Fotorreportajes, Sociedad  »

| 2
1 Calle Mantas frente a la Plaza de Armas. Foto: Alex Castro 9 Estatua de Pachacutec en la Plaza de Armas. Foto: Alex Castro 8 Vista nocturna de la Catedral. Foto: Alex Castro.

Entonces el primero de los Incas, dijo a su hermana y mujer convoquemos a la gente, entre la cordillera y la puna estaba el valle cubierto de matorrales, nadie tenía casa, la gente vivía en agujeros, al abrigo de las rocas, comiendo raíces y no sabían tejer el algodón ni la lana para defenderse del frío. Todos los siguieron, todos les creyeron, por los fulgores de las palabras y los ojos todos supieron que los hijos del Sol no estaban mintiendo y los acompañaron al lugar donde los esperaba, todavía no nacida la gran Ciudad del Cuzco.