Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

El Latino: 74 años de un templo del béisbol

| 11 |

En sus predios se han celebrado eventos políticos, conciertos culturales, partidos de fútbol y hasta peleas de boxeo. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Este lunes 26 de octubre hay razones para festejar entre aficionados, peloteros, entrenadores y amantes del béisbol en general. El cumpleaños 74 del estadio Latinoamericano, nacido con el nombre de Gran Stadium de La Habana o Estadio del Cerro, debe llenarnos de satisfacción a todos, pues contamos con el templo más sagrado del deporte nacional y uno de los más antiguos y admirados en América Latina.

Cuando se inauguró aquel 26 de octubre del año 1946 con el partido entre los equipos Alacranes del Almendares y Elefantes de Cienfuegos, de la Liga de Béisbol Profesional cubana, muchos no podían creer la inmensa cantidad de personas que se dio cita para el juego. Cálculos conservadores hablan de más 31 mil aficionados, a pesar de no tener las gradas actuales en los jardines.

Las ocho torres de 500 bombillos permitían hacer casi de día el interior de la instalación en las noches. El consumo eléctrico, según la prensa de la época, significaba el consumo eléctrico del municipio Ciego de Ávila. Las dimensiones del terreno eran distintas a las que conocemos hoy: 340 pies por el jardín izquierdo y el derecho, así como 450 por el central. Su ubicación a solo cinco cuadras de la Esquina de Tejas lo convertía en una referencia obligada para quienes ya amaban la pelota como algo familiar y muy preciado.

En su terreno se inauguró en 1949 la Serie del Caribe y por esa época fue también una de las sedes de la Liga Internacional de la Florida con la presencia del conjunto Los Havana Cubans. Hacia 1952 acogió el XIII campeonato mundial (luego organizaría los de 1971, 1973, 1984 y 2002). También tuvieron su asiento allí los Cuban Sugar Kings, de la Liga Internacional Triple A, que ganó el campeonato en 1959.

Desde la creación de las Series Nacionales en 1962 ha sido el cuartel general de los equipos de la capital. Foto: Archivo.

En 1960 se rebautizó con el nombre de Estadio Latinoamericano y su historia creció, aunque para muchos pasó a ser simplemente “El Latino”. Desde la creación de las Series Nacionales en 1962 ha sido el cuartel general de los equipos de la capital: Industriales, Metropolitanos, así como en las Selectivas de La Habana, Ciudad de La Habana, con un color predominante: azul.

En sus predios se han celebrado eventos políticos, conciertos culturales, partidos de fútbol y hasta peleas de boxeo. Dos actos heroicos de jóvenes de la Federación Estudiantil Universitaria (el 26 de noviembre de 1952 y el 4 de diciembre de 1955), marcaron su historia. Los jóvenes irrumpieron en el terreno para protestar contra la dictadura de Batista y la actitud en ambos momentos del árbitro Amado Maestri se recuerda todavía por su gallardía y ética.

Una profunda remodelación para la XI Serie Nacional y el campeonato mundial de 1971permitió ampliar la capacidad del estadio hasta 45 047 aficionados (cifra oficial). Otra remodelación importante la recibiría en 1978, cuando acogió la inauguración y clausura del Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

En su terreno han jugado —sin exagerar—  los más grandes peloteros de Cuba, América y buena parte del mundo. En sus pasillos, asientos y graderío se respira la mística de las hazañas realizadas por miles de nombres con sus batazos o lanzamientos, así como de personajes íconos dentro de la afición como Armandito El Tintorero, infaltable en la banda de tercera base, para apoyar a sus queridos Industriales y a las selecciones cubanas.

Para quienes lo aman como ese patrimonio sagrado de la nación que algún día se reconocerá, el Latino significa también Cuba, identidad y cultura. No faltan las respuestas en decenas de entrevistas: “El que juega ahí puede jugar en cualquier estadio del mundo… Es la Catedral del Béisbol… Es la mejor prueba de fuego si quieres dedicarte a este deporte”, son algunas de las confesiones de grandes jugadores.

Desde el 2009, la emblemática institución vivió otro proceso de reparación, que incluyó un cambio total del techo, nuevo sistema de iluminación y la colocación de una pantalla digital gigante en las alturas del jardín izquierdo. Todo eso concluyó, por suerte, y en un dilatado proceso, en el 2019.

El estadio Latinoamericano vive en la memoria de cada pelotero como el lugar más codiciado para mostrar su talento. Por casi 74 años lo ha sido y todavía sobre sus hombros pesa un futuro del que, al decir de un gran escritor cubano, no podrá apartarse el ensordecedor grito de un pueblo por su pasión más eterna.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ramon dijo:

    74 años de construido si , pero ninguna instalacion deportiva se debe dejar descuidada y sin restauro y mantenimiento . El mismo Coliseo de la Ciudad deportiva construido poco tiempo antes del triunfo de la Revoluciòn , nunca màs hemos intentado construir en nuestro pais una instalacion similar y climatizada y con esas condiciones y capacidad . Pereciera casi que no contamos con arquitectos capaces , mientras en otros paises hay màs de una asi. En la mismisima ciudad de Matanzas se derrumbò el techo del Ateneo Armando Mestre y nadie nadie ha pensado en devolverle a esa ciudad y provincia una instalacion de calidad, mientras sus equipos de baloncesto etc deben irse a entrenar a otras provincias.

