Imprimir
Movida en Facebook Inicio » Especiales, Deportes  »

Diga usted, señor pelotero

| 40 |

¿Y de donde viene lo de Capirro? “Eso fue un sobrenombre que me puso mi abuelo, como a mi papá le puso Capitolio. Foto: César A. Rodríguez/ Trabajadores

Bien temprano en la mañana, Luis Giraldo Casanova nos abrió las puertas de su casa. El agradecimiento a uno de los jugadores más grandes que ha tenido Cuba dentro de un terreno de pelota, calificado por el colega Bobby Salamanca como el “Señor pelotero”, no se hizo esperar. Había muchas cosas que contar a más de 20 años de su cuestionado retiro.

La conversación fluyó entre preguntas, anécdotas, opiniones y esas confesiones que viniendo de Casanova son imprescindibles para quienes no lo vieron jugar y para sus admiradores de siempre.

Usted nació en el Central Orozco… “sí, luego se llamó Pablo de la Torriente, pero ya no muele. Es un lugar que jamás olvido porque mi padre Félix Orlando trabajó siempre allí y mi madre Esthervina Castillo en un comedor obrero de transporte agropecuario. No olvides que soy el quinto de 12 hermanos”.

Pero he leído que le gustaba mucho la matemática… “Es cierto, pero no puedo decir si era por alguna atracción especial a los números o por lo bien que explicaba y nos trataba la maestra”.

Casanova se acomoda en el asiento y recuerda. “De niño era muy tranquilo, todo se resumía a escuela, baloncesto y pelota. Imagínate que la casa estaba prácticamente detrás del home del terreno y la cancha de basket quedada detrás del left field. Como había luces se practicaba ese deporte hasta de noche. Jugaba defensa y para serte sincero, no era malo”.

¿Por qué su papá se opuso a que se dedicara solo al béisbol? “No quería porque decía que si había empezado en baloncesto tenía que seguir allí. El entrenador de pelota Lázaro Abreu tuvo que convencerlo. Al año siguiente, con 13 años, entro en béisbol a la EIDE, donde había mucho exigencia y me ayudó mucho ese espíritu humilde y trabajador que traía de la casa”.

¿Y de donde viene lo de Capirro? “Eso fue un sobrenombre que me puso mi abuelo, como a mi papá le puso Capitolio. Eso se extendió al deporte porque lo decían quienes me conocían de Orozco”.

Sin embargo, pocos recuerdan que usted empezó de receptor. “Desde que me cambié de deporte siempre fui catcher. Al principio no me gustaba, pero era obligado porque hacía falta uno en esa categoría (13-14). Después me embullé con esa posición y seguí. Hice el equipo Cuba al mundial juvenil de 1974 como receptor, aunque jugué solo dos partidos”.

Supongo que admiraba a algunas figuras de entonces. “Claro, veía mucha pelota por la televisión y mis peloteros más queridos eran Fidel Linares, Agustín Marquetti y Armando Capiró. El sueño era ser como ellos y cuando pude conocerlos se los dije”.

Hubo algo que lo caracterizó siempre: su casi perfecta técnica de bateo. “Eso se lo debo, en gran parte, a un entrenador muy bueno que tuve en esa etapa juvenil, Asdrúbal Baró, quien trabajó en la Academia de la provincia junto a Nicaragua Chacón. Lo otro lo aprendí con el juego diario”.

¿Y el cambio de receptor a jardinero derecho? “Eso ocurrió con el mánager José Alpízar, en el equipo Marianao, antes de entrar al Servicio Militar en 1974. Luego en el campeonato del Ejército, estaba Juan Castro en la receptoría como titular y siempre jugué en los jardines. Mira qué curioso, cuando muchacho uno decía que al jugador más malo lo mandaban para el right field, sin embargo, la realidad indica que es la posición más difícil dentro de los jardines”.

