Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Manual para padres impacientes: ¿El “emocionante experimento” de beber para divertirse? (+ Podcast)

| 13 |

Un podcast para madres y padres al borde de un ataque de nervios. Padres primerizos, temerosos, torpes, asustados; madres trabajadoras, solteras, aprehensivas, sobreprotectoras o necesitadas de espacio para ser ustedes mismas.

Nunca he entendido por qué, cuál es el encanto que le hallan otros. Lo cierto es que prefiero los sabores dulces antes que el amargo de la cerveza o el quemante gusto del alcohol. Añadamos a eso mi aversión por quienes, pasados de tragos, hacen y deshacen. Aunque respeto las decisiones de cada quien, me indigna lo que veo con más frecuencia de la que quisiera, y sobre todo, preocupa cuando son adolescentes.

Escucha aquí

El alcoholismo es una enfermedad que, dolorosamente, pareciera extenderse en la sociedad. Su efecto negativo irradia más allá de los consumidores. Lo atestiguan las víctimas de violencia intrafamiliar, los testigos inevitables del escandaloso que, a media madrugada grita, insulta, apedrea las puertas vecinas; también lo confirman los blancos de etílicas ofensas o quienes fueron atropellados por choferes con demasiados grados de alcohol en sangre como para reaccionar a tiempo, antes de fracturar vértebras, quebrar postes o terminar con la vida de alguien que probablemente andaba sobrio.

Por eso mi indignación. Ellos tienen entre 13 y 18 años, al menos uno es mayor de edad. Se fotografían con una botella de ron como trofeo de caza. No es la primera vez que beben, no se esconden para hacerlo, hay adultos alrededor, ninguno les dice nada, mucho menos el dependiente, él ni siquiera preguntó, a quien extendía los billetes, su edad, ni qué decir de pedirle su carné para verificarla.

La responsabilidad de que nuestros menores beban no es exclusiva de estos trabajadores. Dónde estaban los padres, cuando en aquella fiesta de quince, los muchachos se tambaleaban, mareados por el “emocionante experimento” de beber y vomitar sobre zapatos de estreno.

No hay que pretender que nuestros adolescentes sean purísimos, castísimos, casi a punto de canonizarlos, pero la responsabilidad de los adultos comienza donde acaba el sentido común de los púberes, demasiado inexpertos para tener percepción del riesgo.

El condicionamiento social de que la diversión depende de cuánto se beba, de que la masculinidad se acentúa cuando lo haces, de cuán superior es el o la joven si puede llevar una botella a una fiesta, propicia la entrada a un mundo de márgenes difusos, no por gusto el alcohol es denominado droga portera.

Me cuesta mucho trabajo entender a esos padres de “ven, mete el dedito para que pruebes”, o de “tómate una cerveza que ya tú eres grande”.

La adultez acarrea la obligación legal de asumir las consecuencias de nuestros actos. Por eso, enseñe a su hijo a ser asertivo, a decir “no quiero”, “no me gusta”, "no lo necesito para divertirme", no le deje ser una víctima de la presión de grupo y, sobre todo, predique con el ejemplo.

Es muy triste pensar que ese o esa que ayer comenzaron, como en juego, solo mojándose los labios en una descarguita, o como una prueba de que sí eran grandes frente a sus amigos, hoy sean sombras que andan tambaleándose por la vida.

Manual para padres impacientes es un podcast coproducido entre el periódico ¡ahora!, Radio Holguín y Cubadebate, y presentado por la periodista holguinera Liset Prego.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Uno ahi... dijo:

    En casa me enseñaron a beber desde temprano, quizas estuvo mal, pero hoy se los agradezco. Nunca tuve necesidad de esconderme para hacerlo por lo que cuando tomaba siempre era bajo su supervision, aunque yo pensara que tenia total libertad. Aprendi que se podia tomar y que no, que se podia mezclar y que no y cuando era el momento de parar. Pero como mismo me enseñaron eso, me enseñaron tambien lo que puede pasar cuando te creas una adiccion, que te destroza a ti y a tu familia. Nunca senti necesidad de "probar lo desconocido" por lo que nunca me meti en problemas por culpa del alcohol. Creo que es importante hablarle de estas cosas a nuestros hijos y que lo vean como algo normal, porque lo es.

  • Ruso dijo:

    Ah, mira...yo prefiero los sabores amargos de la cerveza y los nada quemante de un buen espirituoso, mientras más añejo mejor, a los sabores dulces. Pienso que no hay nada que entender, todo es cuestión de gustos....por lo demás, buen artículo y muy de acuerdo con todo lo demás expresado....

