Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Buena Fe: 20 años besando al mundo…

| 19 |

Dúo Buena Fe en la preferencia de los cubanos durante veinte años. Foto: Karla Llanes.

De Guantánamo a La Habana. De un casete regalado en 1999 a un disco compacto comprado en el Karl Marx 20 años más tarde. De no jugar con la soledad hasta pedirle que maduren. Israel y Yoel. Yoel e Israel. Déjame entrar y Carnal. Carnal y Sobreviviente. Noche de amigos y sorpresas. Buena Fe volvió a someter lo que mejor sabe hacer ante su público este fin de semana. Y lo consigue como la primera vez, con música, autenticidad, valentía y en familia.

Quizás la tensión lógica por asistir a un concierto de 14 nuevas canciones no dejó ver todo el mundo interior de pasiones e ideas  que ha marcado ya a una generación de jóvenes y no tan jóvenes, pues lo mismo ocupó una butaca en el teatro y tarareaba sus canciones una garganta juvenil de 17 años que el hermano de 30, los padres de 54 y hasta el abuelo de 70. ¿Alguien puede sentirse más amado?

No había tampoco que ser adivino para  presumir lo primero que veríamos al subir el telón. Un grupo de amigos abrazados antes de tocar cualquier instrumento: Ernesto Cisneros, Israel López, Maikel Pérez, Yibrán Rivero, David Hernández, Yoel Martínez e Israel Rojas, cual familia privilegiada, con puntos de vistas diferentes, pero unida y tirando del mismo tren, el tren de ser útiles, mover neuronas, aportar ideas, dar felicidad.

El recorrido agradecido por sus 10 discos anteriores rompió la magia y otra vez el recuerdo de algún verso susurrado al oído de un amor hizo estallar las emociones. Déjame Entrar, Arsenal, Corazonero, Presagios, Catalejo, Extremistas Nobles, Pi 3,14, Dial, Soy y Sobrevivientes pasaron en pocos minutos, aunque costaron dos décadas construirlos y empotrarlos en las almas cubanas y foráneas.

Poco a poco las invitaciones especiales coronaron un espectáculo en el que se insertó feliz la Tumba Francesa y acto seguido Patakí de Libertad fue coreada como un éxito casi seguro. La presencia del proyecto Fábrica de Sueños, de Seattle, EE.UU., con estudiantes y su profesor- líder incluido, el cubano Carlos Lazo, oxigenó con solidaridad y música la noche. Y todos sentimos que el abrazo entre pueblos es siempre más feliz que cualquier obstáculo obtuso de un gobierno, de un Trump con mala fe.

Dentro del irrenunciable latir hacia la tradición más campesina, la improvisación y las décimas, dos niños lograron sacar rima de una historia limpia y guantanamera, antesala de Blues de Guateque, otra de los temas que pronto figurará, con seguridad, en las listas de mayor reproducción.

Con la dosis de crítica social que nunca le han faltado en sus discos apareció La Catrina. El homenaje eterno para Dayron Rodríguez (guitarrista herido temprano por la muerte) llegaría con Sobre el arte de Retoñar, con arreglo de su tocayo Ortiz.Yoel pidió permiso para regalar voz y melodía a su hija en Mía;  mientras Carnal y Cámara Lenta dejaron experiencias vividas y compartidas, con total razón, para quienes la escucharon tal vez por primera vez en el teatro.

La dura Habana que golpeó a Israel y Yoel, y al propio Buena Fe, también mereció su canción Mujer Ciudad, en tanto historias de amor muy duras traslucieron con Quien soy yo y Ni una más. Verdaderos pasajes de barrios, salpicados por la imaginación del poeta, se resumieron en Cuatro Cuentos; al tiempo que Madurar volvió a enseñar actualidad, irreverencia y rebeldía, consustancial con la juventud y los tiempos de definición. La conocida Música Vital fue un cierre compartido y feliz.

Sin embargo, después de tanto recorrido —no precisamente en el orden que fueron interpretadas— a este periodista-deportivo, devenido en un espectador tatuado por la inteligencia y perseverancia de Buena Fe y que espera todavía por una entrevista para hablar de música y músculos, así como de por qué el béisbol se parece tanto a la vida, un tema lo cautivó para ponerle título a esta reseña sui generis.