Antes de debutar en nuestros clásicos nacionales jugó una serie especial con el equipo Vegueros y salió campeón, dirigido por Jorge Fuentes. “Sí, era como una liga de desarrollo que funcionaba parejo a la Serie Selectiva. Por eso mi primera nacional fue la 1976-1977, con José Miguel Pineda también debutando de mánager con Pinar del Río. A él lo criticaron mucho porque me puso cuarto bate ese año siendo novato”.

¿Y cómo asumió esa responsabilidad? “Normal, porque en la categoría escolar y en los Juegos Militares ocupé ese turno. Venía con eso en el cuerpo. Hay una frase inolvidable que Pineda le dijo a un periodista cuando le cuestionó esa decisión: si él es bueno ahí se sabe y si no sirve, lo boto”.

La confianza que le dio significó mucho para Casanova… “Bastante. Pineda fue como un padre más en el béisbol. Y no solo conmigo, con muchos en Pinar del Río. A partir de ahí comenzamos a ganar campeonatos nacionales y Selectivas, al extremo que hubo años que triunfamos en los dos. Ese primer año discutí el novato del año con Lourdes Gourriel, quien me superó en average, pero bateé más jonrones e impulsé más carreras. La decisión final fue dárselo a él y no me gusta emitir criterios, pero no se puede olvidar que él era segundo bate y yo cuarto”.

Catorce años en la selección nacional. ¿Qué caracterizaron cada etapa? “Pude haber estado desde 1977, cuando se jugó por primera vez con profesionales de Venezuela y México, pero me enfermé con papera. Debuté en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1978. Abro como titular frente a Colombia porque el pítcher era zurdo, pero el resto de los partidos lo jugó Wilfredo Sánchez. Ese equipo de finales de los 70 estaba bien preparado, había mucho compañerismo, peloteros maduros, pero estuve menos tiempo que en el de los 80 (pausa, piensa y asegura). Ese fue mucho mejor, más sólido, con recuerdos increíbles, tristes y alegres”.

Copa Intercontinental de Edmonton 1981: la triple corona… “Fue un acontecimiento muy grande porque era la primera vez que un pelotero cubano lo lograba en un evento tan grande como ese. Sin embargo, no me sentí bien ni lo disfruté con alegría porque perdimos la final con Estados Unidos. Algunos no querían recibir las medallas ni el trofeo”.

En 1985 entró Omar Linares al equipo Cuba y hubo cambios en la alineación para Casanova… “Era otra Copa Intercontinental, donde estuve a punto de ganar otra triple corona, pero un japonés bateó seis hit y yo cinco en el último juego y ahí se me escapó. Linares era un fenómeno y por tanto fui tercer bate en la selección nacional hasta que él llegó. Me pasaron para el cuarto turno, lo cual era normal porque así jugaba en Pinar del Río. Fuimos compañeros de habitación hasta que salí del equipo Cuba”.

Hay otro evento imposible de obviar en su carrera: el campeonato mundial de 1988, en Parma, Italia. “Ese año la cosa empezó en La Habana, después del tope contra Estados Unidos, pues se cuestionaba si me llevaban o no al equipo, al igual que a José Luis Alemán, el lanzador. Y toca la coincidencia que en el mundial terminé líder en jonrones y Alemán de pitcheo.

Pero qué sucedió antes del espectacular jonrón de Gourriel contra los americanos. “Lourdes no empezó bien el torneo, pero dos o tres juegos antes de ese partido volvió a alineación. Entonces, en ese encuentro final voy a darle como una terapia y le digo: no sé de qué forma me voy a embasar, pero tú tienes que “joder” esto porque ese pitcher siempre te ha respetado, tú le diste dos jonrones en La Habana. Se paró y soltó: “dale, adelante, que atrás voy yo”.

Después ocurrió la famosa jugada en primera base que fue decretada quieto cuando muchos vieron out… “Así ocurrió, me embasé con ese roletazo y le señalé: oye, ya estoy aquí. Y dijo, tranquilo, ahora me toca a mi. El jonrón que dio no tiene comparación con otro momento vivido. Cuando llegó a home y nos abrazamos era cuando él estaba nervioso. Si tenía que seguir jugando no hubiera podido, porque estaba muy emocionado y eso era debido a que lo conversado se dio tal cual”.