  • joel filo menos dijo:

    Buenas Tardes Lamentablemente todavia estamos lejos de lograr una sociedad que no dependa del alcohol para satisfacer sus necesidades de entrete nimiento.
    Yo en lo particular jamas he llegado al estado de embriaguez ,es mas nunca he probado el RON .
    Solo un par de cervezas a lo maximo o vino de exquisita calidad.
    Y ya voy pa 51.Y me divierto y rio y gozo sin necesidad del alcohol en sangre.A lo mejor soy la excepcion o un extraterrestre.
    Este es un tema bien delicado.
    Deberian ofrecer mas informacion por los medios informativos y pancartas en consultorios,policlinicas,hospitales etc con los riesgos que conlleva el consumo desde edades tempranas de bebidas alcoholicas.
    En mi barrio y alrededores han fallecido en los ultimos años decenas de personas de 50 años mas menos producto de enfermedades asociadas al consumo desde la adolescencia y de forma desmedida de bebidas alcoh.Lamentable y dejan hijos, madres etc.
    Hay que informar mas.Lo que recomienda al dia la OMS como limite para hombres y mujeres en relacion al consumo de bebidas alcoh.
    Desgraciadamente en CUBA y otros muchos paises beber significa llegar al estado de embriaguez total.
    Pocos conocen las fases :primero monos,deapues leones y finalmente cerdos .
    Multas severas y ejemplarizantes y en MLC a loa tutores de niños y adolescentes que circulen por las calles con bebidas alcoh.
    Sanciones de privacion de libertad a las administraciones y empleados que vendan bebidas y cigarros a menores de edad.
    Si''.Se Puede.

  • Uma dijo:

    Muy buen post

  • jalg dijo:

    buena reflexion, totalmente de acuerdo, ojala todos meditemos en ella me toca bien de cerca el tema

  • Alcohólico anónimo dijo:

    Con drogas como la marihuana tenemos una postura intransigente y moralista. Y sin embargo el ron nunca falta ni en los establecimientos de menor categoría. Esta ahí tan fácil, tan disponible. Cuando falta todo, sigue habiendo ron, está claro que es un producto priorizado. No hay forma de consumir este gigantesco volumen de producción sin pagar el saldo de una población con un nivel de alcohólicos elevadísimo. Entonces mientras dos spots televisivos lo condenan, el alcoholismo se promueve desde la propia planificación de nuestra economía.

  • leon dijo:

    ES TOTALMENTE COTRADICTORIO NOS PREOCUPAMOS POR PRODUCIR RÓN PORQUE SABEMOS QUE SIEMPRE SE VENDE YA QUE LOS BORRACHOS SIEMPRE ESTÁN PRESENTES ,SIN QUERER ESTAMOS ENFERMANDO A LA SOCIEDAD CON TANTO CONSUMO DE ALCOHOL . ES PREOCUPANTE LA JOVEN GENERACIÓN ES PARTÍCIPE DE ESTOS HÁBITOS EN EL PRESENTE Y PARA EL FUTURO. SERÍA MEJOR PRODUCIR MÁS COMIDA.

  • ali dijo:

    El primer párrafo de éste artículo me describe. Totalmente de acuerdo. Detesto ver los efectos del alcohol.

  • tr dijo:

    Un artículo de reflexiones y para reflexiones, que refleja una triste y cruda realidad cotidiana que crece a velocidades imperceptibles para los que no quieren ver. A más de un decidor o servidor público he escuchado sus preocupaciones por el cumplimiento de los planes de la economía, a costo del consumo de alcohol. No importa las consecuencias que se contraigan. Lo importante es vender, y cuanto más se venda más crecen las cuentas. Esta creciendo una generación alcoholizada. No hay un fin semana en que no se vean decenas de niños consumiendo alcohol en la calle, fuera de control de su familia. No se aprecia un accionar por parte del gobierno. Ello se puede regular. Para mañana será demasiado tarde.

  • economic dijo:

    Deacuerdo con el articulo

  • economic dijo:

    Deacuerdo totalmente con el articulo en mi caso tambien mi padre fue el 1ro en dejarme probar cervesa principalmente,se puede uno divertir con alchol solo que moderadamente y el que no quiera no incitarlo y respetar su decicion saludos

  • Claribel Vidal Ribera dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo muchas veces pasamos trabajo para comprar refresco para la merienda de niños o para nosotros los adultos pero en casi todos los lugares que vicitamos para encontrar refrescos hay cerveza y según el lugar hasta Ron que eso no falta podemos tener carencias para que no aya refrescos pero Ron muy difícil y es verdad el alto consumo de cigarros y bebidas alcolicas en jóvenes adolecentes es muy alto lo vemos a diario, yo pase por un Pre en horario de merienda y los grupitos de fumadores eran bastante y para mí asombro muchas del sexo femenino me quede sin palabras de verdad

  • El Nino dijo:

    Totalmente de acuerdo. Recuerdo a un directivo de Salud pública de un municipio rural, hace ya algunos años, que convoyaba los días de donaciones de sangre con ofertas de ron gratuito para estimular a los donantes a participar. Todo un contrasentido.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Liset Adela Prego Díaz

Liset Adela Prego Díaz

Periodista del semanario ¡ahora!, escritora, máster en ciencias de la comunicación y editora del sello Ediciones La Luz. Egresada del centro de formación literaria Onelio Jorge Cardoso.

Vea también