Con la declaración de principios y cubanía que hay en Valientes, bien pudiera definirse la brújula puesta por estos dos guantanameros al decidir entrar en una escena donde pulula el bueno y mal reguetón, pero en la que todavía, por suerte, queda espacio para un pop innovador, la trova más profunda o sencillamente la canción de autor, en su definición más certera y noble.

El estribillo me hizo volver a recordar el casette regalado en 1999 y que mi hija escuchaba con apenas un año y hoy se sabe de memoria. No por rutina, sino porque ella, y luego su hermana, encontraron significado e identidad en las letras que Israel escribió para repetir una y otra vez. “¿Qué estoy haciendo aquí?/ Amando a este país como a mí mismo/ No, que va, No hay heroísmo/ Vine a darle un beso al mundo y nada más.

Y eso es lo que ha hecho Buena Fe en 20 años sin perder el rumbo. Besar al mundo…

El pop, rock y la trova son los géneros musicales que identifican a Buena Fe.Foto:Karla Llanes.

En 2001 grabaron su primer disco y desde entonces adoptan el formato de banda. Foto: Karla Llanes.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • amanda dijo:

    Este es el grupo de mi juventud y mis amistades. Estuve en el concierto y fue como lo describio el periodista. Israel es genial. Deberían clonarlo para acabar con un poco de letrs en el regueton y la salsa. Creo que es el silvio o pablo de mi generación. éxitos y deseo buena vibra para el disco Carnal

  • Ars dijo:

    Excelente descripción de un concierto que espero vivir hoy: un presagio.
    Buenafe siempre trae la fe buena, responsable y comprometida, porque sin responsabilidad no hay bondad y sin compromiso no es creíble la fe.
    Gracias a Buenafe por existir.

  • chavely dijo:

    Fue un concierto increible!!!
    Exito buena fe!!!

  • aad dijo:

    Muchas Felicidades para Buena Fé por este nuevo álbum y por sus 20 años ya de éxito. No puedo asistir a ninguno de los conciertos de este fin de semana lo que me ha entristecido mucho, una lastima el robo y negocio ilegal que se creó con la venta de las entradas al teatro Karl Marx. Cuando fui el miércoles a comprarlas, para mi sorpresa, me explicaron que ya se habían agotado las mismas desde el día antes, o sea, las comenzaban a vender el martes y ese mismo día se agotaron! INCREIBLE!! No entiendo cómo pasó pues matemáticamente es imposible, teniendo en cuenta la capacidad del teatro, que eran 3 días de concierto, y que sólo se podían adquirir 4 entradas por persona, entonces en la jornada laboral del martes los trabajadores del teatro se supone hayan atendido a más de 4100, para un rendimiento aproximado de atención a 9 personas por minuto, IMPOSIBLE!! Pero bueno, espero en el futuro Buena Fe se presente en otros lugares para poder verlos son la necesidad de comprar entradas revendidas a un precio alarmante. Saludos y éxitos para la agrupación

  • miguel dijo:

    Buena fe es todo lo que nos traen en cada nueva produccion, saben perfectamente como complacer a su publico, marcar la diferencia es su estilo pero defender la tradicion tambien, creo que sus seguidores al igual que ellos somos una mezcla de tradicion, modernidad, compromiso, entrega, complicidad, seremos complices siempre de este tipo de musica porqué somos todos unos carnales pero de buena fe.

  • Cubana dijo:

    Sencillamente espectacular el concierto, muy elegante. La lírica de sus canciones es extraordinaria, la música muy buena. Dos horas interpretando una mezcla de sus 20 años componiendo. La comunicación certera y sin retórica de Israel con su público, denota inteligencia y sus buenas maneras, nada un genial representante de nuestro arte. Muchos intérpretes debían tener ese mismo comportamiento, finos, elegantes, coherentes y que las letras de sus composiciones digan cosas y que no sean tan banales, eso es lo que lo que ha ubicado al Grupo Buena Fe en el lugar cimero que ocupa actualmente. Felicidades por sus 20 y ojalá cumplan muchísimos más, bien que nos hacen falta.

  • El Catalán dijo:

    Buena Fe. Son irrepetibles en la escena cubana. Un ejemplo de no hacer concesiones al mercado ni a los grupos ni a las corrientes ni a los gestores ni a los censores. Ni a nada que conspire en contra de la canción inteligente. Comprometida con su tiempo desde una lírica irreverente.

