Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Próximas elecciones presidenciales en Bolivia: El verdadero riesgo

| 14 |

El próximo tres de mayo, los bolivianos votarán para elegir presidente, vicepresidente, así como senadores y diputados. Se esperan que los comicios transcurran con normalidad y bajo medidas de seguridad. Foto: Archivo CD.

En las últimas semanas diversos analistas y medios de comunicación han argumentado que el voto en Bolivia se encuentra fragmentado y que las elecciones del 3 de mayo arrojarán como principal resultado una nueva realidad multipartidista en la nación andina.

Aunque es cierto lo del multipartidismo, lo que en realidad existe es una polarización entre los votantes del Movimiento al Socialismo (MAS) y el resto de las agrupaciones políticas, que se oponen a este partido-movimiento pero que no logran ponerse de acuerdo entre ellos, dando origen a una fragmentación del voto de la derecha.

Según un sondeo publicado hace apenas unos días, el binomio compuesto por Luis Arce y David Choquehuanca, del MAS, ganaría con el 32,6 % de los votos. Le siguen el expresidente Carlos Mesa, postulado por Comunidad Ciudadana, con 19,2 %, y la presidenta de facto Jeanine Áñez, quien lidera Alianza Juntos y cuenta con el 18,2 % de las intenciones de voto.

Más lejos viene la dupla de los expresidentes del Comité Cívico de Santa Cruz y el Comité Cívico Potosinista, Luis Fernando Camacho y Marco Antonio Pumari, con un 12,5 % de los votos con la alianza Creemos. En un quinto lugar se encuentra el ministro evangélico de origen coreano Chi Hyung Chung, con un 8,6 %, que, aunque lejano, muestra que ya tiene consolidado su voto duro alrededor de estos números.

Queda claro que a pesar del asedio y hostigamiento al que se ha sometido a varios cuadros importantes del MAS después del golpe de Estado y de la proscripción contra Evo Morales para participar en el proceso electoral, este movimiento sigue siendo la principal fuerza política a nivel nacional.

Al parecer, el voto duro del MAS es alrededor de 30 % y es poco probable que baje de ahí. Lo que la derecha boliviana está intentando, aunque de manera muy descoordinada, es que el MAS no alcance los 40 puntos, que junto con la ventaja de más de diez que ya tiene frente su adversario más inmediato le daría el triunfo electoral en la primera vuelta.

Para la derecha es primordial llegar a la segunda vuelta y aglutinar las fuerzas que hoy se encuentran diseminadas en cinco o seis agrupaciones políticas distintas. Por ahora esto parece un poco complicado ya que las disputas y divisiones están a la orden del día.

Por ejemplo, hace unos días, Luis Fernando Camacho señaló que lo que ve en las acciones del gobierno transitorio de Jeanine Añez es un mal trabajo y sostuvo que le parece una gestión "moralmente pobre" y que actualmente no ve posibilidades de unidad entre los diferentes frentes políticos de la derecha. La disputa aquí pareciera en quiénes son los conservadores y quiénes los ultraconservadores.

Ola de protestas tras el golpe de Estado en Bolivia. Foto: AFP.

Por la otra parte, la nominación de Luis Arce ha sido vista con buenos ojos entre las clases medias bolivianas y los sectores más moderados. El exministro de Economía de los gobiernos del MAS fue el principal responsable del importante crecimiento económico de Bolivia en los últimos tres lustros.

En este periodo el PIB boliviano creció de 9.000 a más de 40.000 millones de dólares, lo que significa que el PIB per cápita se triplicó. Hubo un aumento del salario real en porcentajes similares. Las reservas internacionales crecieron. La inflación se mantuvo controlada y la pobreza extrema cayó de casi 38 % a un 15 %. Un milagro económico para la que hasta entonces fue una de las economías con peores desempeños durante décadas.

Otro escenario que se desprende de las actuales intenciones de voto es la de una Asamblea Legislativa dividida. Lo mismo sucede con los nueve departamentos que se repartirían entre los cuatro partidos principales. Pero hay que insistir que esta aparente fragmentación de la política electoral se resume entre una oposición entre el MAS y el conservadurismo en sus distintas caretas.

Quizá lo más preocupante de las elecciones del 3 de mayo sea el proceso electoral mismo, ya que no habrá difusión de resultados provisorios. Se tomarán diez días, sin ningún conteo previo, hasta que se conozcan los resultados finales. ¿Se podría fraguar un fraude en este lapso y modificar la voluntad popular? Desde mi punto de vista, es una posibilidad más que latente dadas las malas conductas y también el comportamiento leguleyo que estableció el gobierno golpista desde noviembre del año pasado.