    • Yaniel dijo:

      Tienes razón en tu comentario. Vivo en la ciudad de Matanzas y hace más de 10 años que se derrumbó el techo del Ateneo Deportivo Aurelio Yanet, ocasionando graves daños al imterior de la edificación y aún no han podido reconstruirlo. Es hora de que las autoridades deportivas tomen en cuanta ese asunto, para q esa instalación más temprano que tarde pueda volver a relucir cómo antes

  • DL7 dijo:

    En la vida muy real. No veo la hora de volver a sentarme en sus gradas y disfrutar de mis industriales, se extraña a Armandito el Tintorero y aquellas finales contra Santiago, a nuestro comandante en jefe en el terreno. Ojala y algun dia volvamos a llenar el latino y ganemos alguna final, la capital ya lo esta mereciendo.

    • luciano dijo:

      DL7 yo estuve asistiendo al Latino hasta el año 1972 y le puedo asegurar que el personaje Armandito el Tintorero debió haber surgido mucho después porque de esa época no forma parte. En el Latino habían varios aficionados folklóricos, pero la gente se divertía mucho también con "Bicicleta" el recogedor de pelotas (hijo de un trabajador de mantenimiento del terreno del mismo sobrenombre de cuando la pelota profesional), el masajista Ulacia (que también trabajó para el Almendares) que era un hombre muy obeso que cuando tenía que salir al terreno a atender un jugador caminaba con un movimiento muy personal para divertir al público. Y también el fanático se divertia mucho mortificando al árbitro Francisco Belén Pacheco, un tremendo umpire pero le gritaban "cuchillero", "asesino" cuando a la gente no le gustaba el conteo u ocurria un out en las bases. En el Latino se comia la mejor pizza personal y un refresco o un sandwich de jamón y queso con refresco por $1.05. Y la cerveza a $1. Fue una época gloriosa.

  • Ailadys Freyre dijo:

    Mi suegro le dedicó gran parte de su vida al beisbol y al Estadio Latinoamericano,disfrutó cada visita de nuestro Comandante Fidel, fue profesor de muchos atletas que militaron en las filas de Industriales y Metropolitanos y hoy que ya no esta con nosotros quisiera que también fuera recordado en este dia,.El chico Morilla QEPD.

  • Pablo dijo:

    A ver si podemos celebrar el aniversario 75 con un stadium bien bonito y funcional, y hacemos realidad el sueño de dejar (re)constituido el Salón de La Fama del Beisbol Cubano!

  • AMC dijo:

    Es un buen reporte

    Pero ws HISTORIA
    Nos falta el presente

    La realidad

    Beisbol Sinceramente Al Latino Lo pueden declarar MONUMENTO NACIONAL PERO queda mucho por hacer para convertirlo en un Estadio Moderno del Siglo 21 En correspondencia con el nivel mundial de nuestro Beisbol Revisen el Estadio de Managua Nicaragua y cualquiera principal del Caribe Estamos muy atrazados

    Gradas sin espaldar
    Bancos que ya no existen
    Suciedad en asientos

    Deja mucho que desear
    Les sugiero hacer un Proyecto de Mejora del Latino
    Es muy importante su histora
    Pero la realidad nos llama
    No es un Latino moderno quedo en la Historia
    Transformemos ese estadio al nivel de Nuestro Beisbol

  • playazul dijo:

    Soy matancero, y no dejo de admirar lo monumental, tanto constructivo, como espiritual de esta instalacion. Lo que mas me ha impresionado de el, era cada vez que P. L. Lazo pitchaba en el. Nunca vi a pesar de todos los agravios que le hacian, un coloso rendirce a sus pies. Era impresionante, el enfrentamiento de todo un estadio, contra un hombre y la forma tan cubana y profesional, que los hacia rendirce a sus pies.

  • luciano dijo:

    Los dos primeros equipos de la Habana en las Series Nacionales fueron Industriales y Occidentales y fueron los Occidentales dirigidos por Fermin Guerra quienes ganaron ese primer campeonato de 1962 con record de 18 juegos ganados y 9 perdidos.

  • Pedro Nolasco dijo:

    No soy habanero y tengo 78 años.
    No puedo olvidar mi primera visita al entonces Estadio del Cerro, de la mano de mi padre, teniendo yo diez años, para un duelo Habana-Almendares, de esos que ahora llamaríamos un clásico.
    Fue impactante, después de oir los juegos por radio, estar ahora en medio de aquella realidad mágica, en un duelo entre Marrero y ¨Jiquí¨ Moreno; ver a Formental, Lou Klein, Hector Rodriguez, Willy Miranda; de estar rodeado por miles de fanáticos, los vendedores, el ruido, los colores del césped y la arcilla casi roja.
    No ganó mi equipo, pero aquello se quedó en mi mente y aún hoy tengo vivo el recuerdo. Después de algunos años volví al Latino con mi mentalidad de Ingeniero, lo vi necesitado de muchas cosas, pero con su majestuosidad intacta.
    Alguien ha llamado Catedral a ese estadio y creo que es justo. Muchos de los mejores peloteros afirman que jugar allí y lucir bien es consagrarse. ¡FELICIDADES!

  • Amaya dijo:

    Fui cadete en la Habana entre 1985 y 1990, venía poco a Pinar de pase, por muchas razones, entre ellas una fuerte es que cuando había juego en el Latino, aunque jugaran Metros y Las Tunas yo iba a ver el juego al Latino, y salvo cuando jugaban allí Vegueros, Forestales y Pinar en la selectiva, siempre me sentaba con mis amigos de la Habana por la banda de tercera, aquello era locura

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007. En twitter: @joelgarcialeon

Vea también