Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Un hijo que contagió a su madre con la COVID-19: Testimonio del padre

| 23

El testimonio de Jorge Ramón Hernández Marrero, habitante de Guanabo.

En momentos en que cada vez más se necesita una mayor responsabilidad individual para evitar contagios del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, es muy necesario interiorizar el testimonio que publicamos ayer de Jorge Ramón Hernández Marrero, habitante de Guanabo que se infectó en un bar en el municipio Playa, en La Habana y contagió luego a sus padres. Él y su padre fueron asintomáticos, pero por muchos días su madre estuvo al borde de la muerte. En esta publicación, le proponemos el testimonio del padre y mañana regresaremos con el conmovedor testimonio de la madre.

Roberto Hernández, el padre

“La evolución de la enfermedad de mi esposa fue lenta, poco a poco, desde que llegamos la enfermera se asusta cuando le saca sangre y me dice que tenía que remitirla para terapia y yo estaba muy adolorido, triste y entonces al momento vienen y la recogen y la llevan para terapia intensiva, de ahí no pudimos hablar más hasta…

Y ya no sé más de ella, sentía mucha tristeza y mucho dolor, una familia unida y de momento se apagó y, entonces, cuando estaba en el hospital me decía a mí mismo que tuviera tranquilidad, que estuviera positivo, que no iba haber problemas y entonces ella me llamaba y me decía: yo no puedo hablar y no puedo … a ella le bajó el oxígeno en sangre, tuvo mil problemas y yo ahí sin poder que hacer nada…

Cuando me llama la enfermera y me dice que ella estaba muy grave, yo llamo a todas mis amistades y se lo comunico y todo el mundo me llama a mí que no fuera a pensar malo, que todo el mundo estaba pensando por nosotros, que todos nos querían, que ella se iba a salvar, eso era lo que me decía todo el mundo, eso fue el primer día que me pasan para la sala ahí, ella me llama y me dice que no podía hablar conmigo, ya que no podía respirar…y ya muy triste me sentí y yo decía se acaba todo, se acaba todo; pero no, gracias a Dios no se acabó. Ella estuvo crítica…a ella le bajó el potasio, le bajó todo hasta los límites, no fue fácil.

Yo no quería irme del hospital y el médico me dijo: tú tienes que irte del hospital. Nosotros no nos hemos separado nunca y entonces eso es muy difícil.

Le aconsejo a todos los jóvenes y a todo el mundo que se cuiden como oro…y si te toca una terapia intensiva está duro, los doctores tienen muchas ganas de salvarte; pero si tú cuerpo no resiste, te vas como se han muchos, no es uno solo el que se ha ido y no aquí, en el mundo entero. Se han ido miles, millones se han ido, si no toman conciencia, no tenemos nada.

Roberto Hernández también sufrió la COVID-19

Cuando esto se termine, yo quisiera saludar a todas mis amistades, porque yo tengo muchas amistades, a mí me conocen en este pueblo, como se dice, hasta los perros y entonces todos me llamaban todos los días, abrazarlos, verlos, eso no es fácil, yo he sido de todo, yo he sido dulcero, entonces, me conocen aquí todo el mundo y todo el mundo se preocupa por mí, qué paso y qué te va a pasar y todo el mundo me ayudó, entonces, lo único es pedirle a todo el mundo que se cuide para que no tengan que llegar al hospital.

Yo no tengo miedo, lo que tengo es precaución, el miedo lo tenemos todos por la enfermedad; pero tienes qué cuidarte como oro, tratar de estar en una cola y estar lejos de la gente.

La familia se valora más cuando estás en momentos difíciles, entonces tienes que aprovechar más a la familia, porque en un momento se acaba todo y eso sí se lo aconsejo a todo el mundo, porque en estos momentos, esta enfermedad ha hecho que la gente se una un poco más, porque estaban un poco distanciados, los artistas, todo el mundo estaba distanciado … y las personas se dieron cuenta que en un momentico ya todo cambia, ya todo cambió y es para todo el mundo, esto es igual para todo el mundo”.