Asimismo, la forma en que se inmiscuye la Organización de Estados Americanos (OEA) y Luis Almagro resulta preocupante, dado que desde hace bastante tiempo se han encargado de avalar las acciones de los golpistas, ayudando a minar la democracia boliviana.

Por otra parte, hay tareas estratégicas del proceso que están siendo financiadas por este organismo, así como por los Estados Unidos. Creer que podría haber una mano negra que incline la balanza electoral es más que una duda razonable.

La comunidad internacional se encuentra a tiempo de ayudar a prevenir las irregularidades que se podrían presentar a lo largo del proceso electoral. La ONU y otros organismos, como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), están a tiempo de constituir y enviar misiones de observación.

Lo que se está jugando Bolivia en estas elecciones es más que tener un gobernante legítimo y no el golpismo que hoy ejerce funciones de manera momentánea. Sin un proceso justo y confiable que brinde certidumbre sobre el resultado tampoco habrá paz en la sociedad boliviana

Evitar esto debería ser la prioridad durante la jornada electoral.

(Tomado de RT en Español )

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • camarero dijo:

    ya hubo golpe militar y presidenta que nadie eligió a no ser el ejército que hasta le colocó la banda presidencial... es ingenuo pensar que van a permitir un presidente del MAS, sea el que sea... habrá otra vez golpe y más sencillo que antes porque tienen ya el poder...

  • Jose R. Oro dijo:

    No cabe duda de la preeminencia del MAS para el 3 de mayo, y de la importancia de obtener el 40% del voto + el 10% de ventaja en la primera vuelta, lo que encuentro muy complejo a la luz de la falta de transparencia que hay con el voto, los diez dias de "procesamiento" de las boletas sin dar resultados, etc.. Si con el gran Evo Morales en el poder lograron hacer fraude sus contrincantes, que será en las condiciones actuales de golpe de estado y de gobierno de facto? Muy dolorosa la situación en Bolivia, en muchas regiones del interior la población se puede ver intimidada de asistir a votar. Sin embargo lo mas importante es la unidad de la fuerzas progresistas y anti fascistas, alrededor de los candidatos del MAS, Luis Arce y su fórmula vicepresidencial, David Choquehuanca, quienes tienen mucho prestigio. Muy importante que sea disipada la noción ampliamente propalada por el fascismo local e internacional de que son meramente "hombres de paja" de Evo Morales. En el contexto argentino, se tuvo la gran experiencia de que la decisiva, conclusiva y aplastante derrota de Macri fue facilitada grandemente porque Cristina fue como vicepresidenta y no presidenta, ahora en Bolivia puede pasar lo mismo. Algo positivo es la clara división del fascismo y la derecha de Bolivia. Todos sus lideres son ególatras figuras mesiánicas e inatractivas para el pueblo

  • cam dijo:

    y de nuevo pregunto, que va ha hacer el MAS si gana?, porque la señora esta tienen muertos a sus espaldas?

    • Jj dijo:

      Tienen que demostrar que son mejores que los de derecha, no pueden actuar como ellos y encarcelar a los del partido opuesto. La historia se encargará de juzgar el golpe anti-democrático de la derecha.

  • Chamartín dijo:

    Yo lo que digo es que por mucho que el MAS vaya delante en las encuestas con una buena ventaja no va a ganar. Ojalá que no pase lo que estoy pensando desde hace rato.
    ¿Ustedes creen que los golpistas van a dejar quitarse el poder después de haberlo conseguido?
    Algo van a inventar ellos, ya verán. Van a decir que hubo fraude, otro golpe de estado, el ejército para las calles.....Lo veo venir.

    • Osmany dijo:

      Estoy de acuerdo contigo. No creo que los golpistas se queden de brazos cruzados viendo como el MAS gana las elecciones. O traman algo contra los candidatos del MAS antes de que lleguen las elecciones o hacen fraude.

  • El combatiente dijo:

    OJALA ME EQUIVOQUE PERO DUDO QUE LA DERECHA CON EL APOYO DEL GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS Y LA OEA DEJE GANAR A LOS REPRESENTANTES DEL MAS. SE NECESITA MAYOR UNIDAD DE LOS QUE INTEGRAN ESTE MOVIMIENTO PARA EVITAR UNA SEGUNDA VUELTA, AUNQUE REPITO DUDO QUE LOS FASCISTAS QUE HOY DIRIGEN ESE PAIS SE DEJEN ARREBATAR LO QUE LOGRARON MEDIANTE EL GOLPE DE ESTADO, QUE DE SER NECESARIO LO REPETIRAN DE OTRA FORMA.

