Imprimir
Inicio » Noticias  »

Oscar Arias contrae el virus de la influenza A (H1N1)

| 2

Con información de agencias

Oscar Arias, Presidente de Costa RicaSAN JOSÉ.— El presidente de Costa Rica, Óscar Arias Sánchez, se convirtió ayer en la más connotada víctima de la epidemia mundial del virus de la influenza A (H1N1), aunque su estado es satisfactorio y permanece en reposo en su residencia de esta ciudad, confirmó anoche el gobierno.

Arias, quien cumplirá 69 años el mes próximo, se sintió indispuesto y, tras una serie de exámenes, los médicos confirmaron ayer en la tarde que sufre de la nueva cepa del virus, explicó la ministra costarricense de Comunicación y Enlace, Mayi Antillón, en conferencia de prensa.

Arias representa un paciente de alto riesgo, porque padece un cuadro crónico de asma y está siendo tratado con antivirales. El gobernante costarricense es el primer jefe de Estado en el mundo en anunciar públicamente que está contagiado con el virus que produjo la pandemia. El presidente de la Asamblea Legislativa de este país, Francisco Antonio Pacheco, que fue quien reveló la noticia sobre la enfermedad del mandatario, relató que habló con personal cercano a Arias cerca de las 16:00 horas locales y que se le aseguró que su estado es satisfactorio, sin mayores complicaciones, ya que está bajo control médico.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Kelvin dijo:

    Micheletti debe haberle pegado la fiebre porcina a Oscar Arias, porque aparte de gorila es un puerco.

  • Luis dijo:

    Totalmente de acuero con el camarada kevin jajaja el gorileti animaleti le pegó la gripeti al payaso ariseti

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también