(Tomado del Perfil de Facebook de Naturaleza Secreta de Cuba)

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Un Padre cubano dijo:

    Me alegra que esta familia haya logrado rebasar esta enfermedad, y que gracias al trabajo realizado por el personal de la salud y los métodos o procedimientos que hemos estado usando no tenemos que lamentar un desenlace peor, pero ni en esta familia y en muchas.
    Pero este artículo junto a la primera parte de ayer se debe de exponer en otros medios y ponerlo en un horario donde sepamos que gran población de jóvenes lo estén mirando. Es que al ser un artículo relatado por un joven tiene mayor valor para aquellos incrédulos que aún siguen pensando que este virus es algo sin importancia.
    Saludos

    • ramon dijo:

      Estoy muy de acuerdo con Ud. Hace ya muchos días, al leer un testimonio tan desgarrador como estos dos, sugerí por aquí que la TV cubana sustituyera los gastados spots de las 9.00 pm, horario estelarísimo, por testimonios como estos.
      Lo que ponen actualmente ya nadie lo verá, supongo, por repetidos.
      No sé qué puede haber impedido que sin necesidad de que alguien lo sugiera, la TV hubiera moatrado testimonios como estos. Sin embargo la mayoría de los comentarios insisten en la necedidad de divulgarlos por todos los medios y nada, o casi nada. Algo ponen en el NTV, al parecer no saben que a la hora del noticiero son muchos los que tienen equipos de audio con música de pésima calidad y excesivos decibeles que casi impiden que otros oigan las noticias y solo quitan la música para ver la novela.

      • David dijo:

        Estimados Ramón y compañía, los testimonios son importantes porque nos transmiten vivencias que pueden servir a otros, pero, hay que tener en cuenta la intimidad de las personas, no todos quieren hacer publico estos testimonios y la TV no puede caerles atrás con una cámara y acosarlos frente a la casa, en el mercado, en la cola, etc.
        Este joven debió hacer de tripas corazón para decir públicamente que el por poco mata a su Mama.
        No caigamos en la morbosidad, los mensajes deben ser mesurados y firmes y puede haber de este tipo, pero no saturar los medios de escenas desgarradoras y desestabilizantes.

  • René dijo:

    Me parece muy bien que se publiquen este tipo de artículos, sobre todo el testimonio de personas que pasaron por la enfermedad y se vio comprometida la salud de familiares por irresponsabilidad de una persona de la casa. Tenemos que tomar conciencia y entender que cuidando nuestra salud estamos protegiendo además a los que nos esperan en nuestro hogares también. Muchas gracias

  • MNB dijo:

    Conmovedora historia... Por suerte tuvo un final feliz. Hace falta que la población cubana tome conciencia de lo peligrosa que es esta enfermedad y que cumplan las medidas orientadas por las autoridades sanitarias en todo el país. Cuidémonos todos... Felicidades a esa bella familia

  • Yasser dijo:

    El Loco, hay que rico

  • oel jorgecarrazana urbina dijo:

    Ambas entrevistan son muy oportunas para todos; he aquí un ejemplo del papel protagónico que debemos realizar los padres con nuestros hijos, si ellos adoptan una actitud ante la vida es responsabilidad nuestra. Nuestros hijos serán lo que nosotros les enseñemos. Los niños y jóvenes son nuestro producto más sagrado y debemos formar en ellos los valores indispensables para su formación. Si no es así, luego lamentamos hechos muy tristes y dolorosos.

  • Judith dijo:

    Esta historia y la de ayer del hijo son muy conmovedoras....es la realidad, esa a la que muchos no le temen y no toman conciencia. Esa enfermedad no tiene cara, no sabes quien esta a tu lado si la tiene o no y nos contagiamos. Debemos cuidarnos y asi cuidamos a nuestra familia.

  • Miguel dijo:

    Varias lecciones tiene este testimonio, el amor a la familia, la unidad de sus miembros, la identidad de las personas con su barrio y sobre todo la necesidad de una gran responsabilidad ante esta terrible enfermedad, creo que son muchos elementos importantes para dejarlos pasar. Importante destacar el esfuerzo del pais en controlar este mal, Vivan nuestros medicos y en general el personal dedicado a este fenomeno, porque son muchos, de amplios sectores de la sociedad y sometidos a un enorme bloqueo.

  • Ruben dijo:

    En lo personal conozco a esta familia ( vivo en Guanabo) ellos a mi creo que no, además trabajo en el naval y es duro tener a vecinos ingresados y que corran grave peligro, muchos me preguntaban por ellos y a veces no tenía mucho a decir, gracias a Dios ya Están en su casa. Q sirva este artículo para comprender lo serio del asunto, y nosotros los médicos, enfermeros, trabajadores de la salud y todos los que en general nos relacionamos con la atención de la covid, volver a una realidad mas parecida a la que vivíamos antes del 11 de marzo

  • Regla dijo:

    Que bueno que todo salió bien, como dicen todos debieran poner esto en la televisión en un horario en que todos pudieran verlo para los que aún no tienen conciencia de la gravedad de ésta enfermedad entiendan que esto no es un juego, gracias a todo el personal de la salud que lucha contra este virus tan mortal, gracias por existir para ayudarnos, gracias por darlo todo en la línea roja como dicen uds.