  • Mimisma dijo:

    Pero hay que arriesgarse, no pueden pecar de inocentes como se hizo anteriormente, después de que se ha dicho que no hubo fraude en las últimas elecciones hay que convocar a los organismos internacionales como los antes dicho en el artículo, hay que denunciar en la ONU, hay que desenmascarar el papel siniestro y maldito de la OEA en el hemisferio, los candidatos del MAS son la única opción y oportunidad, hay que aprovecharla, ya los bolivianos salieron a las calles a defenderse, la izquierda debe leer y aprenderse de memoria los "manuales" como yo digo de Atilio Borón, no se puede seguir en lo mismo, no se pueden dejar intimidar, hay que luchar por lo mejor para sus hijos que Evo les dio.

  • Mimisma dijo:

    Entonces que estrategia proponen los que comentan aquí, ¿a ver, reestructurar y solidificar el partido MAS, que se retiren de las elecciones, que dejen hacer a Janine, que venda más el país, sus recursos naturales, que se endeuden con el FMI, que siga la represión que no ha faltado a sus líderes y al pueblo, luego mesas de conversaciones y así el cuento de nunca acabar? miren este parece un año fatídico para todo y el imperialismo seguirá ahí mientras no se convenzan que si los cubanos estamos aquí es porque nada nos ha intimidado, ni a los venezolanos, ni a los nicaragüenses, hay que reinventarse porque eso es lo que quieren, que nos cansemos, porque el imperialismo siempre les va a dar batalla, entonces amigos míos tendremos que hacer un Viet Nam de América Latina para que nos respeten, Cuba alza su voz en cada lugar que vaya y tenemos respaldo, hay que hacer campaña y desenmascarar a Almagro, a que la ONU cumpla con su papel y deje la tibieza y comodidad que, es mi opinión, va y estoy equivocada, no sé.

  • Leandro dijo:

    Quizás pocas veces quisiera yo estar tan equivocado como en esta ocasión, pero sinceramente no veo posibilidades de que por el momento el MAS regrese al poder en Bolivia. Si mediante un Golpe de Estado, los EE.UU. con su ministerio de colonias (la OEA) y la derecha boliviana le arrebataron el poder al MAS, no van a permitir su retorno. Fraude, nuevo golpe de Estado, guerra judicial... todo vale para esas fuerzas, menos la posibilidad del retorno del MAS al poder. La prestigiosa dirección de la Revolución de ese país, considero yo, cometió gravísimos errores: primero, otorgar la facultad a la OEA de una auditoría vinculante a las elecciones, que según mi criterio no la facultaba la Constitución Política de ese Estado, que en su Artículo 208. I establece que: "El Tribunal Supremo Electoral es el responsable de organizar, administrar y ejecutar los procesos electorales y proclamar sus resultados." Por tanto, según mi criterio, estaban poniendo en manos de la OEA una facultad exclusiva del TSE. y segundo: la secuencia de renuncias que abrió el camino a la derecha, y quizás el más importante de los errores: no haber pintado de pueblo los institutos militares y no haber organizado suficientemente al pueblo para defender sus conquistas.
    Llámese MAS o como se llame, las fuerzas progresistas en Bolivia regresarán al poder, pero no creo que sea por ahora; tendrán que pagar caro esos errores y luchar denodadamente. Su aliado será el neoliberalismo, cuyos efectos impactarán brutalmente en el pueblo.

    • Alheli dijo:

      100%.

  • lolo dijo:

    Imprescindible la unión entre los partidarios del MAS y la captación del voto de otros bolivianos que ya pueden estar observando lo que les espera si esa crápula de gobernantes de facto toman el poder, el voto tiene que ser arrasador, sino ahora si va a verse un verdadero fraude porque no van a permitir una derrota de esta magnitud.

  • La Julia dijo:

    Soy revolucionario y fidelista. Quisiera ver triunfar al MAS. Aunque en mi opinión, no será para nada posible. Cren que luego del inmoral y descarado golpe de estado apoyado además por la OEA, la derecha va permitir tranquilamente perder en las urnas, no amigos míos, eso no pasará, den por hecho que ya el fraude electoral está preparado y la victoria de la derecha fascista, garantizada.
    Estas votaciones no son más que una pantalla para dar legalidad al proceso golpista en curso, ya verán. Como dijo nuestro apóstol: Los derechos se toman, no se piden; se arrancan, no se mendigan.
    No veo en el futuro mediato un retorno al camino socialista en Bolivia. Pienso firmemente que la única vía es a través de las armas y las condiciones para ello, no están creadas.

  • Sergio dijo:

    Pues que les digo,,,,, hoy 12 de marzo de 2020 les digo:

    Va a ganar el MAS, y más fácil de los que muchos piensan.

    Más adelante les explico.

    GUARDEN ESTO.

    Saludos,

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Javier Buenrostro

Historiador por la Universidad Nacional Autónoma de México y McGill University

Vea también