  • VBG dijo:

    Fue un concierto memorable cargado de emoción y solidaridad, siempre que puedo asisto con mi familia. Solo lamenté que con mi salario de trabajador de Salud Pública no pudiera comprar dos pullovers del grupo Buena Fe para mis hijos adolescentes pues costaban 250 pesos cada uno, lo que representa un cuarto de mi salario.

  • J dijo:

    Ojala se le dé más promoción y más entrada a este tipo de música de gran calidad y qué entretiene y te hace bailar.
    Este dúo es inmenso y es todo un privilegio decir que Buena fe es cubano. Es producto 100% criollo.
    Gran concierto, me encanta siempre que hace ese recordatorio de viejos temas pero que se agradecen escuchar.

    • LYM dijo:

      La Cultura en buenas manos.

  • JC/LG dijo:

    Que pena, no poder asistir al concierto, la mafia en la compra de las entradas me lo impidió, que ironia, cuanta mala fé se interpone entre sus nobles mensajes y mis frustrados sentidos.

  • isaney dijo:

    me encanta el duo Buena Fe y que mal que no pude estar ahí en el concierto

  • Wendy dijo:

    Mis palabras no pueden ser tan hermosas como las escritas por el autor de este artículo, pero mi sentir es el mismo. Veinte años cumple Buena Fe, los mismos veinte años que cumple mi hija, que creció con su música (igual que su hermano que ya llegó a los 17), pues desde la primera vez que escuchamos sus canciones, mi esposo y yo hemos sido sus fieles seguidores.
    Los felicito de todo corazón, espero verlos pronto en una gira por las provincias, para que todos tengamos el placer de degustar los éxitos ya logrados y los que llegarán con este nuevo disco. Muchas felicidades desde Las Tunas.

  • Artemiseños dijo:

    Como para no variar otra vez Edith Mazola volvió a complacer a los amantes de su programa 23 y M, y "como si no”, la magia creada en tan poco tiempo, las otra vez excelentes canciones del dúo Buena Fe y esa singular complicidad surgida no nos permitió levantarnos de nuestros asientos por el tiempo en que se prolongó el semanal.
    Gracias a Edith y gracias a Buena Fe, ustedes son una flor que ha demostrado su capacidad de crecer con salud en una ciénaga infecta, ustedes y unos cuantos que como ustedes hacen de su creación un sentido de la vida, son esa continuidad de que se habla y se aspira. En buen lenguaje guajiro de por estos lares: “Son unos caballos”

  • RoloRamis dijo:

    Ahora a esperar que den una gira nacional, ya es hora de tenerlos nuevamente por aca por Santiago de Cuba, para poder disfrutar de una buena musica de verdad!!! Los esperamos con añoranza.

  • Anyi dijo:

    Muy buena cronica Honor a quien Honor merece, me paseaba por la prensa y no veia ninguna critica a favor o en contra de los conciertos de Buena Fe en el Karl Marx. Gracias por transportarnos, a los que por diversas razones no pudimos asistir, a este momento tan maravilloso que son los 20 años de esta banda con la que muchos hemos crecido fisica y espiritualmente.

  • Eduardo González S. dijo:

    ¡GUANTÁNAMO CAMPEÓN!

  • informada dijo:

    20 años tocándonos el corazón.....periodista no se avergüence, yo también comencé con un casette prestado en una guardia y quedé enganchada....y hoy es música oficial en casa, con hijos incluidos (como reza uno de sus temas). Ya pasé una noche aprendiéndome el disco Catalejo (para cantar a voz en cuello) porque venían a Holguín al otro día y estuve tan cerca en el concierto, que todavía guardo una cuerda rota y cambiada en el momento. Larga vida para ellos.....mis imprecindibles!

  • Álvarez dijo:

    Magnífico álbum. A mi me pasó como con el resto de los discos: al inicio no me parecía suficiente, no me resultaba tan bueno con los anteriores; sin embargo, a medida que iba escuchando los acordes y la letra me iba enamorando más. Ya me sé las canciones y ahora no puedo parar de oírlo, es tan especial como sus hermanos mayores. Una vez más el placer de oír al menos una hermosa canción en la voz suave y cálida de Yoel.
    Muchas gracias por el trabajo realizado. Hay una generación de cubanos que hemos crecido con Buena Fé. Ellos han puesto la música de fondo a cada uno de los sentimientos y situaciones que hemos vivido. Muchas felicidades por sus 20 años, y que vengan muchos más!!!

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista Cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007. En twitter: @Joel_GarciaL

Vea también