  • Anaferar dijo:

    Me alegro x la familia que se sobrepuso. Ojala a ese muchacho le haya servido de mucho la leccion de vida, de que son momentos de ser responsables y de no pensar solamente en uno, sino en todos los seres que nos rodean, que hay que ser cuidadosos y no bajar la guardia ni un minuto. HAY QUE QUEDARSE EN CASA!!!!

  • conciencia dijo:

    Es verdad que esta historia es conmovedora, como todas las que vemos a diario. Pero al final siempre oímos o vemos que dicen lo mismo: TOMEN LAS MEDIDAS, CUÍDENSE!!!...etc. Y yo pregunto: por qué tiene que venir alguien a decirnos eso a esta altura????, este virus es malo y se sabe desde el primer día. Tomemos conciencia, SI, pero no por estas historias (y no me malinterpreten), sino porque realmente hay que tomarlas señores lectores!!!!. Por qué tiene que morirse un vecino o un familiar, para ver al Covid-19 como un peligro????, REFLEXIONEMOS. Y que Dios nos proteja a todos.

  • YAMILA dijo:

    Leí el testimonio del hijo igual, muy duro el momenmto pasado; ojalá y estos testimonios puedan ser leidos por todos para ver si acabn de tomar conciencia de que este virus no es un juego.

  • cuquita dijo:

    Testimoniosconmovedores como este y el del noticiero del sábado de Abdiel Bermudez se deben publicar para que las personas incrédulas interioricen que esta enfermedad mata y por muy preparados que estén los médicos y muy buenos protocolos que te apliquen tu sistema inmunológico es el que decide sí te salvas o no.
    Uno se cuida cumple con las orientaciones dadas por los especialistas pero un grupo de indisciplinados viven con la teoría que sí te toca, te toca, en tonces manos bién duras para este grupo.

  • aidely dijo:

    Me alegra que esta historia tuvo un final feliz, deberian hacerla publica por otros medios y en diferentes horarios y canales de la television para que todos o casi toda la poblacion conozca y tome mas conciencia de este peligro para la salud.

  • saray dijo:

    Conmovedora historia, ojalá que le sirva de experiencia a las personas, para que aprendan cuidarse y que sepa que está enfermedad no tiene rostro

  • Nereyda dijo:

    Dios es grande...y grande es este pueblo de batas blancas qe lo entregan todo por nuestra salud, es bueno este testimonio sobre todo para los jóvenes qe no acaban de comprender el peligro de no cuidarse ni cuidar a sus seres queridos...Cuba salva, pero nosotros nos cuidamos

  • ileana dijo:

    Lindo los 2 testimonio, estare esperando el de la mamá. Yo especialmente se los di a leer a mis hijos.

  • tamy dijo:

    Como dije ayer me da mucha alegria que hayan podido vencer la enfermedad y continuar todos unidos en casa, que tienen mucha razón solo la saldremos adelante si todos tomamos conciencia de lo importante que es hacerle caso a nuestros dirigentes tantos del pais como en cada lugar donde residimos.

  • isabel dijo:

    Excelente articulo, concuerdo en que ser ía muy bueno exponerlo en diferentes medios y en un horario en el que todos estemos en casa para que los jovenes y los menos jovenes escuchen este testimonio, es duro, pero es la realidad. Hay que cuidarse para cuidar a la familia y a todos los que nos rodean, es una conmovedora historia, esta vez con un final feliz, pero en muchas ocasiones no es ese el final.

  • Mayita dijo:

    Esas letras me estremecieron el alma, hasta que uno no pasa por esos momentos tan complicados, uno no comprende la graverdad, pero todos sabemos que es un virus que mata.

  • Anita dijo:

    Es tan gratificante ver como de las malas experiencias nosotros los seres humanos sacamos buenas lecciones aprendidas y mejoramos en aras de ser personas más responsables y humanas, la familia es el eje de todo, muchos no valoran eso y vive cada uno por su parte y con sus cosas como se dice cada cual en lo suyo, y no debe ser así, debemos querernos y respetarnos todos, ser menos egoístas y más familiar, porque en un instante como dice Roberto todo puede cambiar y no hay que esperar llegar al límite para valorar estas cosas. Si algo bueno ha traído esta terrible enfermedad es que hemos aprendido a valorar más la vida y por ende querernos más, también a nuestros seres queridos, amigos, vecinos. Estoy muy de acuerdo que testimonios así se expongan más en los medios por supuesto con el previo consentimiento de los involucrados. Todos debemos conocer el lado oscuro, triste y desgarrante de este virus mortal. Dios bendiga a esa familia y a todas las del mundo, necesitamos mucha conciencia y responsabilidad

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también