¿Qué sucedió en esas postrimerías de Casanova, por qué ese retiro tan apresurado? “En 1991, seleccionaron a cinco jugadores del equipo Cuba A y nos mandan a México con la selección B para prepararnos. Nos dijeron con estas palabras: tienen que garantizar ganar la Copa Intercontinental en España. Se ganó y el otro grupo estaba perdiendo en el tope con Estados Unidos”. ¿Volvieron a llamarlos entonces para el A? “Sí, a los mismos cinco nos mandaron para La Habana y en el torneo José Antonio Huelga apenas jugué. Cuando hacen finalmente el equipo para los Juegos Panamericanos no estoy y me mandan para Pinar del Río. Ahí es cuando decido no jugar más”.

Casanova frena sus palabras y argumenta: “Considero que se fue injusto y nadie me dio ninguna explicación, a pesar de haber cumplido con lo que me pidieron y estar en buena forma deportiva. La dirección del Partido de la provincia me solicitó que jugara un año más y bateé 350 con 12 jonrones. Para rematar, ese año conformaron una preselección de 100 peloteros y tampoco aparecí en la lista. Le pregunté a una autoridad deportiva: ¿usted cree que en Cuba hay en estos momentos 10 peloteros mejor que yo?

“Eso fue muy duro e injusto. Así que me fui para mi casa y no jugué más pelota. Nadie del INDER ni de la Federación Cubana de Béisbol vino a verme, como tampoco me dieron explicaciones cuando me quitaron de director del equipo Pinar del Río. Esos métodos no los entenderé nunca”.

“El pitcher más difícil para mí era el pinareño Julio Romero". Foto: César A. Rodríguez/ Trabajadores

¿Hasta dónde es cierto que se esperaba hasta el último momento por Casanova para hacer un line up, y que dio varios jonrones con algunos tragos de más? “Eso se ha amplificado porque lo cierto es que me cogía tarde para llegar al estadio, 15 o 20 minutos antes de empezar. Si es como ahora, que piden la alineación una hora antes, no hubiera jugado nunca, porque llegaba justo a tiempo. Pineda y Jorge Fuentes si no me veían en el entrenamiento de la tarde estaban confiados que llegaba para el juego. Nunca falté. Quizás di más de un cuadrangular con una cerveza, pero hay mucha exageración en lo que se dice”.

¿Alguna superstición? “Lo único que hacía era ponerme una hierbita en la boca, que la cogía de los jardines”.

Los lanzadores más fáciles y difíciles… A Rafael Rodríguez, de Matanzas, le bateaba avisado siempre porque tenía dos movimientos diferentes para tirar curvas y rectas. Esa es una de las cosas por las cuales batee tanto, porque chequeaba mucho a los pitchers. Hoy se lo digo a los muchachos, cuando tú sales al cajón de bateo tienes que traer tu plan trazado para batear sin preocupación. Y cómo analizas mejor al pitcher, cuando le está lanzado al otro.

“El pitcher más difícil para mí era el pinareño Julio Romero. Jugábamos en equipos diferentes (él en Forestales y yo en Vegueros). Y no se trataba de que no le pudiera batear, sino que tenía miedo que me diera un pelotazo por su problema en la vista. Además, no podía discutirle nada porque su hermano estaba casado con mi hermana”.

¿Se ha perdido hoy en nuestro béisbol el pitcheo pegado? “Los árbitros han creado un mito con eso y cuando se lanza pegado, enseguida los bateadores protestan y llaman a los directores. Olvidamos que esa es la defensa del pitcher. Por eso es que los juegos de ahora no se parecen a los de antes y los lanzadores reciben más batazos, porque están obligados a tirarla por el medio. Hubo un año que les dijeron a los árbitros que si Pedro Luis Lazo daba un pelotazo lo expulsaran. Nos enteramos y protestamos, pero hasta esos extremos llegamos”.

