en su país.

“La historia completa de la intervención en América del Sur en los años 1970 no puede ser explicada sin acceso a los documentos brasileños”, añadió.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • anibal dijo:

    Sería muy bueno que el presidente LULA de Brasil solicite información de los asesores brasileños en tortura, les aseguro que fueron muchos los militares brasileños que torturaron a chilenos y brasileños. Además siguen apareciendo evidencias de la intervención del imperialismo y sus lacayos en el derrocamiento de nuestro presidente mártir.
    Saquemos lecciones, el imperio sigue metiendo la cola en América, el golpe en Honduras es una lección más de la injerencia yanqui.
    Unámonos, organicémonos como hace 200 años lo hicieron nuestros heroes de entoces

  • ArturoRojas Rubilar dijo:

    Y después de más de 60 años me entero que en un salón con forma de huevo, un elefante horrible y un gorila verde deciden que mi voto no vale, que mis sueños deben esfumarse y que los niños de Gabriela deben llamarse Mañana y no pueden nunca llamarse Hoy.

  • Pedro Crisanto Mongéss dijo:

    Conocí al Comandante Raúl Castro Ruz en un almuerzo de trabajo en el Campamento de Apoyo Logístico Sargento Lores, de la empresa Petroperú Operaciones Selva en el año 1,974, junto con una comitiva de altos oficiales de la Revolución Cubana que fueron invitados a inspeccionar los campos petroleros, con mi tío el Coronel Hugo Maldonado Lértora (Gerente General Petroperú OPS), y altos oficiales generales del Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada del Perú, en aquella ocasión los camaradas cubanos hacían un deslinde por la forma tan pacífica de la revolución peruana, sin tocar los grandes latifundios y propiedades de la Iglesia Católica, pero que sin embargo se llevó a cabo la Reforma Agraria, la Comunidad Industrial, la nacionalización de los recursos naturales que estaban en manos de las grandes corporaciones transnacionales, la alianza estratégica con la Unión Soviética y con la República de Cuba, sin embargo el General Velasco no liquidó a la burguesía de los altos mandos de las fuerzas armadas, que en 1,975 luego de sobrevivir a un atentado que casi lo liquida, es destituido y reemplazado por el General Francisco Morales Bermúdez Cerruti, de ideología derechista y muy ligado al Opus Dei, lo que evitó que se profundizaran las reformas estructurales que la fuerza armada del Perú había iniciado, no logrando liquidar a la oligarquía reaccionaria que pronto retomó el control de los medios de producción y hoy por hoy aliada a las empresas transnacionales, aplican un modelo económico neoliberal basado en la creación de valor a costa de una redistribución regresiva de la renta nacional. Es imperativo investigar las actividades contrarrevolucionarias del Ejército Brasilero, digitado por el imperialismo norteamericano, en los atentados y el posterior derrocamiento del General Velasco, asimismo, el asesinato del General Rafael Hoyos Rubio y su estado mayor, que a decir de unos amigos de la fuerza aérea, la aeronave en que viajaban rumbo al norte del Perú fue derribada por un misil tierra aire, o tal vez por un avión armado con misiles aire aire, por el análisis de los restos del helicóptero MI-8 derribado antecesor del actual MI-17, naves usadas por nuestra fuerza armada y fuerzas policiales, así como los aviones MIG-29, Sukhoi-25, Sukhoi-22, Antonov, MI-25 (tanques voladores), pues desde la Revolución Peruana nuestra Fuerza Armada está equipada con naves de la Federación Rusa, próximamente estarán llegando los Sukhoi-27 y los tanques T-90 en reemplazo de los Sukhoi-22 y los tanques los T-72 que están dándose de baja por obsolescencia.
    El Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada del Perú a diferencia de las dictaduras derechistas de Chile, Argentina y Brasil, que se caracterizaron por el genocidio de los compañeros sindicalistas, de los dirigentes gremiales, barriales progresistas, fue en el caso del Perú un régimen socialista y humanista, antiimperialista y nacionalista, que tubo excelentes relaciones diplomáticas, comerciales, culturales con países como la República Popular China, La Unión Soviética, Cuba y los países del Pacto de Varsovia.
    A mi humilde entender, los malos colaboradores que se enriquecieron saqueando el erario público, y los altos mandos identificados con ideales reaccionarios, procedentes de familias identificadas con la Iglesia Católica que en el Perú es un partido político mas de extrema derecha, y las familias terratenientes y la burguesía minera e industrial exportadora, traicionaron la revolución aliándose con el imperio norteamericano y los grupos empresariales transnacionales que hoy por hoy detentan el control de nuestros recursos naturales, en desmedro de la inmensa mayoría de peruanos que lideran los índices de desnutrición infantil, deserción escolar, mortandad materno infantil y pobreza extrema en el Mundo, cosa que no se ve en las cifras macroeconómicas, pues son un puñado de familias las que detentan el poder económico del Perú contemporáneo, a nivel microeconómico los peruanos de hoy distamos del nivel socioecómico alcanzado en los 7 años del Gobierno del General Juan Velasco Alvarado.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también