¿Qué hacer para aumentar la calidad, un cambio de estructura, mayor inserción internacional? “No creo que un cambio de estructura resuelva los problemas. Voy por la variante de mantenerla como está y aumentar los topes internacionales. La serie nacional no puede ser el único medidor para hacer un equipo Cuba porque aquí se conocen mucho los peloteros y se cuidan. Al que es amigo mío no quiero afectarlo y juegan de amistad. Entonces al contrario de ese amigo se lleva más recio. Así sucede lamentablemente, pero cuando se hace un tope la cosa cambia”.

Su familia actual, sus hijos… “La hembra del primer matrimonio estuvo en atletismo, pero se lastimó una rodilla en la pierna y no quiso saber más de eso. Del segundo matrimonio Erlis si salió pelotero. El jugaba primera y jardines, pero lo embullaron a lanzar en un campeonato nacional juvenil y como lo hizo bien se quedó en el box. En esa etapa estaba en Panamá y cuando le pregunté a la madre cuánto está bateando el niño es que me entero de que estaba pitcheando. Él bateaba a las dos manos y era cuarto y quinto turno hasta los juveniles”.

¿Jugar en el estadio Latinoamericano? “Para cualquier que sienta beisbol en su sangre, jugar allí es lo máximo porque se sabe si tú estás preparado para jugar con presión y si tienes calidad. El que lo haga bien en el Latino, ponle el cuño que lo hará igual en cualquier lugar del mundo. A todos nos encantaba el Latino precisamente por eso”.

¿Alguna anécdota con la generación que no lo vio jugar? “El otro día pasé por el terreno y habían niños preparándose para la provincial y me paré. Uno dijo, miren a Casanova y vinieron a saludarme y a tirarse fotos conmigo. Eso me llena tanto o más que todos los jonrones que di en mi carrera deportiva. He visto mucho el trabajo que hace Lazo, con un grupo de niños desamparados y siempre lo acompaño”.

A Casanova lo compararon varias veces con Roberto Clemente, el más grande pelotero latino de Grandes Ligas… “No puedo decir si es válida o no la comparación porque nunca lo vi jugar, pero quienes la hicieron si nos vieron a los dos. Si lo dicen sus motivos tendrán”.

¿Se considera un Señor pelotero? “Salamanca le puso sobrenombres a distintos jugadores y no se equivocó. Cabe pensar entonces que es cierto. (risas) Muchas gracias por la entrevista y si alguien tiene duda de lo que he dicho que me llamen a la casa”.

(Tomado de Trabajadores)

Se han publicado 40 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ray dijo:

    Tremendo pelotero sin duda !!! como otros tantos que ha dado este país. Pero como siempre, aborreció el terreno de manera temprana por la injusticias de las "autoridades " del béisbol de Cuba ....Que aún persisten . Felicitaciones campeón. Y muy acertivas tus palabras

  • Osmany dijo:

    GRACIAS SEÑOR PELOTERO!!!

  • Domingo dijo:

    Para mi esta entre los 5 peloteros mas grande de todos los tiempos en Cuba. Felicidades Capirro.

    • Lazaro levantate y anda dijo:

      Para mí Luis Giraldo Casanova es el segundo PELOTERO MÁS COMPLETO que a dado Cuba en todos los tiempos sólo superado por el inmortal Martín Dihigo, después del 59 es el pelotero más excepcional que hemos tenido, el estaba tan por arriba de los demás que se podía dar el lujo de no entrenar y de regalarle al contrario el 50% de su físico al tomarse unos tragos antes del juego, yo le dije a el un día que los aficionados y especialista conoceríamos las verdaderas POTENCIALIDADES Y VIRTUD INNATA que el poseía para el béisbol cuando se haga una película o una telenovela de su vida.

      Tamaña injusticia cometieron al no convocarlo a los juegos Olímpicos de Barcelona.

      A lo largo de las Series Nacionales son muchos los atletas que se han destacado y no han sido reconocido con la dimensión que merecen, la DNB debería analizar la propuesta de PREMIAR a los atletas que dieron más de 300 CUADRANGULARES, más de 2000 HIT, los que GANARON más de 200 JUEGOS y PROPINARON más de 2000 PONCHES con la escala salarial de Campeón Mundial y los que la posean cambiársela a la de campeón Olímpico

  • Benigno dijo:

    Lo ví jugar mucho. Unas veces me ponía nervioso porque jugaba contra nuestro equipo, soy oriental, y otras muy feliz cuando jugaba con el Cuba, pero siempre predominaba la admiración que sentía por él.
    Más que gran pelotero fue un ser humano con muchas virtudes y pocos defectos, pero estos últimos eran más valorados por los que dirigían el beisbol en esos tiempos, y fueron injustos. Luis Giraldo no fue una excepción, fué uno más de los grandes peloteros con los cuales se fue injusto por favorecer a otros o simplemente por capricho.

  • Marvin ( el verdadero y original ) dijo:

    Un extraclase , d los grandes d verdad. Ahora mismo se para en la serie , y destroza a cualquiera. Señor pelotero !!!

    • Amaya dijo:

      Gran, gran amigo mio Marvin, comparto a menudo con él, un día de la selectiva de 1980, en un juego contra Orientales le salieron dos (2) corredores en pisa y corre de 3ra al home, en fly largos al RF a los dos (2) los enfrió, los cogió, no se le podía correr, en el segundo caso, la jugada fue un poco apretada, y el manager de Oriente Manuel Miyar protestó tanto que sacó una bandera blanca, como pidiendo clemencia, entonces el arbitro lo boto o expulsó, fue uno de los testigos de mi primera boda en febrero de 1992

  • Bavaro41 dijo:

    Un peloterazo , muy completo ,cuando Yasiel Puig empezo se le parecia en el fisico, pero a pesar de estar ahora en las grandes ligas no le llega a Casanova ni a la rodilla.
    Otra cosa que siempre se olvida Casanova tenia tremendo brazo no solo era buen bateador, tenia las cinco herramientas, poder, tacto, velocidad, defensa y brazo

  • Armando Correa Perez. dijo:

    De Casanova se puede hablar mucho, lo recuerdo en un juego del EJT de Occidente frente al de la Universidad de la Habana en el Latino, año 1974 de receptor, metió dos líneas bárbaras un amigo mío y yo dijimo ahí está el cuarto bate de Pinar del Río y no nos equivocamos, después conocí a su padre en Orozco el era operador del basculador yo recién graduado de la CUJAE, muy buena persona, un negro fuerte como un tronco de Ceiba y más criollo que el maíz de las barbacoas.
    Pero creo que la suerte no acompañó a este gran pelotero. Primero por ser de Pinar del Río, no es lo mediático que fuera si hubiese sido habanero, villareño u oriental, segundo tuvo una piedra el camino, Jorge Fuentes quien por caerle bien a la Comisión Nacional, para cuidar el puesto sabiendo muy bien que en Cuba a nosotros los pinareños nos detestan, siempre trató de eliminarlos y así quedar bien, ahora está en Estados Unidos, supongo con los remordimientos matandolo por todo lo injusto que fue con la gente de su tierra.
    Como mánager no puedo dar la misma opinión,creo que debieron darle un año más que fueron muy injustos a lo no decirle por qué lo quitaban pero eso no solamente pasa en la pelota ha pasado en otras esferas.
    Correa

  • Omar Ajete dijo:

    Casanova no se vendió por 4 pesos como hacen los peloteros modernos,este jugaba por su provincia y por el país.

    • yunher dijo:

      Discrepo con usted creo q todas las personas en este mundo tienen el derecho de superarse en la vida y los deportistas q tomaron la desicion de irse del pais en busca no solo de un mejor futuro no solo para ellos tambien para su familia merecen ser tratados como cualquier cubano no podemos seguir con esa mentalidad arcaica

      • Amaya dijo:

        Pues esa es la gran diferencia entre ellos, los peloteros de esa época y los de esta, aquellos tenían y tienen muy fuertes convicciones ideológicas y revoucionarias, que usted, ni nadie les puede discutir, y también tiene que respetarle, yo que los conozco bien a ellos, le puedo dar fe de esa convicción, ellos sencillmente no lo admiten

  • Cibernético dijo:

    Muy buena entrevista a nuestro "Señor Pelotero", gracias por darnos la oportunidad de conocerte un poquito más, sobre todo a la generación que no te vio jugar, pero como amante del baseball, si tenía referenciazs de usted. Grande Casanova... y tienes algo en común conmigo, aparte de que somos cubanos y nos gusta la pelota, que a los dos nos encanta la matemática jjjjjj

  • Israel Machado Arencibia dijo:

    No eres perfecto ni como persona ni como pelotero, pero estás entre ellos. FELICIDADES CAMPEÓN POR TODO LO QUE HICISTE Y HACES

  • Njulio dijo:

    Soy Matancero, fiel a su equipo y muy admirador de Lazaro Contreras , Junco y el Tati Valdes. Pero que dificil se me hacia escoger entre Casanova y Linares a mi pelotero favorito. Recuerdo haber sido muy malo en la pelota pero cuando iba al cajon de bateo de cualquier piten siempre iba dandole giros al bate sobre la muñeca al estilo de Luis Giraldo mientras anunciaba a viva voz "y ahora al bate L.G. Casanova!" con lo cual me gane no pocos deadboles.

    Honor a quien honor merece: Felicidades Señor Pelotero! Cuba lo admira y lo quiere!

  • jose montejo dijo:

    de los mas grandes que han pasado por nuestra pelota

  • Tirso Sáenz Coopat dijo:

    Muy buena entrevista. Preguntas y respuestas interesantes e inteligentes.
    Si mal no recuerdo, en una entrevista publicada en Granma en los 70, Lázaro Pérez declaró que veía en Casanova a uno de sus relevos.

  • Yo dijo:

    Linares y el en ese orden los mas grandes de todos los tiempos y los 2 pinareños si marvin pinar ha dado los mejores peloteros de cuba

  • JCGARCIAJACOMINO dijo:

    Lo vi jugar Y ,LO QUIERO SIEMPRE EN MI EQUIPO ..FELICIDADES CAMPEON.UN PELOTERAZOOO....

  • Otro dijo:

    Señor pelotero, y tremenda persona, humilde, sencillo no se le subió la fama para la cabeza por eso mis respetos para el.

  • Chago dijo:

    Que clase de Campeón, brillo en una constelación de estrellas, y lo más importante en dos epocas distintas.

    Pedro Medina, Alberto Martínez, Antonio Muñoz, Héctor Olivera, Alfonso Urquiola, Carmelo Pedroso, Pedro José Rodríguez, Rodolfo Puente, Pedro Jova, Wilfredo Sánchez, Fernando Sánchez, Luis Giraldo Casanova, Lourdes Gourriel, Braudilio Vinent, Jesús Guerra, Juan Carlos Oliva, Julio Romero, José Modesto Darcourt, Félix Pino, José L. Alemán.

    Juan Castro, Pedro Luis Rodríguez, Orestes Kindelán, Antonio Pacheco, Omar Linares, Luis Ulacia, Juan Padilla, Alejo O´Reilly, Lázaro Vargas, Luis Giraldo Casanova, Víctor Mesa, Lourdes Gourriel Ermidelio Urrutia, Lázaro Valle, Omar Ajete, Jorge Luis Valdés, Orlando “El Duke” Hernández, José Luis Alemán, Euclides Rojas y René Arocha.

    MI MADRE

  • AMC dijo:

    Excelent
    Deportista

  • Marrero dijo:

    Tuve la suerte de verlo jugar bastante desde 1978 que fue la primera victoria de Vegueros como campeon nacional, siempre fue un jugador extraclase, con todos los atributos y cualidades necesarias para un excelente jugador, no por gusto ese bien ganado nombre de Señor Pelotero que le acompañará siempre, puesto por otro grande de la narracion deportiva. Como persona Casanova es muy modesto y excelente ser humano. Muy buena la entrevista, excelente atleta, de los mejores de Cuba y del mundo en su tiempo, merece todo el reconocimiento. FELICIDADES HERMANO.

  • julio alberto rodriguez perez dijo:

    saludos a casanova que fue un grande de la pelota en cuba y gracias a joel por publicar la entrevista del señor pelotero.

  • Arturo dijo:

    Para mí el mejor pelotero que he conocido. Fiel a la patria y a su Pinar del Río, persona honesta y sencilla. Un ejemplo a imitar no sólo por deportistas, sino también por cualquiera que quiera ser patriota de verdad.

  • PGS dijo:

    Otra gran historia truncada cuando aún tenía mucho que dar, pensé que los casos de grandes peloteros maltratados en sus postrimerías y obligados a retiro no pasaba de cinco, uno más que corrió esa suerte, es triste escuchar que grandes del terreno se refieren con dolor a sus tempranas y obligadas retiradas, algún día las autoridades deportivas les ofrecerán disculpas por los que desde posiciones acomodadas no lo hicieron en su momento. Usted, señor pelotero, se ganó a fuerza de talento, sacrificio y trabajo un capítulo en la rica historia del beisbol cubano.

  • Osvaldo dijo:

    Recuerdo un juego que El Duque era novato (no sé si su debut en SN) lo trajeron de relevo a pichearle al Casa y le ha dado un tumbando por el left!!! 2da sesión!!!! PELOTERAZO

  • Andrés dijo:

    Casanova caramba! Tremendo pelotero! Como industrialista que soy siempre temblé cuando venía Casanova al bate. Pero en el Cuba era como un cheque en blanco, uno sabía que podía confiar en él con los ojos cerrados. Definitivamente una de las figuras deportivas que marcó mi infancia. Mi padre me llevaba mucho al Latino y ahí lo vi conectar unas cuantas veces. Todo mi respeto.

  • Raúl Martínez Hernandez dijo:

    No sabia que Pascualito fue el que descubrió al Capirro, tengo el honor de haber conocido a muchos peloteros salidos de Orezco, los jimaguas Juan y Fernando, Bienvenido Castanedo por solo mencionar algunos, en ese tiempo había mucho amor y entrega. Se sentía el deporte de verdad, el papá del Capirro y el mío trabajaron de compañeros en el Central, todo el respeto a esos grandes que tanta gloria le ha dado a nuestro país,.mis saludos CAMPION.

  • Bárbaro Martínez dijo:

    Mi pelotero preferido

  • Oscar Redonda Leyva dijo:

    El mas Grande de los que vi jugar en Cuba,Gracias Señor Pelotero,todavia hoy nadie lo puede igualar ni superar muchísimo menos

  • Luis dijo:

    Desde que comencé a tener uso de razón sobre la pelota con 6 años, CASANOVA es mi idolo. Con el mayor respeto a el, voy a contar una anecdota que doy por cierta por la extraordinaria calidad deportiva de Luis Giraldo y por la seriedad de la persona que me la contó hace unos años y que es uno de los más grandes lanzadores que ha tenido nuestro país. (No publicaré su nombre ni del lanzador con que sucedió por respeto a ambos). Resulta que Luis Giraldo llegó casi comenzando el juego con "una cerveza como el mismo dice) y en la primera vez al bate se poncho y cuando iba para el banco el lanzador le pidió que le firmara la pelota y el se le quedó mirando y no le dijo nada. En otra vez al bate le dió jonrón por el medio del terreno y cuando iba dando la vuelta al cuadro, le dijo: "búscala para firmartela".
    Joel gracias por la oportunidad de continuar a través de tus trabajos, volver a leer sobre nuestros ídolos y grandes deportistas de nuestro país. Un saludo para ti y para el "Señor Pelotero"

  • Raudel Martínez Rodríguez dijo:

    buenos días

    Muchas felicides y respeto para ese grande de la pelota cubana. Grande entre los grande y mis el señor pelotero

  • Manuel dijo:

    GRANDE ENTRE LOS GRANDES.

Se han publicado 40 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007. En twitter: @joelgarcialeon

Vea también